Ejemplos De Acciones Para Abordar Riesgos Y Oportunidades

Las acciones para abordar riesgos y oportunidades son fundamentales para las organizaciones. Sin embargo, antes de seguir hablando de estos conceptos, es importante tenerlos claros.

¿Cómo puede definirse un riesgo?

Un riesgo debe tomarse como el efecto directo que genera la incertidumbre; siendo esta, la deficiencia de información que podamos tener sobre algún efecto o sus consecuencias, lo cual, al ser desconocido, se mantiene a la expectativa.

Tal es el caso de algún evento que pueda tener efectos positivos o negativos en la empresa.

¿Cómo se reconocen las oportunidades?

El término “oportunidad” se relaciona mucho con el concepto de riesgo, pero una oportunidad tiene que ver con los resultados positivos, obtenidos al actuar a pesar de la incertidumbre.

Es decir, si la organización planifica y ejecuta una acción, aún teniendo dudas del porcentaje exacto de éxito, y esta acción los lleva a una mejora, se está aprovechando la oportunidad.

 Claro está, la organización no puede operar de manera irresponsable o al azar, se deben hacer estudios minuciosos que permitan predecir, hasta cierto punto, el comportamiento de alguna acción.

Esto con el fin de asegurar que las gestiones de calidad logren una mejora y prevengan efectos indeseados.

En este sentido, existen acciones que se deben ejecutar en los sistemas de gestión de la calidad para determinar los riesgos y oportunidades; esto lo veremos en los siguientes renglones.

Acciones para abordar riesgos y oportunidades

Toda acción que la organización decida ejecutar, debe ser planificada y estudiada con detenimiento.

Es por ello que el sistema de calidad considera el tipo y el nivel de riesgo asociado a la empresa. Estableciendo prioridades, lo cual permite llevar a cabo acciones correctas y organizadas, entre las que se pueden mencionar:

  • Eliminar las fuentes de riesgo detectadas
  • Modificar el impacto del riesgo
  • Usar la matriz FODA, para el análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.
  • Realizar evaluaciones de riesgos comerciales

No obstante, las acciones antes mencionadas, son las que realizan las empresas a modo general. Pero éstas deben abordar los riesgos y oportunidades de manera detallada, por ejemplo:

  1. Realizar una planificación del sistema de gestión de la calidad. Con el fin de considerar las mejores prácticas que garanticen buenos resultados, definiendo los requisitos y opciones a nivel de tecnología, que permitirán evaluar la eficacia de las acciones Logrando con ello:
    • Asegurar que el sistema de gestión sea capaz de lograr los resultados esperados
      Acrecentar la probabilidad de generar efectos deseables
      Evitar y mitigar los efectos indeseados
      Lograr la mejoría.
      Estar preparados ante sucesos imprevistos y situaciones de emergencia

  2. Evaluar riesgos que puedan afectar al sistema de gestión. Estableciendo procesos que permitan desarrollar lo siguiente:
    • Evaluar la eficiencia de los controles que existen y los que se desean implementar.
      Identificar todos los riesgos a los que se pueden enfrentar, basándose en los peligros identificados anteriormente.
      Identificar y prevenir otros riesgos, que puedan influir en el adecuado mantenimiento del sistema de gestión.
      Establecer metodologías eficientes al momento de evaluar los riesgos.
  3. Evaluar oportunidades para el sistema de gestión. Esto contribuye con la implementación de acciones que vayan en pro de una mejoría. Tomando en cuenta que:
    Las oportunidades en el aspecto de salud y seguridad, ayudan a obtener mejoras en el desempeño.
    Estudiar nuevas oportunidades y estrategias para la gestión, puede aportar a la efectividad del sistema.

Ejemplos de otras acciones para abordar riesgos

  • Evitarlos
  • Asumirlos, con el fin de alcanzar una oportunidad
  • Eliminar las causas o fuentes de riegos
  • Reorientar las consecuencias
  • Compartir el riesgo, basándose en la toma de decisiones

Ejemplos de otras acciones para abordar oportunidades

  • Acceder a la adopción de nuevas acciones
  • Lanzar nuevos productos al mercado
  • Incursionar y abrir nuevos mercados
  • Contactar con clientes desconocidos
  • Implementar nuevos enfoques
  • Establecer nuevas asociaciones
  • Aceptar nuevas inversiones
  • Invertir en nuevas tecnologías y recursos.