7 Ejemplos De Psicología Clínica

La psicología clínica es una rama de la psicología, que basa su praxis, en evaluar, diagnosticar y tratar mediante psicoterapias o técnicas psicológicas, a personas con afecciones mentales que impiden, limitan o comprometen su vida, en diferentes escalas.

Por poner un ejemplo sencillo; si tienes un problema de ansiedad, y acudes a un psicólogo clínico, este te ayudará a descubrir la razón del problema y a superarlo mediante la terapia psicológica, y la dotación de herramientas personales.

Muchas personas tienden a confundirse y creer que la psiquiatría y la psicología clínica se tratan de lo mismo, pero existe una clara diferencia. Si bien es cierto, en ambas disciplinas se estudia la mente humana, la diferencia radica, en la forma de abordaje.

La psiquiatría es una especialidad médica que se ocupa de la fisiología de las enfermedades mentales, utilizando los fármacos, básicamente, como elemento terapéutico.

Mientras que la psicología clínica, es una especialidad psicológica, que está enfocada en la prevención e intervención de los problemas mentales, a través de técnicas psicológicas.

Supongamos por ejemplo que usted tiene un trastorno de ansiedad; en ese caso, el psiquiatra será quien lo diagnostique y le diga qué medicamentos necesita.

El psicólogo en cambio, será el encargado de las sesiones de terapia; donde te explicará cómo funciona tu ansiedad y qué maneras existen para manejarla.

Ejemplos de psicología clínica

  • Psicología clínica infantil

La psicología clínica infantil es una subdisciplina de la psicología, que se encarga de estudiar el comportamiento de los niños; enfocándose en el tratamiento de los problemas que se presentan en el desarrollo psicológico y neural.

La evaluación psicológica en niños es distinta a la que se realiza con adultos, sobretodo porque las habilidades que poseen los infantes para comunicarse, expresar e identificar emociones son limitadas; sumado al hecho de que los tiempos son menores, debido a que los niños tienden a agotarse o aburrirse rápidamente.

Por este motivo, los psicólogos infantiles deben tener un buen dominio de las técnicas psicológicas; de tal manera que elija las adecuadas para cada caso y logre recuperar el equilibrio psicológico del menor.

Las técnicas psicológicas utilizadas en los niños, suelen ser el juego, el dibujo, la escenificación, la técnica de tiempo y fuera; aunque todo depende del diagnóstico que haga el psicólogo.

  • Psicología clínica de adultos

La psicología clínica de adultos se basa en el estudio y tratamiento de la conducta y los trastornos psicológicos o mentales en las personas de edad adulta.

Los psicólogos clínicos de adultos, tratan en su mayoría, trastornos severos como la depresión, la ansiedad; y otros de menor severidad, como la baja autoestima.

  • Psicooncología

Tener cáncer es un impacto emocional y físico para cualquier persona. Los pacientes con esta enfermedad, presentan vulnerabilidad psíquica y grandes niveles de estrés; que generalmente, traen consecuencias negativas en la salud y en la calidad de vida del paciente.

Para lograr el mejor estado de bienestar del paciente oncológico así como el de sus familiares, la psicooncología interviene en todos los aspectos que hayan sido modificados por el cáncer y su tratamiento.

La psicooncología es una disciplina que integra los conocimientos de la psicología clínica y la oncología, para dotar de recursos y estrategias personales al paciente con cáncer.

Esto con el objetivo de que afronte la vulnerabilidad de la que es objeto, y obtenga bienestar psicológico y fortaleza mental.

Los psicooncólogos están presentes en todas las fases de la enfermedad (diagnóstico, tratamiento e intervenciones), así como en la toma de decisiones del paciente.

Estos especialistas suelen ser es un apoyo emocional incluso cuando los resultados del tratamiento oncológico no son favorables. De esta manera, el acompañamiento terapéutico va de la mano con los cuidados paliativos hasta el momento de la muerte.

  • Neuropsicología clínica

La neuropsicología es una especialidad dentro de la psicología, que estudia la relación entre el cerebro y la conducta de las personas en el contexto clínico.

Esta a la vez, se ocupa de las consecuencias que pueden tener en los procesos cognitivos y emocionales, un funcionamiento anormal del cerebro; ya sea a causa de una lesión, o de enfermedades que afectan el sistema nervioso central.

Los neuropsicólogos tratan problemas cognitivos como afectaciones de la memoria, trastornos en el lenguaje o en la capacidad de razonamiento; y lo hacen mediante la rehabilitación neuropsicológica.

De esta manera, se busca que las zonas cerebrales que no tengan afectación, asuman las funciones de las áreas dañadas, para lograr que el paciente sea funcional.

  • Psicopatología

La psicopatología es la disciplina que se centra en el estudio científico del origen, la evolución y las manifestaciones de la conducta humana no normal, y los procesos mentales anormales.

Esta disciplina psicológica posee un espacio importante en las áreas de psiquiatría, neurología y psicología clínica, pero las herramientas utilizadas en cada una son diferentes.

Desde la medicina suelen emplearse herramientas más rigurosas e invasivas; mientras que desde la psicología clínica se utilizan técnicas más de observación. Por consiguiente, el tratamiento en cada área es distinto.

  • Psicología Clínica Comunitaria

La psicología clínica comunitaria estudia el comportamiento del ser humano en un contexto social, es decir en masas; y su relación con los fenómenos y factores sociales, ambientales y económicos.

  • Psicología de Familia y Pareja

En la psicología clínica, la terapia de familia y pareja, tiene como objeto brindar las herramientas y estrategias necesarias para afrontar y superar las distintas crisis que se pueden presentar en el conjunto familiar.

En los últimos tiempos las personas han entendido de mejor manera, que acudir a un psicólogo clínico para solucionar problemas mentales o de conducta desadaptativa, es tan normal como acudir a un especialista médico.

La psicología clínica posee diversas escuelas que han ido proporcionando nuevas herramientas para abordar las afectaciones de carácter mental y conductual.

En consecuencia, lo más idóneo es que los especialistas en psicología clínica, en lugar de utilizar solo una herramienta de estas escuelas, empleen varias para llevar a cabo sus tratamientos.

De esta manera hacen un mayor abordaje del problema y logran mejores resultados.