Ejemplos grupos sociales en México

De acuerdo a lo establecido por la secretaria de Economía, existen varios ejemplos de grupos sociales en México actualmente. La misma describe al país como una “sociedad compleja” debido a que el capital define el estatus en el que el ciudadano se encuentra.

Del mismo modo “las posesiones” son igual de importantes, ya que representan el valor de una persona. Si tienes una casa costosa, estás en el pico de la pirámide social y eres considerado mejor que otros.

Según la clasificación de los grupos sociales, se puede dividir en tres tipos diferentes: clase baja, clase media y clase alta.

Teniendo en cuenta esto que acabamos de mencionar, podemos clasificar y dar ejemplos de los tipos de grupos sociales en México. Quédate y descubre toda la información respecto al tema y prepárate para enriquecer tus conocimientos acerca de este país.

Grupos sociales en México actuales

5 Ejemplos de cada grupo social en México

Según la clasificación de los grupos sociales en México, se puede dividir en tres grandes clases: clase baja, clase media y clase alta. Por ende, a continuación, te presentaremos 5 ejemplos de cada una de ellas:

  • Clase alta:
    • Personas con antiguas familias adineradas.
    • Familias adineradas de pocas generaciones.
    • Dueños de empresas exitosas.
    • Dueños de cadenas de distribución.
    • CEO.
  • Clase media:
    • Personas con hogares rentados.
    • Oficinistas.
    • Técnicos.
    • Inspectores.
    • Artesanos capacitados.
  • Clase baja:
    • Empleados temporales.
    • Inmigrantes.
    • Vendedores informales.
    • Personas sin empleo.
    • Individuos que sobreviven gracias a la asistencia sociales.

Características de cada grupo social en México

En general, hay tres grandes clases sociales, sin embargo, debido a los parámetros que existen actualmente, los mismos se pueden dividir en diferentes clases “Intermedias”.

Esta es una variable presente en todos los países del mundo y en cada uno es distinto. Por ejemplo, de acuerdo a la “Secretaria de Economía”, en México se pueden reconocer 6 en total.

Para ellos, se tomaron en cuenta varios factores, como: las costumbres, el nivel económico de los individuos, el trabajo, entre otros. Teniendo eso en cuenta, explicaremos cada una de ellas a continuación:

Clase alta/alta

Este grupo social se encuentra mayormente integrado por antiguas familias adineradas, las cuales llevan varias generaciones siendo prestigiosas. Cada persona dentro de la clase alta/alta gana en promedio 51.100 $ mensual, lo que vendría siendo alrededor de un millón de pesos mexicanos.

Una de las características principales que posee este grupo, es que sus ingresos abundantes les permiten tener una vida estable y sin preocupaciones.

El líder de la familia, ya sea hombre o mujer, cuenta con una educación de alto nivel, como, por ejemplo: una licenciatura o algo mayor. Por ende, todos los miembros de este grupo se ven gratificados por el capital que gana.

Es normal para las personas dentro de esta clase vivir en casas ostentosas o departamentos grandiosos. No tienen que preocuparse debido a que ya poseen todas las comodidades que se pueden desear.

Solo alrededor del 1% de la población mexicana es parte de esta clase social, por lo que no hay muchas personas afortunadas.

Clase alta/baja

Posee ciertas características en común con la clase explicada anteriormente, sin embargo, en este caso, la familia tiene tan solo unas pocas generaciones siendo adinerada.

En general, los ingresos son abundantes y estables, debido a que el líder del grupo cuenta con un nivel educativo muy bueno, como, por ejemplo, un doctorado.

Usualmente, son individuos bastantes capaces y son profesionales en su campo. En la gran mayoría de los casos, cuentan con casas o departamentos con todas las comodidades posibles, sin embargo, en algunos, estos pueden ser rentados.

Los ingresos que poseen las personas dentro del grupo, suele ser de 27.800 $ cada mes (en promedio) o 500 mil pesos mexicanos. Solo alrededor del 5% de la población de ese país forma parte de esta clase social.

Clase media/alta

Se encuentra constituida por profesionales en varios campos que han logrado mantener buenos ingresos económicos y mediante eso, han alcanzado cierto éxito. Por ejemplo: personas con sus propios negocios con ventas satisfactorias.

En otras palabras, a diferencia del grupo social anterior, estos individuos no provienen de familias ricas y obtuvieron su capital con un esfuerzo individual.

Los ingresos económicos que reciben son estables. Cada mes, una persona dentro de la clase media alta, gana 19.000 $ o alrededor de 380 mil pesos mexicanos.

