Ejemplos De Cronografías

La cronografía es una figura retórica, el cual cumple la función de indicarle al lector el contexto en que se desarrolla el relato. Un ejemplo de cronografía serían los famosos “érase una vez”, con los que comienzan los relatos infantiles.

En otras palabras. Es una descripción gráfica de la época o temporada en el que transcurre la narración.

El término tiene origen del griego cronos, que significa tiempo, y de grafia, cuya traducción es descripción.

Es un recurso muy utilizado en la novela histórica. Ya que ayuda al escritor a situar la historia y los personajes.

A continuación, mostraremos algunos ejemplos.

Ejemplos de cronografías

  1. “Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana.” La guerra de las galaxias, de George Lucas.
  2. “Ya en sus casas estaban sus héroes que habían podido evitarse la muerte, escapar de la guerra y las olas, y, anhelando el regreso de la esposa.” La odisea, Homero.
  3. “Terminadas las preocupaciones guerreras por la consolidación de la independencia de Nueva Granada y Venezuela, aun cuando Bolívar ajeno a todo nacionalismo egoísta avanzaba por los caminos de América liberando pueblos y creando naciones.” La lección de Bolívar el año 1926. J. R. Silva Cedeño.
  4. “Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaba por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre. Y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo.” Cien años de soledad. Gabriel García Márquez.
  5. “Este es un relato de una aventura que sucedió en Narnia y Calormen, y los territorios situados entre ambos países, cuando Peter era sumo monarca de Narnia, y su hermano y sus dos hermanas eran rey y reinas bajo su gobierno.” Las crónicas de Narnia el caballo y el muchacho. C. S. Lewis.
  6. “En aquellos tiempos pasados, en los que desear todavía servía para algo, vivía un rey cuyas hijas eran todas muy hermosas.” El rey sapo o Enrique el férreo. Los hermanos Grimm.
  7. “4 de septiembre. Como la naturaleza va a entrar en otoño, este va a reinar en mí y en lo que me rodea. Como las hojas de los árboles cercanos antes de caer.” Werther. J. W. Goethe.
  8. “Casi el único recuerdo que guardo del poeta luciferino, Hensor Rivera, se remonta a un día no sé de qué mes, de 1984. Tenía yo veinte años y estaba en ARS Gráfica observando cómo Lilia diagramaba unos poemas míos con los que pretendía convertirme, de un día para otro, en el bardo más formidable de la ciudad.” Cadáver exquisito. Norberto José Olivar.
  9.  “Así empezó todo, la noche del jueves 7 de febrero de 1929, con Hércules Poirot, Jennie y Fee Spring entre las estanterías combadas y atiborradas de teteras del café Pleasant.” Los crímenes del monograma. Sophie Hannah.
  10. “Corría el año 1865. Nadie podría olvidar el fuerte viento del nordeste que se desencadenó en el equinoccio de aquel año y durante el cual la temperatura descendió considerablemente. Fue un huracán sin interrupción que duró ocho días. Del 18 al 26 de marzo.” La isla misteriosa. Julio Verne.
  11. “Karol Jozef Wojtyla fue concebido en tiempos de guerra entre la recientemente independizada Polonia y la República Soviética de Lenin. El 7 de mayo de 1920, en el último mes de embarazo de Emilia Wojtyla, las fuerzas polacas del mariscal Jozef Pilsudki obtuvieron su mayor victoria militar sobre el ejército rojo: la conquista de la ciudad de Kiev.” Su santidad Juan Pablo II y la historia oculta de nuestro tiempo. Carl Bernstein y Marco Politi.
  12. “Al comenzar el siglo XIV, Felipe IV, rey de legendaria belleza, reinaba en Francia como amo absoluto. Había domesticado el orgullo guerrero de los varones, había vencido a los flamencos sublevados, a los ingleses en Aquitania e incluso al papado, al que había instalado por la fuerza en Aviñón.” Los reyes malditos: el rey de hierro. Maurice Druon.
  13. “Y ocurrió hace tantas edades que no queda de ella ni el eco del recuerdo del eco del recuerdo. Ningún vestigio sobre estos sucesos ha conseguido permanecer. (…) Lo que voy a relatar sucedió en un tiempo lejanísimo; cuando los continentes tenían otra forma y los ríos tenían otro curso.” La trilogía de los confines: los días del venado. Liliana Bodoc.
  14. “Pero estaban en 1881, muy lejos de semejantes acontecimientos, con el señor Disraeli muerto, con farolas de gas en las calles y ¡mujeres cursando estudios en la Universidad de Londres! La reina era la emperatriz de la India y el imperio se extendía por todos los rincones de la tierra. (…) El príncipe consorte había muerto de tifus veinte años atrás; Gilbert y Sullivan escribían óperas como H. M. S. Pinafore.” Los crímenes de Cater Street. Anne Perry.
  15. “Cuya fecha se refiere a los postreros años del reinado de Ricardo I, Corazón de León; época en que los deseos de sus vasallos, más bien que fundadas esperanzas, hacían creer que regresaría del cautiverio en que le había encerrado la perfidia al volver de Palestina.” Ivanhoe. Walter Scott.
  16.  “Había una vez cuatro niños que se llamaban Peter, Susan, Edmund y Lucy, y esta historia cuenta algo que les sucedió cuando los enviaron lejos de Londres durante la guerra debido a los ataques aéreos.” Las crónicas de Narnia el león, la bruja y el armario. S. Lewis.
  17. “En aquellos tiempos Sherlock Holmes vivía aún en la calle Baker y los Bastable buscaban tesoros en Lewisham Road. En aquellos tiempos, los niños tenían que llevar un rígido cuello almidonado a diario, y las escuelas eran por lo general más desagradables que hoy en día. Aunque las comidas eran mejores; y en cuanto a los dulces, ¡no quiero ni contarte lo baratos y deliciosos que eran, porque sólo conseguiría que se te hiciera la boca agua en vano!” Las crónicas de Narnia: el sobrino del mago. C. S. Lewis.

