Ejemplos de palíndromos para niños de primaria

Un palíndromo es una palabra o frase que se lee o escribe igual desde cualquier lado. El término deriva de la palabra griega «palin dromein», que significa «volver hacia a trás». Hoy vamos a conocer algunos ejemplos de palíndromos para niños de primaria.

Los palíndromos para niños pueden aumentar la motivación de los niños para aprender, su concentración y su perseverancia. Ya que se necesita tiempo para encontrar las palabras palindrómicas. Cuanto más larga es la frase, menos sentido tiene, pero el reto es crear esas frases.

Un palíndromo es una palabra cuyas letras están dispuestas de tal manera que de derecha a izquierda y de izquierda a derecha pueden leerse de la misma manera. Si se trata de una sola palabra, es lo mismo que números capicúa.

De hecho, son palabras divertidas y entretenidas con las que podemos jugar con nuestros hijos para ampliar su vocabulario y enseñarles las curiosidades y peculiaridades del lenguaje.

Ejemplos de Palíndromos para niños de primaria

Primero encuentra palabras que sean palíndromos. Asegúrate de que el significado sigue siendo el mismo tanto si se lee al revés como al derecho.

  1. Allá
  2. Ana
  3. Anilina
  4. Ara
  5. Arenera
  6. Asa
  7. Ojo
  8. Oro
  9. Oso
  10. Radar
  11. Rajar
  12. Rallar
  13. Rapar
  14. Reconocer
  15. Seres
  16. Sometemos
  17. Somos
  18. Una pequeña complicación es la posibilidad de crear frases idénticas a la derecha y viceversa.

  19. A cavar a Caravaca
  20. A mí me mima
  21. Allí ves Sevilla
  22. Anita lava la tina
  23. Arde ya la yedra
  24. Isaac no ronca así
  25. Luz azul
  26. No deseo yo ese don
  27. Otra pera reparto
  28. Se es o no se es
  29. Yo hago yoga hoy
  30. Otros ejemplos de palíndromos para niños en frases

    Los palíndromos no sólo son posibles como palabras. Sorprendentemente, pueden utilizarse para formar frases. Eso suena más complicado, ¿no? Ahora echa un vistazo a estos ejemplos.

  31. Allí, rama amarilla
  32. Amo la pacífica paloma
  33. Amor al aroma
  34. Anita lava la tina
  35. Dábale arroz a la zorra el abad.
  36. Ella te dará detalle
  37. Ema, si vas avísame
  38. Eso no sé
  39. Isaac no ronca así
  40. La ruta natural
  41. Logré ver gol
  42. Oso baboso
  43. O rey o joyero
  44. Tu mamá mamut
  45.  Un curioso palíndromo para niños de primaria

    Algunas personas, entre ellos Ricardo Ochoa, escribió este palíndromo de 67 palabras, se tomó muy en serio este ejercicio.

    “Adivina ya te opina, ya ni miles origina, ya ni cetro me domina, ya ni monarcas, a repaso ni mulato carreta, acaso nicotina, ya ni cita vecino, anima cocina, pedazo gallina, cedazo terso nos retoza de canilla goza, de pánico camina, ónice vaticina, ya ni tocino saca, a terracota luminosa pera, sacra nómina y ánimo de mortecina, ya ni giros elimina, ya ni poeta, ya ni vida”.

    Más ejemplos de palíndromos para niños divertidos

    Observa otras frases que puedan leerse de la misma manera, con la mano derecha o con la izquierda.

