10 ejemplos de energía térmica

Ejemplos de energía térmica

Algunos ejemplos de energía térmica forman parte de tu día a día, y seguramente no lo has notado.

Sabemos que has oído hablar de la energía térmica o calorífica. Esta hace alusión a aquella energía interna que es contenida dentro de un sistema, generalmente termodinámico, y es responsable de aumentar o disminuir la temperatura.

Existen varios tipos de energía térmica, y te hablaremos un poco sobre cada uno de ellos con los siguientes ejemplos.

10 ejemplos comunes de energía térmica

La energía térmica es generada en mayor cantidad en la medida que el calor de un cuerpo aumenta e incrementa el movimiento de las partículas. Esta transmisión de calor puede ser generada por distintas fuentes, como veremos a continuación:

1. Microondas

Uno de los ejemplos de energía térmica en el hogar más comunes es el microondas. Su funcionamiento se basa en provocar la oscilación de las partículas en los alimentos, mediante la radiación emitida, donde se induce la energía térmica.

2. El sol

Es conocido como la mayor fuente de energía térmica con la que contamos. Su proceso de combustión es constante e irradia enormes cantidades de calor que, gracias a la tecnología, puede ser transformado en energía eléctrica.

3. Hervir agua

Al elevar la temperatura de un recipiente con agua, aumenta la energía térmica del sistema hasta inducir su evaporación o ebullición. Esta fase señala la transición del estado líquido a gaseoso, en que las partículas generan mayor movimiento debido al incremento de la energía.

4. Chimenea

Una chimenea es un lugar designado a la combustión constante de materia orgánica, con el fin de producir suficiente energía calórica en una habitación. Cuando hablamos de energía térmica, el uso principal es la emanación de calor que puede producir, por lo cual la chimenea es un buen ejemplo.

5. Bomba atómica

Son básicamente centrales energéticas, y su función es producir reacciones atómicas en cadena, con el fin de generar grandes cantidades de energía calórica. Este proceso ocurre debido a la alteración de las energías y las partículas de la materia que se encuentra al alcance de su radiación.

6. Botella o Termo

Son recipientes diseñados para mantener la temperatura del líquido almacenado, debido a que funciona como aislante e impide que la energía calórica contenida se esparza. Este es un ejemplo de energía térmica poco común, sin embargo, vale la pena tomarlo en cuenta.

7. El cuerpo humano

Gran parte de las acciones inconscientes realizadas por nuestro cuerpo constantemente, como la respiración, generan una energía térmica continua, que mantiene nuestra temperatura corporal.

8. Motor

Los motores de combustión son fuentes abundantes de energía térmica. Estos trabajan transformando la energía mecánica, es decir, la fricción emitida por sus diferentes partes, en energía térmica. De esta manera, produce una fuente de calor, que a su vez genera el movimiento de otras partes del motor.

9. Bombillo incandescente

Una bombilla es una representación exacta de la transformación de energías. El filamento del bombillo recibe la energía eléctrica, y genera energía calórica. El calor y la luz que emana la bombilla, son producidos por la fricción de los átomos, y es ahí donde hallamos la energía térmica.

10. Aguas termales

Las aguas termales son depósitos de agua que se encuentran bajo la corteza terrestre y se someten a altas temperaturas. Contienen tal energía térmica que son capaces de provocar grandes chorros de vapor y salir a la superficie.

¿Cómo se obtiene la energía térmica?

Debiste haber notado que la energía térmica se obtiene desde distintas fuentes. Ya sea por la transformación de la energía eléctrica, por la radiación solar, o mediante una combustión química, el fin es el mismo: generar calor.

Algunos de los ejemplos de energía térmica mencionados nos han otorgado cierto control de la temperatura a la que nos enfrentamos diariamente. Esto constituye una gran ventaja en el conocimiento humano, puesto que facilita nuestra existencia en muchos aspectos.