20 Ejemplos De Asertividad

La asertividad es una de las capacidades que ha de tener todo ser humano, puesto a que establece la comunicación entre 2 o más personas. Este medio de comunicación tiene como objetivo transmitir diferentes tipos de expresiones o sentimientos. Siempre y cuando se evite cualquier clase de ofensa o abuso verbal.

Cabe destacar que la asertividad no es necesariamente lo mismo que la comunicación, ya que usualmente se le suele confundir con este término. Pero la realidad es que la asertividad por sí sola, solo forma parte de la habilidad social de las personas. Sin llegar al punto de sustituirla completamente.

Ejemplos de Asertividad

Mediante el uso de la asertividad se es capaz de expresar el punto de vista de cada persona. Esto ocurre mientras se mantiene un cierto nivel de respecto en relación a otra clase de ideas o puntos de vista. Lo cual da como resultado a un diálogo calmado y directo que evita cualquier tipo de conflictos y agresiones de los demás.

Si se quiere saber un concepto más simple y concreto del término “asertividad”. Este se puede definir mediante el uso de las siguientes 3 palabras: “Expresar opinión firmemente”. Por medio de algunos de los siguientes ejemplos de asertividad se podrá comprender mejor lo que representa está palabra en particular.

  1. Reunión de familiares o con amigos del trabajo
  2. Por lo general en este tipo de reuniones se tratan diversos temas en donde recurrentemente se involucran entre ellos mismos, incluyéndote a ti mismo. Aunque en ocasiones se puede llegar a discutir sobre diversas ideas en donde no siempre todo el mundo está de acuerdo.

    En el caso de que ocurra una situación de desacuerdo, lo más recomendable es representar el cómo percibes la situación. Pero siempre teniendo en cuenta la asertividad, es decir, hacer que tu opinión no se entienda de forma agresiva o amenazante. Ya de esta manera se pueden evitar múltiples confrontaciones innecesarias.

    Una de las frases a las que puedes recurrir para evadir ese efecto amenazante a la hora de dar tu opinión es la siguiente. Comprendo perfectamente lo que tratas de decir, pero no creo estar del todo se acuerdo con esto”. Gracias a estas palabras se le da a entender a la persona que si prestaste atención a cada una de sus ideas. Pero también le describes tu tipo de pensamiento.

  3. Situaciones incómodas o degradables en la relación
  4. Por lo general cuando se está en una relación lo que más se desea es evitar las peleas y conflictos con aquella persona especial. Pero en ocasiones ocurren situaciones donde alguna de las personas lleva a cabo ciertas acciones que no son agradables para el otro.

    En el tal caso que esto ocurra lo mejor es hacerle saber a tu pareja cuáles son las cosas que te desagradan. También hay que expresarle aquellas cosas que se tienen que mejorar para bien de ambos y así llegar a un acuerdo mutuo. Pero esto solo se conseguirá por medio de la buena comunicación y asertividad.

    Una de las peores decisiones que se puede escoger durante este tipo de situaciones es actuar con repudio y con agresividad hacia esa persona.

    En este caso la frase variaría un poco con respecto a la anterior dicha, pero de igual manera seguirá manteniendo ese toque de asertividad. Amor, estos últimos días he estado un poco incómoda/o con algo, y creo que ya es el momento de hablar sobre ello”.

    Para aquellas personas que son asertivas por naturaleza no se les hará nada complejo el expresar lo que sienten. Esto se debe a que ellos saben a la perfección que sus ideas son tan válidas como las de los demás. Y si quieren que sus colegas sientan lo mismo, primero hay que manifestar sus sentimientos de forma asertividad y amable sin miedo a ser juzgado.

  5. Circunstancias laborales donde tu superior te exige cambios
  6. En los trabajos es algo normal cambiar la rutina o los deberes que se te exigen cumplir día a día. Pero cuando esto ocurre puede que la idea sobre lo que tienes que hacer no quede del todo clara en tu cabeza. Por lo que tienes que confirmar la información con tu jefe o algún otro superior, cuidando siempre el tipo de vocabulario y expresión.

    Aunque si no quieres hacer ver a tu jefe como alguien que no sabe explicar de manera clara y contundente las cosas. Puedes tomar la siguiente frase como ejemplo de asertividad. Disculpe jefe, pero creo que no comprendo bien lo que me trata de decir, por favor ¿Podría ser tan amable de explicarlo de nuevo?”

