3 Ejemplos de gamificación de aplicación general

Los ejemplos de gamificación más reconocidos en la actualidad, son aquellos relacionados al aula de clases. Esto se debe a que la técnica de gamificación es, en un sentido general, un método de aprendizaje. El objetivo de dicha técnica es diseñar actividades didácticas que refuercen los conocimientos académicos.

Es por esto que resulta bastante común escuchar sobre juegos de gamificación relacionados a las matemáticas o el desarrollo de la memoria.

Sin embargo, la técnica de la gamificación o ludificación va mucho más allá. Así que aquí te explicamos cómo puedes implementarla en tu vida diaria para sacar el mayor provecho a tus actividades.

Ejemplos de gamificacion

¿Cómo aplicar la gamificación en el día a día?

Aunque no parezca, son varias las fases de nuestra vida cotidiana en las que podemos agregar la técnica de gamificación.

Ejemplos de gamificación en el área laboral.

Así es, se pueden aplicar dinámicas de juego en alguna de las actividades del contexto de trabajo. El motivo principal de esta estrategia, en el caso de las funciones laborales, es motivar e implicar a los empleados en algunas áreas administrativas.

Con este mecanismo, además, se inducen y aportan experiencias a los participantes que resultan motivadoras y retadoras. A su vez, son actividades que ponen en práctica valores como la excelencia, el reconocimiento, la competitividad y la recompensa.

1. Trivias

Convierte material informativo de interés, como detalles de producto, técnicas de venta o el reglamento de la empresa, en un interactivo juego de preguntas. La actividad puede ser aún más llamativa si se proponen premios a los participantes que respondan correctamente a la mayor cantidad de preguntas realizadas.

Esto motivará a los empleados a memorizar esa información que necesitan conocer, sin que simbolice una tarea o compromiso. Sin dudas, las trivias son uno de los mejores ejemplos de gamificación en empresas.

2. Retos

Uno de los ejemplos de gamificación en recursos humanos que más se utiliza está orientado a potenciar el espíritu de marca entre los empleados. El sentido de pertenencia es un recurso de gran importancia para toda empresa, por lo que existen diversas maneras de trabajar en él.

Coloca algunos retos relacionados a la publicidad, imagen o alguna actividad que los obligue a trabajar con la identidad de la empresa. De esta manera los participantes se relacionan con el concepto de la compañía y los involucra directamente con lo que conocemos como Misión y Visión.

 3. Juegos de mesa

Es bien conocido que los juegos de mesa trabajan varios aspectos del desarrollo humano que solemos pasar desapercibidos: trabajo en equipo, memorización, análisis de comportamiento. Además, son la ocasión perfecta para compartir con amigos o familiares y, aunque no parezca, despejar la mente de las preocupaciones y tareas diarias.

Existen una gran variedad de juegos de mesa, y cada uno de ellos potenciara tu desarrollo y el de tus familiares.

¿Cómo aprendemos con los proyectos de gamificación?

Los ejemplos de gamificación que mencionamos, son eficaces porque trabajan algunos aspectos que solemos ignorar, y además lo hace de forma divertida. Algunos de los factores que incentiva el aprendizaje lúdico son:

Medallas, premios y recompensas:

Todos sentimos orgullo y alegría cuando se nos reconoce un logro. Es por eso que las recompensas son siempre un buen incentivo cuando se desea la participación de una buena cantidad de personas. Así que es una buena idea incluir un premio o reconocimiento en las técnicas de gamificación.

Niveles:

Aunque se trate de una actividad recreativa, no debemos olvidar que el fin de este mecanismo es educativo, informativo o formador. Por esta razón, la información impartida durante la actividad tendrá cierta dificultad que se debe tomar en cuenta durante su realización.

Se recomienda dividir el material en niveles de manera que no represente un esfuerzo significativo para los participantes.

Puntuaciones:

Otra forma de motivar a los participantes, es llevar una secuencia de su progreso y aprendizaje. Este factor es aún más importante cuando se ha ofrecido una recompensa.

Trabajo en equipo:

La gamificación bien puede ser aplicada de forma individual. Sin embargo, es una excelente forma de fomentar el trabajo en grupo, la colaboración y la empatía, sobretodo si se trata de compañeros de trabajo.

Ahora que conoces estos pequeños ejemplos de gamificación, ¿a qué área de tu vida le darás un giro didáctico y entretenido?