Ejemplos De Lenguaje Teatral

El lenguaje teatral es un texto escrito con la finalidad de ser llevado a cabo a través de una representación dramática. Nos podemos encontrar ejemplos de lenguaje teatral en los guiones para teatro.

El lenguaje teatral tiene la función de darle una imagen mental al actor de como su personaje debe desenvolverse en la escena. Así mismo, es la principal herramienta del dramaturgo para desarrollar su historia.

Pues el autor solo cuenta con el dialogo entre los personajes para desarrollar la historia. Otro de sus objetivos, es acotar la puesta en escena.

Es decir, que dará una sencilla descripción del lugar donde se ambienta la historia։ En una casa, un castillo, una calle, entre otros.

Ejemplos de lenguaje teatral

Ejemplo 1

Primer tiempo

Rubias de Nueva York

La sala y el patio de las Ancízar a las doce del día. Un reloj Junghans suena y es la única exactitud del lugar. El resto es árabe y fantasioso; jarrones dorados, mariposas, cerámicas, pastorcillos pálidos, lotos, bambúes y delicadezas. María Luisa está sentada en un sofá vienés. Pío Miranda, a su lado, observa el albañal del patio. María Luisa sonríe vagamente percatándose de Pío, a quien olvidó hace unos minutos.

María Luisa: ¿Y Stalin?

Pío: Stalin los reúne a todos en el salón de conferencias, a mano izquierda, entrando por

la puerta principal como quien va hacia el comedor del terrible. Stalin aguarda y entra

Bujarín y entra Zinoviev y entra Kamenev y Trotsky y los viejos bolcheviques, tensos,

impenetrables, definitivos. Rakovski…

María Luisa: ¿Quién es Rakovski, Pío?

Pío: Rakovski es el comisario de Armenia, el gran oso de los kuláks. Rakovski tose.

Stalin lo mira. Rakovski no tose. Stalin se levanta, sobrio, medular, profundo. Y hay ese

momento de angustia. Y Stalin dice: Caballeros: Vladimir Ilich, acaba de morir.

María Luisa: Ay.

Pío: ¿Qué…?, dice Kamenev… ¿Qué…? Un qué abrumado, un qué terrible… ¿Qué…? Y

la cabeza se mueve…

María Luisa: ¿La cabeza de quién…?

Pío: La cabeza de Kamenev (Y la cabeza de Pío reproduce la perplejidad de Kamenev)

 

El día que me quieras. Jose Ignacio Cabrujas. Primer acto.

 

Ejemplo 2

MOLLIE

(Llamando.) ¡Mistress Barlow! ¡Mistress Barlow! (Al no recibir contestación, se aproxima a la butaca, recoge el bolso y un guante y luego cruza el umbral de la derecha. Se quita el abrigo y vuelve a entrar.) ¡Brr! ¡Qué frío! (Se acerca al interruptor de la derecha y enciende los apliques que hay sobre la chimenea. Se dirige al radiador, lo toca con la mano y corre la cortina. Luego se aproxima a la mesita del sofá y enciende la lámpara. Echa un vistazo a su alrededor y ve el rótulo apoyado en los peldaños. Lo coge y lo deja apoyado en la pared a la izquierda del ventanal. Retrocede unos pasos, asintiendo con la cabeza.) Ha quedado muy bien… ¡Oh! (Se ha fijado en que falta la «S» de Monkswell.) ¡Ese tonto de Giles! (Consulta su reloj de pulsera y luego mira el reloj de pared.) ¡Caramba!

 

La ratonera. Agatha Christie. Acto I. Primer cuadro.

 

Ejemplo 3

La acción transcurre en Tebas, ante el palacio de EDIPO. En el centro, un altar con varios escalones. Un grupo numeroso de tebanos, de toda edad y condición social, arrodillados, que han depositado ramas laurel y olivo adornadas con cintas blancas, se hallan en círculo, y en el centro de éste, el gran sacerdote de Zeus.

 EDIPO sale del palacio; se detiene un momento en el umbral, contempla a la multitud y empieza a hablar.

Edipo։ ¡Hijos míos, nuevos vástagos del antiguo Cadmo!, ¿qué tenéis

que impetrar de mí, cuando venís a esta audiencia con ramos

de suplicantes? Nuestra ciudad está saturada del humo del

incienso, así como de ayes y lamentos. Por eso, hijos míos, he

creído preferible informarme por mí mismo, y no por

mensajeros, y con este fin he querido presentarme aquí yo

mismo, Edipo, cuyo nombre es celebrado por todos los labios.