    Las situaciones del trabajo pueden volverse una tarea muy compleja y hasta imposible de resolver. Pero con un buen diálogo de comunicación y asertividad se puede arreglar cualquier mal entendido que se haya presentado, para así continuar con la actividad.

  7. Reunión con toda la familia pero con el disgusto de tu enamorada/o
  8. ¿Te ha pasado que estás en una importante cena o reunión familiar, pero por algún motivo tu pareja comienza a estar a la defensiva? Y por más que se quiera aclarar todo en ese mismo instante, ambos saben perfectamente que no es el mejor momento para eso.

    Un ejemplo de frase de asertiva es la siguiente: Amor mío creo que debemos tomar un tiempo entre ambos para resolver este conflicto”.

    Es recomendable aclarar tanto la mente como las diferentes ideas momentos antes de una confrontación. Para que de este modo se pueda pensar con mayor detenimiento las cosas que se están por decir.

  9. Más trabajo menos resultados
  10. Puede que en diversas situaciones en relación al trabajo, de entre todos te hayan escogido a ti para cierto tipo de trabajos especiales. Pero sin considerar alguna clase de aumento en relación al pago que recibes. Por lo que se puede decir que es una completa injusticia.

    Un ejemplo simple para resolver esta clase de problemas sin la necesidad de provocar más discusiones es por medio de la siguiente frase asertiva. Disculpe jefe, siento que hay una injusticia de su parte la cual me perjudica más que a los otros trabajadores, y quisiera encontrar una solución”.

    Por medio de la asertividad se puede conseguir una solución clara y concisa al percance que se presente, ya sea a nivel personal o grupal. Además por medio de esta, también se puede discutir varias alternativas en donde ambos salgan beneficiados sin la necesidad de perjudicar al otro.

  11. Situación o momento de alta tensión y de completa injusticia
  12. Una parte positiva que se puede sacar en aquellas reuniones o grupos determinados es que las personas a opinar compartirán casi tu misma opinión. Aunque, en ocasiones esto puede ser todo lo contrario. Y la mejor forma de plantear tus ideas o propuestas es mediante el buen uso de las habilidades sociales y la asertividad.

    En el caso que no se sepas plantear lo que sientes, la siguiente frase puede ser de gran ayuda en situaciones como está. Oigan amigos, en mi criterio personal creo que esa propuesta no nos favorece del todo y quisiera añadir algunas ideas para cambiar eso”.

    Tal y como se logró expresar en la anterior frase, los pensamientos de las demás personas no se cierran completamente. Ya que a medida que planteas tus ideas los demás irán generando algunas otras con el fin de beneficiarse mutuamente.

  13. Comentarios, opiniones o alguna mala palabra que te disguste
  14. En este caso hay que recordar que la agresividad nunca es la respuesta, por lo que la actitud influye mucho en estas situaciones. Antes de expresar tu enojo tómate un momento para tranquilizarte y posteriormente dialogar con la persona de una manera asertiva.

    Puede que sea un poco difícil lidiar con este tipo de personas, pero si se reaccionas de manera negativa también, podría complicarse más el asunto. Pues de esta manera le harás entender a esa persona que su crítica fue tomada en cuánta y evitará cualquier otra opinión al respecto.

    Un ejemplo muy común que se utiliza para estas ocasiones es la siguiente frase asertiva. Muchas gracias por su atención y opinión al respecto, lo tendré en consideración”. Aunque si se quieres agregar más, también puedes usar la siguiente oración. Agradezco su forma de pensar y su comentario, pero también quisiera agregar algo más”.

  15. Reclamos familiares o matrimoniales
  16. Por lo general cuando se tiene una discusión, lo primero que se da a conocer son las diversas fallas de ambas personas. Lo cual lleva a una crítica destructiva entre ambos y la única manera de evadir estas situaciones es ir a una pausa.

    La mejor forma de hacer esto es mediante esta frase: Oye, creo que sería mejor discutir esto en otra ocasión”. De esta manera se detendrá dicha confrontación mientras que al mismo tiempo se mantiene la cortesía y la asertividad.

    Cabe destacar que dicha oración también da a entender que en otro momento se retomará dicho tema con más calma. Pues de lo contrario, la otra persona se enojara aún más y querrá resolverlo en ese mismo instante de alta tensión.

