50 Ejemplos De Adjetivos

En este artículo te mostraremos 50 ejemplos de adjetivos y sus combinaciones en algunas oraciones. Se necesitan sustantivos y verbos para hacer una oración completa.

Con una comprensión firme de estas partes del discurso, podemos pasar al mundo de los modificadores que visten las partes más integrales de nuestro lenguaje cotidiano; los adjetivos.

Un adjetivo es una palabra que personaliza e intensifica un sustantivo o un pronombre. Proporciona información adicional sobre a qué se refiere el sustantivo o el pronombre.

Suele aparecer justo antes del sustantivo o del pronombre que modifica. Podemos usar más de un adjetivo para describir un sustantivo o un pronombre y cuando un sustantivo viene antes de otro sustantivo, se convierte en su adjetivo.

50 Ejemplos de Adjetivos

A continuación te mostramos algunos ejemplos de adjetivos que son muy utilizados en las frases:

  1. Colores
  2. Grande
  3. Amarilla
  4. Alta
  5. Pequeña
  6. Bella
  7. Hombre divertido
  8. Verde
  9. Cristal
  10. Suizos
  11. Suficiente
  12. Muchos
  13. Todos
  14. Primera
  15. Seis
  16. Dos
  17. Sexta
  18. Duodécimo
  19. ¿Qué?
  20. ¿A qué?
  21. ¿De quién?
  22. Esta
  23. Esa
  24. Esos
  25. Mi
  26. Sus
  27. Suya
  28. Brillante
  29. Soleado
  30. Glorioso
  31. Triste
  32. Lamentable
  33. Espantoso
  34. Maligno
  35. Feo
  36. Alegre
  37. Tonto
  38. Bueno
  39. Desgastado
  40. Barrido
  41. Arrugado
  42. Molesto
  43. Algún
  44. Cada
  45. Ningún
  46. Claveteado
  47. Rasgado
  48. Eficaz
  49. Inteligente
  50. Aplicado

Tipos de Adjetivos

Sin los adjetivos las oraciones no serían expresiones completas o bien explícitas. Las conversaciones serían muy lineales y quedarían muchos puntos por aclarar. Dada su importancia, existen varios tipos diferentes de adjetivos. Sumérgete en este mundo multifacético:

Adjetivos demostrativos

Los adjetivos demostrativos son para señalar de qué sustantivo o pronombre estás hablando. Estas cuatro palabras te ayudarán a identificarlos:

  • Esta
  • Ese
  • Estas
  • Aquellos

Normalmente, aunque no siempre, los adjetivos van antes del sustantivo que están modificando. Con adjetivos demostrativos, esto es una apuesta segura. Se situarán justo en frente del sustantivo con el que están trabajando. Aquí hay algunos ejemplos de adjetivos demostrativos:

  • ¿Te gustaría esta bicicleta?
  • Ese auto solía ser mío.
  • No quiero estos

Adjetivos interrogativos

Los adjetivos interrogativos plantean una pregunta. Necesitan un sustantivo o pronombre a su lado. En esta categoría, está atento a estas palabras:

  • Qué
  • Cuál
  • Cuyo

Veamos algunos ejemplos de adjetivos interrogativos:

  • ¿De qué color quieres pintar la cabaña?
  • ¿Qué kimono quieres pedir?
  • ¿En qué tierra estamos parados?

Cada adjetivo interrogativo necesita un sustantivo después. Hay otras palabras que plantean una pregunta, como «quién» y «cómo», pero no pueden ser adjetivos porque no modifican sustantivos.

Adjetivos posesivos

Estas etiquetas son bastante útiles. Los adjetivos posesivos muestran posesión. Bastante fácil, ¿verdad? Aquí están los jugadores clave en el reino de los adjetivos posesivos:

  • Su
  • Mi
  • Nuestro
  • Tu

Como los adjetivos demostrativos, los adjetivos posesivos siempre vienen antes de sus sustantivos correspondientes, con una notable excepción. Considera estas oraciones de muestra:

  • ¿Es ese tu Ferrari?
  • No toques nuestro
  • Lo siento; no sabía que este era tu

Artículos como adjetivos

Aquí es donde las cosas se complican. Existen algunos artículos en el idioma que también actúan como adjetivos: un, el, la. Caen en el mismo patrón que hemos estado discutiendo. Están al lado de sus sustantivos. Veámoslos en oraciones simples:

  • Acabo de adoptar un
  • Este es un
  • No te lleves la

Cuando se carga la escritura con adjetivos y adverbios se logra que el texto sea más específico. Por supuesto, estamos aquí para alcanzar un cierto nivel de genio gramatical, por lo que es bueno comprender todos los detalles.

Solo considera la cantidad de adjetivos que agregas a tu escritura, porque si exageras, la misma se verá sobrecargada y/o perderá el sentido. Con eso en mente, pon algunos de estos adjetivos en tu bolsillo trasero. Quizás uno de ellos te sirva bien en tu próximo cuento o poema.

Te puede interesar:

  • Ejemplos Adjetivos calificativos
  • Ejemplos Adjetivos demostrativos