Ejemplos de biodiversidad

Con más de 1,9 millones de especies de animales, plantas, hongos y microorganismos conocidos y una multitud de especies aún por descubrir, la Tierra está repleta de vida. Esta vida toma las formas más diversas (desde algas microscópicas hasta los mamíferos más grandes) y puebla los lugares más remotos del planeta (desde las profundidades del océano hasta las cimas de las montañas más altas). Es esta extraordinaria variedad de vida en la Tierra la que llamamos «biodiversidad». A continuación te mostraremos algunos ejemplos de biodiversidad:

Los tres niveles de diversidad biológica

Hay tres niveles de biodiversidad: diversidad de especies, diversidad genética y diversidad de ecosistemas. Veamos cada uno de ellos y sus etapas:

Ejemplos de biodiversidad de ecosistemas

Un ecosistema es un conjunto dinámico de especies vivas (plantas, animales, hongos y microorganismos) que interactúan entre sí y con el medio (naturaleza del suelo, relieve, clima, etc.) en el que viven, del que dependen y del que a su vez ejercen una influencia.

Los ejemplos de biodiversidad de ecosistemas incluyen:

  • Desiertos
  • Arrecifes de coral
  • Humedales
  • Bosques tropicales o boreales
  • Pastizales
  • Parques urbanos o tierras agrícolas cultivadas.

Los ecosistemas pueden ser relativamente inalterados por los seres humanos. Humanos como las selvas tropicales vírgenes, por ejemplo, o fuertemente modificados por actividades humanas como la agricultura.

Otros Ejemplos de biodiversidad de ecosistemas

Desde el bosque tropical hasta un pequeño huerto, ¡la biodiversidad se encuentra en todas partes! Variedad de especies animales, diversidad de especies vegetales. La riqueza de la naturaleza también se puede descubrir donde no se espera. Encuentra ambientes ricos en biodiversidad. Veamos los ejemplos:

  1. La biodiversidad de un bosque: Los bosques de todo el mundo son el reino de la naturaleza: aquí se siente como en casa, desde el hongo más pequeño hasta el árbol más alto. Se considera que los bosques son las mayores reservas de biodiversidad del planeta.

Ejemplos:Tropical, boreal, templado. Sea cual sea su tipo, dondequiera que crezca, el bosque ofrece multitud de hábitats para multitud de especies. Cada uno juega un papel específico, y las especies trabajan juntas para crear el ecosistema equilibrado, donde es tan agradable caminar.

  1. La biodiversidad de un río: Desde el fondo del agua hasta los árboles que bordean su cauce, un río da la bienvenida a muchos habitantes: la riqueza de sus especies animales y vegetales lo convierte en un buen ejemplo de biodiversidad.

Ejemplos: Pero en todo el mundo, el ecosistema de los ríos sigue amenazado: modificación de los ríos, contaminación. La diversidad de los ríos está en peligro.

  1. Biodiversidad en la huerta y el jardín: Nacidos de la mano del hombre, nuestros huertos y nuestros jardines son, sin embargo, ricos en naturaleza abundante. En un huerto hay frutas y en un huerto hay verduras. Es cierto, pero la biodiversidad del jardín y el huerto no se puede reducir a especies “productivas”.

Ejemplos: Muchas especies menos visibles también nos funcionan: abejas, mariquitas, rosas, claveles o capuchinas. Todas las especies tienen un papel que jugar, y deben ser respetadas como tales.

  1. La biodiversidad en las ciudades: Los árboles que bordean nuestras avenidas, los espacios verdes donde caminar, correr o jugar, las jardineras que adornan los balcones, los arriates de nuestras rotondas: sean plantados por el hombre o sean son silvestres, las plantas forman parte de nuestra forma de vida urbana. ¡Y afortunadamente están ahí! encontrar todo lo que compone un ejemplo de biodiversidad de una ciudad.
  2. Biodiversidad mediterránea: Bosque o área urbana, jardín o tierra agrícola. Algunos ambientes son más favorables que otros a la biodiversidad.

La geografía también juega su papel: un clima cálido y seco, un litoral de islas, playas, acantilados y rocas, la cuenca del Mediterráneo es uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo.

El 60% de las especies vegetales que componen su excepcional flora no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.

Ejemplos de biodiversidad de especies

Una especie es un grupo de organismos capaces de reproducirse entre sí y producir descendencia fértil. Esta es la unidad de clasificación más pequeña para los organismos vivos.

