Ejemplos De Conflictos En Empresas Familiares

Una empresa familiar, como su propio nombre lo indica, es aquella cuya gestión administrativa, está en manos de varios miembros de una misma familia. Esto incluye la planificación de proyectos, así como su ejecución. Funcionan como cualquier otra empresa, pero con una conexión única entre los que la integran.

Una de sus ventajas, es la perdurabilidad a través de los años, producto de un sentido de pertenencia, legado y tradición familiar. A pesar de esto no podemos poner a un lado los retos y desafíos que estas conllevan. Puedes ver algunos de ellos en estos  ejemplos de conflictos en empresas familiares

Ejemplos de conflictos en empresas familiares

La sucesión

¿Qué es la sucesión? Es la destinación de algún bien que una persona tuvo en vida a un heredero o legatario. Este procedimiento puede darse de dos maneras:

  • El dueño de los bienes deja un testamento expresando su voluntad y dando instrucciones sobre la adjudicación de los mismos. También incluye puestos dentro de la empresa.
  • Cuando por ausencia del dueño, los herederos deben recurrir a algún procedimiento legal, en caso de ser necesario, para liquidar la herencia, hacer repartición de los bienes o nombrar un sucesor en la empresa.

Este tema genera tensión entre las partes familiares afectadas, ya que tendrán un impacto considerable en el patrimonio y la empresa.

Gustos e ideas personales

Cuando no se es capaz de separar la vida familiar o personal de la empresarial surgen muchos problemas dentro de la empresa. Si sus miembros no tienen un sentido de compromiso o quieren imponer sus criterios personales por orgullo, pueden generar fuertes conflictos. Esto a la larga resentirá el funcionamiento de la empresa y creará un ambiente de competición mal sano.

Este problema tiene otro efecto colateral por así decirlo. Y es que los empleados se verán contagiados por ese mismo espíritu. El resultado se hará evidente por la poca efectividad en el ejercicio de sus labores, menos capacidad para resolver problemas y una creatividad pobre. No podemos dejar de mencionar la tensión que produce la atribución de salarios o cargos.

Nepotismo empresa familiar

Se refiere al favoritismo familiar está muy presente en este tipo de empresas. Resulta de preferir o tomar en cuenta a la familia por encima de los demás empleados, incluso, cuando otros puedan tener mejores habilidades y tengan más méritos. Sin duda alguna, esto es una causa de desmotivación en el resto de los integrantes de la empresa que no formen parte del círculo familiar.

De no ser corregida esta tendencia, el impacto a corto o mediano plazo se hará presente. Los resultados se harán evidentes por un bajo rendimiento en los deberes de aquellos que no son tomados en cuenta. Estos pensarán: “¿Para qué esforzarme? Igual no recibiré el mérito que se me debe por no ser parte de la familia”.

El liderazgo emocional

Un buen líder debe ser muy equilibrado en sus gestiones. Esto no debe ser una excepción en el caso de empresas familiares. Pero hay que reconocer que representa un gran reto. Por ejemplo, la expresión “No es nada personal, solo son negocios” no tiene lugar en este tipo de empresa. En realidad, en estos casos siempre tendrá algo de personal. Ahí es donde está el problema.

Cuando el que dirige la empresa no logra separar sus emociones a la hora de tomar decisiones importantes pueden ocurrir dos cosas. Primero, los demás lo percibirán como un síntoma de debilidad y le perderán el respeto. Segundo, afectará gravemente el buen funcionamiento de la empresa. Por otro lado, cuando logra poner sus afectos familiares a un lado, deberá tener un enfrentamiento con aquellos de su familia que no compartan su opinión sobre el asunto.

Empleados que abandonan la empresa

Si bien, no en todo los casos, la nómina de este tipo de empresa puede ser muy fluctuante. ¿Cuál es el motivo? Los empleados ven pocas probabilidades de ascensos o crecimiento profesional. Este  conflicto viene siendo una consecuencia del nepotismo familiar del que hablamos hace un momento. Si un empleado nota que muy a pesar de sus esfuerzos, el cargo por el que tanto ha trabajado se lo dan a un allegado a la familia, preferirá irse a otro lugar.

Otro motivo de migración por parte de los empleados, es un ambiente laboral tenso como consecuencia de conflictos internos. La incomodidad que produce, no saber de parte de quien ponerse para no perder el empleo, les genera angustia emocional. Durante este proceso el trabajador puede bajar su rendimiento.

Sin importar por cuál de estas razones decidan migrar, hay que tener presente lo siguiente: durante esa búsqueda los empleados no darán el cien por ciento de sus capacidades. Esto evidentemente le generará pérdidas a la empresa.

Choque generacional

Al integrarse generaciones familiares más nuevas, se presentarán conflictos relacionados con la organización, la aplicación de métodos, uso de nuevas tecnologías y otros temas. Los que tienen más tiempo en la empresa, insistirán en hacer las cosas de la forma tradicional. Su argumento se basa en el hecho de que si  ha funcionado bien por tanto tiempo no hay necesidad de cambio.

Por otro lado, las generaciones más recientes, opinan que usando nuevos métodos pueden obtenerse resultados aún mejores a los actuales. Independientemente de las opiniones, lo cierto aquí, es que se debe llegar a un punto intermedio para no agravar el conflicto.

Cómo prevenir conflictos en empresas familiares

  • Un antiguo proverbio dice: “Resultan frustrados los planes donde no hay habla confidencial”. Por eso, es muy importante mantener líneas de comunicación franca y abierta, tanto dentro como fuera de la empresa.
  • Si está planeando formar una empresa familiar, lo más recomendable es fijar reglas claras. Anticiparse a los posibles conflictos y establecer la forma en que se resolverán.
  • Tener una mentalidad abierta para reducir la brecha de la diferencia generacional.
  • Buscar la ayuda de un consultor. Este aportará una visión independiente y clara que no se verá afectada por lazos familiares.
  • Fijar un plan de sucesión. Esto reducirá en gran manera la tensión que genera este proceso.

Toda empresa, familiar o no, se enfrenta a retos y desafíos. Pero, estos ejemplos de conflictos en empresas familiares, demuestran que se genera una carga emocional adicional. Está en manos de sus miembros, convertirlos en una oportunidad de crecer, avanzar y prosperar.