Ejemplos De Alucinaciones

Las alucinaciones son alteraciones que pueden afectar tus cinco sentidos en cualquier momento. Por ello, te presentaremos a continuación los ejemplos de alucinaciones más comunes que puede tener una persona.

Los engaños realizados por tu cerebro cuando estás en situaciones difíciles, dolorosas o estresantes, son conocidas como ilusiones.

Cada una de ellas se crea en distintas partes de tu cerebro, que al ser dañada o estimulada reproducen una imagen. La cual será guiada, ya sea por tus deseos o por el consumo de algún alucinógeno, enfermedad física, mental, fiebre, entre otros.

Algo muy alarmante, es que, si tienes una alucinación no serás capaz de discernir la realidad de lo imaginario. Por lo que solamente llegas a percatarte de lo sucedido si un tercero te lo indica o cuando razonas por ti mismo.

En casos extremos como aquellos que sufren enfermedades mentales, nunca sabrán la diferencia en lo que perciben. Aun cuando alguien les explique lo ocurrido.

Un ejemplo de estas percepciones engañosas seria; que escuches la voz de alguien cuando no hay absolutamente nadie a tu alrededor. Estos casos suelen ocurrir cuando tu mente está bajo mucho estrés más que todo por la despedida de un ser querido.

Ejemplos de alucinaciones

Ahora que ya conoces acerca de las ilusiones, es momento de que veas algunos ejemplos. Los cuales te ayudarán a comprender en mayor detalle estos engaños de la mente.

Visuales

Como lo indica su nombre, son ilusiones que ocurren cuando ves algo que realmente no está allí. Sí, lo sabemos, se escucha escalofriante, pero son muy comunes en personas con migraña, demencia o adicción a las bebidas alcohólicas.

Los estímulos que puedes llegar a percibir pueden ser desde simples destellos de luces hasta elementos más complejos como seres vivos. Algunas de estas alucinaciones se denominan autoscopia, liliputenses, guliverianas, Alicia en el país de las maravillas, entre otros.

Auditivas

En este caso escucharás voces en lugares donde no existe ningún individuo. Estas alucinaciones son muy comunes en personas que están pasando por un duelo y no superan aun la realidad de que ese ser querido ya no está.

Del mismo modo, las personas con un cuadro clínico de esquizofrenia sufren constantemente de ilusiones sensoriales de este tipo.

Táctiles

Este tipo de ilusión hace que sientas en tu cuerpo algo que realmente no está ahí, incluyendo gran cantidad de sensaciones como; la temperatura, dolor u hormigueo. Este último hará que tengas la sensación de pequeños animales caminando sobre ti. Gran parte de los individuos que consumen cocaína padecen esta tipología.

Olfativas

Las alucinaciones de este sentido son poco frecuentes, involucrando que huelas algo inexistente. Por ello, suelen ser relacionadas con el consumo de drogas, trastornos neurológicos e incluso tumores.

Un ejemplo muy común de esta alucinación es que cuando estás en público sentirás el olor a excremento y estarás convencido de que los demás te culpan a ti.

Gustativos

Al igual que el anteriormente descrito esta tipología es poco frecuente en las personas y consiste en que sentirás sabores ácidos o nauseabundos cuando no existen. Además, en todo momento creerás que la comida esta envenenada o que alguien le pone medicamentos.

Cenestésicas o Somáticas

Estas ilusiones provocarán que tengas sensaciones extrañas en los órganos de tu cuerpo hasta el punto que las sientes muy reales. Normalmente quienes padecen de ilusiones somáticas afirman el no sentir sus órganos o partes del propio cuerpo.

Cinestésicas o Kinésicas

Es muy común en individuos con Parkinson o que consumen sustancias psicoactivas. Alcanzando a tener una relación estrecha con los movimientos de tu propio cuerpo que no son producidos realmente.

Alucinaciones propioceptivas o de postura

Al padecerla tendrás la experiencia de sentir que vuelas, flotas o estás fuera de tu cuerpo. También podrás alucinar que parte de tu ser se encuentra en otro lugar diferente a la de tu localización física.

Causas de las alucinaciones

Como has podido observar en los diferentes ejemplos que leíste previamente, son diversas las causas que ocasionan esta tipología. Así que a continuación te mostraremos las más comunes:

  • El consumir medicamentos no prescritos y drogas como la marihuana, LSD e incluso alcohol. Son causantes de estas experiencias alucinógenas.
  • Las enfermedades, trastornos mentales, tumores cerebrales, esquizofrenia, Parkinson, entre muchas otras.
  • Las lesiones cerebrales en el lóbulo frontal o el hipocampo también provocan estas ilusiones.

Conclusión

Las existencias de estos ejemplos de alucinaciones siempre te recordarán que la mente humana no solo se limita a registrar los datos que recibe. Sino que todo tu sistema nervioso trabaja en conjunto para construir escenas propias alrededor tuyo, con base a las experiencias que has tenido.

Ten presente que algunas enfermedades llegan a desencadenar alucinaciones de forma incontrolada. Pero estas forman parte de tu día a día, aunque no llegues a darte cuenta.