31 Ejemplos de oraciones para rezar por el día

Muchos consideran que la primera acción del día después de levantarse debe ser agradecer a Dios, por eso es importante conocer algunas oraciones para rezar por el día. Los que profesan alguna religión cristiana tienen la oración como pilar de su fe.

Por esta misma razón, todos los días se dirigen directamente al padre para iniciar su día con buen pie. En caso de no conocer las oraciones, aquí tienes 32 ejemplos de oraciones para rezar por el día.

Ejemplos de oraciones para rezar por el día

1.      Ofrecimiento del día

¡Oh, Señora mía! ¡Oh, Madre mía!

Yo me ofrezco enteramente a vos; y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Y ya que soy todo vuestro, oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra hasta el fin de mi vida. Amén.

2.      Oración de la mañana

Bendito Padre omnipotente, te agradezco por este nuevo día, ya que con el nacer del sol, con mi despertar y con mi andanza por él, tengo la ocasión de estar más cerca de ti, de ser mejor servidor de lo que fui ayer.

Te agradezco por la familia en que me has puesto, por mis amigos que me guían por el bien y todo aquello que lleva por el camino hacia ti, que representan algo positivo en mi vida. Glorifica con tu Santo Espíritu, Señor, cada uno de mis pasos, para que sea ejemplo de tu buen corazón a todos los que en sendero encuentre.

Glorifica con tu Santo Espíritu, Señor, mi lengua, mis labios y mi voz, para que ellos sean defensores de tu palabra y transmisores de la misma. Funde en mis manos tu santa sangre, Señor, que estén repletas de tu divina obediencia, para que mi empleo sea bendecido.

Que sea tu dicha la que toque mi corazón, y sea cadena universal el saber que soy tu fiel servidor, y de dicha manera ser un instrumento de tu divina paz. Pongo en tus manos todo lo que hoy soy y lo que seré, para que me moldees a tu imagen y preferencia, de tal manera de ser semejante a ti, por el bien de tu pueblo, y para que tu nombre sea glorificado en cada lugar que atraviese.

Te lo pido en el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén.

3.      Oración al Comenzar el Día

Señor Dios todo poderoso, gracias te doy por este nuevo día, ya que con este nuevo día tengo la oportunidad de acercarme más a ti, y de servirte mejor que ayer.

Gracias te doy por mi familia, mis amigos y por todas las cosas que ya has puesto enfrente de mí para mi bien. Santifica Señor por medio de tu Santo Espíritu, cada paso que yo de, para que a través de ellos de muestra de tu gloria y poder a los que encuentre por el camino.

Bendice Señor Jesucristo mis labios para que den testimonio de tu misericordia y amor; unge Señor Jesucristo mis manos con el perfume de tu Santa Obediencia a la Ley, para que estas bendigan mi labor; abre mis ojos para que vean tu esplendor y así poder tenerte como luz que de claridad a todas las decisiones que hoy tome.

Que por tu gracia mi corazón se regocije dé tal manera que todo el universo sepa que soy tu siervo, y así humildemente servir como instrumento de tu Divina Paz. Te entrego mi corazón, mis pensamientos y todo mi ser para que los transformes a tu Imagen, y así poder yo ser más como tú por el bien de tu pueblo, y para la gloria de tu Santo Nombre.

Te pedimos esto en el Santo nombre de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

4.      Oración para Hoy

Querido Padre Celestial, otórganos tu Espíritu aquí en la tierra para estar unidos contigo en Cristo Jesús, el Salvador. Que con su luz la verdad amanezca sobre nosotros, trayendo alegría sin importar lo que nos suceda.

Que todo el dolor en nuestras vidas se convierta en dolor de parto de una nueva vida y poder regocijarnos como las personas que tú has creado, personas preparadas para luchar en la tierra, llamadas a la batalla y conducidas a la victoria.

Concede que la oscuridad que nos rodea no nos impida ver. Derrama luz brillante sobre la nueva vida que está llegando. Que podamos reconocer que esto ya ha sucedido con la llegada de Jesucristo quien sigue estando en la tierra, y que por medio de él, el Salvador, podamos ver lo que aún está por venir.

