20 Características de la adolescencia

La adolescencia, en el sentido más estricto de la palabra, es el periodo de la vida del ser humano que comprende de los 10 hasta los 21 años de edad. Sin embargo, todos los que la han vivido estarán de acuerdo con que es muchísimo más. Es durante estos años que descubrimos nuevas experiencias, conocemos amigos que nos acompañarán por el resto de nuestras vidas e incluso nos enamoramos por primera vez. Por estas y por muchas otras razones, la juventud es una etapa clave en la formación de cualquier persona y, como tal, posee sus características propias, como el deseo de obtener más independencia e intimidad. A continuación, te mostraremos algunos ejemplos para que conozcas un poco mejor en qué consiste este proceso.

20 Características de la adolescencia

Al ser una etapa de la vida que abarca tantos cambios, podemos dividir las características de la adolescencia en dos grupos:

Características físicas

  1. Lo que más destaca en los adolescentes es la velocidad con la que sus cuerpos se desarrollan; esto no tiene que ver únicamente con la acelerada producción de hormonas en sus cuerpos, sino que también podemos ver el crecimiento con nuestros propios ojos. Se estima que durante la adolescencia el promedio de crecimiento es de 22 a 25 cm y que, alrededor de los 15 años, el adolescente alcanza el 99% de su estatura y peso adulto.
  2. De la mano de los cambios hormonales vienen los cambios estructurales, uno de ellos es el engrosamiento de las cuerdas vocales, lo que significa un cambio en la voz tanto en hombres como en mujeres. Este proceso puede tardar varios meses en completarse, por ello, los adolescentes sufrirán alteraciones en su voz.
  3. No es de extrañar que, con todos estos cambios, los adolescentes desarrollen cierto grado de torpeza física como consecuencia de que aún no se acostumbran a las nuevas dimensiones de su cuerpo. Por suerte para ellos, esto no representa ningún peligro, además de hacerlos chocar constantemente con las cosas y personas a su alrededor.
  4. Durante la adolescencia se produce un aumento en el apetito, especialmente en los hombres, quienes, en algunos casos, pueden llegar a consumir 2000 calorías solo en el almuerzo. Esto se debe a la acción de hormonas de crecimiento producidas en mayor cantidad durante este periodo.
  5. Con los primeros años de la adolescencia llega también el despertar sexual, no solo en términos hormonales, sino que también comienza a manifestarse el interés por entablar relaciones con personas del sexo al que el individuo se sienta atraído. Hay quienes sostienen que este impulso sexual aparece en los primeros años de vida; no obstante, es indudable que la adolescencia es el momento en el que la sexualidad cobra más importancia.
  6. En el caso de las mujeres, el inicio del ciclo menstrual representa un antes y un después en su vida. La primera menstruación ocurre entre los 8 y los 13 años y se denomina menarquia; es a partir de este momento que sus cuerpos comienzan a verse muy fuertemente regulados por hormonas como el estrógeno y la progesterona.
  7. Los esteroides sexuales entran en acción y son los encargados de determinar las diferencias que hay en la distribución de la grasa corporal entre sexos, es decir, en este periodo se establecen las diferencias físicas entre hombres y mujeres como el ancho de las caderas los muslos o la aparición de senos.
  8. Otra de las características de la adolescencia es la aparición de acné en zonas como la frente, las mejillas, los hombros y la espalda. Existen diferentes tipos de acné y las causas por las que este aparece son variadas. Así mismo, la duración de esta condición será distinta entre cada individuo. La buena noticia es que, a menos que tengan un problema hormonal más severo, el acné se irá con el paso del tiempo.
  9. El crecimiento de vello corporal en zonas nuevas como los genitales, las axilas, parte del vientre y, en el caso de los hombres, en el rostro (este último ocurre casi siempre en la última fase de la adolescencia). En su etapa inicial este vello será una capa suave y escasa similar a la pelusa, hasta convertirse en el vello presente en los cuerpos adultos.
  10. Como ya hemos visto, durante el periodo que comprende desde los 9 a los 21 nuestras hormonas trabajan sin parar, entre ellas podemos encontrar a las glándulas sudoríparas, que son las encargadas de producir sudor; este, junto con las bacterias de la piel, producen el característico olor corporal que puede llegar a ser tan desagradable.

