Ejemplos De Celotipia

Todos en algún momento hemos sentido celos, esta es una emoción normal que padecemos todos los seres humanos. Pero tenemos que estar alerta para saber diferenciar entre celos comunes y celotipia. Aunque es importante recalcar que ningún tipo de celos son buenos.

La celotipia o mejor conocido como Síndrome de Otelo. Se produce cuando una persona comienza a obsesionarse con la idea de infidelidad y están seguros de que su pareja le es infiel. Entonces esta emoción los empuja a buscar señales que alimenten su sospecha, se comportan de manera violenta y humillan a su pareja, entre otros comportamientos obsesivos.

A pesar de lo malo y enfermizo que puede ser sentir celotipia, sigue existiendo la creencia que sentir celos es amar mucho a una persona. La verdad es que la persona que es celada lo pasa muy mal y llega a sentirse agobiada por la relación. Ya que, la persona celosa no sabe como detener su conducta ni es consciente de la pésima actitud que tienen.

¿Por qué se produce la celotipia?

Es común que se produzcan en personas con muy baja autoestima y una enorme falta de amor propio. La persona celosa está segura que siente mucho amor y lo ve como una especie de protección. Muchas veces, todo proviene de la falta de cariño que se vive en la niñez o criarse alrededor de esas actitudes en el hogar.

¿Cuáles son los tipos de celotipia que existen?

  • Celotipia emocional normal: esta es una etapa transitoria, porque no influye en la vida de la persona que lo siente ni en su entorno.
  • Celotipia emocional manifestada: inicia cuando la persona empieza a desconfiar de su pareja y comienza a preguntarle más sobre sus actividades cotidianas: universidad, salidas con amigos, como son sus compañeros de trabajo, etc. Otra característica es que se molestan cuando ven a su pareja hablando mientras no está presente.
  • Celotipia emocional desmedida: las relaciones amorosas son las más afectadas y las mujeres son las más comunes en sufrirlo por su alto grado de dependencia. Esta obsesión de buscar respuestas a dudas que se convierten en obsesión logran afectar a todas las áreas de su vida: amorosa, familiar, amigos y trabajo. Es común que sean personas desconfiadas, compulsivas, controladoras, agobiantes y viven seguras de que tienen la razón.
  • Síndrome de Otelo: se produce cuando una persona ya está convencida de que su pareja es infiel. Sus pensamientos se convence una y otra vez de su infidelidad, observa todo sospechoso y pasa tiempo buscando pruebas para comprobar sus dudas. Como consecuencia de sus delirios logran tener un gran control en todas las actividades de su pareja, como espiar el celular, computadora y salidas o leer sus mensajes en
  • Celotipia emocional oculta: se da cuando la persona que los siente no reclama, pero reprocha y es violento o grosero con la otra persona. Vive minimizando sus logros, hace continuas críticas a todo lo que hace y su plan es hacer que se sienta inferior.

Ejemplos de celotipia

  • No acepta que su pareja se vincule con otras personas en sus actividades cotidianas y más aún si son personas del otro sexo.
  • Siente desconfianza de los compañeros de trabajo o estudio de su pareja.
  • Comienzan a sospechar que su pareja le compra regalos a otra persona.
  • Critican y son rudos en sus comentarios.
  • Se vuelven arrogantes.
  • Una actividad que comienzan hacer de forma continua revisar celulares o cualquier medio de comunicación de la persona o pareja que cele. Eso puede llegar a robarle la contraseña y ver quien le da me gusta o no en alguna red social.
  • Desconfía de las personas que socializan con su pareja, tanto de mujeres como hombres.
  • Suelen creer que sus parejas se arreglan para conquistar a otras personas. También se sienten con el derecho de darle aprobación a la vestimenta que elija para salir.
  • Actúan de manera prepotente, sobre todo cuando está en medio de una discusión.
  • Convierten las conversaciones en interrogatorios.
  • Comienzan a investigar y revisan cuentas personales (Instagram, Facebook, etc.) de los compañeros o amistades más cercanos a su pareja.
  • Suelen revisar con detalle la ropa y bolsos, porque comienzan a buscar olores o marcas que demuestren que estuvieron con otra persona.
  • Quien sufre de celos enfermizos comienza hacer todo lo posible para que su pareja no salga sin él/ella. Sienten que están haciendo bien para la relación, a pesar de que esta es una gran prueba de su dependencia emocional.
  • Vuelven normal la rutina de criticar, humillar, maltratar, regañar y hacer sentir desvalorizada a su pareja.
  • Solo quieren que su pareja este para ellos. Muchas personas ven esto como algo romántico y especial, pero ten en cuenta que los celopatas pueden ocultar muy bien sus emociones al comienzo; pero si logras analizar poco a poco pueden volver eso algo más enfermizo.
  • Es normal entre las personas enfermas de celos exigirle a su pareja que actúe de cierta forma e imponer comportamientos que no van con su personalidad.
  • Repiten frases o afirmaciones dependientes emocionalmente como: “solo yo puedo darte lo que mereces”, “nadie te quiere como yo”, “solo yo puedo hacer todo por ti”, “eres muy especial y me moriría que estés con alguien más”,“tenemos que hacer todo juntos”, “no me gusta que te juntes con ese amigo, bloquéalo” o “no me alejaría nunca de ti”. A simple vista suena romántico e increíble escucharlas, pero con el paso del tiempo vas sintiendo el control que estas ejercen y la base del verdadero amor no debe ser eso.
  • Sospechan demasiado. Por ejemplo: si la pareja no llega a la misma hora de siempre, cuando comienza hablar con un nuevo amigo/a pasa mucho más tiempo hablando por el celular.
  • Cuando comienzan a sentir celopatía quieren tener siempre ubicado a su pareja y le hacen preguntas de donde estaban, para así comprobar si están diciendo la verdad.
  • Otro ejemplo es que son personas dependientes emocionalmente. Esto significa que quiere que la otra persona solo sea para ellos y sienten miedo a perderla o estar solos.
  • De un momento a otro odian los gustos e intereses de su pareja. Imaginemos que su pareja ama bailar y participa en muchas competencias, pero un día comienza a odiar el baile e incluso la música. Eso le parece estúpido y no le gusta que observen a su pareja… entonces se lo comunica y le reprocha constantemente a su pareja. En otras palabras, le limita ser él o ella misma.
  • Además tienen mucha seguridad de que sus parejas lo engañan. Mantienen este delirio con mucha confianza a pesar de que le demuestren lo contrario.
  • Estas personas sufren de un gran sube y baja de emociones, desde la agresividad, enojo, rabia, tristeza hasta la confusión.
  • Está de más mencionar que se enfadan siempre sin importar el motivo. Suponen cosas que hace o dicen y culpan a su pareja por todo.

En conclusión, resulta muy normal en la vida de una persona celosa llegar a agredir y no sentir culpa alguna por sus actos. Vivir una relación donde los celos están presente es muy difícil, como pudiste leer en todos los ejemplos de celotipia, es evidente que es un problema que destruye diariamente relaciones y que no importa el tipo de agresión sea física o psicológica, ambas destruyen la confianza y seguridad de la persona agredida.