20 ejemplos de reacción química

Las reacciones químicas ocurren en todas partes del mundo, no solo en un laboratorio de química. Aquí hay 20 ejemplos de reacciones químicas en la vida cotidiana y una mirada más cercana a lo que está sucediendo a nivel molecular.

Cómo reconocer una reacción química

El primer paso para reconocer reacciones químicas en el mundo que te rodea es identificar cuándo se está produciendo una reacción. Las reacciones químicas provocan cambios químicos. En otras palabras, las sustancias interactúan y forman nuevos productos. No todo cambio en la materia es una reacción química. Por ejemplo, derretir hielo, romper una hoja de papel en tiras y disolver azúcar en agua son cambios físicos que no cambian la identidad química de la materia.

A continuación se muestran algunos signos de una reacción química. Si hay más de un signo, es como si hubiera ocurrido una reacción:

  • Cambio de temperatura
  • Cambio de color
  • Olor
  • Producción de burbujas o gas
  • Formación de un sólido llamado precipitado cuando se mezclan líquidos.

20 ejemplos de reacciones químicas en la vida cotidiana

A continuación, se muestran algunos ejemplos generales de reacciones químicas en la vida diaria:

  1. Combustión
  2. Fotosíntesis
  3. Respiración celular aeróbica
  4. Respiración anaeróbica (incluida la fermentación)
  5. Oxidación (incluida la herrumbre)
  6. Reacciones de metátesis (como bicarbonato de sodio y vinagre)
  7. Electroquímica (incluidas las baterías químicas)
  8. Digestión
  9. Reacciones de jabón y detergente
  10. Reacciones ácido-base
  11. Cocinando
  12. Fuegos artificiales
  13. Pudrición de alimentos
  14. Metales de galvanoplastia
  15. Desinfección de superficies y lentes de contacto
  16. Drogas
  17. Blanqueamiento
  18. Color de pelo
  19. Hojas que cambian de color con las estaciones.
  20. La sal mantiene el hielo fuera de las carreteras y ayuda a congelar el helado.

Una mirada más cercana a las reacciones químicas en la vida diaria

Aquí hay una mirada más cercana a algunas reacciones cotidianas, junto con algunas ecuaciones químicas.

  • Combustión: Experimentas reacciones de combustión cuando enciendes un fósforo, enciendes una vela, enciendes una fogata o enciendes una parrilla. En una reacción de combustión, un carburante junto al oxígeno tienen una reacción para originar agua y dióxido de carbono. Aquí está la reacción para la combustión de propano, un combustible utilizado en chimeneas, cocinas y parrilladas:
    • C 3 H 8 + 5O 2  → 4H 2 O + 3CO 2  + energía
  • Fotosíntesis: Las plantas utilizan una reacción química llamada fotosíntesis para convertir el dióxido de carbono y el agua en alimento (glucosa) y oxígeno. Es una reacción clave porque genera oxígeno y produce alimento para plantas y animales. La reacción química global para la fotosíntesis es:
    • 6 CO 2 + 6 H 2 O + luz → C 6 H 12 O 6  + 6 O 2
  • Respiración celular aeróbica: Los animales utilizan el oxígeno proporcionado por las plantas para realizar esencialmente la reacción inversa de la fotosíntesis para obtener energía para las células. La respiración aeróbica reacciona la glucosa y el oxígeno para formar agua y energía química en forma de trifosfato de adenosina (ATP). Aquí está la ecuación general para la respiración celular aeróbica:
    • C 6 H 12 O 6 + 6O 2  → 6CO 2  + 6H 2 O + energía (36 ATP)
  • Respiración celular anaeróbica: Los organismos también tienen formas de obtener energía sin oxígeno. Los seres humanos utilizan la respiración anaeróbica durante el ejercicio intenso o prolongado para llevar suficiente energía a las células musculares. La levadura y las bacterias utilizan la respiración anaeróbica en forma de fermentación para elaborar productos cotidianos, como vino, vinagre, yogur, pan, queso y cerveza. La ecuación para una forma de respiración anaeróbica es:
    • C 6 H 12 O 6 → 2C 2 H 5 OH + 2CO 2  + energía
  • Oxidación: El óxido, el cardenillo y el deslustre son ejemplos de reacciones de oxidación comunes. Cuando el hierro se oxida, cambia de color y textura para formar una capa de escamas llamada óxido. La reacción también libera calor, pero generalmente ocurre con demasiada lentitud para que esto se note. Aquí está la ecuación química para la oxidación del hierro:
    • Fe + O 2 + H 2 O → Fe 2 O 3. XH 2 O
  • Electroquímica: Las reacciones electroquímicas son reacciones redox (oxidación y reducción) que convierten la energía química en energía eléctrica. El tipo de reacción depende de la batería. Las reacciones espontáneas ocurren en las celdas galvánicas, mientras que las reacciones no espontáneas ocurren en las celdas electrolíticas.
  • Digestión: La digestión es un proceso complejo que involucra miles de reacciones químicas. Cuando se lleva la comida a la boca, el agua y la enzima amilasa descomponen el azúcar y otros carbohidratos en moléculas más simples. El ácido clorhídrico y las enzimas descomponen las proteínas del estómago. El bicarbonato de sodio liberado en el intestino delgado neutraliza el ácido y evita que el tracto digestivo se disuelva.
  • Reacciones de jabón y detergente: Lavarse las manos con agua no es una reacción química porque solo se enjuaga mecánicamente la suciedad. Si agrega jabón o detergente, se producen reacciones químicas que emulsionan la grasa y reducen la tensión superficial para que pueda eliminar la suciedad aceitosa. Se producen incluso más reacciones en el detergente para ropa, que puede contener enzimas para descomponer las proteínas y los blanqueadores para evitar que la ropa se vea sucia.
  • Cocinando: La simple mezcla de ingredientes secos no suele provocar una reacción química. Pero, agregar un ingrediente líquido a menudo resulta en una reacción. Cocinar con calor también provoca reacciones. Mezclar harina, azúcar y sal no es una reacción química. Tampoco lo es mezclar aceite y vinagre. Cocinar un huevo es una reacción química porque el calor polimeriza las proteínas de la clara de huevo, mientras que el hidrógeno y el azufre de la yema pueden reaccionar para formar gas sulfuro de hidrógeno. Cuando se calienta el azúcar, ocurre una reacción llamada caramelización. Cuando se calienta la carne, se dora debido a la reacción de Maillard.
  • Reacciones ácido-base: Las reacciones ácido-base ocurren cada vez que mezcla un ácido (por ejemplo, jugo de limón, vinagre, ácido muriático, ácido de batería, ácido carbónico de bebidas carbonatadas) con una base (por ejemplo, bicarbonato de sodio, amoníaco, lejía). Un buen ejemplo es el bicarbonato de sodio y el vinagre para formar acetato de sodio:
    • NaHCO 3 + HC 2 H 3 O 2  → NaC 2 H 3 O 2  + H 2 O + CO 2

Si generalizamos, las reacciones entre un ácido y una base producen o crean sal y agua. Por ejemplo, si reacciona ácido muriático (HCl) y lejía (NaOH), obtiene sal de mesa (NaCl) y agua (H 2 O):

  • HCl + NaOH → NaCl + H 2 O

En esta reacción, dos líquidos claros forman otro líquido claro, pero se puede decir que ocurre una reacción porque libera mucho calor.