27 Ejemplos de empresas públicas: Características y objetivos

Si estas en busca de algunos ejemplos de empresas públicas este sitio es el adecuado para ti. Un organismo público es una organización en la que una parte del Estado, como un país, una provincia o un municipio, tiene la mayor participación absoluta. Por ejemplo. «Petrobras, GDF Gas Services y Statoil.

En términos sencillos, las decisiones en las empresas públicas suelen tomarse en función del interés nacional. Es decir, el interés público y el bien común, y no en la lógica de los empresarios privados, cuyo único objetivo es maximizar los beneficios.

Muchos países del mundo tienen alguna forma de organización estatal, pero el grado de intervención del Estado en sus economías varía considerablemente. Los países con mayor número de organizaciones de este tipo son los más intervencionistas.

Ejemplo de empresas públicas

  1. (Argentina) Aerolíneas Argentinas
  2. (Argentina) Banco de la Provincia de Buenos Aires
  3. (Argentina) Dirección General de Fabricaciones Militares
  4. (Argentina) Yacimientos Petrolíferos Fiscales
  5. (Bolivia) Transporte Aéreo Boliviano
  6. (Bolivia) Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia
  7. (Brasil) Petrobrás
  8. (Chile) Fábrica y maestranzas del ejército
  9. (Chile) Puerto madero impresores S.A.
  10. (Chile) Sociedad agricola sacor ltda.
  11. (Chile) Sociedad agricola y servicios isla de pascua ltda.
  12. (Colombia) Empresa de telecomunicaciones de Bogotá
  13. (España) Red Eléctrica de España
  14. (España) Sociedad Estatal de Participaciones Industriales
  15. (España) Zoológico de Barcelona
  16. (Estados Unidos) Tenesse Valley Authority
  17. (Francia) Servicio de Gas GDF
  18. (Francia) Servicio Postal La Poste
  19. (Inglaterra) Red ferroviaria Railtrack
  20. (Israel) Ferrocarriles de Israel
  21. (Japón) Resona Holding
  22. (México) Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjército).
  23. (México) Lotería nacional para la asistencia pública.
  24. (México) Petróleos Mexicanos
  25. (México) Sistema de transporte colectivo. (Metro D.F).
  26. (Noruega) Statoil
  27. (Perú) Banco de Materiales del Perú

Características de los organismos públicos

Algunas características de las organizaciones públicas son las siguientes:

  • Cuando el Estado decide nacionalizar una organización, la organización privada se convierte en una organización pública. La privatización es el proceso contrario.
  • El objetivo de aumentar la productividad es independiente de sus actividades. Sin embargo, siempre hay un objetivo prioritario, como es el suministro de electricidad a toda la población de la región.
  • Las empresas privadas puede competir con las empresas públicas, pero no puede competir, es decir, no siempre tiene el monopolio en este sector.
  • Más del 50% de sus actividades son realizadas por un solo gobierno central o local.
  • Otro sector en el que el Estado suele intervenir es el de las telecomunicaciones. El régimen suele tener sus propias emisoras de televisión y radio que transmiten sus actividades a la población. Se utilizan no sólo con fines propagandísticos, sino también de interés público, por ejemplo para anunciar el inicio de programas de vacunación.
  • Suelen ser organizaciones que prestan servicios básicos como agua, saneamiento y electricidad. Sin embargo, en algunos casos, como en las industrias estratégicas relacionadas con la gestión de los recursos naturales, el Estado puede participar.
  • También hay ejemplos de éxito en la comunicación, como la BBC, a la que se suele recurrir para demostrar que puede ser una organización pública

Razones para crear una empresa pública

Las principales razones para crear una empresa pública son:

  • Intervenir en áreas consideradas estratégicas por la administración. Un ejemplo de ello es la situación del petróleo en Noruega.
  • Para sustituir o facilitar las inversiones privadas que no se han realizado por sus elevados riesgos o costes. Por ejemplo, vemos una demanda muy baja o insuficiente de servicios en zonas y localidades alejadas de la comunidad local.
  • Trabajo productivo que no es rentable pero que tiene un impacto social y colectivo positivo. Podría tratarse, por ejemplo, de instituciones públicas que gestionan programas medioambientales.
  • Control de los llamados monopolios naturales con altos costes fijos, como el suministro de agua y el saneamiento. En teoría, el objetivo es evitar que el sector privado se haga con este mercado de alto coste.
  • Para lograr una mayor igualdad de oportunidades, es habitual que el Estado proporcione educación a todos los niveles. De este modo, facilitan el acceso a las personas de entornos socioeconómicos más bajos.

