95 Ejemplos de valores: ¿Por qué son importantes?

Seguro que has oído palabras como «no tengo valores«, «estoy pasando por una crisis de valores» o «esta persona no tiene valores«. Pero ¿qué son exactamente los valores? ¿Qué son los valores y por qué son importantes?

Aquí explicaremos qué son los valores humanos y enumeraremos los valores que son especialmente importantes.

Estos son los valores que deben perdurar y mostrar a la gente lo que está bien y lo que está mal. Aunque las costumbres de los distintos pueblos hayan cambiado a lo largo de la historia.

¿Qué es la educación en valores?

Los valores humanos son cosas positivas que nos permiten convivir con los demás de buena fe para el bien común de la sociedad. No son simples cualidades personales. Al contrario, son eficaces y beneficiosas para nosotros mismos y para nuestros semejantes y existen en toda sociedad, independientemente de su territorio, cultura o religión.

En otras palabras, la empatía, el respeto, la solidaridad y el optimismo son enseñanzas que se consideran buenas y verdaderas para nosotros mismos y para nuestros semejantes.

Las características y la trascendencia de estos valores también pueden variar según el entorno. Pero todos tienen cuatro rasgos importantes en común: son amables, respetuosos, solidarios y optimistas.

Esto significa que su trascendencia es para toda la vida, que pueden cambiar con la experiencia, que mantienen una jerarquía (algunas personas consideran que el respeto es más importante que la tolerancia, y viceversa). Y que encuentran satisfacción en practicarlas y vivir de acuerdo con sus creencias.

El valor humano de cada uno de nosotros es lo que guía nuestras acciones y decisiones. Así como nuestras prioridades en la vida, y lo que nos ayuda a progresar como sociedad en general.

Tipos de valores

A continuación se clasifican los principales tipos de valores. Ten en cuenta que algunas de estas categorías se solapan y que un mismo valor puede pertenecer a más de una categoría.

1.      Valores personales

Estos valores pretenden aplicarse en la vida cotidiana, en las tareas más sencillas y sobre todo en los hábitos. Los valores personales se caracterizan, por tanto, por aplicarse en principio a todos los ámbitos y situaciones de la vida y no limitarse a un lugar o actividad.

Por ejemplo, el respeto a los hijos e hijas suele ser un valor personal porque se aplica en todas las situaciones. Pero la innovación no suele ser un valor porque puede abandonarse en determinadas condiciones sin ningún conflicto interno concreto.

2.      Valores en el trabajo

Los valores laborales están relacionados con el entorno laboral, es decir, con cómo nos comportamos en el lugar de trabajo. Por ejemplo, si los valores laborales de una persona no coinciden con los de la organización, existe un problema indirecto que es desagradable para la persona y desagradable para la organización.

Ejemplos de valores laborales son: la perseverancia, la innovación, el trabajo duro y la comprensión del cambio.

3.      Valores empresariales

Los valores de una organización se definen por las intenciones del estilo de producción y los elementos de marketing de la empresa. Son entidades sociales que influyen en las actividades de la organización (no sólo en la oficina, sino también en sus actividades profesionales como socio público). Y no tienen su origen en una persona real, ya que siguen vinculadas a una persona física, pero moral.

4.      Valores religiosos

Los valores religiosos se refieren a sistemas de creencias basadas en determinadas convicciones. Por lo tanto, los valores religiosos también están vinculados a este componente social, por el que algunos creyentes influyen en las elecciones y decisiones de otras personas. Y a menudo castigan a quienes tienen creencias diferentes.

5.      Valores familiares

Este tipo de valores está relacionado con la experiencia de pertenecer a una familia. El fuerte vínculo emocional dentro de la familia conduce a un sistema de valores que crea un orden de relaciones con otros miembros de la familia.

Por ejemplo, en una familia el respeto por los ancianos puede ser elevado. Mientras que en otra el valor de proteger a los débiles puede ser alto, lo que lleva a un trato más paternalista de los ancianos.

