+30 Ejemplos de Racismo

El racismo es un comportamiento basado en un complejo de superioridad que deriva en el rechazo, desprecio o discriminación hacia aquellos que consideramos distintos. Esto produce segregación y exclusión de este grupo de personas. Claro está, la distinción que genera este comportamiento responde a características físicas, étnicas, biológicas o culturales.

Este comportamiento se expresa desde la individualidad de un sujeto hacia otro u otros con las mismas características. No obstante, puede también colectivizarse o institucionalizarse y llegar a ser incluso una política de Estado.

+30 Ejemplos de Racismo en distintos contextos

6 Ejemplos de Racismo como política de Estado.

La segregación racial en EEUU 1865 – 1965

Durante el llamado periodo de reconstrucción estadounidense, los grupos de blancos  demócratas que dominaban las legislaturas estadales promulgaron una serie de leyes segregación racial. Fueron agrupadas bajo el lema  “separados pero iguales”.

Al igual que el apartheid sudafricano, estas políticas segregacionistas  se aplican a los llamados “afroestadounidenses” y en general a cualquier afrodescendiente. Este conjunto de leyes, también conocido de manera coloquial como “Leyes Jim Crow” promulgaban el segregacionismo en todos los espacios de la sociedad. Cómo escuelas, transporte, centros urbanos, etc

Estas leyes encontraron sustento en los llamados Códigos Negros que estuvieron vigentes previo a este periodo de reconstrucción. En estos se cercenaban los derechos y libertades civiles a este grupo. Fue un gran ejemplo de racismo, ya que era la época de la esclavitud.

Sin duda, los estados del Sur fueron los más radicales en la aplicación de las políticas raciales. Estados como Luisiana tuvieron mayor arraigo estas leyes.

Tras una serie de sucesos de gran repercusión social, en los que personas como Rosa Parks, Martin Luther King Jr., entre muchos otros ejercieron una presión sin precedentes. Derivaron en la derogatoria de estas leyes y dieron paso a la Ley de Derechos Civiles de 1964.

No obstante, este ejemplo de racismo sigue muy arraigado en el alma de los estadounidenses. Incluso, pese a la derogatoria de estas leyes y la promulgación de la ley de Derechos civiles.

El Apartheid

El apartheid fue una política de segregación racial que se desarrolló en Sudafrica entre 1948 y 1990.

Cabe destacar que este ejemplo de racismo institucionalizado a través de una legislación, se dividió a la población en 4 grupos o sectores:

Los Blancos: eran aquellos que eran descendientes de colonos europeos.

Los Africanos: llamados también bantús, eran de raza negra, pertenecientes a las distintas etnias africanas.

Los asiáticos: en su mayoría de origen paquistaní o indios que habían migrado a Sudáfrica amparados bajo la promulgación del derecho de gentes.

Personas de color: eran aquellas descendientes de otras razas o pertenecientes a otras etnias. Incluso mestizos, en general todos aquellos que se encuadraban en ninguna de las 3 categorías anteriores.

A partir de 1955, pequeños grupos organizados comienzan a ejercer presión para poner fin al racismo.

Todo este proceso de cambio ve materializado sus objetivos con la llegada del Presidente Wilem Klerl en 1990 quien derogó las leyes y políticas segregacionistas y liberó al dirigente político “negro” Nelson Mandela quien había sido condenado a 30 años de cárcel.

Tras su liberación fue electo presidente en 1994 tras realizarse las primeras elecciones multirraciales en la historia de Sudáfrica, siendo a su vez el primer Presidente negro electo en esa la nación.

La Ley de Pureza Racial Nazi

Para el año 1933, Adolf Hitler ordena la Promulgación de la Ley de Prevención de la Descendencia con Enfermedades Hereditarias. Mediante esta Ley, se prohíbe la reproducción de personas “no aptas” o “indeseables”. También se ordena la esterilización forzada de personas con condiciones o discapacidades hereditarias.

Pero, la instauración de una raza aria o pura genéticamente no se podía crear únicamente a partir de estas políticas de estado. Era necesario eliminar de facto toda posibilidad que afectara la pureza genética que se habían propuesto.

Con tal pensamiento, se dio paso a uno de los hechos más reprochables y crueles de la humanidad. Un hecho que representó para el mundo un ejemplo de racismo de terrible alcance como ideología de Estado.

El holocausto significó para la historia uno de los grandes genocidios de la historia. Un proceso de exterminio cuyo objetivo iba más allá de la segregación racial. Una erradicación que, según cifras oficiales, asesino a dos de cada tres judíos en Europa previo a la II Guerra Mundial.

