Ejemplos De Competencias Monopolísticas

Para un buen desarrollo del tema de los ejemplos de competencias monopolísticas, se inicia este post con su definición. Las competencias monopolísticas son un modelo de competencia imperfecta en la que existen grandes proveedores y vendedores en el mercado. Estos pueden influir en los precios de los productos.

En este sentido, es similar a la competencia perfecta, pero está muy lejos de ella. Esto se debe a que los productos que se ofrecen no son exactamente iguales, es decir, son diferentes entre sí. Estas diferencias permiten a la organización tener poder de mercado y no aceptar los precios como en un mercado de competencia perfecta.

En un mercado de monopolio, la innovación y el cambio son necesarios porque el lado de la oferta (la empresa) tiene las características. Es decir, se comporta como un monopolio, obtiene enormes beneficios al consolidar su poder de mercado, y teóricamente maximiza sus beneficios. Todo esto a pesar de que disminuyan y desaparezcan un poco con el tiempo.

Ejemplos de competencias monopolísticas

  • El mercado de la ropa es uno de los ejemplos de competencias monopolísticas. Está liderado por el grupo Inditex, que posee marcas tan conocidas como Zara, Pull&Bear y Massimo Dutti.
  • En el mercado de las comidas rápidas la competencia monopólica es evidente, donde McDonald’s y Burger King son las principales marcas, aunque hay varios proveedores.
  • Fabricantes de auriculares y cascos. A pesar de que los productos son similares, las distintas marcas y fabricantes intentan diferenciarse ofreciendo características, como el modelado de ruido de 7.1 canales. Además, almohadillas más ergonómicas y confortables, cintas para la cabeza y diademas que también repercuten en el precio.
  • Restaurantes: Todos los restaurantes ofrecen comida, pero el servicio al cliente, el tipo de comida, los horarios de apertura y ubicación los diferencian de otros restaurantes.
  • En términos de servicio, Uber es un claro ejemplo de competencia monopolística, que es valorada por los consumidores como un medio de transporte seguro. Además, son cómodo y de fácil acceso.

Muchas empresas conocidas, como Uber, se han asociado con Zendesk para mejorar su exclusividad en el mercado del monopolio. Zendesk ejecuta programas de soporte, ventas e interacciones con los usuarios para construir mejores relaciones con los clientes.

Un buen servicio de atención al cliente garantiza la fidelidad de los mismos, y Zendesk ofrece todo lo necesario para crear la mejor experiencia posible para los clientes.

  • Esta prenda es utilizada por muchos fabricantes, y la marca y la calidad del material son esenciales para destacar y diferenciarse del resto.
  • Hay muchos tipos de galletas en el mercado y no deja de decir presente la competencia monopolística. Como la forma de hacerlas esencialmente es la misma, cada fabricante añade diferentes elementos para diferenciarse de sus competidores. Algunos mejoran el envase como el envase, el tamaño de las porciones y si utiliza o no productos orgánicos.

Beneficios y desventajas de las competencias monopolísticas

Como todas las estructuras de mercado, las competencias monopolísticas tienen una serie de ventajas y desventajas en comparación con la competencia perfecta. Una situación ideal, que rara vez se da en la realidad, en la que ningún agente puede influir en el precio de un producto o servicio. Los vendedores y los consumidores se ponen de acuerdo en los precios, los productos son homogéneos y la curva de la demanda es flexible.

Ventajas de la competencia monopolística

  • Las diferencias entre productos similares crean una mayor variedad, lo que permite a los clientes elegir según sus preferencias, utilidad y recursos diferenciados.
  • La necesidad de encontrar recursos diferenciados que distingan un producto de otro beneficia a un mercado dinámico, más eficiente y con más posibilidades de innovación.
  • Es fácil salir del mercado cuando las ventas o los beneficios caen.

Desventajas de la competencia monopolística

  • La diferenciación implica costes que no son necesarios en un mercado de productos homogéneos. Por ejemplo, la publicidad.
  • Pérdida de eficiencia con el tiempo, y cuantos más competidores, menos beneficios.
  • Al igual que en el caso de la competencia perfecta, no existe información sobre los costes o los productos.

Signos de competencia monopolística

Ahora que hemos comprendido el significado de la competencia, veamos las características de la competencia monopolística.

