Ejemplos De Fabulas Para Niños

Una fábula es un relato breve el cual se utiliza para transmitir enseñanzas sobre valores a las personas. Enseguida te mostraremos algunos ejemplos de fábulas para niños.

Dentro de la fábula, los animales y cosas suelen tomar el papel protagónico, siendo dotados de cualidades y defectos humanos.

Estas desarrollan una historia, en donde se pone en manifiesto ciertas conductas negativas de la vida real y como pueden ser contrarrestadas.

Este tipo de relato sigue siendo ideal para transmitir a los niños importantes lecciones de una manera divertida, interesante y fácil de comprender.

Ejemplos de fábulas para niños

Ejemplo 1: El adivino

Esta fábula es propiedad de Esopo. En él relata sobre un adivino quien tenía la fama de predecir lo que sucedería a otras personas. De repente, uno de sus vecinos se acerca a decirle que su casa había sido robada. El regresó a su casa para confirmar lo sucedido.

En ese momento, otro de sus vecinos se acercó a él. Este le dijo que a pesar de que predecía lo que les sucedería a otras personas, no pudo predecir lo que le sucedería a él.

Al final, la enseñanza de este relato es no confiar en aquellos que afirman conocer el futuro. Aquellos que no son capaces de atender sus propios problemas, no tienen derecho a opinar y aconsejar sobre los problemas de los demás.

Ejemplo 2: El congreso de los ratones

Una fábula de la autoría de Samaniego. En ella se relata la historia de un grupo de ratones quienes se encontraban acechados por un temible gato. Ante la imposibilidad de salir a conseguir comida, convocaron una reunión para buscar una solución.

Uno de los ratones tomó la palabra y propuso colocarle un cascabel al gato. Así podrían saber en todo momento donde se encontraba este. Sin embargo, alguien debía colocarle dicho cascabel, y ninguno de ellos se atrevió a ofrecerse como voluntario.

La enseñanza de esta fábula es que muchas veces es sencillo tener ideas, pero llevarlas a cabo no.

Ejemplo 3: El ratón campesino y el rico cortesano

En esta fábula se relata la historia de dos ratones. Uno de ellos era un ratón humilde del campo y su otro amigo ratón, vivía en lugares de lujo y de comida abundante.

Al ver las condiciones tan humildes en que vivía, el ratón cortesano invitó a su amigo a irse a vivir con él. Aceptando la propuesta, ambos partieron a donde vivía el ratón cortesano.

Al llegar, inmediatamente el ratón humilde vio las delicias que su amigo disfrutaba. Sin embargo, pronto aparecieron dos personas, quienes espantaron a los ratones y los hizo precipitarse de nuevo a sus madrigueras.

Pronto, el ratón humilde se volvió hacia su amigo y le dijo que él vivía de manera abundante y deliciosa, pero a un precio muy alto. El precio a pagar era vivir bajo el peligro y el miedo constante.

La enseñanza de esta fábula consiste en que es mejor vivir con poco pero tranquilo, que vivir con mucho pero sacrificando la seguridad y paz.

Ejemplo 4: El lobo con piel de oveja

Esta fábula narra la historia de un lobo que deambulaba en busca de comida. Al encontrarse hambriento y con las manos vacías, decidió hacerse pasar como oveja para ser capaz de acercarse a ellas y comerlas.

Fue así como se vistió de oveja y se reunió con los demás corderos. Para su mala suerte, el pastor llevo a todos los corderos a un corral, incluyendo al lobo.

Al anochecer, el pastor regresó al corral en busca de un cordero al cual sacrificar para comer. Por infortunio, escogió a aquel lobo vestido de oveja y le quitó la vida.

La enseñanza de esta fábula es que de acuerdo al tamaño del engaño que hagamos, será el tamaño del agravio que tendremos de vuelta.

Ejemplo 5: La cigarra y la hormiga

En esta fábula se relata la historia de una cigarra y su vecina hormiga. Mientras la cigarra disfrutaba del plácido calor del verano, la hormiga trabajaba duro para prepararse para la llegada del invierno.

La cigarra invitaba constantemente a su amiga hormiga a descansar con ella. Esta no aceptaba insistiendo que era mejor trabajar y prepararse.