Oh Dios de los prodigios, consérvanos alertas de las maravillas que nos rodean y que aumentan cada vez más, hasta que todo el dolor en la tierra sea vencido finalmente y nosotros los humanos glorifiquemos tu amor y tu gran bondad. Amén.

5.      Oración dominical de agradecimiento

Señor, hoy Domingo, día de descanso santificado por Ti, una vez más quiero darte gracias por estar siempre a mi lado, por la fe que me has dado para que, en momentos difíciles, caminara en el sendero de la verdad firme en tu amor.

Gracias mi Dios por regalarme una semana colmada de bendiciones y por ayudarme a entender que las pruebas que se me presentan en el camino sólo son para hacerme más fuerte.

Gracias por mi salud, por mi familia, por mi empleo, por mi hogar, por mis finanzas, gracias Señor por permitirme amarte cada día más.

Crea en mí un corazón lleno de bondad, humildad y justicia para actuar siempre en honor a ti. Te lo pido Señor. Amén.

6.      Oración del día lunes

Padre, hoy comienza una nueva semana y una nueva oportunidad para encontrar la fortuna y la prosperidad.

Ayúdame a mantener la felicidad en mi vida para que nada me afecte durante esta semana que está a punto de comenzar. Guíame hacia la luz y aparta de mí la oscuridad.

Acompáñame en todo momento incluso en mis sueños, pues lo único que deseo en estos días es disfrutar de tu sagrada compañía.

No me desampares ni de noche ni de día, por favor. Protégeme con tu ejército celestial de todo mal en este nuevo día y durante toda la semana. Amén.

7.      Oración Del Día Martes

Señor Dios, gracias por vigilar cada paso que doy, porque sé que jamás me abandonas y en los tiempos difíciles te encargas de bendecirme con tu sagrada mano poderosa.

Sé que a través de tu ejército celestial te encargas de cuidarme de las injusticias y las desgracias.

Tú creaste el cielo en el segundo día y hoy me iluminarás para que la oscuridad y las tinieblas no consuman mi vida.

Me llenarás de fortuna, éxito y prosperidad para que nada me falte en este nueva oportunidad que me otorgas.

Deseo que en este día me libres de todo mal. Amén.

8.      Oración para bendecir este miércoles

Señor Jesús vuelve empezar otro día, un día más de luchas, de amores y desamores, pues de eso está lleno la vida y el mundo. Por eso te pido Señor que en este día miércoles me sigas dirigiendo por el camino correcto. Que mis pasos no sean en falso y que no camine en senderos pedregosos y con espinas.

Te pido Señor que me bendigas en mis acciones y pensamientos, que no permitas que los problemas del día me hagan llenar de resentimiento y odio a los demás. Enséñame Señor a perdonar a todos los que en este día me quieren ver fracasar, a los que van a querer que no alcance mis metas, a los que me cierran las puertas y no desean darme las oportunidades que yo necesito, a los que me acusan solo por querer hacerme daño.

Señor no permitas que yo me convierta en ellos, porque sus corazones son vacíos y sin amor. No entienden que vinimos al mundo a amar, a ayudar a los personas, hacer de esta sociedad un mundo mejor.

Señor lléname de luz el día de hoy. Déjame ser ese faro que ilumina a los que se han perdido en el sendero de la vida. Permíteme mostrar la dirección que deben seguir a todos los que se crucen en mi día.

Quiero que me des fortaleza el día de hoy para dar mi grano de arena, para ayudar a cambiar los corazones, porque aunque sea pequeño con fe se transformará en algo grande; como lo enseñaste, que el pequeño grano de mostaza con fe se hará muy grande.

La Fe puede derribar las grandes montañas, no hay nada que no podamos hacer, porque con tu ayuda Señor, transformaré cualquier problema en una Bendición. Y esta es la petición que deseo para este día, que nos ayudes a transformar todo la malo de hoy en oportunidades, Gracias Señor. Amén.

9.      Oración Del Día Jueves

En este nuevo jueves que comienza deseo atraer la prosperidad y la abundancia a mi vida. La pobreza y la miseria no estarán presentes en mi alrededor.

