10 Ejemplos de dilemas morales para niños

Los especialistas manifiestan que los niños perciben la moral de una manera similar a la de los adultos. En los siguientes ejemplos de dilemas morales para niños lo puedes verificar.

Ejemplos de dilemas éticos para niños

Ejemplos de dilemas morales para niños

Los grandes filósofos del pasado se dieron la tarea de entender las razones que se encontraban detrás de las acciones de sus allegados, amigos, conocidos y en general, la gente. ¿El objetivo? Saber la razón detrás de cada decisión. Resulta que los niños no escapan de estos estudios y para hacernos una idea de cómo ellos perciben la moral, acá desarrollaremos algunos ejemplos de los dilemas morales que presentan los niños.

  1. Lucía es una niña de 6 años que pasa mucho tiempo en la televisión viendo sus series y películas favoritas. Su madre la llama para que haga la tarea que le mandaron de la escuela y en ese momento están pasando su película animada favorita.
  2. La niña sabe que hacer la tarea es lo segundo que debe hacer al llegar a casa, pero, no lo hizo. Ahora tiene un dilema, ¿qué hará Lucía? ¿cumplirá con sus deberes o seguirá viendo su película favorita?

  3. Luis es un pequeño que tiene 9 años, él es amante a los videojuegos, suele reunirse con sus amigos en línea para jugar con ellos hasta muy tarde. Luis practica fútbol y su padre le dice mañana tienes juego, que puede jugar hasta las 11:00 pm.
  4. Los amigos de Luis le insisten para que se quede un rato más jugando con ellos, pero él sabe que su padre le ha dado una hora fija para ir a dormir. Luis tiene un dilema moral ¿seguirá jugando con sus amigos o irá a dormir para levantarse temprano? Jugar con sus amigos es más divertido y desobedece a su padre. Luis se quedó dormido y no fue a su práctica.

  5. Carlitos está cumpliendo años hoy y sus padres le han prometido comprar su videojuego favorito, pero él está en la escuela y está deseoso de que suene la campana para salir corriendo rumbo a casa para jugar.
  6. En el camino Carlitos se encuentra con su amiga Camila, una niña muy linda que es su mejor amiga. Ella le pide a Carlitos que la ayude a reparar su bicicleta porque él sabe arreglarlas. El niño está en un dilema, si ayuda a su amiga pasará toda la tarde en ello, y si le dice que no la puede ayudar la hará sentir mal ¿qué hará nuestro amiguito?

  7. Margarita tiene 7 años y es una niña muy sociable, muy juguetona. Ella tiene muchos amigos por la calle donde viven, pues viven en una urbanización privada. El área verde más grande del lugar está cerca de la avenida, es muy peligrosa. Margarita pide permiso a su mamá para salir a jugar con sus amigos, pero su mamá le dice que para el parquecito no, porque está cerca de la avenida.
  8. La pequeña sale corriendo muy contenta a jugar. Al cabo de unos 30 minutos los demás niños deciden ir a jugar al parquecito. Margarita tiene un poco de pesar, ella sabe que si no obedece su madre la va a castigar, pero si no los sigue no tendrá con quién jugar en lo que resta de tarde. Finalmente decide regresar a casa triste y sollozando.

  9. Marco, el hermano mayor de Sabrina deja una barra de chocolate en la nevera, no sin antes decirle a su hermana que tiene terminantemente prohibido cogerla y comérsela, pues, ella ya se había comido la suya.

Cada vez que Sabrina abre la nevera mira la barra de chocolate con entusiasmo y con ganas de darle un mordisquito. Ella tiene un dilema, ¿qué pasará si cojo sólo un pedacito? ¿mi hermano compartirá la barra conmigo?, ¿y si me la como y le digo que fue mi padre quien se la comió?

Independientemente de la decisión que tome Sabrina, ¿qué hará Marco cuando regrese a casa y vea que su chocolate fue mordido o que no está?, ¿se molestará Marco con su hermanita sabiendo que sólo tiene 5años?, ¿cómo estará seguro de que fue ella quien se comió su chocolate? Marco también tendría un gran dilema a resolver si eso pasara.

¿Cómo perciben los niños los dilemas morales?

Desde edades muy tempranas los niños necesitan una figura con la que puedan guiarse, moldearse y que se puedan sentir seguros. Normalmente esas figuras que ellos necesitan son los padres, maestros y los hermanos mayores.

La importancia de que los niños reciban una educación moral eficiente radica en que es de necesario enseñarles a diferenciar entre lo que es bueno y lo que es malo, pero ¿qué significa exactamente esto?

Decirle a un niño que algo es bueno y que esta otra cosa es mala puede ser algo ambiguo para él, esto sucede porque el niño comienza a considerar las dos opciones planteadas, es decir, el bien y el mal.

Las preguntas comienzan a aparecer en su cabeza y como todos, los niños necesitan aclarar sus dudas. Si los padres y maestros no tienen cuidado con lo que dicen para responder sus preguntas pueden crear más confusión.

