6 Ejemplos de economía circular

Hallar algunos ejemplos de economía circular es bastante sencillo. Primero debemos recordar que la economía circular se refiere al establecimiento de un modelo de producción y consumo. Su propósito es sencillo y se basa en valores, como compartir, reutilizar, reparar, y reciclar los productos y materiales, velando por su conservación.

El objetivo principal de este modelo de producción y consumo es disminuir el impacto que recibe el ambiente por parte de la generación de residuos. Lo que propone la teoría circular es generar un cambio en los sistemas lineales de producción, inspirado en el eco diseño.

Ejemplos de economía circular

Ejemplos de los tipos de economía circular

1. Convertir botellas en alfombrillas y salpicaderos para los coches.

Uno de los enfoques primordiales de la economía circular es el reciclaje. La existencia de empresas dedicadas a reciclar botellas y envases plásticos luego del consumo, es bastante reconocida. En este caso, nos referimos a aquellas que se dedican a transformar las botellas en alfombrillas y salpicaderos para el coche.

2. Elaboración de zapatos a partir de neumáticos.

Debido a las tendencias actuales sobre la concientización del uso de animales en productos de belleza y artefactos, las empresas ahora parten de materiales ecológicos. Con el propósito de evitar el uso de pieles de animales ni material sintético toxico, la industria zapatera ha iniciado el uso de material neumático.

3. Construcción civil sostenible.

Una industria holandesa ha sido pionera en la elaboración de casas y oficinas partiendo de pliegues específicos de madera, que prometen perdurar para siempre. El beneficio para este caso es evidente. Promete la conservación de la construcción y evita la necesidad de una remodelación que implica maquinaria y material toxico.

4. La basura convertida en decoración.

Algunos de los ejemplos de economía circular más comunes son aquellos relacionados al reciclaje de productos deteriorados e irreparables, convertidos en elementos decorativos. Recientemente, la industria ha innovado con la transformación de aparatos electrónicos en materiales de construcción, como la elaboración de baldosas para construcción partiendo de plásticos.

5. Reciclaje de policarbonato.

La reutilización de este material permite aprovechar productos, como ordenadores portátiles, teléfonos móviles, envases de gran tamaño, entre otras cosas. Con este método, es evidente la reducción del uso de plásticos provenientes de combustibles fósiles.

El sector de la moda se ha aprovechado de dicha táctica y ha fomentado la relaboración de accesorios utilizando como materia prima el policarbonato reciclado.

6. Transformación y reciclaje de productos.

Es el proceso más común. El reciclaje de objetos que ya fueron utilizados, en la elaboración de nuevos productos, es una técnica que no posee desventaja alguna.

De hecho, con esta técnica hallamos los mejores ejemplos de economía circular en casa. Existen varias empresas que se dedican a elaborar pastas celulósicas de papel, partiendo de materias primas alternativas, como juguetes de madera deteriorados.

¿De dónde parte la económica circular?

Nuestro sistema económico actual está basado en un proceso lineal, conformado por la extracción, fabricación, utilización y eliminación de los productos. Este es el modelo tradicional en el que para fabricar productos se extraen materias primas y se desechan, sin considerar la huella ambiental y sus consecuencias.

El impacto ecológico generado por todos nuestros desechos ha aumentado la necesidad de actuar a favor del desarrollo sostenible. Es aquí cuando la economía lineal y circular se separan y actúan según distintos objetivos.

En cuanto al trato dado a las materias primas ante los recursos naturales, los ejemplos de diversos tipos de economía circular mencionados se orientan a perspectivas eco-industriales. Es decir, el objetivo ahora es aportar igual cantidad de beneficios al ambiente, como son aportados a la sociedad mediante dicho servicio o producto.

¿Cómo funciona la economía circular?

Este modelo de producción está elaborado sobre un principio fundamental: la utilización de los residuos como materia prima en la elaboración de otros bienes. Sin dudas, este es un método que aporta beneficios inmediatos a la salud ambiental y disminuye la cantidad de residuos.

A su vez, esta técnica evita la constante extracción de materia prima, por lo que el impacto ambiental disminuye drásticamente en dos sectores importantes.

Uno de los factores importantes del modelo de economía circular es la capacidad de estimular el crecimiento económico mediante la generación de empleos. Puesto que la materia prima será obtenida mediante desechos, es accesible casi para cualquier sujeto.

Agregando un poco de creatividad, la economía circular fomentara la creación de empresas dedicadas al reciclaje y elaboración de artefactos decorativos o artesanales. Esto sin olvidar que el impacto negativo sobre el ambiente será mínimo.

Así que estos son algunos de los Ejemplos de economía circular más comunes e innovadores. Y tú, ¿de qué manera reutilizas los residuos en tu vida diaria?