«Vamos, habla tú, anciano, puesto que por tu edad eres el más

indicado para explicarte por ellos. ¿Por qué esa actitud? ¿Con

qué fin os habéis congregado aquí? ¿Qué teméis o qué deseáis?

Heme aquí dispuesto a ayudaros en todo, ya que tendría que ser

insensible al dolor si no me conmoviesen tal concurrencia y

vuestra actitud suplicante.

 

Edipo Rey. Sófocles.

 

Ejemplo 4

MACBETH։ Lo he hecho. ¿No has escuchado nada?

LADY MACBETH։ El lamento de un búho y el llanto de los grillos. ¿No hablaste?

MACBETH։ ¿Cuándo?

LADY MACBETH։ Ahora.

MACBETH։ ¿Mientras descendía?

LADY MACBETH։ Si

MACBETH։ ¡Escucha! ¿Quién duerme en la otra alcoba?

LADY MACBETH։ Donalbain.

MACBETH։ ¡Qué triste esta visión!

LADY MACBETH։ Ahora es necio decir que triste esta visión.

MACBETH։ Uno reía, en sueños, y otro grito: “¡Asesino!”; se despertaron uno a otro. Me quedé inmóvil y escuché, pero solo rezaron y se dispusieron a dormir otra vez.

LADY MACBETH։ Si, los dos duermen juntos.

MACBETH։ Uno gritó “Dios nos bendiga: Amen”, el otro al contemplar mis manos de verdugo. Porque escuché su miedo no contesté yo, Amen, cuando exclamaron Que Dios nos bendiga.

LADY MACBETH։  No pienses tanto en ello.

MACBETH։ ¿Por qué no pude pronunciar Amen? Necesitaba más que nunca que me bendijeran, y el Amen se quedó en mi garganta.

LADY MACBETH։  No podemos seguir tratando así este asunto o enloqueceremos.

 

Macbeth. William Shakespeare. Acto II. Escena II.

 

Escena 5

STANLEY։ (abriendo la puerta y gritando hacia la sala): -¡Eh, Stella! ¡Eh, Stella, nena!

Gran sonrisa de la Negra. Mitch espera a la derecha a Stanley.

STELLA։ (levantándose de un salto de la butaca, entra en la sala): No me grites así.

STANLEY։ (arrojándole un paquete con carne, cubierto de sangre): ¡Toma!

STELLA: (atrapando el paquete al vuelo): ¿Qué?

STANLEY: ¡Carne!

Stanley y Mitch salen por la derecha en primer término.

STELLA: (corriendo hacia la puerta de calle con el paquete): ¡Stanley! ¿Adónde vas?

STANLEY: (detrás del escenario): ¡A jugar a los bolos!

STELLA: (asomándose por la puerta, le grita): ¿Puedo ir a mirar?

STANLEY: (más lejos): ¡Ven!

STELLA: ¡Iré pronto! (Dándole una palmada en el hombro a Eunice.) Hola, Eunice. ¿Cómo estás?

Estos fueron ejemplos de lenguaje teatral. En los cuales se expresa el uso narrativo que se le da a los personajes y las acotaciones.

 

Bibliografía

  1. El día que me quieras. Jose Ignacio Cabrujas. Monte Ávila Editores. 1989.
  2. http://200.111.157.35/biblio/recursos/Cabrujas,%20Jose%20Ignacio%20-Cabrujas,%20Jose%20Ignacio.pdf

  3. Agatha Christie. La ratonera. Estrenada en 1952.
  4. http://www.iesseneca.net/iesseneca/IMG/pdf/La_ratonera.pdf

  5. Edipo rey. Sófocles. Ediciones Pehuen.
  6. http://www.corchado.org/pdf/edipo.pdf

  7. William Shakespeare.
  8. https://www.cjpb.org.uy/wp-content/uploads/repositorio/serviciosAlAfiliado/librosDigitales/Shakespeare-Macbeth.pdf

  9. Un tranvía llamado deseo. Tennessee Williams. Librodot.com

https://desarmandolacultura.files.wordpress.com/2018/04/un_tranvia_llamado_deseo-t-williams.pdf