10 Ejemplos de Combustión

El proceso de combustión es un tipo de reacción química que involucra dos sustancias que generalmente incluyen oxígeno y calor. Además del calor, es común que una reacción de combustión libere luz o produzca una llama.

Para que comience la reacción de combustión, se debe superar la energía necesaria para activar la combustión. La mayoría de las veces, las reacciones de combustión se inician con un fósforo u otra llama.

El fósforo proporciona calor para iniciar la reacción. Una vez que comienza la reacción, se produce suficiente calor para mantener la reacción hasta que se quede sin combustible u oxígeno.

Ejemplos de Combustión

  1. Quema de madera
  2. Quemar madera en un incendio es un ejemplo de reacción de combustión. En la reacción de combustión, los carbohidratos de la madera se combinan con el oxígeno para formar agua y dióxido de carbono. Esta reacción es muy enérgica y genera calor y luz a medida que libera esa energía.

  3. Un fósforo encendido
  4. Un fósforo encendido es otro ejemplo de reacción de combustión. Cuando se enciende un fósforo, la fricción calienta el cabezal del fósforo a una temperatura en la que los químicos reaccionan y generan más calor del que puede escapar al aire, y juntos se produce una llama. Si el viento se lleva el calor o los productos químicos están húmedos y la fricción no eleva la temperatura adecuada, el fósforo se apaga.

  5. Quema de carbón
  6. La quema de carbón califica como una reacción de combustión porque el carbón se transforma de un elemento sólido a un vapor durante el proceso. El carbón está compuesto principalmente de carbono y, cuando se calienta, reacciona con el oxígeno de la atmósfera. A su vez, emite grandes cantidades de calor, lo que lo convierte en una fuente estable de calor y energía.

  7. Fuegos artificiales
  8. Los fuegos artificiales son ejemplos más pequeños de combustión: cuando se enciende el extremo de una bengala o fuegos artificiales, los productos químicos calentados reaccionan con el oxígeno en la atmósfera para producir calor y luz que transpiran como exhibiciones coloridas.

  9. Prender una vela
  10. Un ejemplo de esto es cuando arde una vela. El calor de la mecha vaporizará la cera que reacciona con el oxígeno del aire. Los dos productos de la reacción son agua y dióxido de carbono. En una situación ideal, toda la cera se quema y se produce una combustión completa.

  11. Quemar papel
  12. Un ejemplo es la quema de papel. Deja cenizas (una forma de hollín) como subproducto. En una combustión completa, los únicos productos son agua y dióxido de carbono. Además, la combustión incompleta produce menos energía que la combustión completa.

  13. Metales y agua
  14. La temperatura se eleva por encima del punto de ignición y, en presencia de suficiente oxígeno, se producirá una combustión. La reacción de metales alcalinos con agua es un ejemplo.

  15. Cocina a gas
  16. Las cocinas a gas funcionan con propano y butano. Estos dos gases, al entrar en contacto con una carga inicial de energía calórica (una cerilla, por ejemplo) se queman. Es una reacción completa, porque no genera residuos.

  17. Bases fuertes y la materia orgánica
  18. Las bases fuertes como la soda cáustica inician reacciones de combustión al entrar en contacto con la materia orgánica.

  19. Fuegos fatuos

Los fuegos fatuos son llamas espontáneas que se generan en ciénagas y pantanos con alto contenido de materia orgánica en descomposición.

Dicha materia orgánica genera grandes cantidades de gas hidrocarburo, capaz de iniciar reacciones de combustión si entran en contacto con cargas de energía calórica.

Tipos de combustión

  1. Combustión completa
  2. Uno de los tipos de combustión es la combustión completa. La combustión completa ocurre en un suministro ilimitado de aire, oxígeno en particular. Además, la combustión completa también se conoce como combustión limpia. Aquí el hidrocarburo se quemará completamente con el oxígeno y dejará solo dos subproductos, agua y dióxido de carbono.

  3. Combustión incompleta
  4. La combustión incompleta tiene lugar cuando el suministro de aire es limitado. Y a diferencia de la combustión completa, también se la conoce como combustión sucia. Debido a la falta de oxígeno, el combustible no reaccionará completamente. Esto, a su vez, produce monóxido de carbono y hollín en lugar de dióxido de carbono.

  5. Combustión rápida
  6. Otro tipo de combustión es la combustión rápida. La energía rápida necesita energía térmica externa para que se produzca la reacción. La combustión produce una gran cantidad de energía térmica y luminosa y lo hace rápidamente. La combustión continuará mientras haya combustible disponible.

  7. Combustión espontánea
  8. Como su nombre indica, la combustión se produce de forma espontánea. Esto significa que no requiere energía externa para que comience la combustión. Ocurre debido al autocalentamiento. Una sustancia con temperaturas de ignición bajas se calienta y este calor no puede escapar.

  9. Combustión explosiva
  10. La combustión explosiva ocurre cuando la reacción ocurre muy rápidamente. La reacción ocurre cuando algo se enciende para producir calor, luz y energía sonora. La forma simple de describirlo es llamarlo explosión. Algunos ejemplos clásicos son los petardos o la explosión de dinamita.

    Historia de la Combustión

    La reacción de combustión es uno de los primeros cambios químicos descubiertos por los humanos, debido al menos en parte a los efectos dramáticos que tiene sobre los materiales.

    Los primeros humanos probablemente estaban asombrados y asustados por la devastación resultante de los enormes incendios forestales o por el horror de ver cómo sus hogares se incendiaban y quemaban.

    Pero el fuego (combustión), cuando se controlaba y usaba correctamente, era igualmente importante para su supervivencia, ya que proporcionaba una forma de mantenerse calientes y cocinar sus comidas.

    La mayoría de las sustancias que arden son biológicas y con frecuencia tienen alguna combinación de carbono, hidrógeno y oxígeno en su composición, al igual que la madera.

    Sin embargo, otras sustancias no biológicas pueden sufrir combustión y de hecho lo hacen. Algunos metales, como el magnesio, también se queman y producen óxidos metálicos.

    La fuente de combustible suele ser madera, gasolina o carbón. Hay otras formas de reacciones de combustión que son esenciales para la vida.

    Se utilizan para generar energía, proporcionar calor, hacer funcionar motores y cocinar alimentos. De los numerosos ejemplos de reacciones de combustión, hay varios que se entienden comúnmente.