El antigitanismo una forma de racismo institucionalizado

El antigitanismo no es más que un ejemplo de racismo dirigido contra el pueblo gitano o romaní. Esta forma institucionalizada y con un fuerte arraigo histórico. Este se manifiesta mediante la explotación, estigmatización, discriminación, el rechazo sistemático y muchas veces violento.

Es también una práctica permanente y sistemática, aceptada social y políticamente en España. La forma como ha sido estereotipada esta comunidad y el discurso de odio manifiesto, constituye casos extremos de violencia simbólica.

Pero, el antigitanismo también se ha vuelto una política de Estado manifiesta a través de sus instituciones. Y, el franco desconocimiento de una función constitucional, que les obliga a brindar protección jurídica a las minorías.

El racismo contra el pueblo Mapuche en Chile

El pueblo mapuche es descendiente directo de los pueblos originarios. Ocupantes de territorios provistos de riquezas naturales de gran interés para el desarrollo de Chile. Es por ello que este grupo no solo ha sido discriminado a lo largo de la historia, también ha sido perseguido.

A diferencia de otros países que han asumido abiertamente sus políticas raciales. En chile, se mantiene la lucha contra este modelo segregacionista, heredado de la dictadura pinochetista.

Pero, la segregación y discriminación del pueblo mapuche también se pone de cómo ejemplo de racismo a través de la hegemonía científica, impuesta por una clase dominante. En esta, se privilegia la importación de tecnología y conocimiento científico, sobre los modelos tecnológicos y de conocimiento científico impulsados por los mapuches.

Estas acciones son parte de una política de estado que mantiene un fuerte arraigo a las raíces coloniales que tuvieron presencia y dominación en este país. Raíces que trascendieron y se consolidaron por generaciones, y sobre la cual se erige, hoy por hoy, la clase dominante.

Es así como los mapuches, herederos de los pueblos originarios, representan en Chile una minoría simbólica. Estos continuamente son víctimas individuales y colectivas, de este ejemplo de racismo.

El peligro amarillo

Tras el inicio de la pandemia en Wuhan China, se inicio una ola de rechazo y asedio hacia esta población. Especialmente en EEUU, donde el entonces Presidente, Donald Trump, arremetió contra el gobierno Chino.

Sin embargo, el rechazo hacia estos grupos de origen asiático, no solo abarca a los chinos, también a los japoneses. Y data de siglos atrás.

En 1882, EEUU aprobó la Ley de Exclusión China, que fue la primera Ley que prohibió la inmigración por motivos raciales.

Esta ley coincidía con las ya mencionadas leyes Jim Crow que se habían promulgado años atrás.

Ya para 1942, tras el ataque japonés a Pearl Harbor, los japoneses se convirtieron en un nuevo ejemplo de racismo o “peligro amarillo”. El propio Presidente Roosevelt emitió una orden de confinamiento contra todos aquellos considerados sospechosos de colaborar con el enemigo. Esto colocó en peligro a los descendientes japoneses nacidos en EEUU.

También, en el marco de la II Guerra Mundial, se derogó la Ley de Exclusión China. Pero, no con el fin de acabar con la segregación de estos grupos, sino como parte de una estrategia política orientada a fortalecer la coalición transpacífica.  Para así enfrentar las potencias del eje.

Posterior a la guerra, la percepción asiática fue cambiando, al punto que llegó a considerarse como una minoría modelo, en virtud de sus capacidades organizativas y comerciales. Aunque también se utilizó para reforzar el rechazo hacia los afroestadounidenses que estaban en pleno proceso de lucha interracial.

Los asiáticos, los latinos y los afrodescendientes han sido por siglos los más claros ejemplos de racismo institucionalizado. Sobre todo, sistemático y colectivo en la historia de los EEUU.

5 manifestaciones de Racismo en la sociedad moderna estadounidense

La discriminación es una de las consecuencias del racismo y es una de las prácticas más reiteradas y sistemáticas dentro de la sociedad moderna. Acá te dejo 5 ejemplos de racismo en la sociedad norteamericana. Representada en diversos hechos y situaciones que evidencian a simple vista una gran carga racista.

Mercado laboral desigual

Algunos estudios en EEUU indican que la desigualdad social persiste sobretodo en el mercado laboral. El desempleo en afroamericanos supera con creces el desempleo de población blanca.