¡Oh! Jesús mío, gracias por regalarme un día más de vida.

No me desampares en el día ni tampoco en la noche. Protégeme en mis sueños de las malas energías.

¡Oh! Señor Todopoderoso, un jueves fue la última vez que compartiste el pan y el vino con tus discípulos.

¡Oh! Señor Jesucristo, no te olvides de tu rebaño, así como yo no olvidaré que tú eres mi pastor.

Hoy será un gran día para mí, porque tú me acompañarás. Amén.

10.  Oración Del Día Viernes

Amado Dios en esta mañana te doy las gracias por un nuevo amanecer, por un nuevo comienzo, por las nuevas oportunidades y por las bendiciones con que tú colmaras mi existencia.

Señor en este nuevo día quiero entregarte toda mi vida en esta pequeña oración. Quiero entregarte mi corazón para que lo moldees como tú quieras.

Has de él un corazón sano, fuerte y capaz de superar tristezas, miedos. e inseguridades.

Que mi corazón sea fuerte capaz de encontrar en ti esa santa fortaleza que tanto necesito señor te lo pido padre mío, amén.

11.  Oración para el sábado a la mañana

Padre mío, te doy las gracias por regalarme un día más de vida. Deseo que lo único que haya hoy en mi entorno sea amor y esperanza.

En esta nueva jornada te suplico que me concedas todos mis deseos y no permitas que el egoísmo o el rencor afecten mi bienestar.

El sábado decidiste crear a los animales y también a los humanos, por lo que para ti es un día de gran importancia.

No dejes que el dolor y la tristeza intenten invadir mi corazón, pues hoy solo habrá alegría y felicidad.

Señor Dios, cuídame de todo mal. Amén.

12.  Oración para la paz de la mente

Dios Todopoderoso, te damos gracias por nuestras vidas, por tu gran misericordia y la gracia que recibimos.

Te damos gracias por tu  fidelidad, aunque nosotros no te hayamos sido fieles. Señor Jesús, te pedimos que nos des toda la paz posible a nuestra mente, cuerpo, alma y espíritu. Queremos que cures y quites todo lo que está causando estrés, dolor y tristeza en nuestras vidas.

Por favor, guía nuestro camino a través de la vida y que nuestros enemigos estén en paz con los demás. Venga tu reinado de paz a nuestra familia, a nuestro lugar de trabajo y a todo lo que esté en nuestras manos.

Que tus ángeles de paz vayan por delante de nosotros cuando salimos y permanezcan a nuestro lado cuando volvamos. En nombre de Jesús, Amén.

13.  Oración para superar las dificultades de la vida

Oh Señor, te invocamos en este tiempo de sufrimiento, danos la fuerza y la voluntad de llevar nuestras pesadas cargas, hasta que podamos volver a sentir el calor y el amor de tu compasión divina. Míranos y ten misericordia de nosotros que luchamos para comprender las dificultades de la vida.

Mantennos siempre contigo, hasta que podamos caminar nuevamente con corazones de luz y espíritu renovado.

14.  Oración para tener un buen día de trabajo

“Dios mío, te pido que al entrar a mi trabajo esté presente tu esencia, invoco tu presencia para agradecerte por este nuevo día que me das. Pido para que sea un día de paz y este lleno de tu gracia, tu misericordia, tu amor y todo ocurra según tu plan perfecto.

El día de hoy, pido para que todos mis proyectos se realicen, mis ideas se lleven a cabo y hasta los más pequeños logros en mi vida y carrera sean parte de tu testimonio glorioso.

Señor Jesús, bendice mi trabajo, mis jefes, mis clientes, mis compañeros y a todas las personas que hacemos que esta empresa sea prospera.

Padre Celestial, renueva mi voluntad y mis fuerzas para hacer mi trabajo de la mejor manera. Este día, deseo un corazón bondadoso para siempre atender a mis clientes y compañeros con amabilidad.

Señor, dame una boca sonriente, una mente optimista y unos ojos que valoren todo lo que ven a su alrededor. Elimina de mí las palabras ofensivas y hazme una persona de bien. Dame dos manos para trabajar siempre honrando a mi familia, dame entusiasmo para levantarme día a día con una sonrisa.

