18 Ejemplos de KPI: Tipos e importancia para las empresas

KPI significa indicador clave de desempeño. Estos indicadores consisten en cambios, componentes o unidades de medida que se utilizan para describir la táctica de una empresa. En este artículo, nos gustaría hablar de ejemplos de KPI y de su aplicación en diferentes departamentos, como el financiero, el comercial, el de procesos y el de calidad.

¿Qué son los KPI?

Un KPI es un conjunto de indicadores utilizados en una organización que recoge todos los datos relacionados con la eficiencia y la productividad de diversas tareas.

Está diseñado para ayudarte a elegir y decidir qué tareas son las más adecuadas para alcanzar los objetivos establecidos en un plan o departamento.

Como muestran los ejemplos, los KPI se utilizan para resaltar características que pueden utilizarse en organizaciones y movimientos de todos los ámbitos y sectores. Adicionalmente, para hacer visibles cosas importantes.

Como ya se ha mencionado, el objetivo principal de los KPI es apoyar la toma de decisiones teniendo en cuenta el rendimiento de un determinado proceso, plan, etc. en un momento dado. Para que la empresa pueda determinar qué actividades deben llevarse a cabo en el futuro.

Ejemplos de KPI (indicadores de gestión)

Hemos recopilado una lista de ejemplos de indicadores que consideramos importantes para la gestión de una empresa.

Gestión de proyectos

  1. Coste por administrar proceso: se trata de un indicador de costes habitual. Se utiliza para determinar el coste de la capacidad de gestión, teniendo en cuenta el tiempo del personal necesario para gestionar el plan.
  2. Coste real del trabajo realizado. Se trata de un indicador que determina el coste de los trabajos realizados por la empresa antes de su finalización.
  3. Diferencial de costes actuales netos: diferencia entre los costes actuales netos presupuestados y los reales. El valor actual neto es un método utilizado en los estudios de flujos de caja descontados para determinar el importe correspondiente a la diferencia entre las entradas y salidas de caja descontadas para cada plan, descontadas al tipo de rendimiento objetivo.
  4. Porcentaje de hitos incumplidos. Ayuda a los gestores a saber qué porcentaje de proyectos han incumplido sus hitos.
  5. Resultados financieros

  6. Margen de explotación: una medida de la táctica de costes y la eficiencia operativa de una organización. Se calcula como la interacción entre el beneficio de explotación y los ingresos por ventas.
  7. Ratio de endeudamiento: también conocido como ratio de riesgo, mide la relación entre los fondos propios y la deuda utilizada para financiar las operaciones de una empresa.
  8. Rendimiento de la inversión: este indicador se considera el más utilizado. Se define como un indicador que muestra el rendimiento de una empresa dividiendo los ingresos netos por los activos netos.
  9. Rendimiento de los activos/rendimiento de los fondos propios – ROE: una medida de los fondos obtenidos por los accionistas. El ROE debe compararse dentro del mismo sector y el ROA es una medida de la productividad de una empresa en relación con sus activos.
  10. Rendimiento de los recursos humanos

  11. Índice de satisfacción de los empleados: permite conocer el nivel de satisfacción de los empleados en una empresa o departamento.
  12. Índice salarial de la competencia: recoge datos sobre los salarios de la competencia y los salarios medios del sector y los compara con el nivel salarial de su empresa.
  13. Rendimiento de la inversión en capital humano: una medida del rendimiento de la inversión en salarios y beneficios.
  14. Rotación por empleado: un indicador de la productividad de la plantilla de una empresa. Mide la tasa de rotación de los empleados y la eficacia de la asignación de los mismos.
  15. Información al consumidor y rendimiento de las empresas

  16. Coste del ciclo de vida del cliente: los ingresos que se espera que genere un cliente al interactuar con una empresa. Se calcula restando el margen bruto del beneficio por cliente y dividiéndolo por la probabilidad de salida del cliente.
  17. Huella en los medios sociales: indica el grado de participación de una empresa en los medios sociales.
  18. Índice de satisfacción del cliente (NPS): indicador que mide en qué medida un producto o servicio cumple o supera las expectativas del cliente.
  19. Precio de compra: relación entre la suma de los costes de comercialización y distribución y el número de nuevos clientes en un periodo determinado.
  20. Precio de la marca: la prima que una marca pone a un producto para medir la fidelidad, el conocimiento y la retención.
  21. Tasa de crecimiento del mercado: examina el cambio en el tamaño de un grupo de clientes en un mercado determinado durante un período determinado.