6.      Valores sociales

Los valores sociales no se limitan a determinados círculos sociales, como los familiares, sino que pueden incluir a toda la población. El respeto al tiempo de ocio de los demás, es decir, no hacer ruido por la noche, es un valor social, al igual que el respeto al derecho a la intimidad.

7.      Valores políticos

Los valores políticos se refieren al modelo político ideal para el individuo, que se relaciona con la gestión de los recursos públicos. Por ejemplo, la independencia personal es uno de los valores más promovidos por las corrientes políticas liberales, mientras que las corrientes de izquierda suelen defender el acceso universal a los bienes básicos.

8.      Valores estéticos

Este grupo de valores se ocupa de la forma en que se realizan los sentidos y cómo dan lugar a una determinada apreciación estética. Por lo tanto, son especialmente importantes en el arte, pero no sólo en el arte, sino también en la artesanía y el diseño en general, ya sea artístico o no.

La preferencia por la sencillez, la armonía o la excentricidad es un valor estético.

9.      Valores éticos

Estos valores, que se relacionan con la moral. Son valores estéticos, principios que nos ayudan a distinguir subjetivamente con claridad entre lo correcto y lo incorrecto, y son en cierto modo a priori.

En otras palabras, tienen poco que ver con el entorno específico o la utilidad de un plan sobre otro, y tienen un valor propio. El respeto y la felicidad son valores éticos.

10.  Valores materiales

Los valores materiales indican qué cosas de la vida cuestan más que otras. Por ejemplo, hay personas que pueden arreglárselas con una pequeña cantidad de dinero por decisión propia.

Mientras que otras, incluso las de clase media, se sienten muy frustradas por no poder permitirse muchos lujos.

Ejemplos de valores sociales

11.  Igualdad

La igualdad no significa que se trate a todos por igual, sino que todos puedan obtener el mismo resultado.

Por ejemplo, para una persona ciega, la «igualdad de trato» significa que una habitación debe estar adaptada para que pueda funcionar de la misma manera que los demás.

Un lector de pantalla en un ordenador o un sistema de lectura en un museo o cine es una ayuda para conciliar las necesidades de los videntes y los ciegos.

La igualdad pretende garantizar que todas las personas obtengan el mismo resultado, independientemente de sus características individuales.

12.  Justicia

La justicia es una norma amplia basada en la ética, la moral, la racionalidad, la fe y el derecho.

La justicia tiene que ver con el valor de la igualdad, en el sentido de que los individuos deben ser tratados por igual. Pero se diferencia de la igualdad en que no exige que los individuos obtengan el mismo resultado, sino que requiere que cada persona obtenga lo que merece.

Por ejemplo, supongamos que cada persona tiene derecho a ser remunerada por los servicios prestados. Lógicamente, si el trabajo se paga por horas, los que trabajan más tiempo recibirán más dinero.

13.  La felicidad

Según el diccionario online Merriam-Webster, la felicidad es un estado de bienestar, una experiencia agradable o exitosa.

Mahatma Gandhi dijo: La felicidad es un estado de armonía en lo que piensas, dices y haces. George Sheeran subraya que la felicidad no consiste en el placer, sino en el esfuerzo y la perseverancia hacia un objetivo. Por último, Margaret Lee Lambeck afirma que la felicidad no es la estación a la que se llega, sino el camino que se toma.

De todas estas definiciones se desprende que la felicidad depende de las decisiones que uno toma, de cómo se enfrenta a las situaciones que se le presentan.

14.  Honestidad

Honestidad significa que eres honesto, digno de confianza y honrado. La palabra «honestidad» deriva de la palabra «honor», que se refiere a la condición honorable que adquiere una persona cuando no miente, engaña, roba o se comporta de forma deshonrosa.

Ser honesto o veraz, incluso si uno comete un error, a pesar de que decir la verdad sobre el error dará lugar a un castigo u otras consecuencias negativas.