La política y las empresas públicas

El régimen socialista se propone socializar totalmente los medios de producción, lo que significa que toda empresa se convierte en una empresa estatal. Su concepto de empresa estatal difiere del de muchos otros países en que es de control. En esta situación está en manos de los trabajadores y no en manos de los burócratas nombrados por el Estado.

Uno de los debates más importantes en economía es el de la creación de una organización pública o la nacionalización de una organización privada ya existente. Una forma es crear un monopolio, ya sea por la inversión inicial necesaria o por las limitaciones físicas. Un enfoque es que el Estado tome el control del sector de la economía para organizarlo en régimen de monopolio.

Por ejemplo, la construcción de un metro en una gran ciudad sería masiva y no podría llevarse a cabo en un entorno competitivo. Por lo que la única forma de conseguirlo sería crear una organización monopolística que construyera y explotara el servicio, o poner en marcha medidas públicas.

Otro criterio es el mantenimiento de la estructura pública. A diferencia de lo que ocurría antes, la productividad de la inversión privada es insuficiente para aplicar el plan de esta manera. En estos casos, no se aplica el mismo criterio de eficiencia, sino que se tienen en cuenta consideraciones como el aumento de la mano de obra. Al igual que los beneficios esperados para el bien común.

Esto se aplica, por ejemplo, al uso de los recursos naturales, y es posible considerar si un organismo público es adecuado para estos fines. Muchas personas tienen criterios absolutos para los organismos públicos, como la mencionada nacionalización de las organizaciones individuales. También la idea de que ninguna organización debe ser pública.

Organizaciones de servicio público

Sólo una pequeña parte del trabajo realizado por el Estado es llevado a cabo por organizaciones de servicio público. Las entidades que prestan servicios públicos no se consideran entidades públicas y constituyen el llamado «sector público«. Es decir, aquellas organizaciones que no reciben otra remuneración que el pago de impuestos.

En este grupo se incluyen los servicios de educación, justicia o alumbrado, limpieza y lavandería, que no deben confundirse con los organismos públicos. Estos que realizan trabajos que también llevarían a cabo los particulares (por ejemplo, las compañías aéreas), aunque con otros fines y por otros motivos.

Objetivos de las empresas públicas

La existencia de empresas públicas en una economía de mercado se ha justificado tradicionalmente por la insatisfacción de los responsables de la política económica. Esto en cuanto al funcionamiento del mecanismo de mercado. Sin embargo, es importante distinguir entre dos vertientes diferentes este debate.

Por un lado, las empresas públicas pueden considerarse como la respuesta del Estado a cierta ineficiencia del sistema en la asignación de los recursos productivos. Estamos hablando de los llamados «fallos del mercado«.

En otro contexto, debemos considerar la introducción de organizaciones sociales como instrumento del Estado para determinar asignaciones de mercado que pueden considerarse injustas o incoherentes. Esto, con el voto social desde diferentes perspectivas políticas.

Está claro que las empresas públicas necesitan saber qué objetivos sociales quieren alcanzar con sus actividades. Qué impacto social tendrán si logran esos objetivos y qué indicadores utilizará la sociedad para evaluar los resultados obtenidos.

Rentabilidad

A diferencia del sector privado, donde el objetivo es maximizar los beneficios, en las empresas públicas este objetivo no es primordial desde el principio. Sin embargo, los cambios en este sector son evidentes frente al criterio estricto del beneficio. En el contexto de los organismos públicos, es más apropiado hablar de un excedente comercial general para promover la eficiencia técnica y de gestión.

Este criterio, que incluye los conceptos de interés, amortización y beneficio, permite al Estado determinar las necesidades financieras de todos los organismos públicos.

La encuesta de productividad realizada por las autoridades públicas también puede considerarse un medio para promover la eficiencia técnica y de gestión. Por lo tanto, es evidente que, para maximizar los beneficios, una empresa debe minimizar sus costes para una determinada cantidad de producción.

Las autoridades públicas son monopolistas en al menos algunos de los mercados en que ofrecen sus productos. Dado esto el objetivo de maximizar los beneficios queda claramente anulado. Desde el punto de vista financiero y económico, los fondos de inversión de las entidades públicas proceden de dos fuentes. Los fondos propios y las aportaciones del Tesoro.

