10 Ejemplos De Inteligencia Emocional

El término inteligencia emocional se popularizó en 1995 con Daniel Goleman; cuando publicó su libro Emotional Intelligence.

En él planteó, que la inteligencia emocional es aquella que nos ayuda a interactuar con el mundo y con nosotros mismos.

Pues engloba sentimientos y capacidades, y configura rasgos de nuestro carácter, elementos claves para que las personas tengan una buena adaptación social y salud mental.

La inteligencia emocional es considerada como la habilidad para identificar, comprender y regular adecuadamente las emociones y reconocer sentimientos que faciliten el pensamiento.

Este tipo de inteligencia nos ayuda a entender cómo podemos influir adecuadamente sobre nuestras emociones, y sobre la interpretación de las emociones de las demás personas.

Según Goleman, el intelecto busca el equilibrio entre la lógica, la emoción y nuestras capacidades, debido a que en conjunto trabaja de forma óptima.

Ejemplos de inteligencia emocional

  1. El aprender a identificar de forma clara nuestras emociones, no solo nos permite conocernos profundamente, sino también ayuda, a que podamos tomar decisiones acertadas y que actuemos de la mejor manera.
  2. El conocer nuestras emociones nos permite controlarlas en nosotros, y de cierta forma en los demás.

    La persona con una inteligencia emocional alta, sabe expresar sus emociones sin confundirse. No se limita a describir sus estados de ánimos como “bueno o malo”, sino que son claras al definirlos.

  3. Una característica de las personas con inteligencia emocional desarrollada, es que dejan fluir sus emociones en lugar de reprimirlas o ignorarlas.
  4. Estas personas, afrontan de mejor manera lo que sienten, por lo que no suelen vivir estados de depresión, ansiedad o frustración, y no buscan métodos de escape que los perjudiquen, como el alcohol, las drogas o el tabaco.

  5. Las personas con elevada inteligencia emocional, actúan de forma asertiva, por lo que defienden sus derechos sin causarle daño a nadie; y expresan lo que piensan o sienten de forma amable y directa.
  6. Este tipo de personas, no cree estar por encima de los demás o tener siempre la razón. Sienten respeto por sí mismo y por los demás; lo que ayuda a que en situaciones conflictivas, establezcan los límites necesarios para tener el control.

  7. Las personas que desarrollan una buena inteligencia emocional, son bastante analíticas, y siempre están abiertas a nuevas ideas.
  8. Tienen una menta orientada a superarse, por lo que se la mantienen analizando y buscando maneras para mejorar tanto su ámbito social, como profesional y educativo. Así mismo se caracterizan por ser buenos solucionadores de problemas.

  9. Las personas con buena inteligencia emocional, no forman sus ideas a la ligera ni toman posturas basadas en información vaga.
  10. Siempre están dispuestas a aceptar la opinión de los demás y los hacen sentir valorados, por lo que generalmente, tienen una buena relación con las personas de su entorno.

  11. Las personas con una inteligencia emocional desarrollada, no se cierran a conocer gente nueva, y aunque para ellos no existe diferencia entre una persona u otra, prefieren rodearse de aquellas con quien tienen una  buena conexión.
  12. Es decir, no pierden su tiempo en relaciones insanas, que no le aportan ningún tipo de bienestar.

  13. La persona con una desarrollada inteligencia emocional no guarda rencores, no vive en el pasado. Vive centrada en aprovechar el presente, y en dirigir su energía en hacer cosas que valgan la pena.
  14. Las personas inteligentes emocionalmente, saben que guardar resentimiento hacia alguien es una manera de acumular enojo e ira, por eso sueltan todo aquello que no sea positivo para sí mismo y para su entorno.

  15. Una persona emocionalmente inteligente, no solo desea su propio éxito, sino el de los demás. De la misma manera que se ocupa de sus intereses y de lograr sus objetivos, siente el deseo de que quienes lo rodeen alcancen sus metas.
  16. Otra característica resaltante de la persona inteligente emocionalmente, es que no actúa por impulsos, son muy reflexivas; piensan sus actos antes de llevarlos a cabo.

  17. Las personas emocionalmente inteligentes, aceptan los errores que han cometido, y en lugar de olvidarlos, aprenden de ellos. Tienen la capacidad de ser sus mejores críticos y alentadores.
  18. Quien posee una desarrollada inteligencia emocional, tiene claro que los errores no son tropiezos, sino lecciones aprendidas.

    Así mismo este tipo de persona, es responsable de sus actos y de las decisiones que toma, por lo que no responsabiliza a los demás de sus fracasos o sus sentimientos.

  19. Cuando se posee inteligencia emocional, la persona es segura de sí misma y de sus habilidades. No deja que lo que otros hagan o digan sobre ella, la afecte o moleste.

Tiene claro que no es malo reírse de sí mismo, ya que sirve como terapia de relajación cuando no se obtiene el resultado deseado.

Componentes de la inteligencia emocional

  • Empatía: Es la habilidad para comprender los requerimientos, sentimientos y el comportamiento de las otras personas.

La persona empática, trata de ponerse en el lugar de los otros y está dispuesta a ayudar a los demás de ser necesario, para que se sientan mejor.

  • Autocontrol emocional: Implica reconocer y controlar nuestras emociones, para que estas no nos dominen. 
  • Autoconciencia emocional: Es la destreza para entender como nuestras emociones afectan nuestro comportamiento y pensamiento; y el efecto que tienen sobre los demás.

Así mismo, la autoconciencia emocional, involucra también la capacidad de reconocer las emociones que sienten los demás hacia nosotros. 

  • Automotivación: Es la forma que tenemos para motivarnos a nosotros mismos a alcanzar los objetivos que nos proponemos. La automotivación nos permite mantenernos positivos ante los obstáculos que se nos presenten.
  • Habilidades sociales: Es la capacidad para construir buenas relaciones con las demás personas.

Quienes tienen buenas habilidades sociales, saben comunicarse, tienden a ejercer liderazgos y poseen la destreza de persuadir e influir en los demás.

De acuerdo a algunas teorías, la inteligencia emocional es capaz de interferir en el éxito que tenga una persona en su vida, en mayor medida que las habilidades cognitivas.

Aunque la inteligencia emocional por sí sola no te hace exitoso, influye en que te sea más fácil alcanzar y mantener el éxito.

Ser emocionalmente inteligente, te ayuda a ser dueño de tus emociones, a interpretar las de los demás y a tener el control de las relaciones que entables.