15.  Esperanza

La esperanza es la creencia de que es posible conseguir lo que se desea. Esto es el combustible que mantiene a todos los seres vivos en movimiento, incluso en circunstancias adversas.

Por ejemplo, la Voyager 1 de la NASA es la nave espacial más alejada de la Tierra. Voyager 1 transporta datos sobre la Tierra, incluyendo fotos, datos de los científicos de la NASA, grabaciones de saludos de las autoridades estadounidenses y una banda sonora de melodías y sonidos de la Tierra, incluyendo Mozart y el sonido de las olas.

Todo ello con la esperanza de que la sonda pueda algún día entrar en contacto con rastros de vida extraterrestre, subrayando la esperanza de la humanidad de descubrir vida en otros planetas.

16.  Gratitud

La gratitud es un rasgo de la personalidad, como una emoción. Como emoción, la gratitud es un sentimiento de bienestar provocado por el agradecimiento.

Por ejemplo, los cristianos, los judíos y los musulmanes valoran el sentimiento de gratitud hacia los demás, especialmente hacia Dios.

Ejemplos de gratitud son dar las gracias al bajar del autobús o agradecer al camarero que te atendió durante la cena. Estas actividades, por pequeñas que sean, pueden mejorar el día de una persona y crear una actitud positiva.

17.  Responsabilidad

Responsabilidad significa hacer y cumplir un compromiso o asumir la responsabilidad de los propios actos.

El comportamiento responsable es un aspecto esencial de nuestras vidas porque aporta resultados positivos. La responsabilidad también ayuda a que los demás confíen en nosotros y nos permite actuar con independencia.

Ejemplos de responsabilidad son el desempeño de las tareas que nos encomiendan nuestros padres, profesores y supervisores. Así como la responsabilidad de los padres en la educación, protección y seguridad de nuestros hijos.

18.  Sacrificio

A veces tenemos que anteponer las necesidades de los demás a las nuestras, que es la esencia del sacrificio. En este sentido, el sacrificio es un acto inspirado por el amor y la preocupación por los intereses de los demás, incluso a costa de los propios.

19.  Amistad

La amistad es una interacción afectiva entre dos o más personas caracterizada por el altruismo y el desinterés.

La amistad es una combinación de amor, lealtad, respeto y confianza. El filósofo griego Aristóteles destacó que la amistad es un espíritu único que reside en dos cuerpos.

20.  Amor

El amor es una recompensa, un estado y un sentimiento. Es el amor que una persona siente por otra, y quien lo siente desea la paz y la felicidad para quien se lo ha ganado.

En el caso del amor, la madre muestra amor a su hijo, y en el caso del amor propio, se honra a sí misma.

21.  Cortesía

La cortesía interactúa con las reglas de los modales y el comportamiento social. Los valores sociales son un conjunto de normas adecuadas a las relaciones entre los miembros de una sociedad. Implican respeto, consideración, amabilidad y gratitud.

Por ejemplo, saludar, decir «hola«, «buenos días» o «buenas noches» cuando se llega o se sale de casa, o agradecer un favor a alguien.

22.  Respeto

El respeto es un esfuerzo o una forma de pensar sobre la importancia que damos a alguien o a algo. Respetar a los demás significa mostrar buenos modales, amabilidad y cortesía.

Valorar la propia vida y la de los demás es una forma de respeto. También deben prevalecer las relaciones respetuosas entre padres e hijos y amigos.

23.  Paciencia

La paciencia es la capacidad de aguantar en cualquier situación. Esta palabra significa calma y un buen estado de ánimo ante los imprevistos y las acciones cotidianas.

La paciencia nos permite estar de buen humor, tomar las decisiones correctas y actuar con más sabiduría.

24.  Tolerancia

La tolerancia es la aceptación de comportamientos, hábitos, creencias y costumbres diferentes a los propios.

En otras palabras, la tolerancia va de la mano de la oposición. Si queremos hablar de tolerancia, debemos subrayar que esta oposición debe estar lógicamente justificada.