Como vemos, el desarrollo y uso de indicadores de gestión es un ejercicio amplio, innovador y relativamente sencillo. Esto te ayudará a ti y a tu equipo a determinar el impacto de cada una de sus acciones en la medición del rendimiento.

Ejemplos de KPI en la práctica

Como vemos, hay muchos indicadores que pueden utilizarse para medir el rendimiento de una organización. El mejor indicador dependerá de las necesidades y la naturaleza de su negocio. Vea nuestros ejemplos de indicadores clave de rendimiento.

Estadísticas del sitio web

Si haces negocios a través de un sitio web o una plataforma, es aconsejable utilizar métodos de seguimiento que le permitan conocer el número de visitantes, la frecuencia de las visitas y las preferencias de los usuarios.

Medios de comunicación social

Si la actividad de tu producto se lleva a cabo a través de las redes sociales, esto puede ser un indicador clave de rendimiento. Esto significa que puedes determinar el nivel de aceptación de tu oferta, la actitud de los usuarios y su relación con tu marca.

Se trata principalmente de redes sociales como Facebook, Twitter, Google+ y Linkedin.

Tiempo de entrega

Este es uno de los ejemplos de KPI más utilizados. La unidad de tiempo habitual son los minutos, pero si la tarea es compleja, también puede medirse en días, semanas o meses.

También deben tenerse en cuenta factores relevantes, como la utilidad de los paquetes de trabajo y el rendimiento de los equipos y recursos técnicos.

Nivel de deficiencias

Se trata de un indicador de rendimiento clave, especialmente útil para las grandes líneas de producción. Las empresas suelen medir el porcentaje de defectos que se producen durante un proceso u operación. Teniendo esto en cuenta, determinan la mejor solución a la situación. Lo más recomendable es un ciclo semanal.

Hay una gran variedad de KPIs por ahí si quieres encontrarlos. Siempre que haya una fuente de datos disponible y fiable y pueda hacerlo, podrá analizar cada detalle y cada parte del rendimiento de tu empresa. Sin embargo, al elegir un KPI, asegúrese de que sea SMART.

Tipos de KPI

Cada empresa o plan necesita un KPI específico. Dependiendo del tipo de organización y del ámbito de actividad, hay una serie de medidas específicas que pueden ayudarte a conseguir una ventaja competitiva concreta.

  1. KPI para las ventas
  2. Siempre están diseñados para convertir las ventas y las facturas de un servicio o producto específico. Esta herramienta puede constar de hasta 30 indicadores que se utilizan para controlar las ventas.

    Algunos ejemplos de indicadores clave del rendimiento de las ventas

      — Compromiso y motivación del equipo de ventas

      — Número de visitas

      — Satisfacción del cliente

      — Volumen de ventas

  3. KPI de las redes sociales
  4. Si nos fijamos en la eficacia, el compromiso y el ROI de las publicaciones pagadas o de pago en las redes sociales, es un coste enorme. Métricas para ver la eficacia de estos canales y su contribución al desarrollo del negocio.

    Ejemplos de KPI en las redes sociales

      — Alcance

      — Compromiso

      — CTR (porcentaje de clics)

      — Número de seguidores

  5. KPI de la venta al por menor o retail
  6. Diseñado para aumentar las ventas y reducir los costes en la industria textil y de bienes de consumo.