Los niños comienzan a tener dilemas morales cuando se presentan situaciones muy puntuales y cuando ya se les ha señalado que las acciones que ocurren en esa situación son malas, que deben evitarlas, pero sus padres participan de aquello que dijeron era malo. Los niños comienzan a cuestionarse.

Pese a ello, es importante resaltar lo siguiente: la moral de los niños está relacionada a lo material. Es decir, en su mayoría los niños no hacen las cosas malas porque saben que se pueden meter en problemas, por miedo al castigo no actúan.

Cuando hay un premio de por medio, los niños suelen ignorar cualquier barrera moral enseñada en casa, es decir, cuando se les ofrece dulces por ir a hacer algo, un favor, ellos van a decir que sí la mayoría de las veces, aún si no saben qué favor es ni como se hace.

Si el premio es mayor, su interés es mayor. Sucede exactamente lo mismo, pero en sentido contrario, si algo es malo y saben que está prohibido porque eso los privaría de algún privilegio, entonces harán lo posible para evitar el problema.

Un ejemplo. Juanito tiene prohibido ir a la casa de Lucas porque el hermano mayor de Lucas es un delincuente buscado por la justicia, además su casa es problemática. Si Juanito desobedece, está bajo amenaza no jugar nunca más a los videojuegos y de no ir al cumpleaños de su amigo Carlos. A menos de que haya un premio mayor a la amenaza del castigo, Juanito no irá con Lucas.

¿Los niños tienen los mismos dilemas morales que los padres?

Expertos de la universidad de Yale, Estados Unidos., se hicieron una pregunta interesante con respecto a los dilemas morales que tienen los niños. Cuando un niño tiene que tomar una decisión que está ligada a la moral o la ética ¿qué es lo que hace?

Los investigadores de Yale se dieron la terea de encontrar una respuesta que tuviera un peso razonable para concluir el razonamiento moral de los niños. Para ello hicieron un experimento.

160 niños con edades de entre 6 y 9 años fueron escogidos para realizar un experimento que diera solución a la pregunta. Los expertos le describieron a los niños tres personas con características distintas.

Los niños fueron divididos en dos grandes grupos y a cada grupo se les presentó a dos personas con rasgos distintos. Al primer grupo le describieron a una persona buena y a otra neutral, la neutral no tenía zapatos.

Al segundo grupo le describieron una persona neutral y otra que tenía una mala actitud. Cada dúo ofrecía ciertos premios a los niños si estos escogían a alguno de ellos. Esto dejó evidencia que la mayoría de los niños prefiere no relacionarse con personas tóxicas o que tienen una actitud agresiva.

En el caso de la persona buena y la neutral, ésta última ofrecía el doble del premio que la persona buena. El primer grupo de niños escogió ir con la persona neutral, pero el segundo grupo tardó en decidir si ir con la persona neutral o la de la mala actitud.

Cuando quitaron de escena la ganancia material, los dos grupos de nuevo tuvieron un dilema moral. El primer grupo se planteó ir con la persona buena en lugar de la neutral. Mientras que el segundo grupo escogía ir con la persona neutral.

La respuesta tardía del segundo grupo de niños dejó en evidencia que, en muchos casos los niños pueden llegar a tener dilemas morales similares a los que tienen los padres a diario.

Otra observación que llamó la atención de los expertos que realizaban el estudio es que, intrínsecamente los niños evitaban a toda costa a la persona de mal carácter, lo que demostró que los niños, por lo general, prefieren relacionarse con personas agradables y no con personas tóxicas.

Conclusiones sobre los ejemplos de dilemas morales para niños

El resultado de diversos estudios indica que los niños examinan los bienes materiales, la procedencia del individuo y otros factores sociales que toman en cuenta a la hora de escoger a sus amigos.

Los estudios también sugieren que los niños, a pesar de la recompensa material, prefieren mantenerse alejado de las personas tóxicas, de las personas que no les transmitan seguridad, confianza y tranquilidad aún si éstas ofrecen cosas muy atractivas. Ellos evitan a las personas malas.

Podemos concluir entonces lo siguiente. Las decisiones que los niños toman se mueven entre sus intereses propios y su deseo inherente de estar alejados de las personas que expresan mala actitud. Pero esto no cambia el hecho de que su pensamiento casi siempre es el de “elegir siempre la opción con mayor recompensa”.

Con base en ese pensamiento está comprobado que los niños sí tienen dilemas morales muy similares a los que tienen los adultos. Sus decisiones requieren de un tiempo para pensar y considerar las opciones, los puntos positivos y negativos de cada una. Estos estudios también infieren que la moral de los niños cambia conforme van creciendo.

Dar solución a los dilemas de la vida implica un proceso de pensamiento que requiere tiempo para analizar la situación y evaluar las opciones que se nos dan para tratar, en la medida de lo posible, de tomar la decisión que menos daño colateral cause.

Incluso los niños requieren de tiempo para escoger la opción que consideran es la adecuada.  Si estás interesado en saber más sobre los dilemas, te invitamos a leer Ejemplos dilemas morales para adolescentes en Los Dilemas Morales de Wikiejemplos.