La tolerancia es el precio de la inclusión, al igual que el respeto, la paciencia y la educación.

25.  Dedicación

La dedicación es el compromiso con un objetivo. Significa que debemos esforzarnos por dar lo mejor de nosotros mismos.

La dedicación da un valor especial a nuestro trabajo. No importa que el resultado no esté a la altura de nuestras expectativas, siempre que se consiga con verdadera dedicación.

26.  Optimismo

El optimismo es un rasgo de la personalidad o una emoción que nos permite ver los acontecimientos de forma positiva e influye y moldea nuestras creencias y comportamientos.

27.  Cooperación

La colaboración consiste en trabajar juntos y en equipo. No importa lo difícil que sea hacer algo, con ayuda se puede hacer rápidamente.

Los ejemplos de cooperación se dan todos los días. Por ejemplo cuando ayudas en las tareas domésticas o pides a un compañero que te explique algo que no entiendes.

28.  Compromiso

Un compromiso es un acto de dedicación con otra persona o una asociación con otra persona.

Es un proceso de acuerdo mutuo entre dos o más partes en el que una o ambas partes se comprometen. En este sentido, el compromiso implica dedicación, responsabilidad y esfuerzo.

El compromiso es la dedicación a un objetivo. El mejor ejemplo de compromiso es el matrimonio.

29.  Perdón

Al pedir perdón, no te perdonas a ti mismo por los males cometidos a los demás, sino que te liberas de la ira y el sufrimiento que pueden haber causado esos males.

El perdón es como un ancla que nos permite mirar hacia adelante en la vida que se encuentra en el mañana.

30.  Integridad

La integridad consiste en ser honesto, moral y ético. En otras palabras, la integridad es la realización de todos los valores anteriores.

Esta cualidad se manifiesta cuando los hechos coinciden con las palabras y éstas se guían por valores éticos.

Un ejemplo de integridad es el seguimiento de los 10 mandamientos si uno es cristiano. Una persona se implica activamente en la defensa de los derechos de las minorías, lo que también es una expresión de holismo.

31.  Generosidad

La generosidad es el acto de compartir o donar un poco de tu tiempo o riqueza a los necesitados.

32.  Humildad

Esto significa ser consciente de tus virtudes y logros, pero no hacer alarde de ellos ni abusar de tu poder para obtener una ventaja sobre los demás.

33.  Solidaridad

Es la cualidad de ayudar a los demás a conseguir sus objetivos sin esperar nada a cambio. Suele practicarse en momentos de necesidad o críticos.

34.  Empatía

La capacidad de empatizar con los pensamientos, los sentimientos y las emociones de los demás es un importante valor social y humano. Es esencial para dejar de lado ciertos antivalores como el egoísmo y la falta de respeto.

35.  Positividad

La positividad puede definirse como la voluntad de hacer las cosas de forma diferente, sin miedo a los obstáculos ni a la negatividad.

Ejemplos de valores personales

Hay cientos de valores personales, cada uno de ellos definido por lo que cada persona considera y siente como más importante para ella. He aquí algunos de los valores personales más relevantes:

36.  Fe

Este es el precio que pagamos por defender nuestros ideales. Es una fuente de energía y disciplina que nos da confianza, estabilidad y refuerza el sentido de la vida.

37.  Disciplina

Mantiene el orden y la ambición por la superación, y permite que se florezcan las virtudes y los talentos.

38.  Cortesía

Nos permite mostrar respeto, amor y cuidado por los demás.

39.  Gratitud

Expresa la gratitud y el amor a quienes nos han ayudado desinteresadamente a resolver o superar una situación.

40.  Lealtad

Nos permite cumplir las promesas y no decepcionar a terceros.

41.  Perseverancia

La capacidad de superarse a sí mismo y a sus limitaciones en situaciones difíciles y de perseverar en la consecución de sus objetivos.

42.  Autodeterminación

Un logro personal que permite a un individuo controlar su vida según criterios derivados de la experiencia y la necesidad de libertad.