  46. ¡Ojo! Corre poco perro cojo
  47. ¡Rápido, di par!
  48. ¡Y él alababa la ley!
  49. ¿Acaso comí mocos acá?
  50. ¿Acaso hubo búhos acá?
  51. ¿Son mulas o cívicos alumnos?
  52. ¿Son ruidos acaso diurnos?
  53. “A Dubái cederé” decía Buda.
  54. A cara rajada da jararaca.
  55. A cavar a Caravaca.
  56. A Colima va mi loca.
  57. A la jirafa sana, safari jala.
  58. A la luna dañad, anúlala.
  59. A la ruda mona, tal plátano, madúrala.
  60. A la torre, derrótala.
  61. A Mercedes ese de crema.
  62. A mí me mima.
  63. A mi monógamo mago no mima.
  64. A mí me mima
  65. A ser prosa ¡sorpresa!.
  66. A ti no, bonita
  67. A ti no, bonita.
  68. Abajo mortecina madama ni cetro mojaba.
  69. Acá patinará la ranita Paca
  70. Acaso hubo búhos acá.
  71. Adán no calla con nada
  72. Adán no calla con nada.
  73. Adán no catará banana barata con nada.
  74. Ágil ligar, frágil liga.
  75. Aire bisoño terso os retoñó Siberia.
  76. Ají traga la lagartija.
  77. Ajos alojaba bajo la soja.
  78. Alí tomó tila
  79. Alí tomó tila.
  80. Allá cae diagrama y amarga idea calla.
  81. Allí cesó tu sed, ¿Oyes eso, Jair amada? ¿Has oído a la odiosa hada María José? Sé yo de su tosecilla.
  82. Allí si María avisa y así va a ir a mi silla.
  83. Allí ves Sevilla.
  84. Allí, ni cocina ni cocinilla.
  85. Amad a la dama
  86. Amad a la dama.
  87. Aman a Panamá
  88. Aman a Panamá.
  89. Ame o poema.
  90. Amigo no gima.
  91. Amo la pacífica paloma.
  92. Ana lleva al oso la avellana.
  93. Ana loca sacó lana.
  94. Ana, ilusa, atará la mala rata a su liana.
  95. Ana, la tacaña catalana.
  96. Anaís repuso su persiana.
  97. Anás uso tu auto Susana.
  98. Ánimo Romina.
  99. Anita la gorda lagartona no traga la droga latina.
  100. Anita lava la tina.
  101. Anularemos a la somera luna.
  102. Añora la roña.
  103. Arde ya la yedra.
  104. Arte para Petra.
  105. Así rimará poeta ateo para mi risa.
  106. Así, María, raparás a Sara para ir a misa.
  107. Atar a la rata.
  108. Ateo por Arabia iba raro poeta.
  109. Da del osado tocólogo loco toda soledad.
  110. Dábale arroz a la zorra el abad.
  111. Edipo lo pide.
  112. El bar es imán o zona miserable.
  113. Elenita si roba Boris atínele.
  114. Ella te da detalle.
  115. Eso lo dirá mi marido, lo sé.
  116. Eva usaba rímel y le miraba suave.
  117. Isaac no ronca así.
  118. Isaac, se pesca así.
  119. Isaías, no beses ese bonsái así.
  120. La ruta natural.
  121. La ruta nos aportó otro paso natural.
  122. La tomo como tal.
  123. La turba brutal.
  124. Lavan esa base naval.
  125. Ligar es ser ágil.
  126. Lo sé, dama de sol.
  127. Luz azul
  128. Más arroz a la zorra, Sam.
  129. Nace por otoño, toro pecan.
  130. No deseo yo ese don.
  131. No di eso, Poseidón.
  132. No di mi decoro, cedí mi don.
  133. No era mareo ni era mareín, o era mareón.
  134. No lata, no; la totalidad arada dilato talón a talón.
  135. No lo cases a Colón.
  136. No Mara, sometamos o matemos a Ramón.
  137. No subas, abusón.
  138. No traces en ese cartón.
  139. O bebo lo vivo o vivo lo bebo.
  140. O rey, o joyero.
  141. O sacáis ropa por si acaso.
  142. O sea, ¿ese peón azul, alado, no da la luz a Noé pese a eso?
  143. Obeso, lo sé: sólo sebo.
  144. Odio la luz azul al oído.
  145. Odiosa, ¿has oído?
  146. Oí lo de mamá: me dolió.
  147. Oirás orar a Rosario
  148. Oirás orar a Rosario.
  149. Oso come cena, más amanece mocoso.
  150. Otra pera reparto.
  151. Otras
  152. Raído sea mi cutis si tu cima es odiar.
  153. Roma ni se conoce sin oro ni se conoce sin amor
  154. Roma ni se conoce sin oro, ni se conoce sin amor.
  155. Saca tus butacas.
  156. Salomé, me molas.
  157. Sara, a la rusa rasúrala a ras.
  158. Se es o no se es.
  159. Se laminan animales.
  160. Se va su sonoro mozo moro, no sus aves.
  161. Se van sus naves.
  162. Siete melones al glasé no le metéis.
  163. Soborno con robos.
  164. Solo di sol a los ídolos.
  165. Somos asomos.
  166. Son robos, no sólo son sobornos.
  167. Soñaré arte de traer años.
  168. Sor Rebeca hace berros.
  169. Sor Rebecca hace berros.
  170. Sorbí libros.
  171. Su rival fuma cosas o camufla virus.
  172. Subo tu autobús.
  173. Yo de lo mínimo le doy.
  174. Yo dono rosas, oro no doy.
  175. Yo hago yoga hoy.

