Ocho ejemplos de refuerzos y castigos positivos y negativos

A simple vista, parece que dar ejemplos de refuerzos y castigos positivos y negativos, es un tema complejo. Sin embargo, mucho de nuestro condicionamiento va dado de manera natural, y utilizamos refuerzos en el día a día sin darnos cuenta.

El refuerzo es un sistema de condicionamiento, aplicado de alguna manera de forma lógica por el ser humano, aunque haya sido estudiado. La concepción es bastante simple, pero explicar y aplicarlo de forma correcta es lo complicado.

Un refuerzo positivo se establece para conductas que quieres que se repitan, como sacar buenas notas. Por otro lado, la concepción general que hay sobre el refuerzo negativo es errada. De hecho al decir que es un refuerzo no se usan castigos sino premios que consiste en abstenerse a actividades que no quiere hacer.

Te explicaremos todo con unos ejemplos de ambas cosas.

Ejemplos de refuerzos positivos y negativos

Refuerzo positivo ejemplos

1. Valorar el aprendizaje más que el resultado

Este tipo de reforzamiento es muy común en la etapa infantil, pero también es útil en cualquier momento de la educación y en capacitaciones laborales.

Se aplica alabando el proceso y los intentos para realizar una acción que quieres que se repita. No se deja de señalar un buen resultado, pero debes concentrarte en que la forma en la que se llega a él destaque.

Ante fallos, el refuerzo positivo aísla la negativa, lo importante son los intentos bien ejecutados. Esto impulsará al individuo a perfeccionar su conducta.

2. El esfuerzo es fundamental

En el mismo tono de valorar el aprendizaje más que el resultado, alabar los esfuerzos se convierte en una técnica fundamental. Y, no hay que confundir estos dos refuerzos positivos.

Alabar el esfuerzo de un individuo es algo que se hace no solo durante un proceso o al final de una acción. Consiste en recompensar verbalmente la forma y disposición que está teniendo una persona para tomar cierta conducta.

Hay que evitar reducir el ánimo del sujeto, cuando es claro que se está esforzando para dar un resultado con su comportamiento o acción.

3. Recompensa conductas secundarias positivas

Tanto si hablamos de adultos como de niños, es posible que para poder realizar cierta acción tengan que tomar comportamientos secundarios.

La idea con esta técnica es no solo recompensar lo que compone la conducta principal, sino los resultados alternativos; no reducirlos o tomarlos por sentado.

Este tipo de refuerzo se utiliza mucho en rehabilitación para adictos. En los grupos, se aplaude y recompensa el haber resuelto conflicto o asunto no relacionados con su adicción que se vieron afectadas por esta.

Los mismo sería si se alabara a un niño que se quiere sea sociable y acomoda su cuarto antes de que sus amigos lleguen a jugar. Es algo que a veces no se espera, por ello la atención es importante en el refuerzo.

4. Da poder de decisión

Esta técnica es aplicable a adultos y niños por igual, su concepto es increíblemente eficaz para mejorar la conducta y resultados de un infante o un trabajador.

Dar poder de decisión tiene que ver con establecer un vínculo de confianza y dar más libertad al sujeto al que se le aplica.

Por ejemplo, si un jefe da libertad en realizar una tarea a un trabajador, posiblemente encuentre formas más eficaces de hacerla. También estará más feliz porque se le tiene confianza en su medio de trabajo.

Lo mismo pasa con los niños, ya que el desarrollo está ligado con la búsqueda de libertad, dar poder de decisión, por ejemplo para que ver en TV. Actuará de forma positiva en un niño.

Otro punto importante, además de la confianza y la libertad, es el hecho de que con aplicar esta técnica, se valoran las opiniones del individuo.

5. Haz saber que valoras la capacidad

No todo se centra en el esfuerzo y los resultados u opiniones, también tiene que ver en que le des valor a lo que una persona es como individuo. Cuando un niño o adulto hacen bien algo repetidamente, es fundamental reconocer sus talentos y capacidades.

La idea es no centrarse en la conducta como tal que se quiere, sino en el desarrollo que ha logrado o lo bueno que es ejecutando la acción buscada.

Esta técnica se aplica mucho en equipos deportivos, se reconoce el talento individual según la posición que juegan, lo que se ejemplifica en el futbol.

Se trata de destacar el hecho de haber hecho un buen trabajo en la función de una persona o conducta a la que se quiere condicionar.

Refuerzo negativo ejemplos

1. No realizar una actividad que no le acomoda

Al tratar sobre refuerzo negativo interactúan dos puntos, estímulos aversivo y comportamiento. En este caso, el estímulo aversivo podría ser lavar los platos luego de la cena. Entonces el sujeto hace una actividad a la que se busca condicionar que es el comportamiento, por ejemplo recoger la mesa.

Así, se relaciona algo que no se quiere hacer, una acción “b” con algo que se debe hacer. Una acción “a” para no llegar a la “b”.

Es posible incluso condicionar a un individuo a que haga algo que no le gusta para evitar hacer algo que le gusta aún menos. Es uno de los mejores trucos entre los ejemplos de refuerzos y castigos, tanto positivos y negativos

2. Interrupción del estímulo aversivo

Este ejemplo en particular es utilizado por casi todo ser humano en algún punto de su vida. Consiste en realizar una acción que interrumpa el estímulo aversivo y produzca la conducta que queremos condicionar.

La razón  por la que es utilizada por la mayoría de las personas es que se ejecuta en una acción muy común, las alarmas. Una alarma es un estímulo aversivo, el comportamiento es apagar la alarma y el resultado es modificar la conducta de procrastinar tus horas de sueño.

3. Estímulo como posibles consecuencias

Saber que hay consecuencias de una acción también es un tipo de refuerzo negativo. Básicamente, la mente se condiciona a la posibilidad de que si se realiza cierta conducta sucederá una situación o hecho específico.

Por supuesto, esta estrategia está limitada, como tal no se da un refuerzo, lo que quiere decir que solo se evitará una conducta dañina. No se condicionará a cierto comportamiento en particular.

Este tipo de refuerzo puede encontrarse de hecho en fábulas, como “El Coco”. Asociando trasnocharse con que se los llevara este personaje ficticio los niños se dormían temprano.

Preguntas frecuentes

¿No se usan castigos en refuerzo negativo?

De hecho no, una vez que se establecen castigos deja de ser refuerzo negativo y se convierte en condicionamiento operante. Este ya es otro sistema de técnicas.

¿Qué es mejor, usar refuerzo negativo o positivo?

La verdad es que ambos métodos tienen sus ventajas y limitaciones, lo ideal es usar ambas para lograr la conducta deseada.

¿Estas técnicas funcionan mejor en adultos o niños?

Parecería obvio decir que funcionan mejor en niños, pero la verdad es que se usan en adultos también. Esto sucede a veces sin que la persona que los utiliza se dé cuenta.

¿En qué áreas de la vida diarias puedo aplicar los refuerzos?

En cualquier entorno en el que se busque un cambio o condicionamiento puede ser utilizada cualquiera de estas técnicas: hábitos de la vida diaria, deportes, educación, crianza, trabajo.

Los ejemplos de refuerzo y castigos positivos y negativos se usan a diario, y funciona para formar a las personas.