  17. No se comparte la misma opinión
  18. En este tipo de casos lo mejor que se puede hacer es intentar hacerle entrar en razón a la otra persona. Es decir, tienes que ser comprensivo y explicarle a la persona que haces todo lo posible para entender sus ideas. Por ende, él debería hacer lo mismo por ti y ponerse en tu punto de vista.

    Para que se logré entender tus palabras, lo más correcto sería iniciar tu próxima oración asertiva con un: Comprendo perfectamente tu postura”.  Debido a qué tienes que tener en cuenta de que si quieres que te comprendan a ti, tú también debes hacer lo mismo.

    También es una gran forma de transmitir tus diferentes ideas, ya que así no te reprimes a tomar en consideración otros comentarios. Una buena actitud abierta puede ser la clave para un mayor beneficio.

  19. Eres el nuevo del grupo
  20. Usualmente cuando eres el nuevo de algún grupo o asociación es muy difícil que tú opinión sea realmente escuchada. Pero hay que considerar que en ocasiones la culpa es de la misma persona. Pues el miedo lo controla y prefiere callar sus puntos de vista por temor a ser ignorado o criticado por los propios compañeros.

    Aunque si la persona tiene algo que expresar debe ser alguien asertivo y mostrar confianza en sí mismo. Un ejemplo de frases de asertividad para esta clase de momentos podría ser la siguiente. Aunque llevo poco tiempo en relación a este tema, aun así quiero decir algo”.

    Uno de los lados positivos que tiene una persona asertiva es que sabe perfectamente cuando es el momento de aportar alguna idea o sugerencia. También es capaz de reconocer sus puntos a mejorar y no necesita pensar más de 2 veces para intervenir en algún punto o tema.

  21. Exponer temas antes las masas
  22. No todos tienen la determinación y valentía para presentar un determinado tema ante un público más grande y general. Y cuando se hace es muy difícil hacer que las mismas personas capten tu punto de vista, lo que da lugar a varios silencios incómodos.

    En estas ocasiones lo menos que se debe hacer es ser agresivo con el público. Pues aunque el mismo no demuestre interés, tú debes es hacerlos entrar en sí. El siguiente ejemplo de asertividad puede ayudar a lidiar con estos casos. Estoy viendo que no me estoy explicando correctamente ante ustedes

    Con la anterior oración le das entender al público que la culpa no es suya por no intervenir. Mientras que a su vez, captas su atención nuevamente de una forma más asertiva y relajada. Esto puede producir cierto grado de motivación, lo que conllevará una participación más activa.

  23. El nuevo plan de trabajo
  24. Hasta en el propio trabajo puede llegar a ser difícil concordar con todos tus compañeros por lo que resulta más difícil tener un buen plan. Aunque si te decides por abstenerse de participar en dicho plan de trabajo, puede que eso te ponga como blanco de los demás trabajadores.

    De igual manera existe una forma de evitar las posibles burlas y críticas de tus propios compañeros y es mediante una buena frase asertiva. Disculpen compañeros pero por mi parte no estaré disponible para incorporarme en dicho plan de trabajo, ojalá comprendan mi decisión”.

    Siempre hay que saber poner límites a ciertas situaciones o eventos que te hagan sentir incómodo o hasta frustrado. Pues si no se marcan los límites como se deberían, esto puede perjudicar gravemente la vida personal de una persona.

  25. Invitaciones para eventos o fiestas
  26. ¿Te ha pasado que en ocasiones recibes alguna carta o invitación hacia algún evento en específico, pero por diversos motivos no puedes acudir? En estos casos es fundamental tanto la asertividad como los buenos modales, pues el rechazo puede llegar a ser doloroso dependiendo de cómo se trate.

    La siguiente oración puede ser un gran ejemplo de que haces en este tipo de situaciones. Te agradezco mucho por la invitación, pero lamentablemente creo que no podré asistir por varias razones”. De este modo evitarás un rechazo directo mientras que al mismo tiempo le agradeces por la atención que tuvo hacia a ti.

    Es difícil decir no a una invitación, pues de alguna forma se piensa que la otra persona saldrá lastimada y hasta ofendida. Pero, tampoco es justo que se tenga que cambiar todo el itinerario o hasta suspender varias actividades por no negar directamente la invitación.