    Ejemplos de KPIs para el comercio minorista

      — Billete medio

      — Hora del día con alto flujo de tráfico

      — Ingresos por visita

      — Número de visitas

  7. KPIs de logística
  8. Calcula específicamente el rendimiento de cada proceso empresarial y el nivel de mejora (mejora de la calidad, mejora de la productividad, reducción de errores, etc.).

    Ejemplos de KPI logísticos

      — Descarga

      — Indicador de rotación

      — Plazo de entrega

      — Relación entre los costes de transporte y el volumen de negocio

  9. KPI de producción
  10. Están estrechamente relacionados con el apartado anterior y son esenciales para la optimización continua de los procesos de producción de la empresa.

    Ejemplos de KPI de producción

      — Tiempo de trabajo en producción

      — Tiempo de trabajo

      <--- Errores de previsión de la demanda

      — Coste medio unitario de los pedidos

  11. Indicadores clave de rendimiento financiero
  12. Centrados en la planificación del crecimiento, la reducción de costes, la maximización de los beneficios y la mejora de los recursos.

    Ejemplos de indicadores de rendimiento financiero.

      — Apalancamiento financiero

      — Obstáculo de la rentabilidad

      — Rentabilidad

      — ROI (retorno de la inversión)

  13. Indicadores clave de rendimiento para el marketing digital

Es importante saber qué aporta cada acción: atracción de clientes potenciales, conversión de cada campaña, impacto en el público objetivo, impacto de las vallas publicitarias, etc.

Por lo tanto, cada indicador de marketing digital debe ir acompañado de un coste específico que ayude a seleccionar los diferentes canales para llegar al cliente.

Ejemplos de indicadores clave de rendimiento para el marketing digital

    — Número de clientes potenciales generados

    — Tiempo empleado

    — Tráfico

    — Usuarios generales y nuevos

¿Cómo identificar los KPI más importantes para tu empresa?

Los ejemplos de KPI deben adaptarse a las necesidades de cada empresa. Para saber si son apropiados para tu entorno y en qué medida, necesitas conocer una serie de recursos, que se describen a continuación.

  • Objetivos: los objetivos necesarios para el propio proceso de medición.
  • Preparación para la adopción. Antes de fijar los indicadores, hay que establecer unos requisitos mínimos de rendimiento. Esto nos permite determinar si el KPI es apropiado para el entorno o si debe ser sustituido por otro KPI.
  • Esperanza: el coste inicial del KPI.
  • Límites: recursos legales y reglamentarios que hay que tener en cuenta, por ejemplo, los límites de emisión de CO2.

¿Por qué son importantes los KPI?

Los KPI deben ser tus mejores aliados, no sólo a la hora de evaluar tus tácticas y tu profesión. Sino también a la hora de resumir la información y presentarla en informes de forma más sencilla y fácil de entender para ti, tu jefe y tus clientes. Por estas razones, como ya hemos mencionado, es muy importante elegir bien los KPI.

¿Cómo elegir el mejor KPI?

Hay dos cosas sencillas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un KPI.

  1. Debe ser coherente con un objetivo predefinido.
  2. Debe tener características SMART.

Lo SMART abarca lo siguiente:

  • Debe ser específico (Specific). Al seleccionar los indicadores clave de rendimiento, deben ser específicos y concisos. Evita establecer KPIs demasiado generales, ya que tendrá que combinar varios KPIs para medir tus objetivos.
  • Medible (Measurable). El KPI debe ser medible, como un número, una categoría o un porcentaje, para que pueda compararse con otros datos.
  • Alcanzable (Achievable). Esto significa que el objetivo debe ser realista, fijado por ti sobre el terreno, creíble y alcanzable. No tiene sentido establecer KPIs que no sean óptimos si se trata de alcanzar un objetivo bastante ambicioso.
  • Importante (Relevant). Este es el punto más importante: si los KPI no son relevantes para tus objetivos y tácticas, obtendrás datos que no te aportarán nada.
  • La medición (Timely). Los KPI deben cambiar con el tiempo. Esto nos permitirá comparar nuestros progresos a lo largo del tiempo y aplicar los resultados.

