5 Ejemplos de anexo a un trabajo

Conocer y utilizar los diversos ejemplos de anexo a un trabajo hará que este tenga una alta calificación. Recuerda que estos complementos sirven para ampliar la información que aparece en el desarrollo.

No todos saben cómo hacer un anexo debido a que cada tema se ajusta mejor a cierto tipo de método de investigación. Hay muchos tipos de anexo, desde dibujos hasta gráficos, y cada uno de ellos se encargará de mejorar la calidad de tus trabajos.

Los anexos en una investigación suelen ser obligatorios, por lo que es recomendable que busques el que se adapte mejor con el tópico. Así que, para aumentar tus conocimientos, te presentamos 5 ejemplos de anexos en un trabajo escrito.

Ejemplos de anexo a un trabajo

Ejemplos de anexo a un trabajo

Se tiene que mencionar que es posible que todos estos elementos se presenten al mismo tiempo en un trabajo. No obstante, tienes que crear un equilibrio entre los anexos y respetar las normas dadas por el evaluador para obtener la máxima puntuación.

Fotografías

Imagina que tu trabajo se centra en el estudio de campo de animales de granja. Para evidenciar que realizaste la investigación como debe ser, es buena idea que coloques fotos de los animales.

Pero debes especificar las imágenes, puesto que deben estar acorde a lo investigado.

Un ejemplo de lo anterior señalado es que tomes fotografías de los animales en diversas etapas de la investigación de campo. Esto evidenciará el crecimiento paulatino del animal y comprobará que llevaste a cabo el trabajo.

Incluso, puedes tomar fotografías de 2 animales de una misma especie e indicar sus similitudes y diferencias. Esto último no solo complementará la información, también te proporcionará puntos extra.

Glosarios

Este es uno de los ejemplos de anexo a un trabajo más usado en las escuelas primarias. Las palabras clave que aparecen en tu trabajo de investigación deben incluirse en esta sección.

Si tu tema seleccionado trata sobre la fauna silvestre, lo más aconsejable es que las especies de plantas se ordenen alfabéticamente. También es buena idea que incluyas nombres científicos de animales para extenderte.

No olvides que el glosario debe estar dividido por letras, así que no puedes colocar las palabras una debajo de la otra. Es decir, empieza por la letra “A”, colocándola en mayúscula y en grande en el centro de la página, continua de esta manera con cada letra.

Gráficos

Este es otro de los ejemplos de anexos en un trabajo escrito más utilizados. Sin embargo, es necesario aclarar que puede darte dificultades si no sabes cómo insertar gráficos en Word. Puedes hacerlo a través de barras, las cuales son más fáciles de modificar.

Algunos prefieren los gráficos circulares debido a que tienen un impacto visual más grande. Pero si prefieres las columnas o las líneas, Word las tendrá disponibles. Estos tipos de anexo son ideales para los trabajos de administración y contaduría.

Los sondeos son los trabajos donde también se incluyen estos anexos. Así que si estudias periodismo y te toca solicitar información en las calles a los transeúntes, debes transformar los resultados en gráficos.

Infografías

Un recurso similar a las fotografías, pero con mucha más información. De hecho, este anexo se trata de una recopilación de diversas fuentes de investigación que son ilustradas. En las escuelas primarias son usadas para desarrollar la creatividad de los más pequeños.

Si la investigación se centra en “Expansión del Mundo de las Criptomonedas”, la infografía debe orientarse en colocar imágenes de dichas criptodivisas. El color es otro elemento importante, si las haces en blanco y negro es posible que no te sumen muchos puntos.

Es viable abarcar varios temas en una sola infografía, pero debes ser cuidadoso. Por ejemplo, si haces una infografía sobre un sufragio electoral, divide en dos la imagen y coloca elementos de los candidatos de cada lado.

Ejemplos de anexos en un trabajo

Mapas

Los mapas se dividen en varias clases, los más usados son los geográficos. También están disponibles los Mapas Mentales y los Mapas Conceptuales. Puedes descargarlos desde internet, también tomar capturas fotográficas de aplicaciones de búsquedas.

Al realizar trabajos sobre países, es común colocar como anexo los mapas de ciudades capitales. Incluso, es frecuente incluir mapas de las áreas más relevantes del país. De todos los ejemplos de anexo a un trabajo, este es el más usado por su facilidad.

En el caso de los mapas mentales, también debes anexar una que otra imagen, no obstante, deben guardar relación con la ramificación. Si incorporas un mapa conceptual, la información debe ser resumida, pero efectiva.

Como puedes apreciar, los ejemplos de anexo a un trabajo son numerosos pero fáciles de colocar. Puedes insertar todos los elementos que aparecen en esta reseña, sin embargo, tienen que guardar relación con el hilo de información.