20 Ejemplos de tolerancia

La tolerancia se puede definir como una actitud justa y objetiva hacia aquellos cuyo estilo de vida es diferente al tuyo. El nivel de tolerancia en tu vida puede atribuirse a niveles de felicidad y satisfacción, como han señalado muchos investigadores.Aunque la mayoría de las personas se centra en la tolerancia personal, existen otros tipos de tolerancia que ocurren a nivel comunitario, estatal y nacional. Por ejemplo, podemos tener tolerancia con las personas dentro de nuestra comunidad, estado o país cuyas ideologías difieren ampliamente de las nuestras.

Ejemplos de tolerancia

A continuación te mostramos algunos de los ejemplos de tolerancia más comunes que podemos encontrar en nuestra vida diaria:

  1. Aceptar las inclinaciones políticas de una persona que convive en la misma casa, estado o país.
  2. Aceptar una condena injusta mientras se lleva a cabo el juicio para revelar la verdad.
  3. Hacer acto de presencia en un partido y jugar limpio tomando en cuenta las reglas del juego para aclarar los inconvenientes, aunque los demás no las sigan.
  4. Soportar las provocaciones de los compañeros de clases y no ceder a sus propuestas.
  5. Realizar trabajos prácticos en la universidad con personas que no te caen muy bien.
  6. No sancionar a alguien por la violación menor de una norma, tomando en cuenta que la misma no ha afectado a nadie.
  7. Tener paciencia cuando alguien está retirando dinero en el cajero y lo hace con lentitud.
  8. Soportar los ruidos molestos cuando se está en la hora de dormir.
  9. Soportar la mala calificación de un profesor.
  10. Educar a un niño que tiene un proceso de aprendizaje muy lento.
  11. Aguantar el dolor de un trabajo de parto.
  12. Tolerar el dolor que ocasiona realizarse un tatuaje.
  13. Soportar a un niño que tiene mala conducta en un sitio de enseñanza o en casa.
  14. Realizar un proyecto con personas que piensan diferente y crear un equilibrio entre las opiniones.
  15. Respetar las tradiciones y las formas de pensamiento de los ciudadanos de un país.
  16. Escuchar insultos sin reaccionar violentamente.
  17. Incluir personas con discapacidad en un grupo de trabajo.
  18. Respetar a los homosexuales, aunque no compartamos su conducta.
  19. Entender las razones que los demás tuvieron para hacer algo que nos molestó.
  20. Uno de los más notables ejemplos de tolerancia es el perdón, ya que a través de este podemos olvidar las equivocaciones y aceptar las diferencias de los demás.

Tolerancia y cerebro humano

Los investigadores parecen tener dificultades cuando examinan cuestiones paradójicas como “¿son las personas tolerantes más felices o las personas felices son más tolerantes?” Para entender estas preguntas desde una perspectiva psicológica, pongamos la tolerancia en una perspectiva más fácil y aprendamos cómo interactúa con el tema del comportamiento humano.

El cerebro humano adulto promedio pesa aproximadamente tres libras y mide aproximadamente 15 centímetros de largo. El mismo se considera la fuente de energía del cuerpo humano, ya que le dice a todas las demás partes del cuerpo qué hacer y cuándo hacerlo. En promedio, un cerebro humano tiene la capacidad de producir miles de millones de procesos de pensamiento por segundo, de los cuales solo se dan a conocer alrededor de 2.000.

Esto significa que los humanos tienen la capacidad de actuar y comportarse de manera diferente en todos los ámbitos de su vida, provocando sentimientos molestos e incómodos en los demás. Entonces, ¿por qué hablar de la actividad cerebral? Hablar sobre la actividad cerebral nos permite tener una perspectiva de lo importante que es la tolerancia en nuestras vidas y lo común que puede ser que otras personas se enfoquen de manera diferente en elecciones sensibles de estilo de vida.

Como has podido notar, podemos encontrar infinidades de ejemplos de tolerancia en la vida diaria, “y de intolerancia también”. Estas dos son solamente comportamientos que pueden variar en cualquier momento, porque dependen de la información positiva o negativa que tengamos en nuestro cerebro, así que ¡a limpiar todos esos malos pensamientos y a cambiar nuestra actitud para ser mejores personas!