Las razones pueden variar: niveles educativos, cultura de trabajo, experiencia, todas ellas derivadas de políticas sociales desiguales. También indican que las personas con nombres tradicionalmente  norte americanos tienen prioridad en el reclutamiento de personal, por encima de aquellos con nombres tradicionalmente de origen afro americano. Más aun sobre un latino.

Cine como ejemplo de racismo

La industria del cine tampoco escapa al racismo. Aun cuando cada día se avanza en el tema de la inclusión, y existan actores y actrices afro americanas que consolidados. Las estadísticas son claras, no hacen falta más números para sustentarlas.

En las grandes series de héroes de ficción, el estereotipo del héroe no es precisamente el del hombre afroamericano, quizás el del villano.

Las películas con predominancia de afroamericanos siempre harán referencia al racismo o a historias vinculadas al racismo. Pero, una historia común y corriente siempre mostrará una abierta desigualdad racial.

Lo mismo ocurre con los asiáticos, que solo tienen cabida e películas vinculadas con las artes marciales.

Asesinato de George Floyd

El Caso del brutal asesinato de George Floyd representa uno de las manifestaciones raciales que han causado mayor conmoción en el mundo. No solo por tratarse de un ejemplo de racismo que pone de manifiesto el abuso y brutalidad policial, sino porque evidencia la xenofobia imperante en la cultura policial.

Este hecho causó gran estupor, no solo porque involucrara a 4 policías, en una acción desproporcionada arremetiendo contra un ciudadano afroamericano hasta asfixiarlo. Sino porque el hecho se virilizó en las redes sociales.

El repudio a este hecho movilizó a la comunidad norteamericana  como pocas veces había ocurrido. Las protestas que se desencadenaron fueron las más grandes desde el asesinato de Martin Luther King.

En el video de 8,4 minutos de duración se observa la brutalidad policial y se escucha a Floyd suplicando su liberación. Repitiendo una y otra vez que no podía respirar, hasta quedar sin vida.

No fue la brutalidad policial la que hizo que el asesinato de Floyd causara tanta conmoción. A lo largo de los últimos 20 años ejemplos de racismo, como este, se han repetido de manera sistemática en la comunidad afroamericana.

Sin embargo la mayoría de estos casos quedaron impunes o pasaron inadvertidos para el resto de la sociedad norteamericana. El caso de Floyd no dejó lugar a dudas, la fuerte tendencia racista de los órganos de seguridad. Pero también, que la brutalidad en estos casos es una práctica rutinaria.

Masacre de Búfalo

El más reciente hecho de violencia atribuido a motivos raciales, fue la llamada masacre de Búfalo, Nueva York, el pasado 14 de Mayo.

Un joven de 18 años identificado como Payton Gendron llegó a un supermercado en Búfalo y comenzó a disparar a las personas afroamericanas presentes en el local.

Un total de 10 muertos 3 heridos fue el saldo que dejó esta acción que fue transmitida en vivo por el victimario. El mismo se identificó como un supremacista blanco.

Los grupos supremacistas así como el legendario KU KUX KLAN mantienen su vigencia en la sociedad norteamericana, así como los nazis la mantienen en Europa. Es una muestra de cómo la ejemplos de racismo culturales pueden transmitirse de generación en generación.

20 Ejemplos  de racismo en el lenguaje cotidiano

Cuando el racismo, no solo se institucionaliza sino que además se hace parte de la conciencia colectiva de los pueblos, su arraigo puede alcanzar matices inimaginables. Vimos cómo tras generaciones, el rechazo hacia la minoría gitana en España ha traspasado las fronteras del imaginario colectivo.

Los ejemplos de racismo se manifiestan de muchas formas en la cotidianidad de las sociedades modernas. Se asocia con la discriminación y la xenofobia porque justamente se trata de excluir o segregar a grupos o minorías sociales en base a sus características distintivas. Todo frente a un grupo social manifiestamente superior.

Muchas veces surge la interrogante de cómo debemos dirigirnos a las personas de manera inclusiva, para no caer en el estereotipo racista.

Solemos etiquetar a las personas en base a alguna característica específica de su apariencia, sea gordo, flaco, catire, negro, muchas veces le agregamos el diminutivo para expresar el grado de cariño y confianza. Incluso, llegamos a usar estos apelativos aun cuando no coincida con la apariencia de la persona.

Terminan siendo apelativos aceptados y arraigados en nuestro vocabulario y que no encierra para nosotros muestra alguna de racismo o rechazo. Sin embargo, muchas veces el uso de estos apelativos es percibido por quien los recibe como un señalamiento directo a una característica física que lo diferencia  “negativamente” del resto.