Señor, guíame en cada momento que sienta que pierdo el norte, se mi fuerza y mi coraje, dame un corazón tan valiente como el tuyo.

Dios padre celestial, haz de este día y todos los días de trabajo el mejor de todos, llévame de tu mano. Amén.”

15.  Oración de Yo confieso

Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante ustedes hermanos que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión.

Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes hermanos, que intercedan por mí ante Dios, Nuestro Señor. Amén.

16.  Oración De La Mañana Tener Éxito Y Prosperar En Todo

Padre santo, al despertar en este nuevo día, quiero darte gracias por poder ver la luz del nuevo día; el rayo del sol.

Gracias Padre, por dejarme saber que mis ojos pueden contemplar tu creación; mis oídos pueden escuchar el canto de los pájaros, el sonido del viento, el murmullo del agua; Que todos juntos Señor se unan cada amanecer, cada día que pasa, para manifestar tu alabanza ante tu grandeza.

Oh Señor, creador del universo: te alabo y te bendigo en este nuevo día Señor. Quiero darte gracias porque mis oídos pueden escuchar a las personas que hoy se me acerquen para hablarme. Gracias Padre, porque mis labios se mueven para expresar mis sentimientos del amor que siento por ti.

Y así quiero adorarte y bendecirte en este nuevo día Señor, por lo que tú eres oh Dios creador del universo; quien todo lo puede, quien todo lo ha hecho. Grande poderoso y misericordioso eres tú oh Padre bendito, digno de alabanza y adoración. Gracias Padre, porque puedo hoy hablarte y también podré hablar a todas las personas con quien tenga que relacionarme en este día Señor.

Oh Padre bendito, ayúdame para que en este día broten de mis labios palabra sabias; que cada una de mis palabras sean como un bálsamo a todas las personas que estén a mi alrededor; que mis palabras edifiquen, consuelen y produzcan entusiasmo, en las personas que están desanimadas o que no quieran seguir luchando por la situación tan difícil que están atravesando.

Permíteme Señor que con cada una de las personas a quien hoy tenga que dirigirme, solamente broten palabras de vida, oh sí Señor, y no de muerte; palabras de bendición y no de maldición; para que todo, absolutamente todo Señor, lo que hoy diga, atraiga sobre mí abundancia de bendiciones, en bienes espirituales y materiales.

Te alabo y te bendigo Señor por este nuevo inicio de este día tan maravilloso y este encuentro contigo Señor. Oh Señor, elevo mis manos a ti, oh Padre amado, para darte gracias.

Oh Padre, que con estas manos yo pueda trabajar Señor; tómalas, límpialas de todo aquello que impide el fluir de cualquier bendición para mi vida, que tu tengas para hoy, Señor. Permíteme Señor que en este día pueda disfrutar de todas las bendiciones que me corresponden por ser tu hijo o hija.

Mira, te presento oh Dios estas manos vacías. Llénalas de tu poder Señor. Bendito Padre, solamente te digo que te alabo, te bendigo y te glorifico y te pido que con todas las personas que tenga que relacionarme durante el día, oh mi Dios, hoy pueda transmitir paz.

Con cualquiera de las expresiones que tenga que decirles a través de una palabra, que solo broten de mi corazón palabras de amor, de felicidad, de gozo hacia los demás; para contagiarlos de ese entusiasmo y que sea un día maravilloso, un día esplendoroso, inolvidable; porque tú Señor tomas estas manos y me las bendices.

Gracias, bendito seas Señor. Señor, antes de iniciar este día quiero pedirte perdón; he pecado contra ti Señor, sabemos que el pecado trae también ruina; perdóname Señor y fortalece mi espíritu para abandonar todo aquello que me haga daño. Oh Señor, hoy te suplico bendito Dios que me ayudes.

Tú conoces la situación, la circunstancia. El dinero no me alcanza, son más las salidas que las entradas y hoy te pido que me permitas que las entradas sean mayores que las salidas para, así Señor, llevar todo lo necesario a mí familia.

