Ejemplos De Retrospectiva

La retrospectiva es un recurso literario en el que el autor nos señala hechos que ocurrieron antes de que empezara la historia. Ejemplos de retrospectiva podemos encontrar tanto en cine como en teatro.

Una escena de retrospectiva puede ser, que en mitad de la película el héroe recuerde su infancia. O que al final del filme, el protagonista rememore una de las escenas iniciales.

La retrospectiva le sirve al autor para exponer detalles importantes para la trama. Pero que al estar plasmado desde el principio solo ralentizaría la historia.

Plasmar esta información ya iniciado el relato, sin importar que se trate de un evento pasado, hace que esta fluya. Además de que puede servir para agregarle matices a los personajes.

Ejemplos de retrospectiva

Ejemplo 1

“4 De mayo de 1771.

¡Cuánto me alegro de haber marchado! ¿Qué es, amigo mío, el corazón del hombre? ¡Dejarte amándote tanto, siendo tú inseparable, y encontrarme bien! Sé que me perdonas (…) ¡Pobre Leonor! Pero yo no fui culpable ¿Podría pensar que mientras las graciosas travesuras de su hermana me divertían, se encendía en su pecho tan funesta pasión. Sin embargo ¿Soy realmente inocente?”.

En este ejemplo vemos una escena en retrospectiva. En el cual el protagonista nos habla de los sentimientos de una mujer que él no correspondía.

Antes de la retrospectiva el personaje afirma que él no es el culpable de tales sentimientos. Pero luego de recordar a la “pobre Leonor”. Nuestro narrador se plantea que tal vez fue su culpa que esta se enamorara de él.

Werther. J. W. Goethe.

Ejemplo 2

“—. Te voy a decir qué me pasó, niña (…) Yo era más pequeño que tú, tenía seis años, o siete, no sé. Un tallista instaló su taller en la aldea cercana al castillo de mi padre, y para ganarse su favor nos envió regalos. Aquel anciano hacía unos juguetes maravillosos. No recuerdo qué me dio a mí, pero yo quería el regalo de Gregor.

Era un caballero de madera, todo pintado, las articulaciones se movían, lo podías manejar con cordeles como si luchara. Gregor tenía cinco años más que yo, para él aquel juguete no tenía la menor importancia, ya manejaba una espada, medía un metro ochenta y tenía la musculatura de un toro.

Así que le robé su caballero, pero no lo disfruté, te aseguro que no lo disfruté. Estaba muerto de miedo, y hacía bien, porque me descubrió. En la habitación había un brasero. Gregor no dijo ni una palabra, me cogió, me sujetó con un brazo y me aplastó la cara contra los carbones al rojo, y me tuvo así mientras yo gritaba y gritaba y gritaba. Ya has visto lo fuerte que es. Incluso entonces hicieron falta tres hombres para hacer que me soltara. Los septones hablan de los siete infiernos. ¿Qué saben ellos? Sólo alguien que ha sufrido quemaduras como las mías sabe lo que es el infierno”.

Juego de tronos.  George. R.R Martin.

Ejemplo 3

“Así comenzó la Cronología de la Comarca, pues el año del cruce del Brandivino -como los Hobbits rebautizaron al Baranduin- se transformó en el Año Uno de la Comarca y todas las fechas posteriores se calcularon a partir de entonces. Los Hobbits occidentales se enamoraron en seguida de la nueva tierra, se quedaron allí y muy pronto desaparecieron de la historia de los Hombres y de los Elfos. Aunque aún había allí un rey del que eran súbditos formales, en realidad estaban gobernados por jefes propios y nunca intervenían en los hechos del mundo exterior. En la última batalla de Fornost con el Señor Mago de Angmar, enviaron algunos arqueros en ayuda del rey, o por lo menos así lo afirmaron, si bien esto no aparece en ningún relato de los Hombres. En esa guerra el Reino del Norte llegó a su fin y entonces los Hobbits se apropiaron de la tierra y eligieron de entre todos los jefes a un Thain, que asumió la autoridad del rey desaparecido. Desde entonces, por unos mil años, vivieron en una paz ininterrumpida. La tierra era rica y generosa y aunque había estado desierta durante mucho tiempo, en otras épocas había sido bien cultivada y allí el rey tuvo granjas, maizales, viñedos y bosques”.

En este ejemplo, el autor nos narra de forma retrospectiva la historia del pueblo de los Hobbits

El señor de los anillos: La comunidad del anillo. J. R. R. Tolkien.  

Ejemplo 4

En la Odisea de Homero, gran parte de la narración es en forma de retrospectiva. La historia comienza con Odiseo escapando de la isla de Calipso en una balsa.

Hasta el momento, el lector ignora los hechos que llevaron a Odiseo a ser náufrago en esa isla. Hasta que Odiseo llega a Feacia y es hospedado por el rey Alcinoo. Es que el héroe empieza a contar todas sus desventuras.

“En buen orden sentaos delante de mesas colmadas de manjares y pan, y que, mientras, que extraiga el copero de la cratera el vino y lo sirva en las copas a todos. Para mi corazón es muy hermoso tal espectáculo. Pero tu animo quiere saber mis fructuosas desdichas para que llore aún más y prorrumpa en amargos suspiros. ¿Qué primero y después debo contarte?”.

Estas palabras de Odiseo son las que preceden a las de sus pasadas desventuras. Que conforma toda la segunda mitad del poema.

La Odisea. Homero.

Ejemplo 5

En la Eneida de Virgilio, tenemos un caso parecido al de la Odisea. Solo que en este caso tenemos como protagonista a Eneas.

Un guerrero troyano que al ver su patria arder decide reunir a varios sobrevivientes y hacerse a la mar. Con la esperanza de encontrar un nuevo hogar.

Eneas y su flota son acogidos por la reina de Cartago, quien le pide a Eneas que narre sus aventuras.

«Cuéntanos, ¡Oh huésped! tomándolas desde su primer origen, las insidias de los griegos, las varias fortunas de los tuyos y tus propias aventuras, en que llevas ya siete años de andar errante por todas las tierras y todos los mares.» Dice la reina.

A partir de este punto. El poema sigue su narración en forma de retrospectiva. Ya que al lector se le será revelado las aventuras y desdichas de nuestro héroe.

La Eneida. Virgilio.

Referencias

Ejemplo 1: Werther. J.W. Goethe. Clasicos selectos. Pag 11.

Ejemplo 2: Juego de tronos. Geroge. R. R. Martin. Gilgamesh. Pag 268.

Ejemplo 3: El señor de los anillos: La comunidad del anillo. J.R.R. Tolkien. Pag 4.

http://web.seducoahuila.gob.mx/biblioweb/upload/J.R.R.%20Tolkien%20La%20Comunidad%20del%20anillo%20I.pdf

Ejemplo 4: La Odisea. Homero. Edición de el Nacional. Canto IX. Pag 132.

Ejemplo 5: La Eneida. Virgilio. Luarna. Libro primero. Pag 47.

http://www.ataun.eus/BIBLIOTECAGRATUITA/Cl%C3%A1sicos%20en%20Espa%C3%B1ol/Virgilio/La%20Eneida.pdf