7 Ejemplos de Grupos Sociales de Convivencia

Los grupos sociales de convivencia son personas reunidas en conjunto, las cuales se encuentran unidas por un vínculo, ya sea de afecto mutuo, respeto o parentesco. Lo importante acerca de este grupo, es que los miembros deben tener una relación armoniosa.

Cada integrante tiene que realizar su propia labor y cumplir una función determinada con el objetivo de aportar positivamente en la agrupación. De este modo, a pesar de que trabajan por separado, los resultados son beneficios para el grupo de convivencia.

Para que todos puedan estar complementados correctamente, es necesario que exista una comunicación constante entre los integrantes. Al final, se podrá obtener una formación integral de todos los individuos presentes.

Ejemplos de grupos de convivencia

Ejemplos de grupos sociales de convivencia

  • Familia.
  • Vecinos.
  • Amigos.
  • Escuelas.
  • Grupos de la iglesia.
  • Ambiente laboral
  • Ciudadanos.

¿Cómo se forma un grupo social de convivencia?

Entre los tipos de grupos sociales que existen en la actualidad, el de convivencia es uno de los más comunes que hay. Después de todo, se puede conseguir incluso en las etapas más tempranas de cualquier ser humano.

Para que los mismos sean capaces de existir, los individuos o integrantes presentes deben de vivir en sociedad. Todas las acciones tienen la finalidad de garantizar la armonía y priorizar una vida en conjunto sin conflictos constantes.

Si un grupo social de convivencia quiere mantenerse, es necesario establecer ciertas normativas para evitar los abusos entre las personas.

Por ejemplo: En una escuela, deben existir reglas de limpieza para que así, los alumnos, no tiren basura donde quieran. De esa manera, los salones de clases se mantendrán pulcros y se podrá estudiar en un ambiente agradable.

Características de los grupos sociales de convivencia

Existen ciertos factores que representan a este tipo de grupo y lo diferencia de otros que hay en la actualidad. Entre esos, se encuentran los siguientes que mencionaremos a continuación:

Normativas establecidas

Está en la naturaleza de todos los humanos ser sociable, es decir, que buscamos a otras personas. Las relaciones, de cualquier índole, son un instinto predispuesto para que los individuos puedan convivir entre ellos.

Para evitar las peleas y lograr un acuerdo de manera pacífica, los seres humanos establecieron reglas entre ellos. Es así, como se llega a una convivencia grata, sin importar si los individuos no se conocían desde un principio.

Ese es el caso con los grupos sociales de convivencia, ya que hay normas claras que priorizan un ambiente libre de problemas,

Por ejemplo: Entre los vecinos, hay normativas para mantener la coexistencia de todos los miembros. Ya sea que no se permita el ruido luego de cierta hora o se evite botar basura, todo es con el objetivo tener respeto mutuo.

Existen sanciones

En todas las sociedades, debe haber ciertos castigos, ya sean leves o graves, para el comportamiento indebido de los integrantes. Si nadie es sancionado por el rompimiento de una regla, entonces no existiría armonía entre todas las personas.

En el caso de los grupos sociales de convivencia, esto es algo que los caracteriza, ya que, si se produce un castigo, el resto de los miembros seguirán las normativas establecidas.

Este es un comportamiento que se lleva a cabo desde la infancia y se continúa aplicando incluso después de la adultez.

Por ejemplo: En los grupos familiares, los padres suelen reprender a sus hijos si no cumplen una de las reglas del hogar. De esta manera, el infante aprende de su error y las probabilidades de cometerlo en un futuro, son mucho más bajas.

Son respetuosos

En los grupos sociales de convivencia, es bastante normal que existan muchas personas que lo conforman. Al igual que los grupos sociales secundarios, puede haber hasta miles de miembros en uno.

Sin embargo, a diferencia de este que mencionamos, en los grupos de convivencia no tienes un tiempo estipulado.

Por ejemplo: En una oficina de trabajo, las personas pueden estar durante muchos años, tenga o no objetivos en común. Por ello se debe aprender a coexistir con los compañeros todos los días, manteniendo una relación profesional y de respeto.

Puede haber un mediador

No en todos los casos, pero en la gran mayoría de los grupos de convivencia, hay una persona encargada de mantener el orden. Dicho individuo, debe actuar como un mediador con el objetivo de resolver los conflictos pacíficamente.

Por ejemplo:

  • Profesores/alumnos.
  • Padres/Hijos.
  • Jefes/empleados.
  • Pastores/creyentes.

Si esta persona realiza una buena labor, se evitan conductas o acciones irresponsables que ocasionen daño, ya sea verbal o físico.

El mediador intentará encontrar respuestas alternativas a las infracciones de las normas de convivencia, ofreciendo un papel activo. Del mismo modo, pueden impedir la aplicación de castigos, buscando un método opcional que lo resuelva.

Tipos de grupos sociales de convivencia

De acuerdo a los ejemplos que proporcionamos al principio, existe una manera de clasificar a los grupos de convivencia. Teniendo eso en cuenta, a continuación, explicaremos cuáles son los más importantes:

  • Grupos de convivencia familiar: como su nombre lo indica, son aquellos que están conformados por la familia. Desde temprana edad, se comienza a establecer un aprendizaje para mantener una convivencia entre los miembros.

Sin embargo, también se busca inculcar los valores y desarrollar sentimientos positivos para vivir en una sociedad. Por ejemplo: todos los integrantes comparten tareas domésticas.

  • Grupos de sociales: en el siguiente caso, se relaciona con la moral y la ética que tiene un individuo ante la sociedad. Es gracias a este grupo que las personas pueden vivir con otros sin ningún tipo de inconveniente.
  • Grupos de convivencia ciudadana: esta es una de las más usuales que se ve presente en el día a día de cualquier individuo. Los integrantes de este grupo buscan anteponer los intereses de otras personas sobre los suyos propios.

Por ejemplo: Aunque a un individuo le guste mucho la música, piensa en los demás antes de ponerla en todo volumen.

Gracias a los valores que se desarrollan, se puede vivir en convivencia dentro de una ciudad o pueblo. Los problemas se resuelven poniendo por delante el bien común.

Con esto, finalizamos la información relacionada con los grupos sociales. Si quieres obtener mucha más que te permita comprender todo sobre este tema, te invitamos a mejorar tus conocimientos, ingresando a las notas relacionadas en WikiEjemplos.