43.  Autocontrol

Permite la autorregulación en situaciones que pueden alterar el equilibrio emocional. Nos protege de las consecuencias de las acciones imprudentes.

44.  Empatía

La empatía nos permite empatizar con los demás, comprenderlos y entender su situación para poder apoyarlos y motivarlos.

45.  Pasión

Es el beneficio que uno siente cuando se entrega a algo que te satisface y te llena y tratas de hacerlo de forma satisfactoria y agradable.

46.  Tolerancia

El respeto y el no cuestionamiento de las creencias, prácticas e ideas de otras personas que son diametralmente opuestas a las propias. Es una condición esencial para la convivencia.

47.  Paciencia

Es la capacidad de mantener la calma en situaciones difíciles. Nos hace fuertes y nos permite comprender la esencia de los acontecimientos.

48.  Compasión

Refuerza nuestro sentido de la solidaridad y nos permite ayudar a los demás, para aliviar o reducir su sufrimiento.

49.  Sentido de la solidaridad

Refuerza la capacidad de muchas personas para trabajar juntas, cooperar y comprometerse con un objetivo, sea éste común o no.

50.  Libertad

Da a la gente la oportunidad de hacer lo que quiera y de expresar sus ideas.

51.  Prudencia

Refuerza las funciones de asertividad, moderación, honestidad y reflexión para seguir comportándose con prudencia, respetar a los demás y pensar con sabiduría.

52.  Justicia

Anima a los individuos a actuar y tomar decisiones basadas en la realidad y a dar a cada persona lo que se merece de manera justa y equitativa y protegiendo su dignidad.

53.  Integridad

Hace que una persona sea confiable para los demás.

Ejemplos de valores de profesionales

Hemos visto cuáles son los valores personales, ahora veremos cuáles son los valores profesionales. A continuación, daremos la siguiente lista:

54.  Compromiso

Los profesionales se ofrecen como voluntarios para su trabajo y se esfuerzan tanto por desarrollarse como profesionales que ya ni siquiera consideran su trabajo como un deber. El compromiso les permite asumir la responsabilidad y hacerlo con las menores molestias y los mejores resultados posibles.

55.  La responsabilidad personal

Cada uno debe tener clara su responsabilidad personal. El trabajo en equipo empieza por ti. Debes conocer tus tareas y ser lo suficientemente responsable para realizarlas de forma competente.

56.  Integridad

Este es uno de los valores más importantes que debemos mantener en nuestra vida diaria y, por tanto, en nuestras actividades profesionales. Especialmente cuando trabajamos en equipo. Porque tenemos que convivir con los demás y trabajar duro para conseguir nuestros objetivos.

Por ejemplo, la integridad profesional, la humildad, la disciplina (la base del trabajo en equipo), el control de las emociones, el respeto. Así como la puntualidad, que puede parecer trivial, pero cuando trabajamos con otras personas, debemos comportarnos de manera que las respetemos a ellas y a su tiempo.

57.  Esfuerzo

No hace falta decir que el éxito profesional sólo se puede conseguir trabajando mucho y duro. El compromiso va de la mano del esfuerzo. Los profesionales están comprometidos con su rendimiento y reconocen que esto requiere trabajo, tiempo y otras inversiones.

58.  Respeto

El respeto es otro requisito esencial para la práctica profesional y es uno de los valores universales. Reconocer nuestras propias capacidades y las de otros profesionales puede crear un entorno mutuamente agradable y cómodo.

59.  Lealtad

La lealtad se caracteriza por la dedicación, la integridad, la representatividad y el compromiso, incluso en circunstancias adversas. Y, por tanto, la adhesión a los principios, objetivos y perspectivas de la organización y de la profesión. También se incluyen en la lista de valores familiares.

60.  Adaptabilidad

Otro valor humano muy importante para el desarrollo profesional es la adaptabilidad. Esto significa la capacidad de adaptarse a situaciones de trabajo y profesionales cambiantes sin comprometer el compromiso, la productividad y la eficiencia.

