Ejemplos de calcos

Nuestro español tiene un vocabulario amplio y generoso, tanto que le da la bienvenida a otras palabras extranjeras. El ingreso de estos términos en inglés, por dar un ejemplo, se llama préstamo lingüístico o también “Calco semántico”.

Imagínalo de una forma sencilla a través de una actividad común. Cuando “calcas” un dibujo ya elaborado, colocas una hoja presionándola contra otra, y con un lápiz marcas el contorno para obtener el mismo dibujo. Así mismo se copian las palabras.

Este hábito no es precisamente algo novedoso, pues por medio de migraciones hace muchos años se inició. Sin ir muy atrás, hoy en día seguimos añadiendo términos extranjeros a nuestro vocabulario de forma voluntaria, y lo hacemos mediante préstamos o calcos semánticos.

Por ahora, nos enfocaremos más en los calcos. Sin embargo, más adelante te explicaremos cómo distinguirlos fácilmente. Para ello, te invitamos a seguir leyendo.

Ejemplos de calcos

Es común que se confundan estos términos de la lengua española. Para entender mejor cómo actúan los calcos semánticos, conozcamos otros ejemplos a continuación.

Calco literal

Reproduciendo el significado de una palabra simple o compuesta a través de una traducción literal.

  1. (Inglés) Basketball = Baloncesto (balón + cesto)
  2. (Inglés) Skyscraper = Rascacielos (verbo rascar + cielo).
  3. (Inglés) Weekend = Fin de semana.
  4. (Inglés) Coastguard = Guardacostas.
  5. (Alemán) Kindergarten = Jardín de niños.
  6. Calco aproximado

    No se traduce literalmente como el caso anterior. En cambio, traduce con cambios sutiles que se aproximen a la naturaleza del idioma objetivo, en este caso, el español.

  7. (Inglés) Count-down = Cuenta atrás.
  8. (Inglés) Gold rush = Fiebre del oro.
  9. (Francés) Coup de téléphone = Telefonazo.
  10. Calco conceptual

    Expresa la palabra manteniendo su entidad, idea y concepto.

  11. (Inglés) Software = sistema operativo, programa o soporte.
  12. (Inglés) Science-fiction = Ciencia ficción.

Préstamos lingüísticos vs. calcos semánticos

Entre los extranjerismos existen dos tipos: préstamos léxicos y calcos semánticos. Por una parte, el préstamo incluye un cambio en la palabra original manteniendo su significado. Un ejemplo es la palabra inglesa “football” que, añadiéndolo a nuestra lista de palabras, la adaptamos a fútbol.

En contraparte, los “calcos” mantienen el significado sin crear nuevas palabras. Tomando el caso de football, lo hemos transformado a “balompié”. Como ves, este calco no crea una nueva palabra, ya que “balón” y “pie” ya existen.

¿Qué sucederá con el español?

Sí, el idioma ha sufrido varios cambios, evidentemente. Sin importar el motivo todos tienen el mismo objetivo: facilitar la comunicación. Digamos que esto continuará en aspectos de traducción, personas que trabajan como guías turísticos, e incluso en áreas especializadas como el marketing digital.

Es así, lo vemos y utilizamos en todas partes.

  • En el estadio tras un “home run
  • En un aviso publicitario con el botón “haz click”.
  • Solicitando un vis-a-vis (cara a cara).
  • Disfrutando la vista desde un rascacielos.

Y realmente no hay razón para resistirse a ello. De lo contrario, el idioma se enriquece y nos permite expresarnos de múltiples maneras.

Eso sucederá incluso cuando estás aprendiendo un nuevo idioma y tratas de hallar semejanzas entre las palabras nuevas y las de tu lengua madre. Sin más que agregar, esperamos que estos ejemplos de calco te hayan resultado de mucha utilidad.