Una vez llegado el invierno, la cigarra se encontró sola y hambrienta. Fué a visitar a su amiga hormiga a su casa para pedirle comida y refugio.

Esta le contestó que ese era su precio por no haber hecho nada durante el verano, mientras que ella trabajaba hasta el cansancio. Finalmente cerró la puerta de su casa dejando que esta se marchara.

La enseñanza de esta fábula nos dice que es importante prepararse y aprovechar el tiempo mientras sea posible. Ya que se puede ver como termina la historia para quien trabaja duro como para quien decide no hacer nada.

Ejemplo 6: La lechera

Esta fábula relata la historia de una joven hija de un granjero. Un día, la madre de esta joven le encarga ir al mercado y vender la leche que habían recolectado. Ella emprendió el camino hacia su destino.

Antes de irse, su madre le prometió que las ganancias que obtuviera de la venta serían para ella.

Durante el trayecto, la joven comenzó a pensar en todo lo que haría con el dinero ganado. Sin embargo, al estar tan sumida en sus propios pensamientos y proyecciones a futuro, tropezó con una piedra, derramando la leche del contenedor.

La joven, triste y lastimada, decidió regresar a casa, con las manos vacías. La enseñanza de esta fábula es, no vivir en nuestra mente un futuro ambicioso que aún no llega, ya que puedes perder la atención en el presente. El futuro es incierto, incluso el presente.

Ejemplo 7: Las ranitas y el tronco tallado

Esta fábula relata la historia de un grupo de ranas que habitaban cerca de un lago. Ellas eran amantes de la diversión, sin embargo, procuraban evitar hacer mucho escándalo por temor a molestar un tronco.

Este tronco había sido tallado de tal manera que tenía una figura de un rostro humano. Un día, se desató una fuerte tempestad.

El tronco cayó al agua, donde las ranas se acercaron y comprobaron con sus propios ojos que se trataba de un simple e inofensivo trozo de madera. Desde aquel entonces, las ranas dejaron de vivir con miedo y lo utilizaron para divertirse en el lago.

La enseñanza de esta fábula es que, en ocasiones, se tienen temores por simple desconocimiento que por verdadero peligro.

Ejemplo 8: El niño y los dulces

Esta fábula relata la historia de un niño quien deseaba obtener caramelos. Para ello, tomó un frasco repleto de estos e intentó agarrar los más que pudiera con su mano. Para su mala sorpresa, al intentar sacar la mano del frasco no pudo.

Uno de sus amigos  se acercó a él y le aconsejo que soltara algunos para que pudiera retirar la mano de aquel frasco.

La enseñanza de esta fábula es, que en ocasiones se desea poseer más de lo que se puede tener.

Ejemplo 9: La bruja

Esta fábula relata la historia de una bruja quien se ganaba la vida vendiendo encantamientos que tranquilizaban la ira de los dioses.

La gente le compraba a la bruja por montones, hasta que un día fue acusada y llevada a juicio.

Después de su enjuiciamiento y de haber recibido su dictamen, uno de los presentes se acercó a ella. Este le preguntó cómo era posible que pudiera calmar el enojo de los dioses pero no el de las personas.

La enseñanza de esta fábula es, tener cuidado con aquellos que aseguran resolver los problemas de los demás, pero que no son capaces de resolver los propios.

Ejemplo 10: El lobo y la grulla

Esta fábula narra la historia de un lobo que un día se encontraba masticando un hueso. Por su mala suerte, este se le atoró en su garganta.

Salió en busca de ayuda y encontró a una grulla, a quien le pidió que le retirara aquel hueso a cambio de una recompensa.

La grulla, aceptando la oferta, metió su pico en la boca del animal y extrajo dicho hueso atascado.  Hecho esto, el lobo se volvió hacia la grulla y le comentó que ya le había pagado tras haber permitido que esta saliera con vida de su boca.

La enseñanza de esta historia es, no aceptar ayudar a gente mala. Ya que muchos de ellos considerarán buena paga el simple hecho de dejarte ir sano y salvo.

Ejemplo 11: El caballo viejo

Esta fábula narra la historia de un caballo ya viejo, quien fue ofrecido a otro dueño para que se dedicara a hacer girar un molino. Esa fue su nueva tarea a partir de ahora, hacer girar y girar aquel molino durante todo el día.

