50 ejemplos de abrí y habría

Es común que se presenten al momento de escribir algunas dudas, en especial si se trata de términos que tienen pronunciaciones similares. Se pueden cometer graves faltas de ortografía si no se está al tanto del uso correcto de las palabras. Para que no cometas una falta, te mostraremos 50 ejemplos de abrí y habría para que te familiarices con los términos.

Antes que nada, es importante conocer el significado de los conceptos a tratar. En primer lugar, “abrí” es una manifestación conjugada del verbo “abrir” que tiene que ver con el hecho de cambiar el estado de algo que estaba cerrado a abierto en el singular y en primera persona.

Mientras que “habría” es una conjugación del verbo “haber”, que denota una posibilidad o condición que tal vez pudo suceder

Estos términos son homófonos, lo que quiere decir que sus sonidos son parecidos. Aunque se escriben distinto y tienen conceptos diferentes. La confusión se presenta al oír una de estas palabras y no poder determinar si lleva “h” o no.

50 ejemplos de los términos “abrir” y “habría”

Abrir-Abrí

  1. Sentía que al abrir su corazón terminaría lastimada.
  2. Esa mañana abrí las ventanas del apartamento para airear el espacio.
  3. Siempre abrí cuidadosamente la puerta para no despertarlo.
  4. Rápidamente el bombero se abría paso en medio de las personas presentes para hacerle los primeros auxilios.
  5. Al despertar, cuando abrí los ojos, agradecí a Dios el estar vivo un día más.
  6. Como director de la institución, abrí el nuevo año escolar con un animado discurso.
  7. Cuando puede localizarte entre la multitud, abrí los brazos para recibirte.
  8. Estando chico, abría los libros al azar y leía párrafos cualquieras para crear una historia nueva con ellos.
  9. En ese momento abrí mi mente, y así puede entender la situación.
  10. No pude abrir esa puerta, la única solución fue llamar al cerrajero.
  11. El día que me atreví y abrí su bolso, encontré dentro una gran sorpresa.
  12. Antes acostumbraba a abrir la pizzería los fines de semana, ya no lo hago.
  13. Pasó mucho tiempo, pero decidí abrir una vez más la biblioteca.
  14. En mitad del bosque pude ver que se abría un claro hermoso y despejado.
  15. Cuando abrí la boca solo pude emitir una fuerte carcajada.
  16. Un día abrí un espacio en el librero y siempre se quedó vacío.
  17. Abrí la ventana silenciosamente y me introduje en la noche.
  18. No sé cómo lo hice, pero abrí la jaula y pudo escapar.
  19. Un día abrí el grifo y el agua salió con fuerza.
  20. No abrí el horno a tiempo, las tartas se quemaron.
  21. Abrí el frasco sin saber que ya el contenido estaba dañado.
  22. La habitación estaba sellada, jamás la abrí.
  23. Corrí y abrí a tiempo, pudimos salir juntos.
  24. No abrí tu carta, me arrepiento.
  25. Si abrí el mecanismo fue por suerte.

Habría

  1. No habría venido si hubiese sabido que estarías justo aquí.
  2. Habría que cambiar la estrategia totalmente a ver qué ocurre.
  3. Según lo indicado por el instituto, el lunes habría fuertes precipitaciones en la mañana.
  4. No habría logrado aprobar la prueba de no haber sido por tu ayuda.
  5. Habría disfrutado mucho de la fiesta en caso de que hubiese tenido la oportunidad.
  6. Su desconfianza lo llevó a pensar que detrás de aquellas buenas intenciones habría algo oculto.
  7. Para llegar a tiempo a la reunión habría que correr sin parar.
  8. Jamás habría tenido el tiempo suficiente para contestar todas las preguntas del examen, era muy extenso.
  9. Seguro habría hecho lo mismo por mí, por eso lo hice.
  10. De no haber sido por los bomberos la casa se habría incendiado hasta sus cimientos.
  11. Te habría recordado todos los días de haber podido soportar tu ausencia.
  12. La situación habría sido otra si ambos pidieran disculpas y continuaban.
  13. En caso de que se hubiese presentado algún problema, seguro me lo habrían notificado.
  14. Jamás pensó que esa noche habría un beso entre ellos.
  15. De no ser por su simpatía habría sido incómodo viajar con él.
  16. Habría sido hermoso continuar contigo.
  17. En las noches frías habría usado las mantas más gruesas.
  18. La tarde habría sido muy aburrida de no haber sido porque traje la pelota.
  19. El viaje habría sido tranquilo de no ser por la marea.
  20. La historia habría culminado magníficamente, pero los protagonistas se separaron.
  21. El estante no habría podido resistir tanto peso.
  22. Los días de seguro habrían sido más largos sin ti.
  23. Habría sido bueno que esta tarde coincidiéramos.
  24. Los muebles eran perfectos, pero habría que decorar nuevamente la habitación.
  25. De haber bebido un poco más, habría estado totalmente ebrio.

¿Cuándo se usa “abrí” y cuando se usa “habría”?

“Abrí” es una forma conjugada del verbo “abrir”, específicamente en la primera persona del singular en el conjuntivo. Esta expresado en el tiempo de pretérito imperfecto. Esta palabra significa descubrir o destapar lo que se encuentra oculto o cerrado.

Un ejemplo del uso de este verbo sería la siguiente oración: Cada mañana abría la puerta de la habitación para encontrarla siempre vacía.

“Habría” es una de las formas conjugadas del verbo “haber”, exclusiva de la tercera y de la primera persona del singular. Es del indicativo y se corresponde con el condicional simple. Por lo general, se une a un verbo en participio, esto con el fin de crear un verbo compuesto.

Funciona como un verbo auxiliar. Un ejemplo del uso de este verbo sería la siguiente oración: Habría que salir temprano para conseguir el mejor lugar en la playa.

En fin, esperamos que con estos 50 ejemplos sobre las palabras Abrí y habría te haya quedado mucho más clara la diferencia en el uso entre una y la otra. Y que aunque sean homófonas no son para nada lo mismo.