Ejemplos Haiku Para Niños

Un haiku es un tipo de expresión poética de origen japonés. Esta es muy corta, se compone solo de tres versos y diecisiete sílabas de extensión. Enseguida te mostramos algunos ejemplos de haiku para niños.

Es sus inicios los haikus iban siempre vinculados con la naturaleza y las épocas del año. Estos formaban parte de otras expresiones poéticas más largas conocidas como «haikai».

Fue hasta los tiempos de Matsuo Bashoo que el haiku comenzó a tomarse como una creación literaria independiente.

Ejemplos haiku para niños

Ejemplo 1

La mariposa

recordará por siempre

que fue gusano

Autoría de Mario Benedetti

Ejemplo 2

Flor de tristeza

que se abre cuando el llanto

del cielo empieza.

Autoría de Alfredo Boni.

Ejemplo 3

Pasó el ayer,

pasó también el hoy;

se va la primavera.

Autoría de Yosa Buson

Ejemplo 4

Corté una rama

y clareó mejor

por la ventana.

Autoría de Masaoka Shiki

Ejemplo 5

Hecho de aire

entre pinos y rocas

brota el poema.

Autoría de Octavio Paz

Estructura de un verso de poema haiku

Un poema haiku está formado únicamente por 3 versos, los cuales no están obligados a rimar entre ellos. Estos versos forman un total aproximado de 17 sílabas.

Comúnmente, el primer verso se compone de cinco sílabas. El segundo verso se compone de 7 sílabas y el tercero de 5 sílabas.

En la actualidad, los haiku ya no vienen relacionados únicamente a la naturaleza y las estaciones. Ahora, pueden ser escritos sobre cualquier cosa que el autor desee. Sin embargo, se debe conservar la misma estructura de extensión de versos y sílabas.

Beneficios de escribir haikus

Más allá de algo divertido, los haikus  brindan una gran cantidad de beneficios a los niños. Entre algunos de ellos son:

  • Elevar la habilidad para leer. El haiku es una gran forma de ejercitar la lectura en los niños más pequeños. Estos son cortos y de fácil comprensión.
  • Mejorar la pronunciación. Al igual que la lectura, los poemas haiku pueden ayudar a perfeccionar la pronunciación de las palabras.
  • Ejercitar la habilidad de memoria. Gracias a su brevedad, son una gran alternativa para memorizar y ejercitar esta cualidad en los niños.
  • Ejercitar la habilidad literaria. A través de un haiku, se puede intentar plasmar los suyos propios. Así, se incrementa la habilidad literaria y expresión poética.
  • Incrementar la habilidad de hablar en público. Al memorizar y expresar un haiku, es posible ejercitar la habilidad de hablar de forma más sencilla frente a un grupo de personas.

Cómo escribir un poema haiku para niños

Al principio, los haikus trataban exclusivamente sobre la naturaleza y las estaciones. Ahora, se puede escribir sobre cualquier cosa que se nos venga a la mente. Para que sea mucho más sencillo escribir un haiku, se puede seguir estos consejos:

  • Basarse de un haiku escrito anteriormente. Es ideal comenzar a leer haikus que vayan orientados a la edad que tienen los niños. De esta manera, comenzaremos a comprender su estructura y forma de escribir.
  • Inspirarse del ambiente y las sensaciones. Lo que nos rodea nos transmite sentimientos y emociones. Ya sea un amanecer, una tarde en la playa o la luz de la luna. Las sensaciones en nuestro interior pueden ser expresadas en un haiku.
  • Narrar algo. El poema haiku, a pesar de que sus versos no riman, sí que transmiten una historia. Aunque sea corta, esta debe relatarse de manera que tenga una coherencia.

Estos fueron ejemplos de haiku para niños. Este tipo de poemas son una buena manera de ayudarlos a soltar su imaginación y reforzar su habilidad de escritura y lectura.