  27. Injusticia entre seres queridos o cercanos
  28. En ocasiones es complicado exponer un determinado punto de vista en relación a alguna injustica contra uno mismo por parte de tu círculo más cercano. Pero, esto no quiere decir que tengamos que aguantar cada situación injustificada que se presente. Pues mediante el uso de la asertividad se puede solucionar fácilmente estos problemas.

    Un ejemplo de asertividad que puede apoyar en esta clase de inconvenientes es la siguiente. Quisiera exponer algo respecto a mi situación actual, pues tengo conciencia de que también tengo el derecho de…

    En el caso de que esto ocurra entre compañeros cercanos de trabajo, de igual manera hay que mantenerse firme y no dejarse derrumbar por nadie. La mejor manera de evitar posibles conflictos y dar a conocer tu caso es mediante el uso de las leyes. Pues tanto o tú cómo ellos saben lo que es conveniente y están conscientes de los derechos que tienes como trabajador.

  29. Momentos incómodos e infelices entre familia
  30. Existen un sinfín de situaciones familiares, pero la mayor parte de ella se pueden resolver mediante el uso de palabras concretas. Un ejemplo simple de esto es la ruptura de 2 padres, donde el más perjudicado es el hijo. Pues este tiene que aguantar sus diversas peleas hasta al punto de que ambos se olvidan de tu existencia.

    La mejor solución para esta clase de problemas es mediante la representación de tus sentimientos y emociones. Por lo que las palabras asertivas correctas para expresar lo que sientes serían las siguientes. Por lo que está pasando últimamente siento que lo mejor sería mejorar algunas cosas, pues me siento de esta manera debido a tu comportamiento”.

    No es bueno guardar lo que se siente, pues esto no será productivo para que dicha situación o acción. Todo lo contrario, puede que esta se expanda y sea más intensa con el paso de los días. Y si piensas que por medio de malas actitudes e indirectas esto cambie, solo perderás el tiempo.

  31. Nuevas actitudes de tu pareja
  32. En ocasiones las relaciones llegan a tener momentos muy incómodos donde una de las parejas muestra el otro lado de la moneda. Por lo general, se suele dejar pasar esta clase de momentos, pero llega un punto en el que se llega al límite.

    Si con el pasar de los días o meses sigue ocurriendo lo mismo y no se ve ningún cambio, esto podría perjudicar gravemente la relación. Por lo que si se quiere evitar, esto lo mejor es discutir todo con calma y encontrar alguna solución. Está frase asertiva puede apoyar bastante en estos casos: Cariño, me he percatado de que algo te tiene mal y quisiera saber qué te sucede”.

    No necesariamente la asertividad se refiere a expresar todo y cada uno de tus inconvenientes. Pues está también quiere decir que tú también te has de poner en los zapatos de la otra persona. Manteniendo de este modo una comunicación tranquila y agradable con el fin de que ambos expresen sus complicaciones.

  33. Inconvenientes en el área laboral
  34. Si te encuentras en una situación donde la solución la tienes en la punta de la lengua para dar como finalizado dicho conflicto, pero por miedo no te atreves a expresarlo, toma valentía y representa de forma firme y concreta cada uno de tus comentarios.

    Antes de iniciar con las diferentes ideas que se tienen para ofrecer, lo mejor sería comenzar con la siguiente frase. Buenas compañeros de oficina, en estos instantes quiero revelarles una excelente propuesta la cual me gustaría que escucharán con detenimiento”.

    A la hora de revelar tu punto de vista, es bueno que ya se tenga en claro lo que se dirá. Pues esto influirá mucho en la decisión final, por lo que no hay que dejar nada al pendiente e ir directo al punto.

  35. Jefe de tu grupo laboral
  36. En ocasiones resulta difícil tomar las riendas del trabajo y más si eres elegido como líder del grupo, porque quiere decir que confían en ti. Obviamente no quieres fallarle a tu equipo por lo que es importante siempre mantener la iniciativa con una mentalidad asertiva.

    Aunque esto también quiere decir que se ha de estar al pendiente de las propuestas de los demás.

    Esto hace que el trabajo de líder se complique un poco más, pues habrá que tomar decisiones que no sean del agrado total del grupo. Y por más que se quiera elegir alguna idea de los demás compañeros, hay que saber cómo manejar el rechazo hacia varios de estos pensamientos.

