Ejemplos De Conflictos En Empresas

Dentro de una empresa es inevitable que emerjan todo tipo de conflictos. Al laborar con distintos compañeros y superiores, siempre pueden existir desacuerdos y disputas. Enseguida te mostraremos algunos ejemplos de conflictos en empresas.

Estos pueden surgir debido a una gran variedad de causas. Es muy importante darles la atención y el tiempo adecuado para solucionarlos .

El motor de una empresa es su fuerza laboral. Por lo que mantener una armonía y orden es indispensable para que exista una buena productividad y salud financiera de la organización.

Ejemplos de conflictos en empresas

Escasez de labor grupal

La capacidad de colaborar de manera grupal es una aptitud ampliamente tomada en cuenta por las empresas. Con ella, es posible incrementar el rendimiento y la producción.

En la situación en la que un empleado elija laborar individualmente se puede ocasionar problemas. Esto provoca falta de confianza entre los compañeros hacia él y puede ser interpretado como una intención de sobresalir por cuenta propia.

Escasez comunicativa

Cuando un trabajador o superior no es capaz de comunicarse de manera adecuada, puede dar lugar a errores. Ya sea por falta de información o mala información. Esto puede provocar roces al momento de tratar de determinar qué o quién originó el fallo.

Problemas con trabajadores conflictivos

Es posible que aparezcan roces debido a compañeros que son conflictivos. Ya sea generando rumores, entrometiéndose en asuntos ajenos o realizando malas opiniones de otros. Pueden llegar a causar un mal ambiente de trabajo.

Problemas con superiores conflictivos

Al igual que los empleados, los superiores pueden desempeñar el rol conflictivo. En estos casos, pueden llegar a ejercer presión negativa sobre uno o varios empleados.

Por otra parte, su personalidad puede ser engreída, poco flexible, muy dominante, lo que naturalmente causa problemas de relación personal con sus allegados.

Conflictos por alta competitividad

Comúnmente, en las empresas se practica el recompensar a un trabajador de acuerdo a los objetivos alcanzados mediante comisiones. Esto puede ser bueno, ya que ayuda a que se incremente el esfuerzo individual de cada trabajador y se aumente la productividad.

Sin embargo, si se fomenta en exceso, puede llegar a ser perjudicial porque origina conflictos entre los compañeros.

Surgimiento de relaciones sentimentales en el área laboral

En el trabajo puede llegar a darse la situación de que surja una relación amorosa entre empleados. Esto no significa un problema, a menos que no se gestione correctamente.

En este caso, los trabajadores deben comprender que su relación no debe obstaculizar su desempeño laboral.

Compañeros con bajo rendimiento

En la situación en que un empleado no se encuentre desempeñando sus funciones de manera adecuada, se puede generar problemas con otros compañeros.

Los demás deberán asumir las tareas de él en adición de las suyas.  Lo que les generará mayor estrés además de un atraso en el lapso de tiempo para concluir el trabajo.

Discriminación por género

Estos conflictos surgen debido a empleados o superiores que menosprecian a otros a causa de su género, ya sea a mujeres u hombres.

Aunque es más común esta situación le suceda a las mujeres, donde se les coloca en posición desventajosa en comparación de sus compañeros varones.

Discriminación por raza

Al igual que la discriminación por género, esto sucede por causas de color de piel u origen étnico. Los  compañeros pueden llegar a tratar mal a alguien que resalte por estas características o ser puesto en posición desventajosa por los superiores.

Diferencias personales

Algunos problemas dentro del trabajo suceden sencillamente por la falta de compatibilidad entre personas debido a su personalidad y puntos de vista.

Acoso psicológico laboral

También conocido como «mobbing». Sucede en el momento en que se ejerce agresión emocional contra cierta persona o personas. Puede efectuarse de compañeros a compañeros, de jefes a miembros del personal o de miembros del personal a jefes.

Incluso puede suceder de parte de la empresa hacia alguien de su plantilla laboral. Esto puede llegar a causar una caída fuerte en la productividad de la empresa y originar heridas psicológicas serias en la víctima.

Por lo que es importante prestar suma atención a estas situaciones para resolverlas lo más pronto posible.

Modificaciones dentro de la entidad

Cuando se implementan cambios dentro de una empresa se puede causar diversos inconvenientes. Estos pueden ser despido de empleados. O modificaciones en el área administrativa que conducen a un cambio en las reglas y procedimientos.

Las personas que han logrado mantenerse dentro de la empresa pueden presentar problemas para adaptarse a los nuevos cambios. Sobre todo los empleados con más años de recorrido.

Explotación laboral

Si los empleados llegan a percibir que su sueldo no concuerda con todo el trabajo o valor que aportan a la empresa, puede contraer conflictos.

Falta de medios

El hecho de que una empresa carezca de los distintos medios necesarios para funcionar puede traer inconvenientes. Estos pueden ser falta de personal, falta de presupuesto, carencia de herramientas para desempeñar el trabajo, etc.

Choque de valores

Estos conflictos suceden cuando los valores y políticas de la compañía no concuerdan con los de un empleado. Esto provoca que este brinde una baja productividad y que de igual forma  llegue a perjudicar el ambiente laboral.

Objetivos poco claros

Se dan lugar estos conflictos cuando los superiores no brindan al empleado instrucciones precisas sobre su rol y las tareas que debe desempeñar.

Adaptación de los trabajadores en nuevas funciones

Es común que cuando recién se contrata a un empleado o a alguien se le asigna una nueva tarea, tarde un tiempo en adaptarse. Los jefes y demás empleados deben continuar con sus tareas y no suelen atender muy seguido al nuevo empleado y brindarle ayuda.

Esto provoca que este tarde más tiempo en acoplarse y no pueda rendir de la manera en que podría hacerlo. Lo cual puede causar conflictos al exigirle que se encuentre a la altura de alguien más experimentado rápidamente.

Falta de puntualidad

La falta de puntualidad de ciertos trabajadores puede inducir que otros empleados decidan replicar este hábito.  Igualmente, puede causar inconformidad y reclamos en aquellos que asisten de manera puntual o que cumplen con los plazos en tiempo y forma.

Distracciones en horario laboral

Este tipo de conflictos sucede cuando los empleados se distraen de sus tareas e invierten su tiempo en otras actividades como revisar las redes sociales. Esto trae como consecuencia una menor productividad en la empresa.

Estos fueron algunos ejemplos de conflictos en empresas. Hay que tener en cuenta que esto es completamente normal y que siempre pueden llegar a suceder dentro de un ambiente laboral.

Sin embargo, saber identificarlos y resolverlos  adecuadamente y a tiempo es crucial para el buen funcionamiento de cualquier empresa.