El pobre caballo, agotado y triste, añoraba aquellos días de juventud donde corría y se mofaba de otros caballos ancianos. Estando en aquella condición, se arrepintió de haber hecho aquello en sus años de gloria.

La enseñanza de esta historia es, tener humildad cuando lo tienes todo, porque nunca sabes cuándo dejarás de poseerlo.

Ejemplo 12: Las ranas pidiendo rey

Esta fábula narra la historia de un grupo de ranas quienes, con el anhelo de instaurar orden en su morada, deseaban contar con un gobernante.

Para ello, fueron a Zeus a solicitarle que les enviara un rey. Atendiendo a su petición, Zeus les envió un tronco de madera.  Las ranas, al sentirse enfurecidas por tal cosa, decidieron regresar con Zeus para pedirle que les enviase otro rey.

Molesto, Zeus les envió una víbora como su nuevo monarca. Sin ningún tipo de piedad, esta se comió a cada una de las ranas del estanque.

La enseñanza de esta historia es, al momento de buscar un dirigente, es mejor aquel que sea simple y honrado que alguien despiadado y maligno.

Ejemplo 13: La corneja furtiva

Esta fábula narra la historia de una corneja quien finalmente fue capturada por un hombre tras muchos intentos. Este se la dió a su hijo como un obsequio. Un día, mientras el hijo se encontraba aseando la celda de la corneja, esta aprovechó para escapar.

Ella regresó a su nido, el lugar al que tanto anhelaba regresar. Desafortunadamente, el hilo que el hombre había colocado en su pata se enredó en varias de las ramas del árbol donde se encontraba el nido. A pesar de todos sus esfuerzos, no fue capaz de liberarse del nudo.

Finalmente, se quedó quieta y reflexiono sobre la situación en la que se había metido. Por el gran anhelo por regresar a su nido, finalmente terminó atrapada en aquel lugar.

La enseñanza de esta fábula es, que en ocasiones añoramos tanto algo que al suceder, puede terminar siendo perjudicial para nosotros.

Ejemplo 14: El perro, el gallo y la zorra

Esta fábula cuenta la historia de un gallo y un perro que deseaban dejar el sitio donde habitaban e iniciar una travesía por el mundo. Se detuvieron a descansar en un enorme árbol.

El gallo decidió treparse en la copa de este árbol mientras el perro se tumbó en su base. Al salir el sol, el gallo comenzó a cantar. Una zorra, muy molesta por el cantar del gallo, se acercó al árbol a hablar con élLe dijo a este si podía bajar para poder apreciar a aquella criatura que hacía aquel canto espectacular.  Ante esto, el gallo le replicó que aceptaba, pero que antes levantara a quien se encontraba descansando ahí abajo.

En ese preciso momento, el perro se abalanzó sobre la zorra y la devoró sin dejar rastro de ella.

La enseñanza de esta fábula es, si no eres lo suficientemente fuerte ante un contrincante, busca un aliado que pueda apoyarte.

Ejemplo 15: Las mulas y los ladrones

Esta fábula cuenta la historia de dos mulas que caminaban por un sendero. Cada una llevaba diferente carga. La primera, llevaba dinero, lo cual la enorgullecía y la hacía sentir superior. La otra mula, simplemente cargaba con sacos de grano.

En un momento de desgracia, aparecieron dos vándalos, quienes atacaron a las mulas y a sus dueños. Ellos hurtaron el dinero e hirieron a la mula que lo llevaba. Ante esto, la mula se afligió de lo sucedido.

Mientras que la otra lo tomó como algo de poca importancia y agradeció el hecho de que no le tomaran importancia. Así, evitó salir herida y robada.

La enseñanza de esta fábula es, que hacer alarde de la fortuna y la abundancia puede conllevar a desdichas.

Ejemplo 16: El viento del norte y el sol

Esta fábula narra la historia de la disputa entre el sol y el viento. Ambos se desafiaron para ver quien era capaz de obligar a un viajante a despojarse de su vestimenta

El viento trató con todas sus fuerzas lograr su acometido. Sin embargo, aquel hombre solo se aferró aún más a sus prendas. El viento se rindió y llegó el turno del sol, quien al proporcionar su calor, obligó al pobre hombre a quitarse sus vestimentas por sí mismo.