    La mejor forma de rechazar alguna propuesta de alguien cercano sería mediante el buen uso de la siguiente oración asertiva. “Me agrada mucho tu honestidad y opinión”, de este modo le harás saber a la persona que se tomara en cuenta su comentario.

    Hay que conservar siempre el tacto y la sinceridad a la hora de tomar las ideas de las demás personas. Pues no siempre todas las propuestas son buenas para el bienestar del grupo y hay que mantener la postura en lo que respecta a eso.

  37. Típicos vendedores ambulantes
  38. Nunca te tienes que sentirte mal o apenado por rechazar alguna veta de un vendedor alegre y con mucho carisma. Pues lo único que tienes que hacer es decirle que no con asertividad. Aunque, es cierto que las técnicas que ellos utilizan para presentar su producto son muy provocativas.

    Una de las frases asertivas que van con esta clase de situaciones es la siguiente. Disculpe por el tiempo que ha gastado, pero aún lo estoy pensando, ¿será posible que me dé un poco más de tiempo para analizarlo mejor?”.

    Es bueno tomarse el tiempo que sea necesario para meditar las cosas más calmadamente para de este modo saber si es lo que realmente quiero. Además también se evitará la constante presión por parte del vendedor antes de tomar una elección.

  39. Conflicto entre compañeros

Es normal que aquellos trabajadores con mayor tiempo de trabajo obtengan una mayor cantidad de beneficios en comparación a los demás. Esto también incluye los mejores y más actualizados puesto de trabajo, lo que provoca los celos de los otros.

En el caso que se quiera un poco más de beneficios lo primero que se tiene que hacer es exponer las razones para esto. Debes demostrar tu punto de vista de forma sutil, asertiva y a su vez explicativa. Pues esa será la única manera de consignar la atención de los superiores.

Frases de Asertividad

Para que se pueda comprender de mejor forma el uso correcto de la asertividad dentro de las habilidades sociales, lo que necesitas son los siguientes ejemplos de frases asertivas, las cuales te ayudarán a mejorar y entender respecto a este tema.

  • Situación del restaurante

  • En este primer ejemplo se plantea una situación de incomodidad con respecto a los platillos. Pues a la hora de que traigan tus platillos a la mesa, notas detalladamente una suciedad poco higiénica. En ese instante tienes que elegir entre las siguientes 3 opciones, de las cuales 2 de ellas carecen de total asertividad.

    • Quedarte completamente callado y disgustar de tu comida con repudio y mucho disgusto.
    • Llamar la atención en dicho restaurante mediante el uso de palabras inadecuadas e insultantes con el fin de hacer una escena.
    • Pedir hablar con el que te trajo la comida y mostrar el incidente para luego llegar a una solución asertiva y confortable.

  • Situación en casa de un amigo
  • Para este segundo caso iremos directo al hogar de un amigo o familiar cercano en donde tú disgusto radicará en su mascota. Pues su perrito está siendo muy intenso contigo debido a que tal vez quiera jugar con alguien. Aquí también tendrás 3 opciones a elegir pero solo 1 es la que se enfoca en la asertividad.

    • Dejar que el cachorro te siga molestando y aguantarlo hasta que llegue la hora de irte a tu casa.
    • Llamar a tu amigo de manera poco agradable y exigirle que saque el perrito para afuera o de otro modo procederás a irte.
    • Hablarle calmadamente a tu amigo sobre la situación de forma asertiva y encontrar alguna solución para que su mascota esté más tranquila.
  • Aumento del sueldo
  • Por lo general se pide un incremento de las ganancias laborales al ver que estos son un poco mayores a cierta clase de personas. Pero hay que tener en mente que esto no es una tarea fácil y muchas veces suelen negar la petición. Por lo que asegúrate de plantar de manera correcta y precisa tus razones del porque deberían aceptar tu propuesta.

    La asertividad también es un punto fundamental a la hora de realizar esta clase de pedidos o exigencias. Pues esta es la que determinará tu comportamiento y por ende la decisión final de tus superiores. A continuación se presentaran 3 ejemplos de cómo pedir un incremento salarial de manera forma y respetuosa, aunque 2 representarán todo lo contrario.

