Ejemplos De Cómo Se Clasifican Los Instrumentos Musicales

La razón por la que se clasifican los instrumentos musicales, se debe a que cada uno de ellos es único en sí mismo. Sin embargo, algunos pueden compartir características similares. Formando así diferentes familias de instrumentos.

Las familias de instrumentos, se definen uno de otros, por el tipo de técnica que debe dominar el músico para generar su sonido.

Sin embargo, como ya mencionamos. Las características que tienen en común no hacen que todos los instrumentos dentro de una familia sean iguales.

Dentro de una misma familia de instrumentos, nos podemos encontrar variaciones. Como sonidos, tamaños, diferencia de material, o distintas ramas dentro de la misma familia. Como sucede con los instrumentos de viento.

Veamos ahora algunas de ellas.

Ejemplos de cómo se clasifican los instrumentos musicales

Instrumentos de percusión

Los instrumentos de percusión, son aquella familia de herramientas musicales, que producen sonidos al ser golpeados o agitados.

Se consideran el tipo de instrumento más antiguo de la humanidad, por lo que, podemos encontrarnos con un gran número de sus variantes a través de la historia.

Pueden llegar a ser manipulados mediante baquetas, mazos, o las propias manos. En la mayoría de los casos suelen cumplir una función más rítmica que melódica. Se han introducido en las orquestas sinfónicas en el siglo XX.

Algunos de los instrumentos que conforman esta familia son: El tambor, la batería o los bongos.  

Instrumentos de cuerda

Los instrumentos musicales de cuerdas, son todos aquellos instrumentos, cuyo sonido se genera haciendo vibrar una o más cuerdas. Las cuales se encuentran en estado de tensión.

También cuentan con una caja de resonancia, que tiene la función de ampliar el sonido de las cuerdas. En esta familia de instrumentos, nos podemos encontrar con tres técnicas principales para generar sonido.

Los cuales son: la cuerda percutida, cuerda frotada, cuerda pulsada

La mayoría de ellos tienen su origen en territorio europeo, popularizado internacionalmente gracias a las orquestas sinfónicas.

Algunos de los ejemplos dentro de esta familia son los siguientes: El violín, la guitarra o el piano.

Instrumento de cuerda percutida:

Los instrumentos de cuerda percutida, son aquellos que generan sonido al ser golpeados por pequeños martillos. Que, a su vez, están conectados a un sistema de teclas que conforman un teclado.

Nos encontramos ante unos instrumentos híbridos, ya que forman parte tanto de la familia de los instrumentos de cuerda, como de los instrumentos de percusión.

Ejemplo: El piano, el cavicornio, la pianola.

Instrumentos de cuerda frotada:

Los instrumentos de cuerda frotada, son aquellos cuyo sonido se genera al frotar las cuerdas tensadas con un arco. Esto permite que dichos instrumentos produzcan un timbre más matizado y suave.

Por lo que son de uso común en las orquestas sinfónicas. Están considerados instrumentos melódicos, es decir, que solo pueden emitir una nota.

Con la característica de que, al presionar las cuerdas, pueden crearse una diversidad de acordes.

Ejemplo: La viola, el violín, violonchelo.

Instrumento de cuerda pulsada:

Son aquella clase de instrumentos de cuerda, cuyo sonido es generado al pulsar las cuerdas con las yemas de los dedos o las uñas, emitiendo así una gran variedad de notas.

Están presentes en gran parte de las culturas musicales del mundo, como en Asia y Europa. También han conseguido tener influencia a lo largo de América.

Guitarra, bajo, lira, arpa.   

Instrumentos de viento

Los instrumentos de viento, también llamados aerófonos, es el nombre que se le da a una familia de instrumentos musicales.

La principal característica de estos elementos, es que el sonido se genera a través de la vibración del aire que se impulsa en su interior. Todo esto sin la necesidad de cuerdas o golpes rítmicos.

El tipo de sonido solo dependerá de la fuerza del impulso de aire que aplique el músico. En esta familia, el sonido puede ser generado de tres maneras diferentes:

Una de ellas es impulsando aire a través de un agujero, (como la flauta o el flautín), otra forma es haciendo vibrar una lengüeta simple, (en este caso tenemos al saxofón), o una lengüeta doble (como ocurre con el fagot).

Dentro de esta familia podemos encontrar dos variaciones, que son los instrumentos de viento metal y viento madera.

Instrumentos de viento metal:

Los instrumentos de viento metal, son aquellos instrumentos de aire cuyo material principal es el metal. Generalmente de latón, debido a su flexibilidad y ligereza a la hora de ser moldeado.

Se componen por una boquilla y una campana unidas por un tubo, estos pueden estar rectos o doblados sobre sí mismos. También cuentan con un sistema de pistones integrados, los cuales pueden hacer variar el sonido.

Estos instrumentos empezaron a popularizarse a lo largo del mundo gracias al movimiento artístico del barroco. Que se extendió a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Poseen la característica de emitir un sonido más grave que sus parientes de viento madera.

Algunos ejemplos que podemos mostrar son: la trompeta, la corneta, y el trombón.

Instrumentos de viento madera:

Los instrumentos de viento madera, son aquellos instrumentos de aire cuyo material principal es la madera. Están compuestos por un tubo por donde viaja el sonido, con varios agujeros taladrados a lo largo de este.

Cuando el músico envía aire al instrumento y cubre alguno de los agujeros con los dedos, está creando variaciones en el sonido. La intensidad del sonido varía según el tamaño del instrumento. 

Muchos de estos instrumentos tienen su origen en los países orientales, como Arabia, Persia, Pakistán o India. De algún modo empezaron a llegar a Europa (se cree que a través del comercio) durante la edad media.

Ejemplos: La flauta, el flautín, el fagot. 

Instrumentos electrófonos:

Los instrumentos electrófonos o electrónicos, son un grupo de instrumentos que aparecieron a mediados del siglo XX, cuya influencia ha permeado en la música popular del siglo XXI.

Estos son instrumentos que generan su sonido a través de una señal de audio eléctrica, que es transmitida hacia un amplificador de potencia o altavoz.

Son de uso frecuente dentro de la música pop y la danza electrónica.

Ejemplo: Órgano Hamond o el Melotrón.