15 Ejemplos De Trastorno Límite De Personalidad

El trastorno límite de personalidad (TLP) es un trastorno de la salud mental que afecta aproximadamente al 2% de la población mundial. Quienes lo padecen sufren de una irremediable sensación de abandono y problemas para mantener relaciones estables en su vida, ya sean relaciones de trabajo, de amistad o de pareja.

Entre los ejemplos de trastorno límite de personalidad podemos encontrar las conductas autodestructivas como los intentos de suicidio y las autolesiones cometidas por distintas causas; entre ellas, la más común es la necesidad de autocastigarse. Si quieres conocer otros ejemplos, te invitamos a seguir leyendo.

15 ejemplos de Trastorno Límite de Personalidad

  1. Quienes padecen este trastorno tienen mucho miedo a quedarse solos. En gran parte de los casos, estos miedos se desarrollan como consecuencia de la reiterada sensación de abandono en la niñez y suelen manifestarse a principios de la edad adulta, especialmente en las relaciones amorosas.
  2. Otro de los ejemplos de trastorno de personalidad múltiple es que quienes lo padecen pueden llegar a ser personas emocionalmente dependientes de sus cercanos. Este rasgo característico es un mecanismo de defensa que garantiza que estas personas estarán siempre ahí para el individuo y no lo dejarán solo.
  3. El sentimiento de vacío y aburrimiento acompaña durante gran parte de su vida a quienes sufre TLP y no desaparece a menos que el paciente busque ayuda psiquiátrica. Cosas como estas pueden ser más difíciles de tratar que las autolesiones, ya que el funcionamiento de la mente sigue siendo algo muy impreciso.
  4. Las manifestaciones de ira incontrolables pueden llegar a ser tan peligrosas para quien las vive como para las personas que lo rodean, ya que en un estado de alteración no se puede saber de lo que el individuo será capaz. Por este y muchos otros síntomas, es tan importante llevar un control de nuestra salud mental.
  5. El vaivén en el estado de ánimo es característico de quienes padecen TLP. A pesar de que actualmente se desconoce la causa exacta que desencadena el trastorno y sus síntomas, se cree que los cambios de humor repentinos pueden deberse a un desequilibrio hormonal como ocurre en otros trastornos.
  6. Uno de los ejemplos de trastorno límite de personalidad que pasa desapercibido con mayor frecuencia es que a estas personas les cuesta concretar cosas. Ya sea estudios o proyectos en los que están trabajando, es muy común verlo “tirar la toalla” de forma sistemática porque carecen de la estabilidad necesaria para trabajar por su cuenta.
  7. No es de extrañar que estas personas se hayan hecho daño físico en alguna ocasión, pues lo ven como una forma de autocastigarse por todas las cosas en las que fallan. De todos, este es el ejemplo de TLP más triste, ya que nadie debería sentir que merece sufrir un castigo físico por sus acciones.
  8. Además de inflingirse dolor físico mediante castigos corporales, quienes padecen trastorno de personalidad límite suelen tener pensamientos suicidas o amenazan con suicidarse cuando sienten que un problema se les escapa de las manos. En casos como este, lo recomendable es pedir ayuda a los especialistas.
  9. Los pacientes con TLP también son propensos a tener conductas adictivas de todo tipo; las más comunes son la adicción al alcohol y a las drogas. Está demás mencionar los daños que estos comportamientos traen a su salud, pues no logran remediar su problema, sino que lo aumentan y suman otros malestares a la lista.
  10. Las compras compulsivas son otro de los ejemplos de trastorno límite de personalidad que resulta destructivo para quienes lo padecen. El hecho de tener muchas cosas no logra llenar el vacío que sienten en su interior; muy por el contrario, solo consigue frustrarlos más y más.
  11. Quizás una de las características más comunes entre quienes padecen TLP es que su opinión de la gente es muy buena o muy mala, para ellos no hay puntos intermedios. Esto puede sonar caricaturesco, pero es mucho más serio de lo que parece y provoca muchísimos problemas emocionales para el implicado y sus cercanos.
  12. Debido a sus drásticos cambios de ánimo y sus opiniones tan ambivalentes de quienes los rodean, a estas personas se les dificulta tener relaciones estables. Por lo general, suelen experimentar mucha pasión cuando se trata de sus parejas, pero también tienden a ser caóticos y conflictivos por las mismas razones.
  13. No es de extrañar que, debido a todo lo anteriormente mencionado, a quienes padecen TPL les cueste tener un trabajo estable. Su problema no tiene tanto que ver con la incapacidad de seguir órdenes y jerarquías, sino con lo complicado que les resultan las relaciones interpersonales en el ambiente laboral.
  14. Es muy común que este trastorno vaya de la mano con la depresión, la ansiedad y otras enfermedades que afecten a la salud mental. Debemos recordar que, a pesar de que dichas condiciones estén relacionadas, son trastornos individuales que deben ser tratados de forma particular por su respectivo especialista.
  15. El último de los ejemplos de trastorno límite de personalidad es que quienes lo padecen tienen un sentido del yo extremadamente inestable, es decir, tienen serios conflictos con su identidad y les cuesta saber cuales son sus valores, gustos y forma de ser, pues están constantemente cambiando su visión de ellos y de los que lo rodean.

Causas

Al igual que como ocurre con otros trastornos de la salud mental, no se conocen las causas específicas que lo desencadenan; no obstante, en la actualidad se teoriza que puede estar relacionado con ciertos factores ambientales como los antecedentes de abuso o negligencia durante la infancia.

Además, no se descarta la carga genética como una de las posibles causas. Así mismo, las anomalías cerebrales juegan un rol importante a la hora de estudiar los desequilibrios en las emociones, los estados de ánimo y demás, pues se estima que ciertas partes del cerebro no funcionan de manera normal en el caso de los pacientes con TLP

Tratamiento

El tratamiento para los pacientes con TLP consiste en psicoterapia y ciertos medicamentos que varían en cada paciente. Por lo general, ambas son suficientes como para ayudar a los individuos con sus problemas, pero no se descarta la posibilidad de internarlo en caso de que su condición lo lleve a cometer autolesiones.

En las sesiones de psicoterapia se busca, principalmente, ayudar al paciente a vivir con su trastorno de la mejor forma posible, es decir, se le enseña a entender y manejar sus emociones, manejar su impulsividad y a mantener relaciones estables y duraderas.

Debemos tener en mente que el trastorno de personalidad límite no es una elección, por lo que debemos ser comprensivos con quienes lo padecen y no encerrarlos en el estigma de las enfermedades de la salud mental. Con paciencia, dedicación y apoyo, un paciente puede llevar una vida plena y funcional como todos los demás.