10 Ejemplos de lealtad

Cuando se trata de lealtad, una persona leal piensa, dice y hace todo de manera congruente. Las personas con esta cualidad, son tan fieles a su palabra cuando los tiempos son buenos como cuando son difíciles. Cuando conoces varios ejemplos de lealtad, sabes que una persona leal te respaldará, ya sea que seas popular o el más odiado.

La gente leal no se deja influir por las opiniones de otras personas. No cambia la forma en que piensa de ti solo porque otros lo hacen. Una persona que te muestra lealtad lo hace sin una agenda personal, en un sentido en el que anteponen tus necesidades incluso a las suyas.

Ejemplos de lealtad

A continuación te mostramos algunos ejemplos de lealtad en la vida cotidiana:

  1. Un amigo que está a tu lado cuando te han despedido, te envía mensajes de texto y pasa momentos contigo aunque ya no trabajes en la misma empresa.
  2. Un soldado no cederá información cuando esté siendo torturado por el bando contrario.
  3. Una empresa recompensa a los clientes con puntos de fidelidad por comprar lo suficiente en la misma.
  4. Un amigo te saca de la cárcel a pesar de que tiene que levantarse temprano para trabajar y tú lo llamas en las primeras horas de la noche para que te ayude.
  5. Quedarse con una pareja incluso si ha tenido un accidente grave y sabes que nunca volverá a ser el mismo, física, mental y/o emocionalmente.
  6. Jesús muriendo en una cruz por el mundo (Ya sea que creas que esto es cierto o no, este es un ejemplo de la más alta forma de lealtad)
  7. Un maestro que se queda hasta tarde después de la escuela para ayudar a un estudiante con dificultades.
  8. Un deportista que se queda con un equipo sin importar si está ganando o perdiendo. Incluso cuando la persona se convierte en una mega estrella y se le ofrece más dinero.
  9. Cuando alguien, un grupo de personas, está chismorreando sobre tu amigo, y tú intervienes y les dices a todos que cierren la boca al respecto.
  10. Los bomberos arriesgan sus vidas por alguien que ni siquiera conocen. Por supuesto, hacen esto para pagar las facturas, pero no les pagan lo suficiente para comprar este tipo de lealtad. Lo hacen porque es su llamado más elevado.

Además, la mayoría de nosotros hemos escuchado la historia del perro que seguía a su dueño al trabajo todos los días y se quedaba sentado en la estación de tren todo el día hasta que su dueño llegaba a casa. El dueño terminó muriendo y el perro siguió esperando en la estación de tren todos los días hasta el día en que murió. Eso es lealtad.

La lealtad pone a la otra persona incluso por encima de tus propios objetivos. La buena lealtad refleja las cualidades de un buen líder. Quieren ayudar a otras personas a ver y alcanzar su grandeza. Eso es lo que los convierte en excelentes líderes. Tienen empatía, amabilidad, compasión, devoción, lealtad y alineación con las personas que más quieren.

¿Cómo ser más leal? (características de la lealtad)

Una relación basada en la lealtad tiene la posibilidad de durar literalmente para siempre. Incluso si es un matrimonio en el que termina no funcionando, seguirán siendo amigos de por vida. O si dos amigos son leales entre sí y terminan llevando vidas diferentes, se sentirán como si nunca se hubieran abandonado.

Ese es el poder de la lealtad; un vínculo tan fuerte que no puede romperse con nada. Para ser más leales en las relaciones, tú y yo debemos adaptar ciertas cualidades en las que nos presentamos, día tras día. Aquí hay algunos ejemplos de lo que es la lealtad para que tú y yo podamos usarlos para convertirnos en personas más leales:

1. Respaldar a alguien, ya sea correcto o incorrecto

No importa si la persona a la que estás tratando de ser más leal tiene razón o no, tú la respaldas. No importa si estás de acuerdo con su decisión o si hubieras hecho todo lo contrario. Ponte de su lado cuando nadie más lo esté. Eso es lealtad.

2. “Toma la actitud de un perro”

Honestamente, lo que me viene a la mente acerca de lo que realmente es la lealtad es cómo es un perro con su dueño. No importa si eres gordo o flaco, rico o pobre, deprimido o eufórico, negro o blanco, joven o viejo. Un perro te cuida la espalda y está total y absolutamente dedicado a ti hasta la muerte. No importa si estás teniendo un buen día o un mal día, siempre aparecen, meneando la cola y emocionados de verte. Aparecen. Son consistentes. Y te entregan su devoción día tras día.

