Ejemplo de Hipocondría

Un ejemplo de hipocondría o hipocondriasis se presenta cuando una herida, lunar, latido o sensación física no muy clara te genera miedo y preocupación. Aun si el médico te dice que no tienes nada grave en tu condición física.

La hipocondría es una enfermedad psicológica en la que crees (de manera infundada) que sucede algo grave con la salud de tu cuerpo.Te someterás constantemente a un autoanálisis. A tal punto, en que llegarás a obsesionarte con las funciones básicas de tu cuerpo y pensarás en ellas como una fuente probable de enfermedad.

Como sentirás mucha ansiedad por tu salud, consultarás a varios médicos. Y, a pesar de que te digan que no tienes nada grave, tu no les creerás. Esto hará que te sientas con mucha frustración y depresión.

Tu propia interpretación catastrófica acerca de los más ínfimos signos corporales es el mecanismo que inicia la hipocondriasis.

Ejemplo de hipocondría

El constante terror y certeza de llegar a tener una enfermedad peligrosa a pesar que un diagnostico médico diga que esta todo bien. Es lo que se conoce como hipocondría.

Cabe destacar que, a diferencia de otros trastornos psiquiátricos, en este caso no te inventas los síntomas, sino que realmente los sientes, magnificas y no puedes controlarlos.

Principales síntomas de la hipocondriasis

  • Constante preocupación por tu salud física.
  • Cualquier cambio en el cuerpo por más pequeño que sea te altera.
  • Las ideas de tener o contraer alguna enfermedad peligrosa, te asustan.
  • Vives con una gran ansiedad.
  • Siempre estas pendientes de tu cuerpo y los posibles síntomas que este pueda tener.
  • La más leve señal o signo puede ser un motivo de obsesión, como, por ejemplo, que tengas un poco de:
    • Tos
    • Palpitaciones
    • Leves cefaleas.
    • Dolores musculares.
    • Dolores articulares.
    • Lesiones cutáneas.
    • Cansancio
  • Eres capaz de contar detalladamente los síntomas que estas teniendo, a pesar de no tener nada.
  • Visitas constantemente a los médicos para saber tu condición en general.
  • Cualquier enfermedad nueva que se descubra o que escuches, podrá ser suficiente para que tu imaginación se ponga en marcha. Haciendo que realmente llegues a sentir todos los males de ese padecimiento.

Principales causas

Aún no se conoce cual es exactamente la causa de este trastorno. No obstante, te presentamos algunas razones de porque podría suceder:

  • En algún momento, viste a un ser querido con una enfermedad severa o padeciste una.
  • Tuviste padres demasiado sobreprotectores que se preocupaban constantemente por pequeños problemas de salud.
  • Tienes un tipo de condición médica (ansiedad o depresión).
  • Te estresaste por un evento en tu vida, como la muerte de un ser querido.

¿Cómo se diagnostica a alguien con hipocondría?

Se tiene que diferenciar entre alguien cauteloso y un hipocondríaco. Por eso es importante que un experto en el área (psiquiatra) evalué la situación y corrobore si el individuo tiene o no este trastorno mental.

Un mejor ejemplo de cómo funcionan estos diagnósticos es el siguiente:

  • No hipocondríaco: Si un familiar cercano a ti murió recientemente de cáncer, entonces es probable que temas morir de la misma manera. Claro que esto solo es temporal y dejarás de pensar en eso después de dos o tres meses.
  • Hipocondríaco: Si te convences a ti mismo de que tienes cáncer a pesar de no tener ningún antecedente familiar. Te sometes a varias pruebas y todas salen negativas, aun así, sigues preocupado por más de seis meses es probable que tengas hipocondriasis.

¿Existe algún tratamiento?

El tratamiento de esta afección requiere de un enfoque multidisciplinar. Porque vives con la creencia de que careces de buena salud.

Tu psiquiatra te recetará algunos fármacos que te estabilizarán como los ansiolíticos, antidepresivos, serotonina, fluoxetina, entre otros. También recibirás psicoterapia conductual y muchas otras técnicas médicas, que te harán superar el miedo extremo a las enfermedades.

Estos tratamientos suelen ser muy largos, por lo que es esencial de tu cooperación y el constante apoyo de familiares.

Conclusión

Como has podido observar en este ejemplo de hipocondría, toda preocupación que tengas por alguna enfermedad no es más que una interpretación errónea. No es que estés delirando, si no que realmente sientes los síntomas y los describes con total exactitud a quien te pregunta.

Si crees tener este trastorno, es vital que acudas a un especialista que te diagnostique correctamente y pídele apoyo a tus familiares o amigos.