Permite a los profesionales reconocer y aprovechar las nuevas situaciones que modifican sus conocimientos previos y descubrir nuevas ideas de mejora.

61.  Honestidad

La honestidad es un carácter que no se deja influir por varias cosas, no niega lo que ha dicho o hecho y no huye de las ideas contrarias. Es uno de los valores éticos y morales más importantes para una persona.

En términos profesionales, la integridad significa actuar de acuerdo con las palabras y las capacidades de uno, no presumir de las propias capacidades y no tratar de destacar negando las capacidades de los demás.

62.  Individualismo

Aunque el individualismo suele considerarse lo contrario del trabajo en equipo, puede ser muy beneficioso para el desarrollo de una organización.

Esto se debe a que los individuos pueden tomar la iniciativa de desarrollarse de una manera determinada sin pedir instrucciones u orientación, que pueden ser anticuadas, más bien estructuradas y basadas en el pensamiento de otra persona.

63.  Secreto Profesional

Toda la información a la que los profesionales tienen acceso en relación con sus actividades profesionales debe ser custodiada y protegida con el máximo cuidado. Un ejemplo muy claro de estos valores es la información que tienen los psicólogos y los médicos sobre sus pacientes.

64.  Inclusión

En nuestras actividades profesionales, tenemos que ser capaces de trabajar con personas de diferentes orígenes ideológicos, étnicos, de edad, sociales y profesionales.

Estas actitudes profesionales garantizan que nuestra práctica profesional no se base en prejuicios ajenos o discriminatorios.

65.  Responsabilidad Social

Todos los profesionales deben abstenerse de realizar cualquier trabajo o profesión que tenga un impacto negativo en las personas, los grupos, las organizaciones o la sociedad en su conjunto.

66.  Generosidad / Tolerancia

Sin estos valores, la relación profesional sería imposible. Los desacuerdos, los diferentes puntos de vista y los aspectos del trabajo pueden ser a menudo estresantes. Pero debemos aprender a tratarlos con calma y llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso.

67.  Organización

Otro importante motor de los valores profesionales es la organización. Si el trabajo y las responsabilidades no se organizan, el tiempo y los resultados suelen ser desastrosos. Establecer calendarios, prioridades y procedimientos hace que la gestión sea más fácil, fluida y eficaz.

68.  Motivación

En palabras de Nietzsche (1885), quien tiene una razón para vivir casi siempre encuentra la manera de hacerlo. El trabajo que da sentido a nuestra vida suele hacerse con pasión.

Cuando surgen los problemas, buscamos formas de resolverlos, a menudo de maneras que nunca antes habíamos probado. Estos valores profesionales son uno de los factores más importantes de la eficacia de una profesión.

69.  Confianza

Otro valor profesional clave es la confianza en uno mismo y en los demás.

70.  Humildad

La humildad es una condición básica para la justicia personal, social y profesional. Debemos tener claro hasta qué punto son válidos nuestros conocimientos y cuándo debemos apoyarnos en otros expertos.

71.  Delegar

Algunos trabajos nos resultan difíciles de hacer, entender o realizar. La capacidad de reconocer nuestras propias deficiencias y la capacidad de los demás para realizar tareas más complejas es claramente una parte muy importante del trabajo.

Los tres valores profesionales (confianza, humildad y delegación) funcionan en armonía entre sí, y si uno falla, también lo hacen los demás. Debe considerarse una interacción inversamente proporcional.

72.  Generosidad

Compartir conocimientos y recursos con los demás es uno de los valores más importantes de un profesional. Aporta muchos beneficios al equipo y conduce a una actitud positiva hacia la colaboración.

73.  Solidaridad

La oportunidad de mejorar la vida de los compañeros y del público que necesita sus servicios profesionales, sin ánimo de lucro ni competencia. Cuando contribuyes a la vida de otra persona con tu comprensión, tiempo e interés, no sólo tienes un propósito, sino también una satisfacción personal.