3. Trata a los demás como te tratarías a ti mismo

Cuando se trata de eso, generalmente nos tratamos bastante bien. Tenemos deseos y los cumplimos ante todo por encima de los demás. Queremos adelantar a la gente en la cola del café, comer la primera porción de pizza, ganar una discusión. Pero cuando eres leal a alguien, pones sus necesidades por encima de las tuyas.

Entonces, para ser más leal, simplemente trata los deseos de la persona como propios. Ofréceles la primera porción de pizza, permíteles ganar la discusión. Sea cual sea el deseo que tengas en este momento, cumple ese mismo deseo para la otra persona. Es una forma de autosacrificio que es la manera suprema de lealtad y amor.

4. Actúa como una madre

No hay casi nada tan leal como el amor de una madre hacia sus hijos. Si están siendo acosados en la escuela, ella quiere golpear al acosador y a la mamá de los niños. Tienes que apreciar el amor de una madre. Podemos ser más leales cuando actuamos con las personas que forman parte de nuestras vidas como lo haría una madre con sus hijos; desinteresados y compasivos.

5. Piensa antes de actuar

Nunca participes en actos que podrían llevar a una persona a cuestionar tu lealtad. Si crees que estás cruzando la línea hacia donde parece que tienes dos caras, es porque no estás siendo una persona leal. Debes actuar de la misma manera cuando esté o no esté la persona cerca. Muestra el mayor respeto por las personas a las que deseas ser leal.

6. Ser el malo

Muchas veces alguien estará hablando mal de nuestros amigos o familiares. No diremos mucho. Pero a las personas leales no les importa ser populares y encajar cuando esto sucede. Defienden a su amigo por un ser querido y se arriesgan a ser los malos. Incluso si se trata de una discusión verbal o física. Entonces, cuando la gente habla mal de las personas que amamos, debemos apagarlo tan rápido como lo dicen.

7. Mantente unido

Al final del día, vivimos en una generación que nos entrega con demasiada facilidad. Las tasas de divorcio son más altas que nunca. Pero ser leal significa mantenerse firme con su gente. Aunque sea rico o pobre, enfermo y saludable, feliz o infeliz, te mantienes a su lado pase lo que pase. La lealtad consiste en vivir esta filosofía día tras día.

8. Incluye

Es posible que recuerdes un momento en que estabas en la escuela primaria donde la persona más popular trajo una nueva persona a tu grupo. Lo hicieron porque les agradaba la persona o porque veían que necesitaban amigos. Y los trajeron al grupo sin importar cómo se sintiera alguien al respecto. A la persona no le importaba tanto la opinión de los demás, sino hacer que la nueva persona se sienta incluida.

Podemos hacerlo con nuestros amigos o compañeros de la misma forma. Llevarlos a los lugares que frecuentamos, presentarlos de la manera en que nos presentaríamos. Incluir a alguien en este tipo de actos los hace sentir simplemente importantes. Y esto construye una relación basada en la lealtad, ya que saben que los respaldan.

9. Demuestra que te preocupas mucho

No quiero ser portador de malas noticias. Pero cuando se trata de eso, si tenemos problemas para ser leales a alguien, es posible que no signifique lo suficiente para nosotros. Esa es la triste verdad. Tenemos que aceptar lo suficiente este hecho y aprender a seguir adelante. Esto nos permitirá respetar a la persona que quiere la lealtad. Además de permitirnos encontrar a alguien a quien podamos dedicarnos total y absolutamente con la mayor cantidad de lealtad posible.

10. Sé como un soldado

Nuestros guerreros luchan por nuestro país sin esperar casi nada de este país. Esta es la esencia de la lealtad, es devoción. Poner tu vida en juego por la otra persona, incluso si no hay garantía de que saldremos vivos o que recibamos algo a cambio.

Fuera del campo de batalla, la devoción significa que estamos dedicados a la persona sin importar lo que obtengamos de ella. No hay motivos ocultos. Somos simplemente un soldado que va a luchar por nuestra amistad. Así que actúa como un soldado con las personas a las que eres leal. Tú eres su soldado y ellos son el país que estás tratando de proteger.

La importancia de la lealtad y continuar desarrollándola son cruciales para permitir que una relación tanto de amistad como de pareja no solo sobreviva, sino que finalmente prospere. Todos deseamos la seguridad y protección de una relación leal que resalte nuestras mejores cualidades tanto individualmente como en conjunto.