20 ejemplos de Sociedad Anónima

Existen diferentes ejemplos de sociedad anónima que podemos ver en nuestra vida diaria. También conocida por sus siglas S.A. se define como una sociedad mercantil en la cual los accionistas tienen una responsabilidad limitada al capital aportado por los mismos.

Las S.A. son las formas de organización más comunes entre las grandes empresas y marcas del mundo. Los bienes de ellas se encuentran divididos y representan la responsabilidad de cada uno de los socios.

Algunos ejemplos de sociedad anónima

Clasificación de Sociedad Anónima en ejemplos

Hay un mar de tipos de sociedades anónimas. Estas se pueden clasificar en varios grupos:

1.      Ejemplos de Sociedades Anónimas Abiertas

Se pueden definir como aquellas S.A. que buscan su financiamiento a través del público, para conseguir los fondos dirigidos a las funciones del mismo o para aumentar el propio.

Estas suelen apelar al mercado público de valores. Es decir, a todo aquel que tenga capacidad económica de forma directa o mediante agentes de la bolsa de valores.

Aquí les presentamos unos ejemplos de SA Abiertas:

  1. Scotiabank
  2. Banco BBVA
  3. CaixaBank
  4. Banco Santander
  5. Falabella

En su mayoría, las sociedades abiertas suele ser entidades bancarias. Estas se sustentan mediante acciones públicas. Además, están en la obligación de hacer declaraciones de su capital y de sus accionistas.

2.      Ejemplos de Sociedades Anónimas Cerradas

También llamadas empresas privadas o familiares. Al contrario de las abiertas, dichas S.A. no cotizan en la bolsa.

En su defecto, son propiedad exclusiva de los fundadores o de aquellos que hayan comprado la compañía. Por ende, sus bienes están compuestos por los aportes monetarios de los fundadores o dueños.

Existen los siguientes ejemplos de sociedades del tipo cerrada:

  1. Inmobiliaria Bricks
  2. Century 21
  3. McDonald’s
  4. Mapfre
  5. KFC

Inmobiliaria, restaurantes y empresas de seguros son buenos ejemplos de sociedad anónima cerrada. Tales cuentan con pocos socios y en su mayoría no revelan su identidad. Sus acciones son repartidas entre pocos miembros y estas no se pueden transferir con facilidad.

3.      Ejemplos de Sociedades Anónimas Deportivas

Es un tipo especial de sociedad anónima. En ella se engloban todos los clubes deportivos o equipos profesionales que posean carácter profesional y regional.

  1. Sevilla Fútbol Club
  2. Club Atlético de Madrid
  3. Real Club Deportivo Mallorca
  4. Cultural y Deportiva Leonesa
  5. Real Unión Club

Dichas S.A.D. son en su mayoría clubes españoles, debido a que este tipo de sociedad anónima es propia de España.

Cabe destacar que no todos los clubes deportivos se encuentran registrados como tal.

4.      Ejemplos Sociedades anónimas de renombre

Existen compañías que se iniciaron como sociedades anónimas y que aún mantienen su estatus en la actualidad. Es probable que conozcas la mayoría de ellas:

  1. Amazon: una de las empresas más famosas a nivel mundial. Se caracteriza por tener múltiples acciones distribuidas entre varios miembros, al igual que cualquier sociedad anónima.
  2. Apple: esta compañía es famosa en el mercado de ordenadores y teléfonos inteligentes, porque ha logrado expandirse mediante diferentes acciones alrededor del mundo.
  3. Telefónica: la multinacional española de teléfonos y líneas telefónicas, es un claro ejemplo de sociedad anónima, ya que subsiste mediante acciones de millones de usuarios.
  4. Nestlé: otra empresa que tiene una gran trayectoria y es una S.A. Su expansión mundial está asociado a los accionistas que tienen.
  5. L’Oréal: dedicada a los artículos para el cabello, esta marca opera como sociedad anónima y se ha mantenido así desde sus inicios.

Características de una Sociedad Anónima

Para poder identificar a una sociedad anónima, hay que tener en cuenta las siguientes características:

  • El capital está dividido en acciones, que cada socio de la compañía posee y que representa su participación proporcional en esta.
  • Como habíamos explicado, la responsabilidad de los participantes está sujeta a las acciones que poseen. Por ende, los deberes de cada uno son limitados.
  • Ninguno de los accionistas tiene obligación de asumir un cargo ejecutivo, más allá de su título de socio-capitalista. Además, pueden ser anónimos.
  • A diferencia de otras sociedades, una S.A. es una sociedad mercantil con estructura personal orgánica. Es decir, puede actuar como persona jurídica.
  • Dependiendo de la jurisdicción o leyes de cada nación, para fundar una sociedad anónima, es necesario contar con bienes bastantes altos.
  • A cualquier cambio o toma de decisiones, se tiene que consultar a la mesa de accionistas para ser aprobado o negado.

¿Cómo funciona una Sociedad Anónima?

Para que una S.A. opere de forma correcta, tiene que contar con tres órganos fundamentales, estos son:

  • Junta General de socios o accionistas: también denominada asamblea. Tiene como propósito discutir y tomar las decisiones necesarias para el funcionamiento de la organización. En ella se realizan las selecciones y nombramiento de los miembros del departamento administrativo.
  • Departamento administrativo de la SA: son también conocidos como el departamento gerencial. Actúan como personalidad jurídica y representan a los accionistas hacia el exterior de la empresa.
  • Comité de supervisión: no es un órgano obligatorio como los anteriores, pero tiene una función importante. Cumplen con supervisar y hacer seguimiento al departamento.

Mediante a estos ejemplos de sociedad anónima, puedes identificar o conformar tus propia S.A. de manera correcta.