Sé generoso, colabora, ayuda a otros proyectos y comparte experiencias.

74.  Habilidades de comunicación

¿Cómo se puede trabajar en equipo si no se sabe tener una buena y sana comunicación con los demás? Realmente no puedes.

Tenemos que ser capaces de comunicarnos de forma honesta, constructiva y respetuosa con los demás miembros del equipo.

75.  Proactividad

Tenemos que tener éxito, tenemos que ofrecer ideas y hacer todo lo que podamos para ayudar al equipo. Si reaccionas de forma pasiva, como si vinieran a pedirte instrucciones, esto afectará a todos. Por eso hay que darlo todo.

Ejemplos de valores familiares

Los valores familiares más importantes son:

76.  Gratitud

El reconocimiento de las buenas acciones, las muestras de afecto, las promesas, los éxitos en el trabajo, etc., es muy importante para la armonía familiar. Aprender y fomentar la gratitud en la familia es muy importante para todos sus miembros.

77.  Generosidad

El objetivo es ser generoso con los amigos y parientes, dar y recibir, y hacer de la familia un grupo. El coste de la generosidad es una de las cosas más importantes que los padres deben enseñar a sus hijos.

De hecho, cuando los niños son pequeños, les resulta muy difícil entender que no todo les pertenece y que la verdadera amistad sólo se consigue compartiendo y empatizando con las personas que les rodean, y con el desarrollo personal.

78.  Empatía

Respetar las diferencias familiares también significa ser capaz de empatizar con la situación de otra persona. No siempre es una tarea fácil. A menudo es necesario olvidar los patrones y prejuicios del pasado y curar las heridas de la convivencia.

La empatía y el amor refuerzan los lazos familiares. De este modo podemos ayudar a nuestras familias en situaciones difíciles, superar las crisis y seguir creciendo juntos.

La empatía nos permite reconocer lo que les duele, apreciar sus esfuerzos y admirar hasta sus más mínimos logros. La empatía surge del amor, del tiempo que se pasa con los demás y de la comprensión generosa.

79.  Compromiso personal

Este valor se acumula a lo largo de varios años. Por lo que es importante introducirlos gradualmente en casa para que los niños sepan lo que cuesta comprometerse con alguien o con algo.

80.  Responsabilidad

La responsabilidad es una recompensa muy importante, no sólo para nuestras familias sino también para nosotros mismos si la aprendemos bien. Ser responsable es comprender que hay un mundo a nuestro alrededor y que no sólo debemos pedirlo, sino también servirlo.

81.  Compasión

Este es uno de los valores más importantes de la convivencia, porque los niños tienen que aprender a ponerse en el lugar del otro y a entender sus sentimientos y emociones.

82.  Humildad

Es importante transmitir este valor a los miembros de la familia, y es un gran activo para todos. Si los niños comprenden desde pequeños que todos tienen los mismos derechos y que nadie es mejor que otro, podrán crear un entorno familiar armonioso y equilibrado.

83.  Tolerancia

Enseñar a los niños que nadie es perfecto, que todos son diferentes y que deben olvidar su orgullo puede ser muy útil. Si los niños se comportan con tolerancia y empatía cuando están bajo presión, podrán emular este comportamiento y adoptarlo en todos los ámbitos de la vida.

84.  Confianza

Desarrollar la confianza en los niños pequeños no es una tarea fácil. Es un premio que puede desaparecer fácilmente si se traiciona, se olvida, se duda o se rechaza.

Puede no significar nada para un adulto, pero para un niño pequeño es un mundo de problemas. La confianza es frágil y debe construirse cuidadosamente a lo largo de la vida.

85.  Amor

La expresión de afecto entre los miembros de la familia es una de las formas de comunicación más importantes en cualquier familia. Este sentimiento se siente y se alimenta. Por ello, los padres deben acostumbrar a sus hijos a una comunicación cercana, afectuosa y abierta en casa.