Por otro lado, el Tesoro se financia principalmente con el superávit comercial general de las autoridades públicas, los impuestos y otras fuentes. Cuanto menor sea el superávit, mayor será la necesidad de financiación fiscal y externa y mayor la necesidad de inversión pública.

En otras palabras, no importa tanto la distribución del excedente entre intereses, amortizaciones y beneficios, sino el excedente global.

Impacto en la distribución de la renta

Los servicios públicos suelen repercutir en la renta de los consumidores. Ya sea garantizando un determinado nivel de prestación de servicios o introduciendo un sistema de gasto político. Estos permiten una distribución positiva de la renta real, siempre que no se distorsione la distribución de la carga fiscal que financia los déficits resultantes.

Esto es lo que ocurre a menudo en el transporte público. La distribución de las preferencias en este lote suele estar determinada por los argumentos a favor y en contra de la productividad. Esos incluyen los costes privados y sociales de la congestión.

El principal peligro en esta situación es que si el nivel de las subvenciones, quién las paga y cómo, no está suficientemente bien definido. Los déficits pueden llegar a ser inmanejables, con un indudable impacto negativo en la eficiencia técnica y administrativa.

Impacto macroeconómico

La elaboración de la política macroeconómica se centra en cuatro objetivos variables. Estos son: la tasa de desempleo, la tasa de inflación, el superávit y la tasa de crecimiento del producto nacional bruto.

Algunos aspectos de la actuación del sector público, como la política de inversión, el gasto y los salarios, parecen influir en los valores de los objetivo. Los costes de inversión afectan al nivel de actividad económica adicional a corto plazo a través del habitual efecto multiplicador.

Además, ayudan a determinar la tasa de crecimiento potencial de la producción a largo plazo. Estos costes de inversión, junto con el superávit comercial general, también afectan a las necesidades de financiación del gobierno. Estos a su vez afectan a las necesidades de préstamo y a los impuestos.

Financiación del sector público

Hay tres fuentes principales de financiación gubernamental:

  • Beneficios por la prestación de servicios o la venta de productos.
  • Recursos del Tesoro Público
  • Mercados financieros

El grado de utilización de estas tres fuentes de financiación por parte de una organización depende de diversos factores, tanto «permanentes» como «temporales». Factores permanentes como por ejemplo, la forma jurídica de la entidad, el sector de actividad. Factores temporales como por ejemplo, las condiciones del mercado financiero, la política económica.

Interés público

En general, el sector público debe cubrir sus costes y obtener resultados económicos positivos. Por lo tanto, el Estado no cubre inicialmente los déficits de las empresas, sino que trata de evitarlos mediante préstamos o ciertos incentivos.

Si el déficit de una empresa se vuelve crónico, el Estado debe intervenir para compensar las pérdidas de la organización. En algunas regiones (por ejemplo, Dinamarca y los Países Bajos), el Estado sólo cubre las pérdidas de las organizaciones de determinadas categorías jurídicas.

El tipo de autofinanciación viene determinado en última instancia por el margen bruto alcanzado. En general, las organizaciones públicas se autofinancian menos que sus homólogas privadas, pero la situación varía considerablemente en el caso de las organizaciones públicas.

Contribuciones del Tesoro

Las aportaciones del Tesoro a las entidades públicas pueden ser en forma de fondos, préstamos y subvenciones. Con la excepción de los fondos destinados a garantizar las profesiones. El fondo es el capital de la entidad. Al principio eran bastante limitados, pero últimamente se han ampliado las subvenciones de capital. En los países de la UE, se ofrecen principalmente en Francia e Italia.

Los préstamos a las entidades públicas por parte del Ministerio de Hacienda y otras autoridades públicas son más comunes que las subvenciones de capital. De hecho, son una forma habitual de financiación en los países de la UE.

Desde 1956, estos préstamos han sido el principal y casi único medio de financiación externa para las empresas públicas británicas. Los préstamos son concedidos directamente por el Tesoro o por otros organismos públicos (por ejemplo, FDES en Francia y Cassa Depositi e Prestiti en Italia). El interés varía considerablemente según la región y la organización.

