Ejemplos de Productos Financieros

Las finanzas son un conjunto de actividades y productos que guardan relación con el dinero. Son las encargadas de mover la economía de cualquier sociedad. El universo financiero es fascinante pero complejo, muestra de ello, la gran diversidad de ejemplos de productos financieros que existen.

Los productos financieros son instrumentos y recursos, a los cuales, una persona  de cualquier naturaleza, física o jurídica, puede acceder para ahorrar o invertir dinero. Sus características son variantes y diversas según el usuario.

Ejemplos de productos financieros

Usualmente, los servicios financieros son ofrecidos  por entidades bancarias o instituciones financieras (públicas o privadas), sin embargo, también lo ofrecen:

  • Corredores de bolsas.
  • Proveedores de seguros.
  • Agencias de créditos.
  • Agencias de tarjetas de crédito.
  • Prestamistas particulares.

Estos productos representan un riesgo por su naturaleza compleja, y se ajustan a los intereses del inversor. En consecuencia, el usuario debe evaluar sus intereses sobre los intereses de la entidad que genera el producto financiero. Cabe resaltar que ese inversor, conoce que a mayor riesgo, obtendrá mayores rendimientos.

Ejemplos de Productos Financieros

Existen tres tipos de productos financieros. Estos te ayudarán a ahorrar o a invertir, y su magnitud siempre dependerá del riesgo que desea asumir el inversor. El cual siempre se ajusta a normativas y principios legales.

Los tipos de productos financieros dependen del activo que le subyace, pero también de su riesgo, rendimiento y volatilidad. Elementos que son cambiantes de una manera constante.

Ejemplo de productos financieros

Mencionados productos financieros se clasifican en:

  1. Producto financiero de inversión.
  2. Producto financiero de ahorro.
  3. Producto financiero de financiación.

Por consiguiente, cada uno de los ejemplos de productos financieros que te indicaremos, se derivarán  de la clasificación anterior.

Los productos financieros de inversión

Relacionados directamente con las inversiones que permiten el incremento de un capital. Son fuentes de ganancias, que empleados correctamente y de manera progresiva, harán crecer exponencialmente la inversión inicial.

Ejemplos de productos financieros de inversión

Algunos ejemplos de productos financieros de inversión son:

Los fondos de inversión

Se caracterizan por ser grupos de inversión colectiva, integrados por personas físicas y /o jurídicas. Son formados por una sociedad que invierte y distribuye sus ganancias por porcentajes, según el capital de inversión.

Los bonos

Un bono es un título de deuda, donde se incluyen organizaciones públicas o privadas que se encuentran en la búsqueda de financiamientos. Aquellas personas que adquieren un bono, recibirán el monto invertido con un porcentaje de rentabilidad.

Este proceso se da en un período concreto, como inicia, culmina.

Los productos estructurados

Son la fusión de dos o más productos financieros que se consolidan en una sola estructura.  El conjunto de productos es indivisible y se vinculan a partir de los intereses y de un derivado financiero.

Las opciones

Una opción es un contrato financiero que admite la alternativa de adquirir o subastar valores a un precio especial antes de su vencimiento. Una variante de este instrumento financiero, son los warrants, pero se caracterizan por estar destinados a un mediano plazo de tiempo.

Los productos financieros de ahorro

Los productos financieros de ahorro son los instrumentos más utilizados por la población. Los beneficiarios de ellos son aquellos que tienen dinero en una institución bancaria, y desean optar por un beneficio de rentabilidad.

Productos financieros de ahorro

Algunos ejemplos de productos financieros de ahorro son:

  1. Cuentas bancarias remuneradas: Ofrecen un porcentaje de rentabilidad anual mínimo (0.2%, 0.4%, 0.5%…) según los ahorros a plazo fijo.
  2. Depósitos: Consisten en realizar depósitos de inversión, a cambio de una remuneración mensual muy baja, pero a plazo fijo.
  3. Planes de pensiones: Consisten en pagos mensuales que se realizan años tras años, para que una vez llegada la jubilación, pueda rescatarse a manera de renta.

Los productos financieros de financiación

Los productos o instrumentos financieros de financiación, ofrecen a cada uno de sus usuarios un dinero que debe ser devuelto con una tasa de interés. Esta tasa de interés queda sujeta a un contrato que siempre beneficiará al financista.

Productos financieros de financiación

Algunos ejemplos de productos financieros de financiación son:

Las tarjetas de crédito

Este producto de financiación es muy complejo, a pesar de su uso colectivo, porque es regulado por cada entidad financiera o bancaria. Está sujeto a dos variantes:

  1. La tasa anual equivalente (TAE): Corresponde al porcentaje de dinero anual que debe regresar a la entidad.
  2. El tiempo de devolución: A mayor tiempo de retorno, mayor será la tasa de interés.

Las tarjetas de crédito tienen un monto que varía dependiendo del banco, el ingreso anual del beneficiario, su historial crediticio, etc.

Se caracterizan por:

    • Tener diferentes opciones de pagos.
    • Generar comisiones.
    • Brindar beneficios a sus usuarios.

Las hipotecas

Son emitidas por entidades bancarias (públicas o privadas), a través de un contrato, donde, el financista paga un dinero para que el cliente pueda adquirir una vivienda. La tasa anual equivalente de estos productos varía, así como su tiempo de devolución.

Los préstamos personales

Un préstamo personal  es el desembolso de una cantidad de dinero, donde una entidad financiera, consigna  el monto solicitado o relativo a favor de un tercero. Quien podrá destinar este capital a lo que desee o a un rubro determinado, como la compra de una casa o un vehículo.

Los minicréditos

Esta es una modalidad de crédito, en el cual, el capital asignado es reducido así como la tasa anual equivalente. Además,  hay algunos créditos que  por sus condiciones pueden llegar a generar una TAE al 0%.

Diferencias entre los productos financieros

Después de mencionar los principales ejemplos de productos financieros, indicaremos  las diferencias existentes en cada uno de ellos.

Diferencias existentes entre los productos financieros

Las diferencias existentes entre los productos financieros son:

  • Los productos financieros de ahorro están dirigidos a las personas que tienen una cuenta bancaria activa y que desean optar por una rentabilidad.
  • Los productos financieros de financiación están dirigidos para las personas que desean adquirir algún bien, producto o servicio.
  • Los productos financieros de inversión son para las personas, físicas o jurídicas, que desean asumir un riesgo a cambio de una mayor ganancia. Generan mayores ganancias con un mayor riesgo.

El mundo de las finanzas regula  actualmente a la sociedad, por eso, la importancia de cada uno de los ejemplos de productos financieros.