A menudo se entiende que la biodiversidad es sinónimo de diversidad de especies. Cuantas más especies diferentes haya en un entorno determinado, mayor será la biodiversidad. Los ejemplos de biodiversidad de especies son:

  1. Los mamíferos
  2. Las aves
  3. Los insectos
  4. Los hongos
  5. y los microorganismos.

Cada año, los biólogos descubren alrededor de 20.000 nuevas especies. La mayoría son insectos u otros invertebrados, aunque recientemente también se han descubierto nuevas especies de peces y reptiles.

Ejemplos de biodiversidad genética

Cada especie consta de un cierto número de individuos. El número varía de una especie a otra. Por lo general, cuanto más se especializa una especie en relación con un medio ambiente o determinadas condiciones de vida, menos nombre tiene. En realidad, son relativamente pocas las especies abundantes. La mayoría son poco frecuentes, raros o muy raros.

El ejemplo del rinoceronte blanco del norte

El rinoceronte blanco del norte alguna vez fue abundante en el norte de África central. En la actualidad, la única población conocida se encuentra en la República Democrática del Congo, donde los números se han desplomado de 500 a 4.

Estos números tan pequeños, la distribución geográfica restringida y la presión de la caza furtiva ponen en peligro a esta subespecie.

Escalas de la biodiversidad

Ahora, veamos cuales son las escalas de la biodiversidad en la tierra:

La diversidad de ecosistemas

Un ecosistema es un sistema compuesto por: un medio vivo definido por características físicas (luz, temperatura, materia, etc.), seres vivos y todas las interacciones que existen entre ellos.

Los ecosistemas existen a diferentes escalas:

  • En nuestro entorno cercano: un estanque, un bosque, un campo de trigo, una ciudad, una playa, etc.
  • En todo el mundo: desierto, sabana, selva tropical, tundra, taiga, etc.

Cada ecosistema está habitado por especies animales y vegetales. Establecerán relaciones entre ellos: cadena alimentaria, hábitat. Se establece un equilibrio.

La desaparición de una sola especie puede provocar un desequilibrio en el ecosistema.

  1. Por ejemplo: si una especie depredadora desaparece, la cadena alimentaria se altera y puede conducir a la desaparición de más especies o al surgimiento de especies minoritarias.

En todos los casos, cualquier modificación de un ecosistema amenaza a todas las especies que viven en este ecosistema. Veremos que el cambio climático y la acción humana pueden alterar este equilibrio y por tanto conducir a la desaparición de especies.

La diversidad de especies (o específicas)

Una especie se define como un conjunto de individuos capaces de reproducirse entre sí y de dar a luz una descendencia que en sí misma es fértil.

Para evaluar la biodiversidad específica, los científicos cuentan el número de especies que viven en la superficie del planeta.

Con cada nuevo descubrimiento, los clasifican en diferentes grupos definidos por criterios notables. Gracias a esta clasificación clásica, las especies podrían agruparse: Reino, Rama, Clase, Orden, Familia, Género, Especie (medio técnico-memo para los primeros grupos: RECOF).

Entre los animales, se puede observar que los artrópodos y en particular los insectos son los más representados, seguidos de los moluscos. En general, dentro de un ecosistema, los ejemplos de biodiversidad específica se evalúa contando el número de especies por unidad de área.

La diversidad genética

  1. Interespecífico (entre especies): La diversidad genética se relaciona con la diversidad de genes en todos los organismos vivos. Los criterios clásicos de clasificación de las especies dentro de diferentes grupos corresponden a criterios morfológicos (cubierta de la semilla, forma de la hoja, número de patas, etc.) o a modos de reproducción (fertilización interna / externa, amnios, semilla, flor, etc.)).

Cada uno de estos criterios se denomina rasgo hereditario, es decir, una característica del organismo que se transmite de generación en generación. Dentro de un ecosistema, mantener la variabilidad genética entre especies le da una mejor adaptabilidad en caso de perturbación ambiental (cambio climático, acción humana).

  • Intraespecífico (dentro de la misma especie): Cada individuo de la misma especie contiene el mismo número de cromosomas y tiene el mismo mapa genético (ubicación de genes en los cromosomas). La modificación de un gen puede conducir a la modificación de su expresión fenotípica. Dentro de la misma especie, existe, por tanto, cierta diversidad en la expresión de genes.
    • Por ejemplo: no todos los seres humanos tienen la misma altura, el mismo color de ojos o cabello, pero todos tienen ojos y cabello (características notables específicas de la especie).
    • Otro ejemplo: Podemos observar fácilmente esta diversidad en especies donde hay muchas razas como perros o gatos.

La diversidad genética intraespecífica es muy importante para una especie porque le permite lidiar con fenómenos evolutivos como la selección natural o la endogamia que pueden amenazar su supervivencia.