  • Hay muchos vendedores (empresas)

Cada mercader toma decisiones autónomas sobre los insumos y la fabricación en función de sus mercados, costes de producción y productos. Sin embargo, no tienen poder para controlar el mercado.

  • Los productos ofrecidos no son idénticos

Los productos que ofrecen los vendedores son similares pero tienen características diferentes. Estas diferencias son creadas por los propios productores y fabricantes, por ejemplo, la calidad de los materiales utilizados, los diferentes embalajes o el servicio posventa.

Por lo tanto, la competencia no se rige por los costos, sino por los medios que permiten modificar y diferenciar el producto, que dependen totalmente del proveedor. En simplicidad, el vendedor debe decidir si su producto tiene el precio más alto o más bajo para diferenciarse de los productos de otros vendedores.

  • Alta independencia, fácil entrada y fácil salida

Las empresas pueden entrar fácilmente en la industria produciendo y vendiendo un determinado producto sin un riesgo significativo o una inversión de capital. La clave es tener un elemento distintivo que pueda atraer la atención de los diferentes clientes y destacarse de los demás competidores.

Al mismo tiempo, no hay ninguna barrera de entrada para salir de un mercado que ha empezado a perder su ventaja. Esta facilidad de entrada y salida significa que la competencia monopolística aportará algunos beneficios a corto plazo.

Pero el mismo éxito atraerá a otros agentes que entrarán fácilmente en el mercado, lo que reducirá estos mayores beneficios a medio y largo plazo. Esto llevará a la empresa nacional a perder su dominio inicial. La diferencia con las competencias monopolísticas es que a largo plazo no hay beneficios.

  • Las tácticas publicitarias pueden ser decisivas

Las competencias monopolísticas se caracterizan por la existencia de recursos diferenciados que distinguen a un producto de otro. Las tácticas publicitarias desempeñan un papel importante a la hora de convencer a los clientes de la superioridad del producto sobre los de la competencia.

La construcción óptima de la marca y la imagen significa que los clientes están dispuestos a pagar más por productos que son similares a otros. Para ello, debes conocer bien a los clientes potenciales y realizar estudios de mercado.

Esto, por supuesto, hace que se inviertas más en estudios de mercado y campañas publicitarias. Lo que conlleva un aumento de los costos de producción y una reducción del margen de beneficio del producto.

¿Dónde existe la competencia monopolística?

  • Hay muchos proveedores, cada uno con una pequeña cuota de mercado.
  • Cuando hay poca interdependencia entre las organizaciones y el precio del producto puede fijarse independientemente de las opiniones de los competidores.
  • Cuando es poco probable que la colusión determine los costos.
  • Cuando la empresa tiene cierto control sobre los costos, pero se ve limitada por la alta sustituibilidad entre productos similares.

Factores que influyen en la competencia monopolística

  • Las empresas se benefician de la participación en este tipo de competencia. Debido a que les permite acostumbrarse a ella y obtener buenos resultados a mediano y largo plazo.
  • La iniciativa de este tipo de competencia es tratar directamente lo importante, sin ofrecer a los clientes una alternativa, sino una indicación de cómo obtenerla.
  • Una empresa debe centrarse en la innovación para obtener una ventaja real mediante la mejora continua de sus productos. Cuantas más variaciones haya, menos probable será que un competidor copie o imite la última versión. Se trata de la creación de una ventaja competitiva mediante el uso de uno o varios productos.
  • La clave es ser dinámico y adaptarse siempre a las necesidades del cliente. Esto se debe a que los clientes tienen mayor sensación de seguridad cuando compran a una empresa de confianza con un historial de alta calidad. Siendo eso, lo que anima a los contratistas a seguir manteniendo un alto nivel de construcción, lo que les diferencia del resto.
  • Las características destacadas del producto, aunque no sean lo suficientemente obvias, ya son importantes para otros competidores. No se trata de sustituir un producto por otro, sino de destacar el aspecto variable que aporta una ventaja añadida. De modo que los consumidores que quieran comprar el producto se encariñen tanto con él que rechacen otros productos.
  • El fabricante debe pensar en todo, incluso en si el consumidor puede permitirse el producto. Es importante que el responsable de la empresa entienda que la marca ofrece un elemento único que no está disponible en otros lugares.
  • La inversión en publicidad es incuestionable. Los productos no pueden venderse por separado. Pero lo más importante es que, en este tipo de competencia, la publicidad puede resaltar los elementos diferenciadores, aunque no haga nada realmente importante.