Gracias Señor. Señor, hoy te suplico que nunca permitas que las situaciones difíciles, las deudas, la falta de empleo, me hagan renegar de ti. No Señor, que siempre tenga en cuenta que todas las crisis son para bien de los que aman al Señor, porque tú estás ahí haciendo salir y surgir una cosecha de bendiciones.

Por eso, hoy recibo esa cosecha de bendiciones que habías preparado para este día y sé que muchas bendiciones más, llegarán para mí. Solo te digo Señor gracias. Ayúdame a tener siempre mi fe puesta en ti y en nadie más; que las circunstancias, que los problemas, nunca me hagan partir de ti Señor.

Al contrario, que sirvan para acercarme más y más y alabarte, bendecirte y glorificarte. Que el desánimo desaparezca por completo, que nunca más regrese a hacer daño a mi vida, a mi trabajo, negocio y familia, porque hoy proclamo que soy libre de toda deuda; tú la pagaste en la cruz del calvario, porque me compraste a un alto precio con tu sangre liberadora y sé que al iniciar este día.

Ya puedo proclamar y decir SOY LIBRE; libre de toda deuda, de toda opresión, de toda enfermedad; libre de toda atadura, de toda maldición porque tú eres oh Jesús amado, el dueño de mi vida y con esa muerte y resurrección, tú hoy me resucitas al cambio, a la prosperidad y a la libertad, tanto espiritual como material.

GRACIAS SEÑOR.

17.  Oración para bendecir los primeros alimentos

Señor, te alabamos y bendecimos por (con palabras propias se dice lo que se agradece).

Gracias, Señor por la vida y el sustento,

Tú nos los das por Tu misericordia infinita, no por nuestro merecimiento.

Bendice a quienes hicieron posible que recibamos estos alimentos hoy aquí.

Socorre a los necesitados.

Muévenos a compartir con los demás cuanto somos y tenemos y danos a todos hambre y sed de Ti. Amén.

18.  Oración de Consagración de la Familia al Espíritu Santo

¡Oh Dios Espíritu Santo! Postrados ante tu divina majestad, venimos a consagrarnos a Ti con todo lo que somos y tenemos.

Por un acto de la omnipotencia del Padre hemos sido creados, por gracia del Hijo hemos sido redimidos, y por tu inefable amor has venido a nuestras almas para santificarnos, comunicándonos tu misma vida divina.

Desde el día de nuestro bautismo has tomado posesión de cada uno de nosotros, transformándonos en templos vivos donde Tú moras juntamente con el Padre y el Hijo; y el día de la Confirmación fue la Pentecostés en que descendiste a nuestros corazones con la plenitud de tus dones, pera que viviéramos una vida íntegramente cristiana.

Permanece entre nosotros para presidir nuestras reuniones; santifica nuestras alegrías y endulza nuestros pesares; ilumina nuestras mentes con los dones de la sabiduría, del entendimiento y de la ciencia; en horas de confusión y de dudas asístenos con el don del consejo; para no desmayar en la lucha y el trabajo concédenos tu fortaleza; que toda nuestra vida religiosa y familiar esté impregnada de tu espíritu de piedad; y que a todos nos mueva un temor santo y filial para no ofenderte a Ti que eres la santidad misma.

Asistidos en todo momento por tus dones y gracias, queremos llevar una vida santa en tu presencia.

Por eso hoy te hacemos entrega de nuestra familia y de cada uno de nosotros por el tiempo y la eternidad. Te consagramos nuestras almas y nuestros  cuerpos, nuestros bienes materiales y espirituales, para que Tú sólo dispongas de nosotros y de lo nuestro según tu beneplácito. Sólo te pedimos la gracia que después de haberte glorificado en la tierra, pueda toda nuestra familia alabarte en el cielo, donde con el Padre y el Hijo vives y reinas por los siglos de los siglos. Así sea.

19.  Oración antes de unas vacaciones en familia

Querido Dios,

Por favor bendice este tiempo de vacaciones,

Ayuda a que mi familia se pueda relacionar mejor entre sí,

Que podamos ver la belleza de la obra de tus manos en nuestro viaje,

Que podamos disfrutar de la comunidad y de la presencia de cada uno de nosotros.