La enseñanza de esta fábula nos dice que es más efectivo lograr un objetivo usando la inteligencia que la fuerza bruta.

Ejemplo 17: El lobo orgulloso y el león

Esta fábula narra la historia de un lobo que deambulaba por un sendero durante el atardecer.  Al observar su enorme sombra se dijo a sí mismo que era imposible que el león pudiese atemorizarlo. Él se creía una criatura grande, poderosa e imponente.

En ese preciso momento, el león apareció entre la maleza y atacó al pobre lobo, quien no tuvo ninguna oportunidad contra este.

La enseñanza de esta fábula es, no sobreestimar tus cualidades de acuerdo con lo que tú observas. Puedes estar equivocado.

Ejemplo 18: La zorra y las uvas

Esta fábula narra la historia de una zorra quien en su camino, observó unas deliciosas uvas que colgaban sobre un racimo.

La zorra, quien anhelaba disfrutar de aquellas uvas, comenzó a hacer todo tipo de intentos por alcanzarlas. Para su desgracia, estas se encontraban muy altas, lejos de su alcance.

Finalmente se dio por vencida, no sin percatarse de un pájaro quien había visto lo ocurrido. La zorra se volvió hacia el pájaro y le dijo que ella decidió abandonar aquellas uvas porque no estaban maduras, no porque no pudiese alcanzarlas.

Así, durante su regreso, la zorra siguió tratando de persuadirse a sí misma que abandonó aquellas uvas por no estar maduras. No porque se había rendido a alcanzarlas.

La enseñanza de esta fábula es, que si hay algo que deseas alcanzar, no te rindas. Inténtalo una y otra vez hasta que lo logres.

Ejemplo 19: La liebre y la tortuga

Esta fábula narra la historia de una liebre y una tortuga. La liebre se jactaba constantemente de ser el más rápido. Pero sobre todo, se jactaba de la tortuga.

Un buen día, la tortuga desafió a la liebre a una competencia. La liebre aceptó, creyendo ciegamente en que iba a ganar sin ninguna dificultad.

Así, el día de la carrera, la liebre salió disparada, dejando atrás a la tortuga por cientos de metros. En su exceso de confianza, la liebre se sentó a reposar en un arbusto, y se quedó profundamente dormida.

Durante ese lapso, la tortuga aprovecho y rebasó a la liebre. Poco antes de que la tortuga llegara a la meta, la liebre despertó e hizo su mejor esfuerzo por alcanzarla. Sin embargo, esto no fue suficiente y finalmente, la tortuga ganó la carrera.

La liebre comprendió que fue un error haberse confiado. Y sobre todo, comprendió que jamás debió haberse burlado de la tortuga y de los demás animales.

La enseñanza de esta fábula es, que nunca hay que reírse de otras personas. De igual forma, el confiarse demasiado es contraproducente a la hora de conseguir lo que queremos en la vida.

Ejemplo 20: El escorpión y la rana

Esta fábula relata la historia de una rana que se encontraba en un río. Un escorpión se acercó a ella y le pidió si podía ayudarlo a cruzar las aguas. La rana, desconfiada, se negó a hacerlo, ya que conocía muy bien al escorpión y no deseaba morir.

Ante esto, el escorpión le replicó que no tendría sentido hacerlo, ya que él también moriría si eso pasaba.  La rana reflexionó ante lo dicho por el escorpión y decidió acceder a realizar aquella tarea.

El escorpión montó sobre la rana y comenzaron a cruzar las aguas. En pleno trayecto, el escorpión picó a la pobre rana. En medio de su tristeza y desesperación, le replicó al escorpión que porque lo había hecho. Gracias a ello, ambos iban a morir.

El escorpión le contestó que esa era su naturaleza y que no podía ir en contra de ella. Así fue como ambos se hundieron en las frías aguas de aquel río.

La enseñanza de esta fábula es, no creer que otras personas pueden ser como uno. Algunos seguirán cometiendo malos actos a pesar de ser conscientes de lo que hacen y sin tomar en cuenta si dañan a otros o a ellos también.

Estos fueron ejemplos de fábulas para niños. Los más pequeños de la casa podrán aprender valiosas lecciones de la vida a través de estos relatos entretenidos y maravillosos.