15 Ejemplos De Celotipia

Llamamos celotipia a los celos patológicos que se sienten por una o más personas. Estos celos son los causantes de distintos problemas tanto internos (como la ira, inseguridad y tristeza) como problemas dentro de la pareja (como la desconfianza).

Esta es una respuesta emocional que aparece cuando se teme perder la atención total o parcial que se obtiene de los demás, la cual puede ser justificada o injustificada.

Una de las situaciones en las que podemos apreciar este tipo de comportamiento es el caso de las personas que revisan el celular de su pareja. Así como este, hay muchos otros ejemplos de celotipia, a continuación, encontrarás algunos.

15 ejemplos de celotipia

  1. El más evidente de todos los ejemplos de celotipia es la paranoia. Las personas que desconfían de sus parejas suelen estar en un estado paranoico, pues piensan constantemente en que el otro hace cosas para perjudicarlo; en especial, serle infiel.
  2. Entre los muchos mecanismos de defensa del ser humano está la capacidad de herir a otros antes de que lo hieran a él. Este es un comportamiento típico de las personas celosas, quienes pueden llegar a ser egoístas cuando se trata de su propia felicidad.
  3. Agredir a la pareja es algo a lo que nunca debemos llegar, pero, lamentablemente, resulta muy común en las vidas de los celosos. Esta agresión puede ser tanto física (golpes, empujones y bofetadas) como psicológica (insultos, gritos y amenazas). Ambas son igual de perjudiciales para la relación y los individuos.
  4. Estas personas también se caracterizan por vigilar a su pareja de formas en las que ningún adulto debería ser vigilado. Por ejemplo, llevan un registro de sus llamadas telefónicas, controlan sus salidas y a las personas con las que este sale, etc.
  5. Además de lo anteriormente mencionado, las personas celosas siguen a sus parejas a todas partes. Esto puede ser por dos motivos: que quiera asegurarse de que no lo engañe cuando no está con él o, por el contrario, espera atraparlo con las manos en la masa pues está seguro de que le está siendo infiel.
  6. Otro de los ejemplos de celotipia que sale a relucir por su toxicidad es que las personas celosas muchas veces no le permiten a su pareja tener amistades con otros y pueden llegar a ser agresivos para asegurarse que sus órdenes se cumplan. De esta forma, terminan aislando al individuo para así tenerlo solo para ellos.
  7. Es normal entre los más celosos el hecho de que llamen a su pareja repetidas veces para saber dónde y con quién están. Esto, por supuesto, deja de ser la típica preocupación cuando las llamadas interfieren en la vida social del otro y en su relación con personas ajenas a la vida en pareja.
  8. Estas personas revisan el correo, las redes sociales y hasta las conversaciones privadas de su pareja con tal de encontrar cualquier cosa que los delate para así tener algo que justifique su preocupación.
  9. Está de más mencionar la gran falta de respeto que esto representa para el individuo, quien de pronto se ha quedado sin privacidad.

  10. Las amenazas e insultos a cualquier persona que se les acerque a sus parejas son pan de cada día para quienes conviven con personas extremadamente celosas. Este comportamiento, además de ser infantil, puede llegar a causar conflictos tan grandes que logren que el individuo pierda el contacto con todos sus amigos.
  11. Quienes padecen de celotipia son muy inseguros y tienen una baja autoestima, la cual se ve reflejada en todos sus actos. Es esta inseguridad la que los hace dudar de que su pareja los ame a ellos y solo a ellos, pues, ante sus ojos, hay muchas personas mejores, más hermosas e interesantes que él.
  12. Otro de los ejemplos de celotipia es que, quienes la padecen, piden explicaciones a su pareja por todo. Para muchos, esto puede ser una muestra de cariño o la forma normal en que las parejas actúan, pero la verdad es que un comportamiento deja de ser normal cuando atenta contra la libertad de nuestra pareja.
  13. Dentro de la amplia gama de comportamientos tóxicos de los celópatas podemos encontrar su incertidumbre ante la idea de que su pareja aún sienta amor por la persona con la que estuvo antes.
  14. Si bien es cierto que esta clase de situaciones son algo que todo el mundo puede experimentar en su juventud, deja de ser normal en la adultez.

  15. Quienes presentan este tipo de personalidad tienen también grandes carencias emocionales o problemas pasados que no han podido superar, como una infidelidad anterior, la infidelidad de uno de sus padres o la falta de atención que percibió en la niñez.
  16. Quien padece de celos patológicos hace todo lo que esté a su alcance por pasar más tiempo con su pareja, incluso si esto causa más daño en la relación. Este tipo de actitudes siempre son una respuesta a la aparente falta de atención que los individuos afirman sentir, aunque ese no siempre sea el caso.
  17. Finalmente, entre los ejemplos de celotipia que más daño hace a la relación de pareja está que, quienes sufren de celos patológicos, terminan obsesionándose con su pareja porque están demasiado ocupados pensando en las formas en que esta lo podría engañar. Así, no les queda tiempo para ocuparse de ellos.