15 Ejemplos De Grafología

La grafología es una pseudociencia que analiza la personalidad, el carácter, y el equilibrio mental de las personas a través de sus patrones de escritura.

Aunque las investigaciones empíricas que se han desarrollado no han mostrado resultados concluyentes sobre la validez de los estudios grafológicos, la explicación de origen científico que dan los grafólogos para asegurar que es algo verídico, se basa en el hecho de que escribimos con el cerebro y no con la mano.

La escritura revela las tendencias conscientes e inconscientes que hay en la psiquis de cada persona, ya que los trazos se analizan en base al movimiento de los músculos, los cuales son controlados por el sistema nervioso.

Ejemplos De Grafología

  1. Un margen derecho amplio en un escrito, da muestras de que la persona es poco sociable, desconfiada y tiene miedo al futuro.
  2. Por el contrario, si el margen derecho es estrecho, la persona tiene afán de relacionarse con los demás y moverse en nuevos entornos.

    Mientras que si el escrito está ausente de margen derecho, nos indica que el autor del texto es una persona sociable, con un gran deseo de comunicación, de ayudar y de servir a los demás, pero que desafortunadamente actúa por impulso y de manera precipitada.

  3. Si el margen superior de un texto es amplio, significa que la persona es cautelosa y tiende a pensar las consecuencias de su conducta antes de tomar decisiones.
  4. Sin embargo, si aunado a eso ese texto tiene la letra muy pequeña, quiere decir que esta persona tiene complejo de inferioridad con tendencia al aislamiento.

    Por el contrario, si existe ausencia del margen superior, da a entender que la persona tiene un contacto social problemático, con rasgos de descortesía.

  5. Si la letra es pequeña indica que la persona es introvertida. Esto significa que necesitas conocer bien el ambiente en el que se mueve y las personas que lo rodean para sentirte cómodo.
  6. Una persona que escribe con letra pequeña posee una actitud modesta y sencilla con los demás, y aunque tiende a tener una gran profundidad de pensamiento, puede presentar temor y pesimismo en las situaciones que se le presentan en la vida.

    Cuando el tipo de letra es grande, nos indica que la persona posee cierta dosis de vanidad o ambición, ansias de expansión, socialización y de vivir nuevas experiencias.

  7. Una escritura ordenada, es decir, donde se observan márgenes amplios, cuidados y un buen encabezamiento, indica que la persona es respetuosa de las normas, cortés, espontanea, con una actitud firme y regular en el comportamiento.
  8. Aunque también quienes escriben ordenadamente presentan falta de naturalidad y opresión de las tendencias (cohibición, timidez, inhibición para expresar los sentimientos).

  9. Una escritura desordenada, donde no se respetan los márgenes, da cuenta de que la persona tiene problemas para adaptarse a las normas, que tiende a ser descortés y se le complica ordenar sus pensamientos.
  10. Por lo general son incapaces de realizar tareas que requieren orden y prolijidad.

  11. Cuando el texto está formado por letras que se encuentran concentradas o apretadas entre sí, nos refleja que la persona es tímida, insegura y le gusta la soledad.
  12. Por el contrario, cuando las letras muestran espacios amplios entre sí, lo que indica es la necesidad que tiene la persona de conectarse con los demás. Aunque también nos puede indicar impaciencia y que dicho individuo suele ser despilfarrador.

  13. Cuando la escritura posee trazos finos, que apenas se notan en el papel, da cuenta que la persona que lo escribió es sensible, tiene facilidad para adaptarse fácilmente al medio y a las personas que lo rodean.
  14. Así mismo son personas delicadas, y con mucha sensibilidad, por lo que son propensas a la espiritualidad y al idealismo.

  15. Cuando la escritura posee trazos firmes y oscuros, que quedan muy marcados en el papel, da cuenta de ser una persona valiente, segura, pero con un carácter fuerte que tiende a la agresividad.
  16. Cuando las líneas de un texto siguen una trayectoria recta u horizontal, significa que la persona que lo escribió es serena, constante en sus propósitos, aunque el pensamiento y la voluntad controlan su sentimiento.
  17.  Un escrito donde predomina una inclinación hacia la izquierda, puede señalar que la persona tienes dificultades para mostrar sus verdaderos sentimientos o para expresar sus emociones.
  18. Estas personas tienden a ser desconfiadas y a concebir sentimientos de inferioridad, por lo que en muchos casos suelen ser resentidas.

    Por el contrario un escrito con una inclinación hacia la derecha, da muestras de que es una persona sociable, que no tienes problemas en comunicarse con los demás y que tienden a ser colaborativas y solidarias.

  19. Cuando las letras presentan muchos adornos, significa que la persona le da mucho valor a lo externo, por lo que tiende a caer en la frivolidad y es muy vanidosa.
  20. Por otro lado, cuando las letras son hiladas, parecen no presentar gran forma, sino que parecen trazos, dan cuenta de que la persona que realizó el escrito, posee gran capacidad mental, aunque muchas veces suele tener inestabilidad emocional, por lo que puede hacerlo partícipe de diversos conflictos.
  21. Las letras que presentan un gran número de ángulos, indican que la persona tiende a tener poca paciencia, a ser intransigente, y egocéntrica.
  22. Si este tipo de letra está perfectamente ordenada, significa que es una persona que le gusta imponer sus ideas a los demás.

  23. Cuando las líneas de la escritura tienden a subirse del renglón en menos de 5 mm, da indicios de ser una persona dinámica y que le gusta tomar la iniciativa.
  24. Si en cambio el ascenso es mayor a 5 mm, da muestras de ser una persona nerviosa y que es propensa a ser agresiva.

    Por el contrario, las personas que suelen escribir de forma descendente, son depresivas, muy perezosas y generalmente presentan sentimientos de culpa. 

  25. Las letras en un texto que van de arriba abajo, es decir no siguen una línea recta, nos demuestran que es una persona inquieta, que presenta inestabilidad emocional y son poco sinceras.

El análisis grafológico está enfocado en las características de la escritura, más no en el contenido de la misma.

Por tal motivo, un buen análisis, contempla la distancia que existe entre renglones, el tamaño de la letra y su inclinación, la distancia de los márgenes, la velocidad con que se escribe, el orden de la escritura, la presión ejercida al escribir y la cohesión entre las palabras.

Todas estas características las estudia como un conjunto y no de forma aislada. Pero es necesario tener claro, que la grafología es un método proyectivo, por lo que puede fallar.