Ejemplos De Embarazos Psicológicos

No es muy común escuchar de mujeres con Pseudociesis porque no es muy frecuente y son pocos los casos. Aquí te hablaremos de ejemplos de embarazos psicológicos. Este es un inconveniente que suele afectar mujeres que sienten desesperación por quedar embarazadas. También pudieran ser aquellas que tienen mucho miedo al embarazo cuando son jóvenes.

El embarazo psicológico es un trastorno psicógeno que se produce cuando hay signos de embarazo pero no hay en el útero un feto. Esto se confirma con una prueba de embarazo o una ecografía.

Se puede controlar con tratamientos psicológicos para el embarazo o utilizando fármacos hormonales para regular la menstruación. Aunque también es importante conseguir la ayuda de un psicólogo o psiquiatra para abordar las causas subyacentes de este problema.

Embarazos psicológicos

A las mujeres que se les dificulta comunicarse y hablar de lo que es importante para ellas  como sus sentimientos. Un embarazo psicológico puede ser una respuesta corporal para aliviar la tensión que están experimentando.

Por ejemplo, una mujer puede sentirse presionada para tener un hijo por su pareja, su familia o su entorno. Puede quedar embarazada psicológicamente para no defraudar a los demás.

Curiosamente, en los hombres esto también puede manifestarse como un trastorno mental, pero las causas son claramente diferentes a las de las mujeres. Los hombres sufren la identificación por su miedo a ser padre y su deseo de estar presente durante este periodo con su pareja. De modo que el cuerpo muestra signos de embarazo.

Hay muchas teorías sobre por qué los hombres desarrollan el síndrome de Couverd (el llamado trastorno psicológico del embarazo masculino). Pero las investigaciones actuales sugieren que la causa principal son los cambios hormonales. Debido a que se producen en el cuerpo masculino como resultado de la subjetividad de la paternidad.

Razones para que se produzca embarazo psicológico

A veces hay casos extremos en los que el deseo de conseguir algo se plasma en una verdadera mentira. Las mujeres con esta enfermedad tienen el corazón lleno de felicidad, la barriga llena de bollos imaginarios y viven en una nube de fantasía.

Este embarazo afecta a tres tipos de mujeres, cada una de ellas con sus propios problemas psicológicos ocultos, como el malestar grave y el miedo. Según los ginecólogos, en la vida de estas mujeres se dan las siguientes causas de falsos embarazos.

Quieren tener un hijo

Los expertos explican que con frecuencia estas mujeres son incapaces de concebir y enmascaran su deseo con falsos embarazos.

Un fuerte miedo a quedar embarazada

En algunos casos, tienen miedo de que crezca un nuevo ser vivo en su vientre. Los psicólogos dicen: Después de mantener relaciones sexuales sin protección, una mujer puede tener un miedo persistente a quedarse embarazada.

Ser percibida en áreas donde la maternidad es muy valorada

En este caso, suelen sentirse en ambientes muy maternos, incluso en hogares donde hay un bebé.

¿Cuáles son los signos del embarazo psicológicos?

Los estudios realizados por profesionales han llegado a la conclusión de que los embarazos psicológicos tienen que ser tratados por especialistas. Ya que, estos presentan caracteres muy similares a los de un embarazo real, como los siguientes:

  • Aumento del hambre
  • Aumento del tamaño del abdomen y de los pechos
  • Cansancio y fatiga
  • En el quinto o sexto mes de embarazo psicológico se no se forma volcado umbilical cosa que sucede con uno real
  • Espasmos
  • La lordosis que es una curvatura hacia dentro de la columna vertebral asociada al aumento de peso
  • Náuseas y vómitos
  • Poca o ninguna menstruación
  • Producción de leche
  • Prueba de embarazo positiva
  • Sensación de movimiento fetal
  • Trastornos del sistema digestivo
  • Trastornos del sueño

Hombres: Por muy increíble que parezca esta anomalía no solo afecta a mujeres, sino que a hombres también. En el hombre se conoce como síndrome de Couvade y se reflejan los siguientes síntomas:

  • Ansias
  • Aumento o pérdida de peso
  • Calambres en brazos y piernas
  • Depresión
  • Dolor abdominal en el embarazo, similar a los calambres
  • Dolores en la dentadura
  • Molestias gastrointestinales
  • Náuseas y vómitos
  • Perdida de sueño
  • Pérdida del deseo sexual
  • Sensación de cansancio

¿Cómo saber el Diagnóstico?