Cuida nuestro hogar mientras estamos fuera de él, y protege nuestro camino en todo momento.

Que estos días, los cuales son muy distintos a la rutina diaria, ayúdame a disfrutar de mi familia y a apreciarlos por ser uno de los regalos más grandes que me has otorgado. Abre mis ojos para ver que, aunque las vacaciones terminen, los recuerdos que podamos crear aquí permanecen por mucho tiempo ayúdanos a crear hermosos recuerdos cada día de nuestras vidas como familia.

20.  Oración para cuando tu familia te ha causado dolor

Padre, te doy gracias por mi familia. Tú nos has dicho que no es bueno que permanezcamos solos por lo que has puesto gente alrededor de nuestras vidas para que podamos convivir en harmonía y no estar en constante soledad. Ayúdame a recordar que mis familiares y parientes no son responsables por mi felicidad, ellos no están encargados de nuestra salvación, ellos no pueden controlar lo que sentimos o pensamos, ellos son personas de carne y hueso como los soy yo.

Cuando tengamos desacuerdos, o cuando haya algún malentendido, ayúdanos a poder tener la fuerza y el respeto para comunicarnos con amor y gracia. Recuérdanos lo que dice Éxodo 15:2  que tú eres nuestra fortaleza.

Te entregamos nuestras emociones y nuestros impulsos, y en los momentos cuando el silencio es tu respuesta, ayúdanos a permanecer pacientes. A través del poder de tu Espíritu Santo bríndanos perdón, salud, propósito y armonía en familia.

Gracias por la familia. El cálido abrazo de un padre y una madre, los juegos entre hermanos y las reuniones con los parientes. Hay algo que permite que entre familias se sienta más la cooperación y la confianza. Pero si cuando esa cooperación o confianza es abusada por cualquier motivo, externo o interno, pedimos por tu protección, por tu sanidad, por tu consuelo y por la restauración de la familia por medio de tu Santo Espíritu.

Pedimos perdón por todas las palabras que deseamos no haber dicho en algún momento de ira. Nos arrepentimos de nuestros pecados y te damos gracias por el perdón que podemos encontrar por medio del sacrificio de Jesús. Ayúdanos a ser compasivos con nuestros familiares, así como Jesús lo fue con nosotros.

Los conflictos sin resolución o sin perdón a veces pueden llegar a destruir a las familias, pero con tu guía todo puede ser restaurado. Se tu nuestro sanador. En ti encontramos paz. Nuestra esperanza está en ti. Te pedimos que nuestra fe en ti nos pueda enseñar el camino que debemos seguir como individuos y como familia.

Señor tu siempre está presente aun en medio del dolor que a veces no podemos soportar o entender. Ayúdanos a confiar en ti. Ayúdanos a perdonar, como tú nos has perdonado de todo mal y pecado. Bendice aquellos que nos han lastimado y ayúdanos a restaurar nuestros corazones. Te lo pedimos en el nombre de Cristo Jesús. Amén.

21.  Consagración al Espíritu Santo

Recibid ¡oh Espíritu Santo!, la consagracion perfecta y absoluta de todo mi ser, que os hago en este día para que os dignéis ser en adelante, en cada uno de los instantes de mi vida, en cada una de mis acciones, mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza, y todo el amor de mi corazón.

Yo me abandono sin reservas a vuestras divinas operaciones, y quiero ser siempre dócil a vuestras santas inspiraciones.

¡Oh Santo Espíritu! Dignaos formarme con María y en María, según el modelo de vuestro amado Jesús. Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. Gloria al Espíritu Santo Santificador. Amén

22.  Lamentaciones 3,22 – 23

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.

Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

23.  Isaías 40, 31

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

24.  Filipenses 4, 6 – 7

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

25.  Colosenses 3, 23 – 24

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

26.  Oración para resistir el pecado

“Pero que la inmoralidad, y toda impureza o avaricia, ni siquiera se mencionen entre vosotros, como corresponde a los santos; ni obscenidades, ni necedades, ni groserías, que no son apropiadas, sino más bien acciones de gracias. Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.”  – Efesios 5:3-5

Señor, ayúdanos a reemplazar nuestras tentaciones y pecados por tu palabra. Ayúdanos a no caer en tentación y a enfocarnos en la santidad que tú nos has pedido emular, la santidad de Jesús. Ayúdanos a ser más como tú.»

27.  Salmo 31,1-6

Yo me refugio en ti, Señor,

¡Que nunca me vea defraudado!

Líbrame, por tu justicia;

Inclina tu oído hacia mí

Y ven pronto a socorrerme.

Sé para mí una roca protectora,

Un baluarte donde me encuentre a salvo,

Porque tú eres mi roca y mi baluarte:

Por tu nombre, guíame y condúceme.

Sácame de la red que me han tendido,

Porque tú eres mi refugio.

Yo pongo mi vida en tus manos:

Tú me rescatarás, señor, dios fiel.

28.  Salmo 121

Levanto mis ojos a las montañas: ¿de dónde me vendrá la ayuda?

La ayuda me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

Él no dejará que resbale tu pie: ¡tú guardián no duerme!

No, no duerme ni dormita él guardián de Israel.

El Señor es tu guardián, es la sombra protectora a tu derecha: de día, no te dañará el sol, ni la luna de noche.

El Señor te protegerá de todo mal y cuidará tu vida.

Él te protegerá en la partida y el regreso, ahora y para siempre.

29.  Deuteronomio 30, 16

Porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella.

30.  Oración por la familia unida

Amado Dios ayúdanos a ser la familia que tú quieres que seamos una familia unida llena de paz y de amor. Por favor te rogamos danos la sabiduría y la madurez para resolver los problemas de manera positiva y justa y para tomar las mejores decisiones. Ayúdanos a ser responsables.

Padre te pedimos que nos ayudes a cuidarnos y a respetarnos mutuamente mucho dolor causa la falta de respeto y de aceptación.

Padre celestial que tu LUZ MARAVILLOSA LA LUZ DE LA VIDA brille sobre nuestra querida familia y guardamos de todo mal. Enséñanos a dar y a compartir libremente y con generosidad. Ayúdanos a respetarnos unos a otros y aceptarnos tal como somos.

Como lo haces tú enséñanos a comunicarnos abiertamente y sin temor a ser criticados y rechazados. Ayúdanos a ser tolerantes con nuestros seres queridos y a no ser proteccionistas.

Sobre todas las cosas danos un corazón perdonador, enséñanos a perdonar como perdonas tú, sin recordar la ofensa nunca más. En el nombre de Jesús tu hijo amado Amen.

31.  Orar con tus hijos para agradecer por el día vivido

Querido Dios,

Te damos gracias por el día que nos has permitido vivir y por habernos cuidado a cada instante. Gracias por la diversión, por los juegos, por las tareas, los alimentos, nuestros amigos y nuestra familia.

Gracias por hacernos especiales y por querernos tanto. Gracias por tu protección y cuidado durante el día. Perdónanos por las malas cosas que hicimos hoy, o por los errores. Ayúdanos a siempre seguir en tus caminos de amor, de paz, de fe y de obediencia a tu palabra, oramos por toda la gente que no te conoce y que puedan conocer más de ti.

Bendice a nuestra familia y muchas gracias por mantenernos juntos. Gracias por nuestro hogar, por nuestros juguetes, por todo lo que nos permites tener. Enséñanos a amarte más, a obedecer tu palabra y a crecer en nuestra fe y relación con el Señor Jesús, tu hijo.

El primer y más importante momento del día, debería ser la conversación con Dios. Ese momento espiritual que consagramos a Él para agradecerle. Y no solo agradecer lo que posees, sino también la oportunidad de un nuevo día. Además de pedir por las necesidades y preocupaciones.

Si no estás seguro de cómo iniciar tus mañanas, recurre a uno de los ejemplos de oraciones para rezar por el día que se te presentaron. Conversa con Dios antes de salir de tu hogar o de empezar con tu jordana. Siente como la bendición de Dios y su amor te llenan y guían.