El amor no es algo material, sino un sentimiento que se construye poco a poco, día a día. También es muy importante enseñar a los niños a amar y confiar.

86.  Respeto

El respeto se basa en la noción subjetiva de que las personas tienen límites y no deben cruzarlos. Todo el mundo tiene derecho a ser quien es siempre que sus acciones no perjudiquen o afecten a otra persona.

87.  Honestidad

A menudo hemos mentido o engañado al menos una vez en nuestra infancia. A veces por diversión o por juego, a veces por miedo a ser reprendidos por los adultos. Pero, mentir o engañar no siempre está bien y hay que explicarlo desde pequeños.

88.  Propósito

El propósito debe ser aprendido y valorado desde una edad temprana. Dar un sentido a la vida, descubrir su pasión en cada etapa de su desarrollo, motivarles para que se esfuercen más.

Ayudarles a entender que tienen que luchar por lo que quieren, aunque se equivoquen en el camino: todas estas experiencias son el propósito de la vida.

89.  Pertenencia

La pertenencia significa que todos los miembros de la familia se sienten y se reconocen como tales. Pertenecer también significa unidad y respeto.

90.  Perdón

La disculpa es una recompensa esencial. Cada persona es única y experimenta sus sentimientos de forma diferente. Algunas personas son rápidas para perdonar, otras no.

Es un precio que hay que pagar, aunque sea difícil. Por ejemplo, pedir disculpas a tu hermano por haber dañado accidentalmente algo de su entorno.

91.  Paciencia

La paciencia es la disposición a reaccionar impulsivamente en momentos de gran sufrimiento o tensión cuando es difícil mostrar comprensión. La calma y la paciencia nos ayudan a ordenar nuestros pensamientos antes de actuar o dialogar.

Por ejemplo, ante una situación desagradable, es aconsejable examinar lo ocurrido y buscar la mejor solución antes de reaccionar impulsivamente.

92.  Tradiciones

Se distinguen por las tradiciones familiares. Cada familia es especial y tiene su propio código. Compartir las tradiciones forma parte de esto, y compartir momentos únicos como los cumpleaños y la Navidad puede ser la mejor manera de conservar los mejores recuerdos familiares.

93.  Comunicación

La comunicación forma parte del respeto, estableciendo las cosas de manera oportuna y educada. Evite los malentendidos y busque las mejores soluciones posibles a los problemas. La comunicación debe ser coherente, clara y respetuosa.

94.  Autonomía

Reconocer las diferencias familiares, respetar las ideas y los deseos de los miembros de la familia y apoyar el desarrollo intelectual e independiente de todos sus miembros.

Los padres deben ayudar a los niños a crecer, a fortalecer su huida y a desarrollar su autoestima.

Los niños deben apreciar y apoyar los esfuerzos de sus padres. Crecen y toman sus propias decisiones basándose en la autoridad que les dan sus padres. De este modo, pueden trabajar en grupo para lograr un confort común.

95.  Obediencia

Al contrario de lo que algunos piensan, la obediencia no significa mandar a los pequeños cuando los grandes lo piden. Se trata más bien de respetar la autoridad en la familia y de asegurarse de que los niños entienden la razón de cada orden o norma.

En este sentido, la lógica es un mediador entre los adultos y los niños. Por ello, es necesario motivar cada norma. Por ejemplo, hay que explicar lo importante que es estar limpio para que el niño se duche regularmente.

Con la enseñanza viene la disciplina. Si queremos que los niños desarrollen buenos hábitos, tenemos que dar ejemplo y exigirlo. La mejor manera de conseguir que un niño haga automáticamente lo correcto es establecer unas pautas y un horario. Vigilar, premiar y castigar.

De esta manera hemos dividido los ejemplos de valores en las categorías más importantes, dando una breve explicación en cada sentido. Esperamos que ahora tengas una mejor visión sobre lo que son los valores y puedas diferenciar cada uno de sus diferentes aspectos, tanto profesionales, empresariales, personales y familiares.