Las subvenciones para la reducción del déficit son sólo una de las diversas formas posibles de transferencias públicas a las autoridades públicas. Estas pueden agruparse a grandes rasgos en las tres categorías siguientes:

  • Subvenciones compensatorias: para los fines indicados anteriormente.
  • Transferencias de capital: se destinan a cubrir parte de la inversión de una empresa, lo que supone un beneficio bruto.
  • Subvenciones de funcionamiento: destinadas a cubrir determinados gastos relacionados con la gestión de la empresa pública.

Mercados financieros

La financiación a través del mercado financiero requiere una distinción entre la emisión de profesiones, la emisión de bonos y la financiación de préstamos. Al emitir las profesiones creadas por los municipios públicos, la organización recibe fondos públicos para financiarlas. Es lo mismo que la financiación de capital descrita anteriormente.

En una situación mixta, parte de los fondos recaudados por la organización a través de la publicación de la edición ocupacional provendrán del sector privado. Por lo tanto, el valor de estos recursos privados está estrechamente relacionado con el número y el tamaño de las comunidades mixtas de la zona.

En Italia, de todos los países de la UE, las organizaciones mixtas son las que desempeñan el mayor papel. Para que una empresa privada pueda suscribir el capital de un organismo público, éste debe cumplir ciertas condiciones que no aplican a los organismos totalmente públicos.

La capacidad del sector público para emitir bonos o pedir préstamos en los mercados financieros varía de un país a otro. Como también de una organización a otra. A grandes rasgos, las cuatro opciones son:

  • No hay fuentes de financiación externas, salvo el presupuesto público.
  • Sólo existen préstamos a corto plazo (por ejemplo, de las autoridades públicas en el Reino Unido o de las autoridades locales en Italia).
  • Sólo los préstamos a largo plazo de las autoridades públicas (por ejemplo, las asociaciones italianas de autoridades locales).
  • El acceso a los mercados financieros y de capitales no está restringido, como por ejemplo en Francia, Italia y Alemania.

Los bonos son especialmente importantes como instrumento de financiación para el sector público. Son emitidos por el Ministerio de Finanzas u otros organismos públicos y los ingresos se utilizan para financiar el sector público.

La siguiente sección trata de los bonos emitidos directamente por los organismos públicos. La cuestión más controvertida son los beneficios que reciben estos bonos una vez que entran en el mercado. Estos beneficios están disponibles en casi todos los países y se presentan en diversas formas, como una garantía gubernamental, reducciones o exenciones fiscales.

Diferencias de los organismos privados y públicos

Un organismo público o una empresa pública es una organización que pertenece total o parcialmente al Estado, a una autoridad local o a otra entidad pública. Aunque existen similitudes entre las organizaciones públicas y privadas, también hay importantes diferencias. He aquí algunos ejemplos:

  • Técnicas de financiación: La diferencia no radica en los diferentes procedimientos en los mercados de capital público y privado. Donde las grandes organizaciones privadas suelen recibir el mismo o similar trato que las pequeñas y medianas organizaciones privadas.

Sino en la justificación de la financiación pública basada en los presupuestos que siempre se asignan a dichas organizaciones.

  • El ánimo de lucro y el control del sector público: Sin olvidar el ánimo de lucro, está claro que la razón de ser de una institución pública no es la búsqueda de beneficios. La distinción es irrelevante aquí, es una diferencia de grado.

Porque en las grandes organizaciones privadas hay otros objetivos igualmente importantes que el beneficio, como el crecimiento y el poder de estas empresas. Así que no es necesariamente una situación de gratificación inmediata o rápida.

  • En cuanto al grado de control: Cabe señalar que las entidades públicas también están sujetas a cierto grado de control en relación con sus actividades en el sector público. Cabe señalar que para las distintas organizaciones públicas la cuestión del grado de algunos de los rasgos distintivos no son los mismos. Sino, que depende de si las organizaciones son muy o poco públicas.

En conclusión, con los ejemplos de empresas públicas dadas en el presente post podemos notar la importancia de estas organizaciones dentro del estado. Aunque la mayor parte de la participación dentro de la empresa la tiene el estado, son muchos los beneficios que estas aportan para con la comunidad en general.

27 Ejemplos de empresas públicas: Características y objetivos» | Autor: Antonio | Disponible en: https://wikiejemplos.com/empresas-publicas/ | Fecha de creación: 04/11/2021 | Fecha última actualización: 27/10/2021

Antonio
Ultima actualización: 27-10-2021