20 Ejemplos de Ejercicios de Velocidad

Uno de los mejores ejercicios que se pueden hacer para tener mejor condición física son aquellos que aceleran el cuerpo. Estos aumentan en mayor grado la forma en la que el cuerpo responde a la actividad. Son especiales para entrenar las piernas. Descubre cuáles son los 20 ejemplos de ejercicios de velocidad para que empieces a hacerlos.

Ejemplos de ejercicios de Velocidad

  1. Apurar y sostener: Es un buen ejercicio para aumentar la capacidad de velocidad. Consiste en realizar caminatas, trotes y carreras de forma progresiva. Se va cambiando la velocidad del ejercicio a media que el individuo lo crea mejor.
  2. Ascender escaleras rápidamente: En este ejercicio es el peso de la propia persona el que sirve de resistencia. Potencia la respuesta de las piernas, que en terrenos planos se comportarán de mejor forma.
  3. La cuerda: Al saltar con este instrumento se entrenan las piernas tanto en estabilidad como en fuerza. Resulta muy conveniente por que las extremidades son entrenadas en conjunto pero también individualmente.
  4. Repeticiones de movimiento: Si el interés no son las carreras, entonces la velocidad se puede aumentar realizando repeticiones de un mismo ejercicio. La idea es entrenar y calcular qué tantas repeticiones se ejecutan para aumentar el número progresivamente.
  5. Abdominales: Es el mejor ejercicio para quien desea destacar en carreras. Aumenta la velocidad, la resistencia del cuerpo en general y la agilidad del mismo.
  6. Entrenar con perseguidas: Así como el juego infantil, en este ejercicio se necesitan dos personas. Una perseguirá por determinado tiempo a la otra.
  7. Sentadillas: Resulta una excelente actividad para lograr desarrollar habilidades como la potencia muscular y la velocidad.
  8. Carreras de adelantado: Parecido al juego anterior, en este no hay un perseguidor sino un rival. El compañero corre a la par de la persona que entrena y lo adelanta cada que puede. La idea es aumentar la velocidad para estar siempre de primero.
  9. Relevos: Para este ejercicio hay que tener un grupo de varias personas. La dinámica es que todos se alineen (uno detrás del otro) y corran de forma sostenida. Pasado unos minutos, el último debe correr a toda velocidad e ir al primer lugar.
  10. Correr en zigzag: La persona que entrena debe correr entre obstáculos, variando el sentido en el que los esquiva. Con esta actividad verá que ganará no solo velocidad sino también agilidad.
  11. Paracaídas o salto de rana: Perfecto para aumentar la fuerza y potenciar la velocidad. El salto que se debe realizar debe dar la oportunidad de llevar las rodillas lo más cerca del pecho que se pueda.
  12. Trote: Al alternar esta actividad con carreras breves, aumentará la resistencia y se ganará velocidad al estar las piernas acostumbradas al ejercicio.
  13. Correr en terreno inclinado: La actividad con resistencia en el terreno es buena. Lo ideal es hacer este ejercicio de forma semanal. Cada semana intentando hacerlo más rápido.
  14. Correr en terreno arenoso: La arena hace mucha resistencia al tratar de correr en ella. Por ello, es recomendable ir a la playa y entrenar corriendo trayectos breves. Luego de un descanso se inicia el ejercicio nuevamente.
  15. Correr con peso: La persona debe llevar consigo todo el peso que pueda sostener. Se realizan carreras rápidas y descansos breves. La velocidad, resistencia y fuerza serán potenciadas al máximo.
  16. Cambiar el ritmo: Esta actividad consiste en realizar carreras con distintas velocidades, cambiando de forma abrupta el ritmo con el que se avanza.
  17. Planchas: Se ha demostrado que el realizar planchas sobre las manos es una de las mejores actividades. Con este ejercicio se fortalecen las piernas, ganando así resistencia y velocidad.
  18. Burpee: Parecido a las sentadillas tradicionales, en este ejercicio se aplica un poco más de intensidad. Al bajar se ponen las manos en el suelo y con un salto se llevan las piernas atrás. El propósito es quedar apoyado de forma horizontal para hacer una flexión. Luego de esto se vuelve a la posición de sentadilla.
  19. Correr en terrenos distintos: Una carrera sostenida es perfecta para hacer un tiempo e intentar superarlo constantemente. Si puedes hacerlo en una zona con diferentes espacios es mucho mejor. Al cambiar de terrero se hacen cambios en la intensidad, resistencia y fuerza que se debe aplicar. Ideal para aumentar la velocidad.
  20. Carrera con trineo de arrastre: Entrenar con peso extra es bueno para el aumento de fuerza. Y en este caso, también de velocidad. Correr arrastrando un trineo (u otro objeto que sirva) aumenta la resistencia de las piernas. Además de que se entrena el equilibrio.

Muchos atletas tienen como meta poder aumentar su velocidad, en especial los corredores. Deben estar muy bien entrenados el tren abdominal y las mismas extremidades. Sin contar con que se requiere mucha fuerza, resistencia y agilidad.

Ya sea para mejorar como corredor o para otro tipo de actividad física o deporte, correr resulta muy saludable. Controlando la presión arterial, disminuyendo los niveles de colesterol, disminuyendo calorías… los ejercicios de velocidad son útiles para la salud en general.