10 ejemplos en mediación de conflictos

La mediación es un procedimiento en el que se pretende lograr la resolución de algún conflicto. Las partes principales del conflicto, o sus representantes legales, desarrollan en el proceso discusiones y negociaciones.

Estas son asistidas por un mediador imparcial. El propósito es llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Conoce 10 ejemplos en mediación de conflictos.

10 ejemplos de mediación de conflictos

  1. Negociaciones de contratos mercantiles.
  2. Contratos entre civiles por alguna compra.
  3. Traspaso de vienes en una empresa familiar.
  4. Intervención en conflictos escolares.
  5. Contratos y acuerdos entre corporaciones.
  6. Negociación entre empleados y empleador.
  7. Acuerdos penales entre delincuentes y representantes legales.
  8. Cualquier tipo de asamblea o reunión en alguna comunidad.
  9. Negociación entre los empleados de una empresa para solucionar un conflicto.
  10. Discusión y acuerdos de divorcio.

Ventajas de la mediación

Son muchas las ventajas que se pueden apreciar del proceso de mediación. Entre ellas podemos destacar que es un método flexible, puede adaptarse a diferentes circunstancias y contextos. Un proceso de mediación puede darse de manera formal entre empresas, pero también de forma más ordinaria entre los miembros de una comunidad.

El proceso es rápido y solo puede ejecutarse con el acuerdo voluntario de sus partes. Son los involucrados quienes proponen las soluciones posibles. A partir de esas premisas que llega a la conclusión satisfactoria. De ser bien llevada, la mediación se desarrolla y culmina rápidamente.

El lenguaje que se emplea en el proceso es sencillo, teniendo en cuenta que son las partes afectadas quienes se expresan. Esto lo hace un proceso claro y entendible. Los resultados pueden ser acuerdos creativos y satisfactorios para todos. Todo en el proceso se centra en encontrar soluciones de sentido común.

El rol del mediador

El mediador es la figura que controla el desarrollo y avance del proceso de mediación. Para ellos se vale de estrategias adecuadas a la situación. Su deber es cerciorarse de que las partes estén dispuestas a negociar y lleguen a un acuerdo.

Es vital que el mediador conozca la realidad de los hechos y contextos de cada una de las partes. Debe establecer un área adecuada para el desarrollo de las negociaciones. Revisando como una de sus tareas finales que los acuerdos sean satisfactorios y lógicos.

La mediación de conflictos es una herramienta de intervención y orden. No importa la naturaleza o el contexto de la disputa, que haya un tercero que de forma objetiva analice y delegue, es lo ideal. Con la mediación el conflicto se erradica rápidamente.