11 Ejemplos de Macroeconomía: Importancia y objetivos

La macroeconomía y la microeconomía son dos conceptos económicos muy conocidos. Una de las primeras preguntas que le surgen a quien empieza a interesarse por el mundo de la economía es la diferencia entre ambas. Para eso, es importante conocer algunos ejemplos de macroeconomía detallados.

La diferencia entre la microeconomía y macroeconomía es que la microeconomía se ocupa de los aspectos individuales mientras que la macroeconomía se ocupa de los grupos. Ambas son ramas importantes de la economía.

La macroeconomía es una de las muchas ramas del análisis económico. Es el estudio de la gestión económica de un área como grupo. Utiliza variables agregadas, principalmente el trabajo y el consumo de bienes y servicios.

La macroeconomía, por tanto, se ocupa de los fenómenos económicos que tienen lugar en el centro de un estado. Sin embargo, estos fenómenos deben relacionarse siempre con los consumidores, ya que sin datos de éstos es imposible establecer las cifras subyacentes.

Esta es útil porque el análisis de las unidades económicas muestra el desarrollo y el crecimiento de una economía en un área determinada durante un período determinado.

Características de la macroeconomía

La macroeconomía, que es una de las principales ramas del análisis macroeconómico, tiene muchas más características. Algunas de estas características son:

  • Calcula la cuota total de bienes y servicios.
  • Desarrolla modelos de posibles opciones económicas.
  • Estudia el crecimiento económico y la inflación.
  • Examina la cooperación entre consumidores y empresas.
  • Examina la población activa y las tasas de desempleo.
  • Su objetivo es prevenir las crisis económicas.

¿Cuál es el objetivo de la macroeconomía?

El principal objetivo de la macroeconomía es el estudio de la economía en un ámbito que tiene como objetivo el crecimiento económico. Esto, a través de la acumulación de capital y trata de prevenir o evitar diversos problemas que surgen en la economía de un país.

Para analizar lo anterior, la macroeconomía utiliza tres tipos de variables que, con ciertas limitaciones, permiten conocer la evolución de la economía. Estas tres variables son:

  • El Producto Interno Bruto, también conocido como PIB, que mide los bienes y servicios de un territorio determinado durante un periodo determinado.
  • Producto Nacional Bruto: también conocido como PNB, que es la cantidad de bienes y servicios producidos en un territorio durante un periodo determinado.
  • Producto Nacional Neto: también conocido como PNN, es la suma de toda la inversión en una región.

Ejemplos de macroeconómica

  1. Al inicio de una recesión, los responsables de la política económica proponen paquetes de estímulo. Como en el caso de Estados Unidos en 2008 en respuesta a la crisis subprime.
  2. En general, todos los gobiernos establecen un salario mínimo legal. Se calcula, por ejemplo, a partir del precio de una cesta de productos básicos para el hogar, y suele ajustarse en función de indicadores macroeconómicos como la inflación.
  3. En respuesta a la aceleración de la inflación, la autoridad monetaria decidió aumentar el coeficiente de reservas obligatorias. Es decir, la parte de los depósitos bancarios que no puede prestarse a los clientes sino que debe permanecer como reservas.
  4. El ejecutivo prepara el presupuesto estatal del año siguiente y asigna fondos a los distintos departamentos y ministerios. Por ejemplo, puede decidir aumentar los fondos destinados a programas sociales para combatir la pobreza financiera.

Por lo tanto, es importante tener en cuenta que los casos son diferentes y que, en esencia, todos son problemas económicos que surgen en una zona concreta y tienen un impacto significativo en ella.

Otros ejemplos de macroeconomía

  • Aumento de la producción de determinados bienes.
  • Desarrollo de infraestructuras.
  • Importación y exportación de mercancías entre regiones.
  • Inflación del producto.
  • La evolución de los activos a lo largo del tiempo.
  • Salarios de las empresas.
  • Trabajos de organización y limpieza.
  • Variables macroeconómicas

    La macroeconomía utiliza una variedad de herramientas diferentes y en evolución para desarrollar la investigación, tales como.

    • Gasto público: el dinero que un gobierno gasta para cubrir sus gastos.
    • Inflación: aumento constante de los precios de los bienes y servicios.
    • Producto Interior Bruto (PIB): el coste total de la producción en una región durante un periodo determinado.
    • Tasa de desempleo: el número de personas desempleadas en una zona determinada.
    • Tipo de cambio: el precio de una moneda extranjera frente a la moneda nacional.
    • Tipo de interés: porcentaje de la cantidad que los bancos cobran por prestar.
    • Volumen de pagos: medida de las transacciones entre diferentes áreas, teniendo en cuenta la balanza de pagos y el volumen de comercio de una economía.

    ¿Qué estudia la macroeconomía?

    La macroeconomía se ocupa de cuestiones relacionadas con la economía general. Esto significa que se centra en un grupo de naciones/regiones en lugar de dos participantes en el mercado.

    La macroeconomía suele centrarse en la producción y los insumos. Este análisis permite tomar decisiones de política económica.

    Otro aspecto importante de la macroeconomía es que es más abstracta que la microeconomía. Por ejemplo, cuando se trata del producto interior bruto, es más difícil relacionar este criterio con algo concreto.

    Sin embargo, cuando hablamos del precio de una mercancía en microeconomía, estamos hablando de algo que puede determinarse perfectamente en la vida cotidiana.

    ¿Cuál es el objetivo de la macroeconomía?

    La macroeconomía es útil porque nos permite considerar la mejor manera de alcanzar los objetivos económicos de una región.

    La política económica es el conjunto de medidas que los gobiernos utilizan para alcanzar sus objetivos, como la igualdad de gasto, el crecimiento económico, el fomento del empleo y el mantenimiento de una balanza de pagos sostenible y equilibrada.