A continuación, te mostramos una lista de 15 ejemplos de racismo en frases que ilustran claramente lo apuntado.

  1. Tiene un pasado oscuro
  2. Tiene una suerte negra
  3. Tiene el alma negra u oscura
  4. La magia negra
  5. Nunca falta un prietito en el arroz
  6. Trabajo como negro para vivir como blanco
  7. Parecía una merienda de negros
  8. Hay una mano negra detrás de este suceso
  9. El viernes negro
  10. La oveja negra de la familia
  11. Se las vio negra
  12. Mercado negro
  13. No soy racista pero…
  14. Todos tienen el negro detrás de la oreja

En menor medida, pasa con los indígenas, los gitanos, los asiáticos, los musulmanes y los latinos. Que terminan agrupados en una misma categoría independientemente de su origen. “Latinos” son todos, desde el argentino hasta el mexicano, poco importa de dónde vienen o que tan diferentes pueden ser en muchos aspectos.

Todos los latinos, salvo prueba en contrario, son percibidos de la misma manera en Norteamérica. Mientras sus rasgos no coincidan con el prototipo “americano”, solo serán latinos, con todas las implicaciones que ello comporta en la sociedad estadounidense. Incluso para los europeos.

Los asiáticos y los gitanos tampoco escapan de la estigmatización lingüística.

  1. Vas por la vida hecho un gitano
  2. Cásate con un güero para que mejores la raza
  3. Pareces indio
  4. No tiene la culpa el indio sino el que lo hace compadre
  5. Eso es un chinazo
  6. El nombre del ministro de economía chino Tekito Todo

Estos son solo algunos ejemplos de racismo en el lenguaje cotidiano. Frases de uso común que solemos utilizar de sin ninguna intención racista, pero que pueden incomodar a quienes se identifican con ellas. Esto en virtud de su origen o apariencia física.

Estereotipando el racismo

Los estereotipos son una de las principales fuentes de los ejemplos de racismo en las sociedades modernas.

Hay un racismo oculto, ese racismo que no vemos a simple vista pero que existe. Un racismo que no genera violencia, que no rechaza directamente, pero que se manifiesta de formas sutiles y que no por ello deja de ser racismo.

Ese ejemplo de racismo está muy ligado a la percepción que se tiene de las personas conforme a su apariencia y características de origen.

La persona de piel blanca se encuadra en el estereotipo de la persona exitosa, culta, con poder o buena posición social. Por su parte, los asiáticos son percibidos maquinas de trabajo humana. Personas que solo sirven para trabajar, no se les suele relacionar con fiestas o reuniones familiares.

Los gitanos son percibidos como nómadas, vinculados al misticismo y la vida sin responsabilidades. Mientras los indígenas serán apreciados como primitivos, ignorantes.  Y los negros siempre se les vinculara al baile, la fiesta y hasta la lujuria.

Sin duda, es una percepción común que responde a los ejemplos de racismo de prejuicios y estereotipos, que no se ve a sí mismo como tal.

La realidad del racismo en la actualidad

La presencia de personas con rasgos indígenas o asiáticos es prácticamente nula en el Cine. Salvo en películas de artes marciales no es común ver a un asiático.

En el cine español, es común ver la representación del gitano pícaro, burlón que busca timar a todos, porque es el estereotipo predominante de este grupo social.

En el mundo del espectáculo, las mujeres afrodescendientes son sometidas a grandes cambios en su fisionomía y apariencia. Todo para mantener el estereotipo de la mujer blanca con un matiz de color en su piel.

Así como concibe la sociedad a estos grupos sociales, así los representa la industria del cine. Y, cuando no responde al estereotipo preconcebido, buscan transformarlo o simplemente anularlos.

El problema radica cuando esta concepción social, se asume desde las elites gobernantes y se convierten en políticas de estado. Políticas que, si bien no institucionalizan el racismo, lo convierten en una práctica sutil que lo mimetiza a través del lenguaje, los prejuicios y estereotipos.

Como hemos podido ver hasta ahora, ejemplos de racismo podemos encontrarlos en diversidad de contextos. Como política de Estado, práctica cotidiana, inadvertida, sistemática y aceptada; y, parte de nuestro lenguaje diario o en forma de estereotipo.

+30 Ejemplos de Racismo» | Autor: Erika Tortoza | Disponible en: https://wikiejemplos.com/ejemplos-racismo/ | Fecha de creación: 21/08/2022 | Fecha última actualización: 08/09/2022

Erika Tortoza
Ultima actualización: 08-09-2022