El embarazo psicológico se diagnostica mediante una prueba de embarazo en la farmacia o un análisis de sangre beta HCG negativo. También te puedes realizar una ecografía para confirmar la ausencia de un feto en el útero.

Sin embargo, los resultados de la prueba pueden no ser suficientes para confirmar que no estás realmente embarazada y puedes necesitar asesoramiento psicológico.

¿Cómo se puede tratar un embarazo psicológico?

Las principales tácticas para el embarazo psicológico son:

Supresión de la ansiedad y del deseo de concebir

La ansiedad suele ser una las causas psicológicas del embarazo, generalmente desencadenada por el deseo de tener hijos o por la presión familiar o social.

Por ello, es importante reducir la ansiedad por medios naturales. Utilizando hierbas con propiedades calmantes y relajantes como el té de pasionaria, valeriana, romero, manzanilla y la hierba gatera. En los casos más graves, se puede consultar a un psiquiatra para que prescriba ansiolíticos como el diazepam, alprazolam o lorazepam.

Terapia psicológica

Ni siquiera un resultado negativo de la prueba de embarazo es suficiente para convencerte de que no estás embarazada. Por lo que es importante iniciar el tratamiento con un psicólogo. Durante estas sesiones, el psicólogo no sólo identifica las causas psicológicas del embarazo, sino que también ayuda a la mujer a afrontarlas mejor.

Es posible que el deseo insatisfecho de una mujer de tener un hijo le haya provocado una profunda depresión, tristeza o frustración.

Tratamiento para evitar los embarazos psicológicos

Las mujeres que sufren infertilidad o que han entrado en la menopausia pueden tener un embarazo psicológico si lo desean. En este caso, en cuanto sientas que no puedes concebir, lo mejor es que consultes a un ginecólogo que te propondrá el método más adecuado.

Esto suele incluir el restablecimiento hormonal a través de un tratamiento hormonal para la infertilidad o la menopausia prematura.

Resolver los problemas matrimoniales

A veces, los problemas matrimoniales, los desacuerdos pasados que conducen a la ruptura del matrimonio o al divorcio pueden provocar ansiedad y una preocupación constante. Aunado a esto puede ser que provoque un embarazo psicológico.

En esta situación, es importante resolver todos los problemas matrimoniales y no mirar atrás. Además, el embarazo no debe verse como una forma de profundizar en la interacción. Este enfoque puede provocar ansiedad, inseguridad y baja autoestima.

En los casos más graves, también es necesario realizar pruebas para determinar si existe un problema hormonal. Adicional, es importante iniciar un tratamiento hormonal bajo la dirección de un ginecólogo.

¿Cómo saber si  una prueba embarazo es confiable?

Posiblemente tengas una interrogante de saber si el embarazo es 100% real o tan solo es una falla de la prueba. Actualmente existen múltiples pruebas que pueden aclararte y sacarte de esa duda

Las pruebas de embarazo pueden dar un resultado falso negativo si la prueba se realiza muy pronto y la orina aún no contiene suficiente beta-HCG. Especialmente en el caso donde la prueba se realiza antes del inicio de la menstruación.

Si la prueba no funciona correctamente, se recomienda repetir el método utilizando una prueba nueva, independientemente del tipo de prueba.

No es mucho lo que sabe sobre la pseudociesis ya que son muy pocos los pacientes que padecen esta enfermedad. Lo que se sabe es que el la Pseudosiesis es el más claro ejemplo de embarazo psicológico que existe. Ya que, es un trastorno donde la persona involucrada posee una baja autoestima, es por ello que es necesaria la ayuda profesional.