    Los datos utilizados para el análisis macroeconómico proceden de observaciones y estadísticas. Por ejemplo, para estudiar la evolución de los costes sobre una base macroeconómica, es necesario derivar el coste medio de todos los bienes y servicios que componen la economía de un territorio o región para obtener el nivel global de estos costes.

    Por otro lado, si queremos estudiar el desempleo, tendríamos que identificar las características habituales de cada sector de la economía. Así, identificar las medidas que ayudarían a reducir el nivel de desempleo en todo el grupo económico.

    La macroeconomía estudia las leyes de la oferta y la demanda a partir de las normas agregadas. Es decir, la oferta total de bienes y servicios en una zona, y la demanda agregada, es decir, el consumo total en una zona.

    La macroeconomía es una rama de la teoría económica. La otra es la microeconomía, que estudia el comportamiento económico de los individuos, los hogares y las organizaciones.

    Diferentes ramas de la macroeconomía

    En este contexto, es importante identificar los principales temas de la macroeconomía por rama o tipo.

    • Ciclos económicos: la macroeconomía estudia por qué una economía oscila en torno a una tendencia. Por lo tanto, también examina su impacto en el producto interior bruto (PIB).
    • Contabilidad del sector público: el sector público suele representar una gran parte de la economía. Por lo tanto, es muy importante estudiar el comportamiento del gobierno y el control de la economía. Además, desde una perspectiva macroeconómica, se presta especial atención al análisis de los déficits y superávits públicos y a la evolución de la deuda pública.
    • Crecimiento económico a largo plazo, es decir, la tasa de aumento de la producción de bienes y servicios durante un periodo determinado. Es importante centrarse en los factores que influyen en el ritmo de recuperación. Esto se debe a que puede mejorar el nivel de vida de las personas.
    • Desempleo: la macroeconomía también se ocupa de situaciones en las que las tasas de desempleo varían considerablemente de un periodo a otro en la misma región. O aquí y en línea sobre las políticas económicas que pueden reducir el desempleo.
    • Inflación: también examina los factores que afectan al precio relativo de los bienes y servicios en una zona determinada. En otras palabras, determina cómo se calcula la tasa de inflación y cómo afecta a la economía. También se ocupa de la deflación, que se produce como resultado de una caída del gasto total, que se trata en la siguiente sección.
    • Productividad: el crecimiento económico depende en gran medida del aumento de la productividad del trabajo. Además, la productividad también viene determinada por su tasa de crecimiento tecnológico.

    ¿Cómo ayuda la macroeconomía a mejorar nuestra vida cotidiana a corto plazo?

    A corto plazo, nos permite comprender nuestro entorno y tomar decisiones que afectan a la sociedad. En otras palabras, la macroeconomía tiene muchas aplicaciones en nuestra vida cotidiana.

    La macroeconomía nos ayuda a nosotros, los clientes.

    Si gestionamos nuestro presupuesto doméstico, podemos ver si la situación económica del país mejorará o empeorará en los próximos meses. También nos permite predecir qué zonas se verán más afectadas por una mejora o un empeoramiento de la economía.

    No utilizamos las mismas cosas cuando pensamos que una crisis tendrá un impacto particular o cuando pensamos que veremos un período de prosperidad.

    La macroeconomía puede ayudarnos como inversores

    La incertidumbre macroeconómica plantea riesgos para el mercado de valores y tiene un impacto negativo en nuestras inversiones. Tomamos las decisiones de inversión en función de nuestro apetito y nuestra predisposición al riesgo.

    Pero también depende de si hay alternativas más o menos arriesgadas. Por ejemplo, en tiempos de crisis, estamos expuestos a más riesgos porque no sabemos cómo evolucionará la economía a corto plazo.

    La inflación es un criterio macroeconómico importante para los inversores y ahorradores. La macroeconomía les ayuda a entender qué es la inflación y cuál es el rendimiento de su inversión. Lo mismo ocurre con los tipos de interés, que siguen dependiendo del entorno macroeconómico.

    Los objetivos de la macroeconomía

    Los principales objetivos de la macroeconomía se describen a continuación:

    • Eliminar el desempleo, aumentar la producción y crear nuevos puestos de trabajo.
    • Evitar el déficit presupuestario, es decir, gastar mucho más de lo que el país recibe.
    • Para garantizar la seguridad del gasto.
    • Promover el crecimiento del producto interior bruto de una zona.
    • Regulación del volumen de comercio.
    • Regular el tipo de cambio, es decir, el precio de la moneda extranjera en la moneda nacional.

    ¿Cuáles son las diferencias y similitudes entre la macroeconomía y la microeconomía?

    Diferencias

    La macroeconomía se ocupa del comportamiento económico en general y no se centra en conceptos específicos más pequeños, es decir, delega el análisis económico detallado de un país.

    La microeconomía estudia el comportamiento económico a menor escala, como la organización de los hogares y los mercados específicos.

    Similitudes

    • Ambos se encargan de estudiar diferentes desarrollos económicos.
    • Ambos conceptos se utilizan para satisfacer las necesidades.
    • Ambos conceptos son importantes para el buen funcionamiento de la economía, ya que su aplicación podría evitar posibles crisis.

    Importancia de la macroeconomía

    La importancia de la macroeconomía radica en que desempeña un papel importante en el desarrollo de una región. De hecho, la evolución que estudia la macroeconomía y los objetivos que persigue son cruciales para el buen funcionamiento de la economía.

    Si la macroeconomía no se analiza adecuadamente, la economía se desequilibra, sufre de desempleo, alta inflación y déficit presupuestario, y la crisis económica se convierte en una realidad.