¿Cuáles son las implicaciones negativas de este tipo de competencia?

Cuando los productores quieren diferenciarse de sus competidores y dotar sus productos de una ventaja competitiva, esto conduce a un aumento de los precios de producción. Esto, a su vez, provoca un aumento de los costos y una disminución de la demanda. Además, la proporción de productos producidos será menor.

Los consumidores buscarán entonces productos alternativos similares que satisfagan sus necesidades pero a un precio inferior.

Inclusión de las competencias monopolísticas al mercado

Dado que la mayoría de las empresas en competencias monopolísticas tienen pocos requisitos de capital, pueden entrar y salir del mercado con facilidad. Sin embargo, el componente de inversión es mayor que en el caso de la competencia pura. Esto se debe principalmente a los costes de desarrollo de productos diferenciados y de publicidad.

Características de las competencias monopolísticas

  • Una de las principales características de la competencia monopolística es que los tipos de productos que compiten en el mercado cambian constantemente.
  • Las empresas tienen que experimentar continuamente con los productos, los costes y la publicidad para encontrar los productos más rentables.
  • Experimentar la rentabilidad de los productos da lugar a ineficiencias de asignación y de beneficios. Estas ineficiencias pueden compensarse con la disponibilidad de múltiples productos.
  • Las empresas pueden entrar en los mercados en los que han obtenido recientemente beneficios.
  • Las empresas pueden salir de los mercados en los que han tenido pérdidas, lo que permite a las empresas restantes obtener un beneficio permanente.
  • Otra característica importante son la fiabilidad de la empresa y la política de devoluciones.

Diferenciación de los productos en una competencia monopolística

  • Las competencias monopolísticas sólo existen cuando se percibe al menos una diferencia entre los productos ofrecidos por las empresas del sector.
  • La diferenciación del producto es el principal medio de competencia, resultante de las diferencias en la calidad del producto, la ubicación, servicio y la publicidad.
  • La calidad del producto varía en función de la funcionalidad, el diseño, los materiales y la calidad.
  • La ubicación es a menudo el mejor diferenciador de un producto. Las organizaciones situadas en lugares más convenientes suelen cobrar tarifas más altas.
  • Los comercios con más horas de trabajos también son más fiables.

Por ejemplo. Si necesitas un medicamento por la noche, una farmacia de 24 horas es tu mejor opción, puede ser muy cara pero quieres mejorar rápidamente. Los servicios incluyen el tiempo de disponibilidad, la reputación de la empresa en el intercambio de servicios y productos y la rapidez del servicio.

Ejemplos de diferenciación de productos en las empresas monopolísticas

Hay varios ejemplos de diferenciación de productos en el comercio moderno.

  • En un restaurante se ofrecen diferentes menús en diferentes lugares, a diferentes precios, en diferentes horarios y con diferentes ventajas regionales.
  • En las tiendas de muebles se venden muebles de diferentes materiales, como el roble, el nogal y el arce.
  • Las tiendas de ropa venden diferentes tipos de prendas a distintos precios y la gente paga por artículos que no sólo están bien hechos sino que también se adaptan a sus gustos.
  • Los libros son un buen ejemplo de competencia monopolística, ya que difieren en precio, calidad de producción, legibilidad y disponibilidad de ilustraciones. De igual manera en su público objetivo y temático, como las colecciones de ensayos o las novelas académicas.

Ha surgido un nuevo frente de competencias monopolísticas entre los vendedores online. En esta situación, su posición es menos importante. Lo importante es la comodidad de la comercialización en línea, la calidad de las descripciones de los productos y las ofertas de los clientes reales.

En conclusión, con los ejemplos de competencias monopolísticas desarrollados aquí, se hace más que claro la diversidad de objetos que influyen en una competencia imperfecta. La calidad del producto, el envasado, los costos y la publicidad son solo algunos de los que forman parte de una competencia monopolística. Es decir, todo lo que haca que un producto sea distintivo o caro.

Te puede interesar

Ejemplos De Competencias Monopolísticas» | Autor: Antonio | Disponible en: https://wikiejemplos.com/competencias-monopolisticas/ | Fecha de creación: 30/08/2021 | Fecha última actualización: 16/10/2021

Antonio
Ultima actualización: 16-10-2021