Algunas palabras, como casa (asac), no tienen sentido al revés. Otras esconden algo, como «rama» (amar). Algunos se leen de la misma manera sin importar el orden: reconocer, anilina.

Jugar con las palabras

Quizás quieras explorar otros temas relacionados con el lenguaje o jugar con las palabras de una manera inusual. ¿Qué le parecen estas sugerencias?

  • Juega con las palabras utilizando estas figuras retóricas: aquí tienes algunos buenos ejemplos de figuras retóricas en poemas y otros textos. También hemos incluido explicaciones en todos estos textos.
  • Un gran haiku de José Juan Tabrada: ¿Sabes lo que es un haiku? Es una forma muy conocida de shigin (lectura de poesía) japonés. Es un reto para el talento y muy interesante. Le invitamos a descubrirlo.
  • Cientos de adivinanzas para niños: Ayude a su hijo a ampliar su vocabulario y a relacionar conceptos y palabras con este gran juego.

¿En qué se parecen los palíndromos y los números capicúas?

Cuando un número puede leerse en ambas direcciones en lugar de letras, es una capicúa.

Juegos de palabras con palíndromos

  • También te puede interesar: 80 Ejemplos palíndromos con nombres

Las palabras palindrómicas pueden utilizarse en divertidos juegos que estimulan la mente de los niños en casa. Si quieres utilizar los juegos de palíndromos con fines educativos y lúdicos, puedes utilizar los siguientes ejemplos.

Sufijos de letras

Esta actividad, también conocida como juego de palabras, consiste en una cuadrícula de letras al azar con palabras escondidas entre ellas. Los jugadores compiten para ver cómo se representa la misma palabra: en vertical, en horizontal o en diagonal.

A veces las palabras se escriben al revés para hacerlas un poco más difíciles.

Por lo tanto, la sopa de letras de palíndromos puede ser un gran juego. Puede confundirse con otras letras y su singularidad hace que se reconozca en cualquier dirección cuando se empieza a leer. Si quieres utilizar un juego con palíndromos, la sopa de letras es una buena opción.

Crucigramas

Los crucigramas son un gran juego de palabras que pone a prueba tu paciencia y tus habilidades. Utiliza una plantilla con líneas de conexión donde se escriben las palabras en horizontal y en vertical.

Cada línea corresponde a un número y cada número corresponde a una pista que indica la palabra oculta en el crucigrama. Los palíndromos son un factor fascinante en los crucigramas porque sus propiedades los hacen difíciles de descifrar y conectar.

Es un juego muy interesante y psicológicamente estimulante para los niños. Así que si quieres crear un juego de palabras con dichos palíndromos, los crucigramas son perfectos.

Ahorcado

En este juego, dos o más jugadores proponen una palabra que el adversario debe adivinar en un número determinado de intentos. Las palabras deben representarse con guiones, no con letras, para que los demás jugadores sepan de cuántas letras consta la palabra.

El uso de palíndromos es una buena forma de jugar al ahorcado. Las numerosas letras superpuestas hacen que sea subjetivamente más fácil de descifrar. Por lo tanto, estos juegos pueden estimular la mente de los niños en cualquier situación.

¡Crea tus propios palíndromos!

También puedes inventarte las tuyas propias. Un método consiste en elegir una palabra con muchas vocales (no una palabra con muchas consonantes) y una palabra con la misma vocal y ordenarlas de manera que a la derecha digan lo mismo, o viceversa.

A veces hay que encontrarlos desde fuera, como en un espejo.

Por ejemplo, si lees los nombres Ramón y Omar uno tras otro, obtendrás el palíndromo R-a-m-o-n-o-m-a-R. Hay muchos tipos de palíndromos, pero aquí están algunos de nuestros favoritos.

Aquí termina nuestro artículo sobre los palíndromos para niños de primaria. Como habrás comprobado, aunque pueden ser un criterio que se pasa por alto en una asignatura como el español, tienen algunas ventajas importantes.

Ahora que ya sabes qué son los palíndromos, puedes enseñar a tus hijos a reconocer y formar estas impresionantes palabras de forma lúdica.