Fuentes:

  • La guerra de las galaxias de George Lucas. 21 century fox.
  • La odisea. Homero. Canto I. Edición del nacional 1999.
  • La lección de Bolívar año 1826. J. R. Silva Sedeño. Sociedad Bolivariana de Venezuela. 1983. Pág. 3.
  • Cien años de soledad. Gabriel García Márquez. 1982. Pág. 5.
  • Las crónicas de Narnia: el caballo y el muchacho. C.S. Lewis. 1950. destino. 2005. Pág. 11.
  • El rey sapo o Enrique Ferreo. Los hermanos Grimm. Incluido en la antología Los seis cisnes de los hermanos Grimm.
  • J. W. Goethe. Clásicos selectos. Pág. 95.
  • Cadáver exquisito. Norberto José Olivar. Alfaguara. 2010. Pág. 13.
  • Los crímenes del monograma. Sophie Hannah. Espasa. 2014. Pág. 23.
  • La isla misteriosa. Julio Verne. 1875. Bruguera edición especial 1976. Pág. 5
  • Su santidad Juan Pablo II la historia oculta de nuestro tiempo. Carl Bernstein y Marco Politi. Planeta. 1996. Pág. 25.
  • Los reyes malditos: el rey de hierro. Maurice Druon. Vergara. 1965. Pág. 5.
  • La trilogía de los confines: los días del venado. Liliana Bodooc. Norma. 2000. Pág. 6.
  • Los crímenes de cater street. Anne Perry. Debolsillo. 1979. Pág. 8.
  • Walter Scott. 1819. Freeditorial. Pág. 3 a 4.
  • Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario. C. S. Lewis. 1950. destino. 2005. Pág. 9.
  • Las crónicas de Narnia: El sobrino del mago. C. S. Lewis. 1950. destino. 2005. Pág. 6.