Cambios psicológicos

  1. Es en esta etapa que el individuo comienza a abrir su mente a una gran cantidad de estímulos de todo tipo debido a la mayor cantidad de interacciones sociales a las que está expuesto. El desarrollo psicológico es una de las características más importantes de la adolescencia, porque es en este momento que su personalidad comienza a definirse.
  2. Los problemas de autoestima son pan de cada día durante este periodo; si bien la baja autoestima puede estar presente en cualquier momento de la vida de un ser humano, es durante la adolescencia que estos rasgos tienden a destacar sobre el resto.
  3. Durante esta etapa es muy común que se presenten cambios de humor súbitos y a veces sin explicación en los individuos. Esto no se debe tanto a la acción de las hormonas sobre sus cuerpos, sino a la gran cantidad de emociones y situaciones nuevas que los adolescentes deben afrontar.
  4. La inconformidad que muchos jóvenes sienten, se traduce como deseos de rebelarse contra todo lo establecido. Es en este periodo que comienzan a surgir los ideales y las formas de pensar que rompen el molde; independiente del matiz de estas ideas, es deber de los adultos alrededor del adolescente proporcionarle un espacio seguro donde pueda desarrollar su pensamiento crítico y orientarlo lo mejor posible. Sin embargo, esto puede ser algo muy complicado cuando ocurre lo siguiente:
  5. Otra característica clave de la adolescencia es la necesidad casi intrínseca de los jóvenes por desafiar la autoridad de sus padres o cuidadores. Esto puede deberse a muchos factores, pero el más común es sentir cierto grado de independencia y mayor libertad.
  6. La búsqueda de identidad es algo que puede acompañarnos por el resto de nuestras vidas si es que no tenemos la suerte de encontrar una respuesta; sin embargo, es durante la adolescencia que todas estas preguntas comienzan a surgir.
  7. Para el adolescente es más fácil descubrir quién es si conoce las normas y valores del grupo al que pertenece, por eso no es de extrañar que la búsqueda de identidad se haga a partir del deseo de pertenecer a un grupo.
  8. sentirse parte de un grupo solo es una de las formas en las que los adolescentes buscan su identidad, también es común que busquen ídolos a los que seguir y que basen su personalidad en ellos. Estos ídolos pueden ser de todo tipo: celebridades, influencers, personajes ficticios, etc.
  9. El hecho de ser influenciable no se debe únicamente a la edad, sino también a la búsqueda de identidad que hemos mencionado con anterioridad. Para muchos adolescentes, dejarse llevar por las ideas de otros puede ser algo muy fácil si ellos mismos aún no saben quiénes son ni qué es lo que quieren conseguir.
  10. Por último, la inestabilidad emocional es un telón de fondo en las vidas de los jóvenes. Ya sea por efecto de las hormonas o de los cambios sociales y psicológicos que viven, las emociones se vuelven tan variables como el clima y pueden ocasionar algunos problemas interpersonales o malentendidos.

Fases de la adolescencia

Adolescencia temprana

Ocurre entre los 9 y los 13 años. Durante esta etapa se comienzan a notar cambios corporales, como el crecimiento acelerado, aparición de vello en las axilas y en la zona genital, el desarrollo de los senos en el caso de las mujeres y el aumento del tamaño de los testículos en los hombres. A pesar de que algunos niños comienzan a cuestionarse aspectos claves de su personalidad, como la identidad de género y orientación sexual, los cambios psicológicos no son un factor determinante en este momento, pues el joven aún no ha empezado a desarrollar el pensamiento abstracto y su cerebro está lejos de funcionar como el de un adulto.

Adolescencia media

Ocurre entre los 14 y los 17 años. Para la mayoría de los hombres empieza el denominado “estirón” mientras que, por su lado, las mujeres ya habrán alcanzado la totalidad de sus cambios físicos y sus ciclos menstruales se habrán regularizado. Es en esta etapa comienza a tomar real importancia el desarrollo psicológico del joven, quien poco a poco empieza a pensar de forma abstracta y se vuelve capaz de percibir las repercusiones de sus actos.

Algunas de las consecuencias de estos cambios psicológicos son el narcisismo y el deseo de llamar la atención; si esto no se controla de forma correcta, puede convertirlo en alguien agresivo. Finalmente, pero no menos importante, debido a los problemas que surgen a partir de la búsqueda de independencia y libertad, es muy probable que los adolescentes tengan más problemas con sus padres o cuidadores.

Adolescencia tardía

Ocurre entre los 18 y 21 años. A partir de este momento el desarrollo físico se detiene; de ahora en adelante, además de seguir expandiendo su mente, el joven no crecerá más que un par de centímetros extra. Este nuevo individuo se convierte en un adulto que posee un sentido más firme y claro de su individualidad, mantiene relaciones más estables con sus compañeros y sus padres y es capaz de dimensionar las consecuencias de sus acciones en su totalidad.

Como hemos podido ver, la adolescencia es un periodo de constantes cambios en el que los niños se convierten en adultos. Todos los que han compartido con un adolescente sabrán que el proceso que viven es algo complejo, en especial en la actualidad; por eso, la recomendación es a ser pacientes y comprensivos con los jóvenes a su alrededor, brindarles su apoyo y cariño y a recordar que todos en algún momento han estado en su lugar.