La gran mayoría (no todos) tienen sus propias casas o apartamentos, no obstante, no es raro ver a personas rentando.

En lo que se refiere a la cantidad de integrantes que hay dentro de la clase media alta en México, vendría siendo un 14% de la población actual.

Clase media/baja

Entramos a un grupo social más humilde: la clase media baja. Dentro de esta clase, los ingresos no son tan altos como los anteriores, pero se siguen manteniendo estables: 12.300 $ o 250 mil pesos mexicanos al mes.

Se encuentra compuesta por personas trabajadoras, como, por ejemplo: los funcionarios, supervisores, técnicos y trabajadores competentes en su área.

Dentro de esta clase social, el líder de la familia tiene un nivel educativo de secundaria y, en algunos casos, solo primaria completa. Alrededor del 20% de la población mexicana forma parte de este grupo.

Por otro lado, a diferencia de los grupos sociales altos, dentro de esta clase es normal ver hogares rentados. Incluso, existes ciertos casos en donde poseen una casa de interés social.

Clase baja/alta

Pasamos a otro de los grupos sociales que existen en México e ingresamos a la clase baja alta, la cual está conformada por la “fuerza física de la sociedad” según la secretaria.

A pesar de que son la clase que más trabajo duro realiza, sus ingresos son apenas un poco más altos que el salario mínimo. Cada persona que se encuentra aquí, tiene un sueldo promedio de 8.900 $ o 180 mil pesos mexicanos.

En otras palabras, su paga supera, por muy poco, el salario mínimo de un trabajador regular de este país.

Por otro lado, el líder del grupo familiar, usualmente, apenas tiene un nivel educativo de primaria. Dentro esta clase, la mayoría de los trabajos son básicos, como, por ejemplo: obreros y campesinos.

En promedio, cerca de un 24% de población mexicana forma parte de esta clase social y la gran mayoría tiene hogares de interés social o rentas congeladas.

Clase baja/baja

Para finalizar, tenemos a uno de los grupos sociales vulnerables en México, es decir, la clase baja/baja.

Básicamente, en la pirámide social, es la que se encuentra en la parte inferior y los miembros cuentan con un nivel educativo incompleto que se detuvo en la primaria.

Se compone por personas con ingresos limitados, como, por ejemplo, los empleados temporales, inmigrantes y vendedores informales. Incluso, se pueden conseguir individuos sin trabajo y mexicanos que sobreviven gracias a la asistencia social.

De todos los grupos que hemos mencionado hasta ahora, este es el único en el cual, los integrantes, no tienen una casa propia. En un solo hogar, pueden vivir múltiples miembros de una familia por más de una generación.

Una persona que se encuentra en la clase baja, gana 5.400 $ o 100 mil pesos mexicanos al mes en promedio. Alrededor del 35% de la población mexicana forma parte de este grupo social.

¿Es posible cambiar la clase social de una persona?

Muchas personas suelen conformarse con el grupo en el que se encuentran y no hacen nada para salir de él. Sin embargo, existen varios métodos con los cuales, un individuo puede pasar de la baja hasta la media e incluso llegar a la clase alta.

Dentro de la sociología, se le conoce como “Movilidad social”. Este concepto es utilizado cuando una persona o familia se moviliza para salir de su estado socioeconómico actual.

Afortunadamente, hay más de una forma de “movilidad social”, y, entre ellas, está la vertical, la cual es la más conocida. En dicha movilidad, un individuo puede realizar un cambio de una clase a otra, bien sea de manera ascendente o descendente.

Existen diferentes razones para efectuar este proceso, sin embargo, dependiendo de las acciones, una persona puede salir de su situación actual. Por ejemplo: estudiar hasta alcanzar otro nivel educacional, adquirir experiencia o emprender un negocio propio.

Debido a que muchos comercios en México suelen fracasar, las personas lo dejan de intentar o incluso, ni siquiera se quieren embarcar en esa travesía. No obstante, iniciar un emprendimiento con las herramientas necesarias puede ser bastante beneficioso.

Si se combinan todas las acciones que mencionamos en el otro ejemplo, los resultados podrían ser fructífero. Estudiar para adquirir experiencia, aprender cómo funciona el mercado actual y finalmente, enfocarse en un negocio propio.

Vale la pena destacar que, para esto último, no es necesario realizar una gran inversión. Por ende, empezar desde poco e ir escalando en la pirámide social, es posible sin importar la clase a la que pertenezcas.

Con esto concluimos la información acerca de los ejemplos de grupos sociales en México. Si quieres obtener mucha más que te permita comprender el tema, te invitamos a visitar las notas relacionadas en WikiEjemplos.