Ejemplo De Palabras Metafóricas: Tipos Y Beneficios De Su Uso

Todos usamos a diario las palabras metafóricas. Pero hablando de ellas, ¿sabes qué es una metáfora? Es una manera de expresar lo que pensamos de una forma original.  Son frases o expresiones donde no se usan palabras específicas y la persona que las usa puede decir algo imaginario para expresarse de manera entretenida y divertida.

Ejemplo: El sol está ardiendo hoy = Una forma exagerada de decir que hace mucho calor.

Las palabras metafóricas son usadas no solo en el lenguaje escrito, también cuando hablamos y en nuestra vida común. Cada persona puede comprenderla de distintas formas muy diferentes al significado.

Usemos como ejemplo esta frase muy común: ¡Juan está que echa chispas! Sabemos que nadie puede echar fuego o chispa en la vida real, pero esta metáfora hace referencia a que esa persona está tan enfadada que puede explotar ( o echar chispas).

Ejemplos de oraciones con palabras metafóricas

  1. Pase a un nuevo capítulo de mi vida.
  2. Me llena de mucho valor.
  3. Tu corazón está en llamas.
  4. Anna está ciega y no quiere ver bien lo que pasa.
  5. Mi tío es una caja de sorpresa.
  6. Los retoños de Sofía son unos angelitos.
  7. Mi tiempo es oro y no puedo gastarlo.
  8. Me siento como una flor.
  9. No podemos perder más tiempo.
  10. Eres una luz.
  11. Tu corazón aún no ha sanado.
  12. Hay que mirar desde otra perspectiva.
  13. Me enteré que tienen a mi vecina en la mira.
  14. Aquella mujer esta media caida.
  15. Tus consejos iluminaron mi vida.
  16. El invierno ya está por llegar, las noches serán oscuras.
  17. Tengo a mi madre en el fondo del corazón.
  18. Kion está perdiendo los tornillos.
  19. Tengo que ponerme las pilas.
  20. Mi perrito está en el cielo.
  21. ¿Vieron lo que me dijo Julio?
  22. Fue un golpe duro lo que pasamos.
  23. La hermana de Maria la trajo una cigüeña.
  24. Me enteré de lo que pasó y fue un balde de agua fría.
  25. La realidad me golpeó muy fuerte.
  26. Tienes los dientes como de perla.
  27. Tu cabello se ve sedoso.
  28. Tienes rizos de oro.
  29. Corres como un rayo.
  30. Los ojos son la ventana del alma.
  31. Me llovieron regalos en mi cumpleaños.
  32. Esta situación se sale de mis manos.
  33. Me agobia lo que pasa.
  34. Apenas está en la flor de la vida.
  35. Quedamos entre la espada y la pared.
  36. El que nos delató es un sapo.
  37. Ella y su hermana son dos gotas de agua.
  38. Se me rompió el corazón al terminar con mi novio.
  39. Mi teléfono es la luz de mi vida.
  40. El dueño del gimnasio tiene brazos de acero.
  41. Ya estoy disfrutando de los años dorados.
  42. Hace meses que el cielo no llora.
  43. Somos blanco y negro.
  44. Su piel se ve de terciopelo.
  45. Oscar se porta como un pan de Dios.
  46. Esos zapatos me robaron el corazón.
  47. Con lo que paso tengo un cerro de problemas.
  48. Descuida, ella es una tumba.
  49. Es momento de colocar las cartas sobre la mesa.
  50. Verte me levantó el ánimo a millón.

Importancia de las palabras metafóricas

Utilizar este tipo de palabras tiene más beneficios de lo que pensamos. Aunque pensemos que hablar con metáforas es muchas veces sarcasmo, estas nos ayudan a poder expresar nuestras emociones (furia, tristeza, rabia, molestia, alegría, tristeza o enojo) con mucha facilidad y nos hace entender mucho más rápido una idea.

Como leíste ya, hablamos metafóricamente a diario y usamos frases que son muy comunes como el ejemplo anterior. Pero también se van inventando nuevas a cada momento o dependiendo de la circunstancia. Por ejemplo, si alguien habla demasiado podemos decir: “Luisa habla hasta por los codos”.

¿Sabías este dato curioso de las palabras metafóricas? No importa el idioma que hables, todas las lenguas tienen cientos de metáforas distintas, y algunas no tienen traducción. Lo que quiere decir es que son propias de una cultura o región.

Beneficios de las palabras metafóricas

  • Entendemos mejor

Los escritores usan distintas metáforas para que el lector pueda entender sin hacer mucha comprensión. Es por eso, que no solo son usadas en el mundo literario, también lo usan en la publicidad, publicaciones para redes, etc.

  • Le da una imagen diferente a todo

Saber cómo y cuándo usar los distintos tipos de metáforas, te da el beneficio de poder embellecer textos o imágenes.

  • Para dar nuevos significados

En pocas palabras, es normal utilizar distintos tipos de metáforas para poder darle una visión diferente a un enunciado.

Tipos de palabras metafóricas

Metáfora pura

Podemos decir que este tipo se aplica cuando el concepto imaginario reemplaza al real. Dicho de otro modo, lo imaginario sustituye a la realidad. Esta es una gran herramienta para hacer desde proyectos artísticos, anuncios publicitarios hasta escritos o poemas.

Por ejemplo: Tengo los sentimientos a flor de piel.

Metáfora visual

Si eres ilustrador y caricaturista, usar este tipo de palabras metafóricas te traerá muchas ventajas en tu trabajo. Puedes expresar muchas ideas o pensamientos usando imágenes o bocetos sin la necesidad de usar palabras. Por todos los beneficios creativos este recurso es usado mucho en el mundo de la publicidad, porque los anuncios publicitarios suelen transmitir una idea a través de imágenes.

Metáfora común

Aquí se relacionan de forma clara todos los términos. Esta es también conocida como metáfora simple y es uno de los tipos más usados.

Ejemplos:

  • Tienes los ojos como dos grandes estrellas.
  • John está hecho un caos.
  • Estoy a punto de tocar el cielo con las manos.

Metáfora aposicional

Este es el estilo de palabras metafóricas más poético y artístico que hay. Aquí los elementos no tienen relación directa, se relacionan a través de una aposición o mejor dicho el elemento imaginario está entre comas.

Por ejemplo: Salí de casa, tenía un calor infernal.

Metáfora negativa

Para finalizar, este tipo es uno de los más usados y conocidos. Se pueden encontrar en muchos poemas elegantes y en los discursos más importantes de la actualidad. Comprenderla es muy fácil, tan solo se tiene que dar más importancia al elemento imaginario y negar el real, pero sin perder la relación que existe entre los dos.

Por ejemplo: No es la calle, es el infierno

Para concluir, es necesario que tengas en cuenta y recuerdes que debes saber diferenciar las palabras metafóricas con las demás figuras retóricas. Porque mientras más las incluyas en los textos o ideas creativas, más entendibles y artísticas se vuelven.

Así que, cuando tengas que usarlas primero tienes que pensar en lo que buscas transmitir. Aprovecha estos ejemplos que te hemos dado para guiarte.