Ejemplos de KPI en función de los objetivos empresariales

1. Aumento del 10% del volumen de ventas

Para medir y cuantificar este objetivo, el KPI más importante sería el número de ventas. Esto mostrará si las tácticas implementadas están teniendo un impacto en las ventas. En este caso, el porcentaje de cestas que se dejan en la caja puede ser también un KPI importante.

En este aspecto, debes controlar el número de personas que no completan su compra y, si este porcentaje es bastante elevado, revisar el proceso de compra y realizar los cambios necesarios.

El importe medio de las compras también puede ser un KPI muy útil. Al saber cuánto gastan los consumidores por término medio, puede evaluar mejor las promociones para animarles a comprar.

Esto puede incluir promociones de venta cruzada, ofrecer otros productos relacionados con el cliente, descuentos por volumen para aumentar las ventas o cambiar las políticas de costes para aumentar los beneficios.

2. Multiplica por 10 el número de clientes potenciales

El número de clientes potenciales es el KPI más importante en este caso, ya que mostrará si está en el objetivo.

Otros KPI que hay que controlar son las tasas de rebote de las encuestas, las tasas de conversión de las páginas de aterrizaje y las tasas de rebote.

Si los indicadores son demasiado altos, debe revisar y cambiar sus anuncios y sitios de aterrizaje. El problema puede estar relacionado con la CTA (llamada a la acción), el diseño de la página de aterrizaje o la forma de dirigirse al usuario.

Pueded gestionar una encuesta en Google Tag Manager. En este caso, el KPI pertinente puede ser el CPL (coste por cliente potencial) o el CPA (coste por adquisición).

Otros ejemplos de KPI

Los KPI también pueden utilizarse en finanzas y ventas y pueden aplicarse de diferentes maneras. He aquí algunos ejemplos más del ámbito del marketing, pero recuerde que debe definir los KPI en función de tus objetivos.

  1. Clientes que repiten Este indicador le permite ver cuántos clientes repiten y cuán fieles son a su negocio de comercio electrónico.
  2. Dos de estos indicadores se analizan conjuntamente: el CAC (Coste de Adquisición de Clientes) y el CLV (Valor de Vida del Cliente). Por un lado, el CAC muestra el coste medio de adquisición de un nuevo cliente.

    Por otro lado, el CLV representa el coste medio de un cliente que adquiere el producto de su empresa; el CLV debe ser mayor que el CAC, de lo contrario gastará más dinero en adquirir nuevos clientes y no obtendrá el beneficio que necesita y tu negocio no será rentable.

  3. Tráfico web (orgánico y de pago): este será uno de los indicadores clave, ya que podrá ver cuántos visitantes acuden a su sitio web.
  4. Número de visitantes únicos: este indicador le mostrará el número de dispositivos que han visitado tu sitio web, independientemente del número de veces que se haya replicado la publicación*.
  5. Tráfico social: este indicador le dará una idea del número de visitantes que llegaron a su sitio web a través de las redes sociales. Esto te ayudará a ver el impacto del contenido compartido en tus campañas y perfiles.
  6. Tráfico de móviles, tabletas, ordenadores de sobremesa y portátiles: estos KPI le permiten ver el porcentaje de visitas procedentes de todos los dispositivos. Con este conocimiento, puede crear diferentes campañas para dispositivos específicos.

Como sabes, la elección de los KPIs adecuados es clave para alcanzar los objetivos de su proyecto. Funcionan de forma diferente en función de los objetivos que se quieran alcanzar y también facilitan la recogida de datos.

En otras palabras, los ejemplos de KPI determinan las tácticas para aumentar las ventas, el posicionamiento de los productos, la elaboración y gestión de propuestas, etc.

Así, podrás gestionar y desarrollar mejores tácticas de marketing que tendrán un mayor impacto en tus clientes y ofrecerán mejores resultados financieros.