    • No hacer absolutamente nada y esperar a que reconozcan tus esfuerzos para luego recibir dicho aumento por parte de ellos.
    • Exigir de manera egoísta y agresiva un incremento salarial, porque crees que es lo que mereces en estos momentos.
    • Explicar las razones de forma detallada y asertiva del porque deberían invertir más dinero en ti y explicarles qué ganaran con ello.

    Técnicas de asertividad

    Es bueno tener siempre presente varias de las típicas técnicas de asertividad a la hora de dialogar algún asunto importante con alguien. Pues por medio de estas se puede potenciar la conducta humana y puede favorecer bastante a las decisiones que se hacen día tras día. Estas técnicas se clasifican de la siguiente manera:

    • Preguntar: no dar nada por sentado, preguntar al otro lo que piensa, lo que siente y lo que quiere.
    • Auto revelación: exponer en primera persona cómo uno se siente o lo que uno piensa.
    • Descripción objetiva: describir la situación de la forma más objetiva posible.
    • Banco de niebla: dar la razón o simplemente no negar ni confrontar una crítica.
    • La técnica del disco rayado: mantener la postura y repetir el mismo argumento de forma tranquila.

    Consejos psicológicos para ser más asertivo/a

    Si bien ya estás consciente de qué se trata y qué representa exactamente la palabra asertividad, también hay que ponerlo a prueba. De nada sirve ser consciente del significado de dicho término, si al final del día no la utilizas.

    Cuando no eres asertivo, esto podría perjudicar a tus amistades y relaciones más cercanas hasta al punto de quebrarse. Además, esto también repercute en las discusiones o conflictos entre seres cercanos, hasta al punto de no resolver dichos problemas.

    Cabe mencionar que por lo general las personas que no tienen ningún nivel de asertividad tienden a ser creídas y poco amables. Estos creen firmemente de que sus ideas son las que realmente importan y que las demás personas no merecen la oportunidad de opinar.

    Para finalizar con este punto, hay que saber que varias de las ideas que se tienen de la buena comunicación son completamente falsas. Pues en breve se desmentirán varios puntos que creías reales hasta el día de hoy.

    • Hay que adaptarse a los demás, si no es posible arriesgarnos a perder una amistad. FALSO: Tenemos derecho a decir «NO».
    • No hay que interrumpir nunca a la gente. FALSO:Tenemos derecho a interrumpir a su interlocutor para pedir una explicación.
    • Cuando alguien tiene un problema hay que ayudarle. FALSO:Tenemos derecho de decidir cuándo prestar ayuda a los demás y cuando no.
    • Los problemas de uno no le interesan a nadie más y no hay que hacerles perder el tiempo escuchándolos. FALSO:Tenemos derecho a pedir ayuda o apoyo emocional.

    Asertividad en la comunicación

    Las técnicas y consejos que se llevan a cabo para ser una persona asertiva no se aprenden mediante la escuela o el estudio. Es decir, esto representa un rasgo más de la personalidad de cada persona, por lo que depende de cada quien si emplearla o no.

    Para que se pueda entender esto de una mejor forma, puede lustrarse mediante el siguiente ejemplo de asertividad. El cual representa exactamente lo que se acabó de explicar.

    • Esposa: Gabriel, ¿De por casualidad tienes el tiempo suficiente para ir a recoger a los pequeños de la escuela? Pues yo tengo que preparar una presentación de suma importancia para el día de mañana y me será difícil acudir.
    • Esposo: lo lamento mucho María. En estos momentos apenas estoy saliendo del trabajo y me encuentro totalmente agotado como para ir por los niños.
    • Esposa: Se perfectamente que ahora mismo estas agotado del trabajo. Pues te esfuerzas mucho día tras día hasta al punto de no descansar casi. Tus superiores deberían ser más comprensivos contigo y no llenarte de tantas responsabilidades. Pero de verdad necesito que me cumplas ese pequeño favor, para posteriormente descansar ambos en la casa.

    En resumen, ser una persona asertiva quiere decir que tanto tú como las demás personas tienen el derecho de hacer valer su opinión. Esto siempre y cuando se respete la opinión de los demás, y se tenga cierto nivel de comprensión en cuanto a la postura de otros. Pues la asertividad también se define como la forma pasiva de evitar la agresividad y el menosprecio.