Características de la Bulimia

La bulimia es un trastorno alimenticio que puede llegar a ser fatal para la salud si no se controla a tiempo y se lleva un seguimiento de sus síntomas.

Este trastorno consiste en ingerir grandes cantidades de comida de una sola vez y luego depurar el cuerpo mediante el vómito, laxantes y otros métodos perjudiciales para el organismo.

En el siguiente artículo podrás encontrar algunas características de la bulimia que de seguro te serán de mucha utilidad. Si quieres saber más, sigue leyendo.

Principales características de la Bulimia

Como mencionamos con anterioridad, este trastorno puede llegar a ser muy peligroso por las secuelas que provoca en el cuerpo y en la salud mental de quien lo padece. Entre ellas podemos encontrar:

  1. La deshidratación, la cual puede provocar problemas médicos importantes como insuficiencia renal
  2. Problemas cardíacos como latidos irregulares o insuficiencia cardíaca
  3. Caries dentales severas y enfermedades en las encías causadas por los líquidos que la persona libera al momento de vomitar
  4. Problemas digestivos provocados por la irregularidad del funcionamiento del estómago.
  5. En casos muy extremos, este trastorno puede provocar irregularidad o ausencia total de la menstruación en mujeres. Cuyos cuerpos pierden la capacidad de procrear (de forma momentánea o duradera dependiendo de la gravedad del caso) debido a la falta de nutrientes en su organismo.

Así mismo, las características de la bulimia a nivel psicológico son fácilmente identificables si ponemos atención al comportamiento de quienes los sufren. Entre ellas podemos encontrar:

  1. Otros trastornos de la salud mental asociados como la ansiedad, depresión o bipolaridad. Debido a que comparten síntomas, la bulimia puede acompañar a uno de estos.
  2. Abuso de alcohol y drogas, las cuales se asocian a una conducta autodestructiva.
  3. Autolesiones y pensamientos suicidas causados por el estrés constante y el gran dolor que este trastorno provoca en quien lo padece.
  4. Baja autoestima y problemas para relacionarse con otras personas.

Por lo general, esta enfermedad aparece en los últimos años de adolescencia y principios de la adultez. Si bien, las niñas y mujeres son las más propensas a padecerla, no son pocos los casos de hombres con bulimia nerviosa, por lo que todos debemos estar atentos a este trastorno cuyos signos son fácilmente perceptibles:

  1. La preocupación constante por su apariencia y las quejas hacia la gordura
  2. Percepción corporal negativa
  3. Consumo de grandes cantidades de comida de una sola vez
  4. Dietas estrictas o ayunos después de comer en exceso
  5. Se niegan a comer frente a otras personas
  6. Cambios constantes en el peso

¿Qué factores nos hacen propensos a padecer de bulimia?

Algo que puede hacernos propensos a sufrir bulimia es hacer dietas demasiado estrictas. Es cierto que todos queremos ser personas sanas y alcanzar nuestro peso ideal, pero la verdad es que un régimen alimenticio hace todo lo contrario.

Una de las características de la bulimia es que, al vernos privados de los alimentos altos en azúcares y grasas, nuestro cerebro los pide instintivamente y espera el momento en que nos descuidemos para hacernos comer grandes cantidades de los alimentos prohibidos. Por esto, siempre es recomendable llevar una dieta balanceada.

Otra de las características de la bulimia que puede resultar impactante para muchos es el poco conocimiento que tenemos sobre ella.

En la actualidad, se desconocen las causas biológicas que dan pie a este problema; no obstante, hay una larga lista de las razones emocionales que pueden llevar a un individuo a purgarse después de comer. Entre ellas está:

  1. La falta de una red de apoyo sólida en la vida de los jóvenes, quienes, al no encontrar consuelo a sus problemas de imagen personal, suelen recurrir a las dietas extremas, a la inducción de vómitos y otros métodos como los laxantes, diuréticos, al ayuno, al ejercicio excesivo y demás para hallar una solución.
  2. Las expectativas sociales, las cuales nos llevan a autoflagelarnos con tal de encajar en el estereotipo de un hombre o una mujer perfecta. Estas expectativas casi siempre son irreales y solo consiguen frustrar a los más inmaduros, llevándolos hasta el punto de hacerse daño como en el caso de la bulimia y otras enfermedades.
  3. Tener un familiar que sufra o haya sufrido bulimia suele ser un factor común entre muchos pacientes, sin embargo, no es una condición excluyente. En la mayoría de los casos, las personas llegan a la bulimia imitando a otros, por lo que, si ven estos comportamientos en sus más cercanos, es probable que los copien.
  4. Tener sobrepeso o haberlo tenido cuando niño es un factor importante a la hora de determinar nuestra relación con la comida. Por lo general, quienes han tenido problemas con su peso en sus primeros años de vida, tienden a obsesionarse más con su peso y su apariencia física.

¿Cómo funciona el tratamiento para la bulimia?

Si bien este trastorno tiene repercusiones fatídicas para el cuerpo, una de las características de la bulimia es que su tratamiento suele ser efectivo y los números de pacientes recuperados son bastante motivadores.

El tratamiento de recuperación consiste en una combinación de psicoterapia con antidepresivos que suele ser muy efectiva si se incluye a la familia, los amigos y los médicos en el proceso. Más allá de los problemas físicos, la psicoterapia busca encontrar una solución a los problemas emocionales del paciente.

Muchos de los que padecieron bulimia en su juventud son ahora personas completamente funcionales, felices y saludables, por lo que todos los síntomas pueden revertirse con el tiempo y la ayuda adecuada.

Si conoces a alguien que presente alguno de los comportamientos anteriormente mencionados, te invitamos a compartir con él este artículo.